La Voz de Galicia
Escritos de Galicia y resto del planeta
Seleccionar página

Ruta de la Construcción Naval: así se descubren los tesoros de Ferrol

Ferrol. La Ruta de la Construcción Naval se define hoy por hoy como uno de los elementos más dinamizadores que tiene esa ciudad agónica –es su sino histórico- que es Ferrol. Su variedad de propuestas y su bajo precio ayudan a descubrir lo que está ante los ojos pero que poca gente valora. Y en la pasada Semana Santa se transformó en un elemento fundamental en la oferta turística, aunque no haya colgado el cartel de completo el domingo. Y eso que salió un día maravilloso.

Habiendo hecho la ruta del Arsenal, por seis euros me animé ahora a la visita al astillero. O sea, a Navantia. O sea, a la Bazán donde trabajé durante tres años después de haber sido invitado –puro eufemismo, en el franquismo la educación no sobraba- a abandonar la universidad.

Fue, pues, una visita muy personal, casi 48 años después de haber abandonado aquellos talleres. … Seguir leyendo

Miles de cafés en Gran Bretaña

Durham. Desde luego, en número de bares gran Bretaña ni se acerca al horizonte español. Desde luego, en número de cafés, sí. Porque en contra del pensamiento único popular español, todos los habitantes del norte de Europa son muy comunicativos… pero de una manera muy distinta a la latina  Aquí nadie gasta del grito, de la discusión intrínsecamente a golpe de decibelios. La gente adora quedar en un café a hablar con los amigos, y sin moverse de allí para horas. Y generalmente de uno en uno, no en grupo, que eso queda para el pub el fin de semana. Nada de salir y buscar otro local. Quedan en uno y tema resuelto.

La preciosa ciudad de Durham no es una excepción, y los estudiantes abarrotan los cafés, donde dese luego también nadie tiene el mal gusto de pegar carteles en el escaparate diciendo que no es no, fuera la … Seguir leyendo

Penelope y Keith o como dejarse el alma en el Camino Inglés en Inglaterra

Durham. El trabajo que están llevando a cabo Penelope Johnson (nacida en Galicia; en la foto, en primer plano) y Keith Taylor promocionando el Camino Inglés a Santiago es sencillamente asombroso. Porque ya son más de cuatro años día tras día batallando por esa ruta jacobea.

No parece mucho, así a simple vista, pero hay que aclarar un detalle no menor: ellos y el grupo que han formado -con la inestimable ayuda del padre Colm– están recuperando el Camino Inglés en sus inicios geográficos. Es decir, en el nordeste de Inglaterra, en el condado de Durham. Porque no había memoria histórica alguna, ni siquiera los investigadores sabían que San Godric, el fundador de la abadía de Finchale, kilómetro 0, había peregrinado a Santiago. Tuvieron que airearlo el profesor Benjamin Dodds (en el centro de esta fotografía, dirigiéndose a los peregrinos) captado por una universidad norteamericana, para … Seguir leyendo

Durham, feliz porque el Camino Inglés está señalizado desde su comienzo

Durham. Todavía pervive en Durham la sensación de optimismo vital que el sábado pasado se extendió por esta ciudad del nordeste de Inglaterra. No es para menos: la cuarta peregrinación -y consecutiva- en medio milenio constituyó un enorme éxito. Tanto que se pasó de 55 personas el año pasado a casi 300 este las que marcharon poniendo un pie delante del otro. Por supuesto que tuvo mucho que ver el hecho de que se instalase en Gran Bretaña la primera señal del Camino Inglés, y justo donde empieza, en la abadía de Finchale, fundada por san Godric que a su vez fue un expirata que peregrinó a Santiago. La abadía es un impresionante conjunto de ruinas donde el sábado un inglés cantó una de las canciones escritas por el propio San Godric. Y hasta ahí iban peregrinos del norte de Europa y, posiblemente, escoceses, se concentraban, acudían a la … Seguir leyendo

Citania de Santa Tegra: Y los padres estaban delante

Santa Tegra. He dejado pasar un tiempo para que la niña resulte irreconocible. Porque ella solo quiere jugar, sentirse libre, tomar el aire. Es inocente. Los que no son inocentes son sus padres, que estaban allí mismo y les pareció muy bien que su hija se dedique a caminar por encima de las viviendas de dos milenios de antigüedad que conforman el castro de Santa Tegra, en A Guarda (Pontevedra). No, los australopithecus no se han extinguido, simplemente se han camuflado. Y así nos va con el patrimonio…

 

 … Seguir leyendo

El ejemplo de los vecinos de San Paio de Buscás, en el municipio de Ordes

San Paio de Buscás (Ordes). Galicia está llena de pequeños tesoros rurales. Muchos de ellos tan olvidados que son pasto de ladrones. Así de claro. Otros, como el de las fotografías, se encuentran en núcleos poblados, de manera que están defendidos. Además, los vecinos de San Paio de Buscás, en el municipio coruñés de Ordes, miman su iglesia, que por cierto tiene una estupenda fachada románica. Y en los ábsides, esta imagen de San Palayo. Además, los peregrinos del Camino Inglés pasan ante ella, y pocos son los que se resisten a hacerse una foto justo ahí.

Resumen: hay que felicitar a esos vecinos por el interés en defender su patrimonio. Y que cunda el ejemplo.

 … Seguir leyendo

Cabo Udra: analfabetos sueltos

Bueu. Están hechos unos artistas. Pero de pacotilla. No vale la disculpa de que sin duda son jóvenes y todos los jóvenes hacen algo así. Porque sí, en efecto, lo hacen. En España, claro, y en la Francia latina, y en Italia. No en Noruega o en Escocia. Porque esta piedra de millones de años, mancillada por un torpe que ni siquiera tiene una grafía aceptable, está nada menos que en el espacio natural protegido de cabo Udra. Luego queremos ser un país rico.

Seguir leyendo

Foz: ¿Usted cree que esto es un megacastro?

Foz. Pues sí, hay quien afirma que el conjunto de estos salientes que se encuentran justo al dejar la playa de A Rapadoira, en Foz, rumbo hacia el Oeste, son un macrocastro. Cierto es que en numerosos salientes -no llegan desde luego a la categoría de cabo- de A Mariña lucense fueron asentamientos castreños, pero de ahí a decir que varios en conjunto eran una localidad prehistórica dista un abismo. Cierto: en la ribera, en una ribera, se encontraron restos arqueológicos. Pero ¿no parece demasiada exageración?

 

 … Seguir leyendo

La majestuosidad de la iglesia románica ourensana de San Pedro Mezquita

A Merca. Entre ráfaga de viento y chaparrón ha salido el sol. Un rato, pero me pilló al lado de una iglesia que hace tiempo que quería ver: la de San Pedro Mezquita, en el municipio ourensano de A Merza, declarada en 1931 monumento nacional. Y ante los ojos aparece majestuosa, sólida, alta, desafiente de los vientos, románico con elementos ya que apuntan al gótico. Por desgracia para mí, estaba cerrada, así que en medio de ese viento escasamente cálido di unas vueltas, la admiré desde varias panorámicas, hice unas fotos… Tiene una sola nave, con un añadido que afea de manera monumental una de las dos puertas laterales también románica. En la fachada, San Pedro y una imagen que unos identifican con Santa Ana y otros con la Virgen. Más arriba, un rosetón que muestra la influencia del arte que entró por el Camino de Santiago. El ábside, … Seguir leyendo

Ourense acoge el Congreso Estatal de Voluntariado y enseña por la noche sus tesoros turísticos

Ourense. La idea era dar una vuelta por Ourense y ver cómo está el Camino de Santiago por la ciudad, de paso que venía al XX Congreso Estatal de Voluntariado que se celebra en Expourense, un recinto estupendo con unos alrededores inmediatos en los que mejor es no fijarse. Pero la realidad es que el congreso engancha desde el minuto uno, porque ese gran espacio fue convertido no solo en un expositor –ahí están los stands- sino también en una zona de ocio sano y ecológico, lo cual incluye la mayor concentración de hamacas que he visto en mi vida (cierto: no fui a ningún hotel de Canarias o Levante, que dicen que hay muchas).

Con reticencia uno se sienta con otras 900 personas para escuchar al menos un rato los discursos oficiales. Y resulta que en vez de ser el rollo plomizo habitual los tres interventores (de ellos, … Seguir leyendo

Una ruta costera por el Cantábrico que se merece más atención

Ribadeo. Hay ideas geniales. Aunque sean copiadas, en este caso -consciente o inconscientemente- de Gales, donde toda su costa, más de 1.300 kilómetros, está recorrida por un sendero peatonal. Así que de norte a sur o viceversa es posible ir caminando, sana actividad que además deja unos importantes réditos económicos sobre todo en el sur.

En Galicia no es posible ir de extremo a extremo, pero por todo el norte (o sea, por A Mariña lucense y parte de la costa atlántica coruñesa) sí existe un sendero magnífico que hizo no la Xunta, sino el malévolo ministerio centralista madrileño. Se trata de la Camino Natural de la Ruta del Cantábrico. Paisajes maravilloso, sorpresas geológicas más allá de la hiperconcurrida Praia das Catedrais y una costa impoluta salvando el desastre de Barreiros y el núcleo urbano de Foz en su extensión hacia el este. ¿Cuánta gente recorre esos … Seguir leyendo

Estoy en Compostela

Compostela. Y además estoy completamente seguro de que al leer el título ha pensado usted que estaba en Santiago, la capital de Galicia. Pues no, porque en esta tierra hay cuatro Compostela: la santiaguesa, una segunda de pequeñas dimensiones en A Merca (Ourense), una aldea muy grande que se encuentra en el municipio ourensano de Lobios y donde me hallo yo, que es, al contrario, una minúscula aldea situada en el Camino del Norte y ya en territorio del Ayuntamiento de Melide, y, por lo tanto, en A Coruña. La foto no miente…

 … Seguir leyendo

Auditorio de Valga: burro grande, ande o no ande

Valga. Valga es un municipio de la provincia de Pontevedra que roza los 6.000 habitantes. Por ahí pasa el Camino Portugués a Santiago. Y Valga tiene un auditorio que para sí lo quisieran la mayoría de las ciudades de 100.000 habitantes de cualquier país sensato de Europa. Porque aquí todo se hizo a lo grande, con casi toda probabilidad pagando la Unión Europea. O sea, alemanes, daneses, holandeses y esa gente que paga tantos impuestos y no sabe vivir. El problema, claro, es que no hay ni idea, ni dinero, ni público para llenarlo de actuaciones.

Pero grande… grande sí que es, y mucho. Burro grande, ande o no ande. O sea, vacua presunción.

 … Seguir leyendo

San Bartolomé de Eiras, una interesante iglesia del municipio de O Rosal y a tiro de fusil del río Miño

Eiras (O Rosal). No vale la disculpa de que cambia el tiempo -que sí cambia, por suerte- para quedarse en casa. Porque la zona del Miño limítrofe con Portugal sigue estando maravillosa. Y así, vagando, llego a la playa fluvial de Eiras, que se merece un repaso antes de que comience la próxima temporada estival, y a la iglesia de San Bartolomé, que ya se merece una visita más detenida, aunque mucho más no hay que hacer allí excepto comer en la vecina Abadía Eiras, una casa de turismo rural con restaurante abierto al público. Si se evita ese mal enorme que sufre Galicia -también aquí- que es el cableado, la foto ante el templo merece la pena.

 … Seguir leyendo

Dos ejemplos coruñeses que reivindican una estética agradable en el mundo rural

Carral. En una de las inspecciones habituales que hago por el Camino Inglés a Santiago me paré ante las dos construcciones que plasman las fotografías. Ni una ni otra -están muy cerca entre ambas- son excepcionales ni pasarán a la historia de la arquitectura, Pero nos demuestran que el feísmo es una lacra fácil de combatir. Con muy poco dinero y mucho sentido común con un toque de buen gusto podemos llenar el país de líneas que resultan agradables a los ojos. Simplemente eso.

Seguir leyendo

Tui no avanza

Tui. Sé perfectamente que es una de mis manías. Sé también que la gran mayoría de la gente no le da ni la mínima importancia, y alguna vez me han soltado un «Entonces qué quiere usted, ¿que vivamos sin electricidad?». Claro que no. En la isla danesa de Samso (más de 4.000 habitantes) sólo hay una línea de cables, de norte a sur, y el resto va subterráneo. En las villas noruegas se ven muy pocos cables, y el resto va subterráneo. En las ciudades del norte de Inglaterra los postes urbanos tienen una alineación impecable y se integran en el paisaje, y el resto va subterráneo. Y todo el etcétera que uno quiera poner.

Entonces, ¿por qué no en Tui? Cierto es que la cosa tiene su complejidad: el casco histórico es un tesoro arqueológico que no se puede levantar a la brava, y ello exige tiempo y dinero. … Seguir leyendo

Nogueira de Ramuín (Ourense): Si esto no es feísmo, que baje Dios y lo vea

Alberguería (Nogueira de Ramuín). He dejado atrás esa enorme desilusión que es Luíntra, la capital de Nogueira de Ramuín, en Ournse, y sin salir de ese municipio me encamino hacia los impresionantes Canóns do Río Sil. No he tenido más remedio que parar: ¡menudo ejemplo de feísmo! En medio de la nada -o mejor dicho, en medio de la naturaleza sólo mutilada por una necesaria carretera asfaltada- se alza una vivienda. La imagen, aquí sí, vale más que mil palabras y el millón de lágrimas que hay que derrochar en recuerdo de aquella Galicia maravillosa que algunos quieren mutilar. Es bien cierto: a algunos alcaldes los carga el diablo.

Seguir leyendo

Veinte años después, en el Burato do Inferno de Ons escuchando gemir a los condenados para siempre

Isla de Ons. Todos los años hago una visita a la isla de Ons, encuadrada en el Parque Nacional das Illas Atlánticas. Voy a ella desde que en 1977 me embarqué en Bueu en el barquito del señor Pancho. Hoy, claro está, las cosas han cambiado y salvé en 20 minutos escasos la distancia entre Portonovo y Ons en una planeadora de las grandes, con capacidad para 48 personas. La isla no es la que era, por supuesto, y queda casi desierta en invierno. Ahora, en verano, la avalancha es molesta. Hay días en que se llegaron a los 4.700 visitantes. Una locura. Pan para hoy y hambre para mañana. Pero en fin, yo fui a lo mío, a trabajar, y no tuve ninguna sensación de agobio.

Y aunque parezca mentira, había lugares que no visitaba desde hacía tiempo. Por ejemplo, la capilla y el cementerio. O 20 años justos … Seguir leyendo

Ahora cualquier indocumentado puede llegarse al castro de la isla de Ons

Isla de Ons. En mi reencuentro con la isla de Ons no podía faltar la visita al castro de la parte sur. El hecho de que hayan abierto un camino -con lo que no estoy de acuerdo, conste- para llegarse hasta él permite cruzar dos líneas de murallas, dejar atrás un foso, plantarse en el segundo (en la foto) y estar al lado del enorme murallón. Y no estoy de acuerdo porque que cualquier indocumentado pueda llegarse hasta ahí y no entender lo que ve es mucho riesgo en este país. El castro se podía ver hasta ahora -y admirar- desde un centenar de metros de distancia, y la panorámica era preciosa y perfecta.

La pregunta sigue siendo por qué de levantó ese murallón hacia los acantilados, cuando cualquier ataque resultaba imposible desde ahí y sí desde el otro lado. Todo apunta a que la respuesta es que se irguió … Seguir leyendo