La Voz de Galicia
Escritos de Galicia y resto del planeta
Seleccionar página

¿Quiere viajar en una compañía aérea antipática?

Aeropuerto de Heathrow (Londres). Tanta informática, tanta informática y al final quien la maneja es un corto mental con escasa educación. Eso es lo que pasa con British Airways (si quiere volar con una compañía antipática, ya sabe adónde ir) no solo aquí sino en Londres también, y presupongo que es marca de la casa, visto que ese trato se repite en bucle. Luego nos metemos -yo el primero- con los funcionarios parásitos españoles, que claro que los hay como lo hay trabajadores. Así que intento coger las tarjetas de embarque de los tres vuelos de hoy: a Londres, a Madrid y a Santiago. Con los dos primeros no hay problema. Con el tercero sí. Es un vuelo interior en otro país.

-Oiga, ¿y qué? Es con Iberia, e Iberia y British Airways son la misma empresa, y cuando vine para aquí en Santiago no hubo ningún problema.

Pues que … Seguir leyendo

Gran Bretaña: el ejemplo de hacia dónde va el comercio

Durham (Gran Bretaña). Salvo que la ciudad sea dinámica, el comercio local no desaparecerá pero quedará reducido a la mínima expresión. En Gran Bretaña, así que yo no digamos en España. La diferencia es que en España se construye un edificio y el bajo se destina a locales, de manera que no hay tanta población como para que los negocios que se instalen en ellos sobrevivan. Pero es que además ese es un modelo de hace siglo y pico o más. Y resulta que han aparecido los grandes almacenes, las grandes tiendas especializadas, las grandes superficies comerciales… y Amazon y todo el comercio electrónico.

El ejemplo más evidente es Bishop Auckland, estructurado originariamente en torno a una larga calle central… donde la mayoría de los comercios están cerrados y de los que quedan tan solo uno o quizás dos tienen ya no encanto, sino simplemente un diseño bonito y agradable. … Seguir leyendo

De nuevo en el parque natural coruñés de las dunas de Corrubedo

Ribeira. Vuelvo, como cada año o menos, al parque natural de Corrubedo. Y como el restaurante que abre sus puertas a cien metros del centro de recepción, donde por cierto el personal que está este año es incansable y no cabe la menor duda de que se ha documentado a fondo. Organiza, además, visitas guiadas.

El restaurante es una buena y barata opción. Por supuesto, hay mucha gente y mucho movimiento. Pero lo estupendo es que los dos camareros que atienden la parte de delante, y no paran ni un minuto, son encantadores. Dudo que sean profesionales, al menos uno de ellos, pero le echan alma a todo lo que dicen y piden. Y oiga, hay que decirlo porque por desgracia no en todas partes es así: están muy limpios y bien vestidos, a años luz de la vulgaridad y las frases secas de otros lugares de playa.… Seguir leyendo

Cabo Udra: analfabetos sueltos

Bueu. Están hechos unos artistas. Pero de pacotilla. No vale la disculpa de que sin duda son jóvenes y todos los jóvenes hacen algo así. Porque sí, en efecto, lo hacen. En España, claro, y en la Francia latina, y en Italia. No en Noruega o en Escocia. Porque esta piedra de millones de años, mancillada por un torpe que ni siquiera tiene una grafía aceptable, está nada menos que en el espacio natural protegido de cabo Udra. Luego queremos ser un país rico.

Seguir leyendo

Una gran ruta por Touro que una mina ha contaminado

Touro. He hecho una parte de una ruta de senderismo que discurre por el municipio coruñés de Touro. Una ruta impresionante, bien diseñada pegada a un río, preciosa, sin un ruido, sin un ladrillo, sin cemento, con molinos y una pequeña cascada de 10 metros con su respectiva fosa. Una maravilla. Pero el río parecía muerto, no he visto  ni un solo pez. Luego me fijé que en partes aparece rojizo. Y tiré de móvil: la cercana mina, esa que quieren ampliar con la falacia de que es segura para el medio ambiente, es la responsable de que ese río esté muerto. Que se prepare la ría de Arousa.

 … Seguir leyendo

Estoy harto de la humillación a las mujeres musulmanas (y a mí)

Aeropuerto de Heathrow. Cada viaje acabo más hasta las narices. No del cansancio, sino de ver más y más velos. En Heatrhow, Terminal 3, es hoy una invasión. Pero no solo de hiyabs y no solo de túnicas -o como se llamen- negras hasta los pies, sino de burkas. Con los maromos tan tranquilos vistiendo a la occidental y llevando su ganado personal como les da la gana, y la embotada aquiescencia de esas mujeres que no solo quieren ser consideradas como un animal doméstico sino que están dispuestas a educar a sus hijas para que también lo sean.

Y mire, si es gente de paso, pues qué quiere que le diga, allá ellos, pero por lo menos que al cruzar por los controles de seguridad las miren como a mí. Ni más ni menos. Pero qué va, nadie les dice nada, como a los sijs -o lo que … Seguir leyendo