La Voz de Galicia
Escritos de Galicia y resto del planeta
Seleccionar página

Una nueva visita al buen (aunque ruidoso) restaurante de la Fábrica de Curtidos Nogueiras, en Allariz

Allariz. La gastronomía es ensayo-error. Aquí y en Vladivostock. Con el imparable cambio de cocineros y en menos medida de los camareros (mal endémico de la hostelería, muy acuciado en Galicia), regresar a un sitio no es garantía de continuidad ni en la carta ni en los sabores. Y si pasan muchos años, como es el caso del restaurante de la Fábrica de Curtidos Nogueiras, en Allariz, todavía la cosa se acentúa.

Salgo con mucho mejor sabor de boca ahora que antes. El sitio, desde luego, sigue siendo espectacular. Difícil de trabajar el restaurante, con bajo, piso, terraza delante y pequeña terraza atrás. Encima los suelos son de piedra -abajo; machaca los pies de los camareros- y de madera original arriba, siempre ruidosa.

La carta, media en extensión (¡buena idea!) y completa, con precios muy ajustados. Excelente cocina y presentación de los platos, no descuidando el calentarlos cuando el condumio … Seguir leyendo

Ganas de comer en el Compostela de Pontedeume

Pontedeume. No ha llovido tanto como se preveía. Incluso ha salido el sol a ratos. Casi lo prefiero, porque las calles del Pontedeume medieval son estrechas y si el día hubiera sido magnífico estarían llenas de gente. Y para idioteces, las que recoge este periódico, y de manera inapelable. Fotos del desmadre en que se ha convertido España, y de ello no es culpable ni el Gobierno, ni la Xunta ni el alcalde respectivo. Todo el mundo es ya mayor de edad…

Pero en fin, pasear por Pontedeume fue una delicia. Como siempre me dirigí al Compostela, en la calle Real (Camino Inglés a Santiago), y nada más ver su escaparate ya se le abre el apetito a cualquiera. Han cambiado el interior, y ha perdido mucho, ya no hay aquellas mesas corridas con bancos comunales donde te sentabas donde había sitio y comías al lado de extraños que, en … Seguir leyendo

Porto do Son: una rosa de los vientos que ya voló

Porto do Son. Las fotos lo dicen todo: en A Atalaia, donde en otros tiempos hubo un castro y hoy se alza una iglesia y un impresionante mirador, la pintura blanca ha desaparecido por el abandono del Ayuntamiento. La del paso de peatones es, hasta si me apuran, mejor necesaria, porque allí no hay tráfico apenas, y el que hay no tiene otro remedio que ir muy lento. Pero dejar que se evapore la rosa de los vientos no tiene perdón. Y no dirán que es cara la pintura blanca…… Seguir leyendo

Una vergüenza y una ilegalidad: iglesia de San Pedro de Carcacía (Padrón)

Padrón. Cuesta trabajo entender en el siglo XXI que aún permanezcan estos restos de revanchismo ligados a la guerra civil de 1936-39. Y cuesta más trabajo porque esa placa de la vergüenza está colocada en un templo de la Iglesia católica, que tiene un axioma que es «ama al prójimo como a ti mismo». Para mas inri -y en este caso nunca mejor dicho- está en un municipio jacobeo (aunque por ahí no pasa el Camino Portugués). El nuevo delegado del Gobierno en Galicia debería de tomar nota.… Seguir leyendo

Río Tambre: en soledad… excepto que uno se encuentre con un fotógrafo

Red Natura del río Tambre. Magnífico fin de semana a partir de dentro de unas horas, con temperaturas altas que en las Rías Baixas llegarán a muy altas. Y como es comienzo de Semana Santa, la recomendación es hacer siempre lo contrario de lo que haga la gente. Porque los tiempos son los que son, el covid sigue ahí y lo mejor es largarse con el viento fresco a enclaves donde no haya nada. O casi, porque de repente uno sorprende a un fotógrafo en plenas riberas del Tambre, que tiene un paseo magnífico desde Sigüeiro (Oroso) río arriba, para pasar a la otra orilla llegado a un puente (ahí hay asfalto) y regresar por suelo ya compostelano. Una maravilla. De esto publico algo más el próximo domingo.… Seguir leyendo

Los hórreos se siguen cayendo

A Laracha. Decía en un post anterior que los hórreos de toda Galicia están amenazados de pura y dura desaparición. Cada mes muere alguno, porque el mundo rural se ha despoblado (cosa que no es mala señal, como piensan alguno) y las actividades agrarias y ganaderas tradicionales prácticamente han desaparecido. A ello hay que sumarle el que mantener un hórreo en pie, como este gran y buen ejemplar de A Laracha (A Coruña). Y así, una obra de arte popular acabará siendo una pieza más del feísmo que invade Galicia.

 … Seguir leyendo

Cada vez quedan menos

Arteixo. Sí, cada vez quedan menos. Porque nadie construye ninguno nuevo. O mejor dicho, alguno lo hace para decorar su jardín, y nada habría de malo en ello -sino al contrario-, pero lo levanta en plan ampuloso, con materiales modernos y escaso gusto. Y los que hay se vienen abajo porque nadie los usa, y si no los usa es porque no los necesita, y si no los necesita es porque la vida rural se va muriendo tal y como se conoció hasta hace muy poco. Súmesele a ello el desastre que significa que herencia un hórreo gallego pase a manos de dos, de cuatro o de siete personas, nietos o bisnietos de su propietario que encima hasta en ocasiones no se llevan bien. Y a ver quién es el guapo que propone invertir en el hórreo mil euros para dejarlos impecable. Siempre hay alguien que pregunta para qué hacer … Seguir leyendo

La Botica de José en Arzúa, en pleno Camino Francés

Arzúa. De auténtica casualidad me he dejado caer en un sitio nuevo para mí. Abre sus puertas en el centro de la localidad coruñesa de Arzúa y se llama La Botica de José. Para una comida con unas raciones es un sitio estupendo: se toma algo y se va a explorar el municipio, que es lo que hice yo. Lo que me gustó es que, además del precio realmente bajo, el establecimiento estaba impecable y, además, él y ella lo llevan con la sonrisa en la boca, son realmente encantadores. Encima los sábados tienen una pulpeira a la puerta. Lo dicho: recomendable.

Seguir leyendo

Esperando volver a O Pote a tomar la tortilla de Betanzos

Red Natura del río Tambre. Supongo que a mucha gente le pasará igual: en el confinamiento o perimetración o como se le quiera llamar le han entrado ganas de ir aquí o allá. No a cenar a París o al MOMA de Nueva York, sino a sitios que siempre tiene al alcance de la mano y que de repente le parecen los mejores del mundo. A mí me sucede, desde luego, y llevo una semana suspirando porque abran la frontera de cada concello y poderme ir a tomar una tortilla de Betanzos al Mesón O Pote. Por supuesto, la foto tiene ya tres meses, y al verla me entra el hambre.… Seguir leyendo

La luminosidad de la Costa da Morte

Nemiña (Muxía). A veces en invierno hay una luminosidad maravillosa que nos devuelve la esperanza. Y seguro que esta playa de Nemiña -uno de los grandes playones de la Costa da Morete coruñesa- volverá a recibir a los surfistas, valientes cabalgadores de olas en un Atlántico que es todo menos cariñoso.… Seguir leyendo

¡Gracias Dugium!

Red Natura del río Tambre. Tengo algo (¡muy poco!) que agradecerle al confinamiento. Y es que tuve tiempo de echar mano de la carpeta donde tenía la copia de todo el material que generó la Sociedad Histórica, Artística y Arqueológica Dugium, que fundé en Ferrol hace un poco más de medio siglo. He logrado darle una estructura y una editorial amiga me lo ha impreso. Por desgracia no lo distribuye por las librerías, a causa del virus, de manera que los interesados tendrán que pedirlo directamente haciendo click aquí. Tampoco sé cómo se pagan los 10 euros.

Pero en fin, no quería escribir de cosas tan prosaicas, sino de cómo Dugium fue un canalizador importante en mi deseo -sin duda herencia materna- de moverme y ver sitios. Dugium fue también una excelente disculpa para conocer todos los alrededores de Ferrol, cogiendo autobuses, un par de veces en coches … Seguir leyendo

Ponte de Lima, la imaginación al servicio del turismo

Red Natura del río Tambre. A veces todo consiste en dejar volar la imaginación, romper moldes y esquemas, buscar el contraste y crear, al fin, o una obra de arte o al menos algo que sorprenda. Y de paso, que quien pase o pasee por allí se quede un rato más mirando, que se le haga algo tarde y que tenga que comer, cenar o dormir en el sitio. Porque para eso se colocaron en la bellísima localidad de Ponte de Lima estos romanos que atraen la atención de todos los visitantes. Haciendo una pequeña limpieza en estos días atrás, intentando salir cuanto menos mejor, encontré estas dos fotos. Y recordé cuando estuve allí el año pasado. Y sí, me quedé a comer. Y con mucho gusto.… Seguir leyendo

Pontevedra: quedan pocas como esta

Pontevedra. Las viviendas hoy humildes y que ayer tuvieron cierta elegancia, que no son monumentos pero que aportan un cierto estilo al paisaje, están condenadas a la muerte en tanto en cuanto sus propietarios fallezcan. Tengan o no numerosa prole, esta acabará abandonando el edificio que quizás los vio nacer y lo que vale es el solar. Si están en una ciudad o cerca de ella, ya no digamos. Lo cual no quiere decir que sea el caso de la vivienda de la foto, a la salida de Pontevedra por el Camino Portugués. Pero seguro que muchos años más no va a aguantar. Al menos así. La lluvia ya se encargará de ello, si es que no merodea un okupa, que entonces aviados estamos. Y ni siquiera hay un catálogo. Es así el país.… Seguir leyendo

Castromaior, en Santiago y libre de covid

Red Natura del río Tambre. semienclaustrados como estamos, no hay por qué quedarse en casa adoptando todas las medidas de rigor. Ayer publiqué un lugar al que puede ir todo el que viva en el perímetro de Santiago de Compostela y que desde luego está libre por completo de coronavirus. Es Castromaior, dentro del propio concello compostelano. Se trata de un castro (¿o una fortificación pequeña en la transición a la Edad Media?) desde el que se domina una amplia panorámica, como se ve en la foto de mi compañero Paco Rodríguez.  Seguir leyendo

El castillo de Moeche: impecable y ejemplar

Moeche. Voy al castillo de Moeche desde que tenía una docena de años. Con 16 o 17 tuve que dormir dentro de él en vista de que un cazurro no nos dejó acampar en una esquina de una tierra que decía que era suya y en la que no había nada plantado, asustado al ver una tienda de campaña. Por mi compañero Samuel Ramírez Castro, que es de Moeche y del que no sé nada hace más de 50 años, me enteré de dónde estaban los sótanos… en teoría, porque resultó ser más una leyenda que la prosaica realidad.

Y Moeche fue impecablemente rehabilitado. Y musealizado. Y aunque queda a desmano debería ser una visita indispensable al menos para todo coruñés. Es un ejemplo de cómo hay que proteger el patrimonio. Supongo que su otrora dueño, Nuño Freire de Andrade, más conocido como O Mao (El Malo) por … Seguir leyendo

Un buen cava de… Badajoz

Red Natural del río Tambre. Nadie me lo ha pedido. No conozco a los propietarios ni a los distribuidores ni a nadie del entorno de este cava. Porque es un cava, denominación de origen sin problemas. Lo curioso es que está hecho en Almendralejo (Badajoz) y no en Cataluña, que es de donde salen casi todos los cavas del mundo. Precio muy bajo (no llega a los 5 euros), no es un brut nature (claro) pero es fresco, se nota la juventud, burbuja con un equilibro aceptable, buena tonalidad. En fin, que aunque no soy nada partidario de andar recomendando nada, hago una excepción en estos días calurosos.

 … Seguir leyendo

Torres de Altamira, en Brión: aquí no hay covid-19

Torres de Altamira (Brión). Las Torres de Altamira, propiedad de la Diputación coruñesa, son una perita en dulce: o no hay nadie o hay un par de personas dando una vuelta -o sea, nivel de contagio igual a cero-, están en buen estado, la panorámica es magnífica y aquello rebosa historia. El palacio gótico -en la foto- rezuma elegancia, mientras más de un visitante se devana los sesos preguntándose si será cierto que existen los subterráneos, como afirma un libro. La anécdota tan loca como verídica es que en 1971 algún preboste algo despistado tuvo la brillante idea de que allí la propia Diputación construyera una gran biblioteca. Amén de la barbaridad artística y de los millones que iba a costar aquello, ¿alguien se imagina a una persona dejando atrás Santiago, yendo a Bertamiráns por la carretera (diez km), desviándose dos km a Brión y otro desvío de un kilómetro … Seguir leyendo

Cedeira: la visita obligada al castillo de la Concepción

Cedeira. ¿Miedo? Mal consejero. Con todas las recomendaciones que mandan las autoridades, que para eso están, hay que salir. No por dinamizar la economía, que también, sino porque es necesario vivir. Hay que respirar el país. Así que me he llegado a un sitio para mí entrañable, Cedeira. Y allí fui a visitar una vez más el castillo de la Concepción, ahora cerrado, y de paso ver la excavación del castro de Sarridal, que no la conocía. Conocía el castro, pero no el resultado del pequeño trabajo arqueológico, que al parecer ha sido muy fructífero. En 1968 conocí el sitio, abandonado, los cañones del castillo tirados por ahí, de la mano de uno de los grandes amigos de juventud a los que la vida separó, pero que siempre he llevado en el corazón, Arturo Cribeiro Bouzamayor, una mente brillante, un trabajador incansable. El castillo ha cambiado mucho, por … Seguir leyendo

Ortigueira: con la isla de San Antonio a la vista

Ortigueira. Recorrido por las playas del norte de A Coruña. Lo cierto es que no he visto avalancha que pudiera hacer pensar que los madrileños (con perdón) han invadido Galicia. Claro, no he ido pidiendo carné de identidad a nadie, pero tampoco tengo alma de policía. Lo que sí da la impresión es que la costa está más verde que nunca, limpia, el aire limpio como siempre. Y también uno tiene la sensación de que nada ha cambiado. Habla con unos y otros y no ha habido un reagrupamiento, un potenciar destino y producto. Aquí cada uno va a su bola. El mal de siempre de Galicia. Individualismo. Eso de la unión hace la fuerza no ha pasado Pedrafita.

En la foto, la magnífica isla de San Antonio, en Ortigueira.… Seguir leyendo