La Voz de Galicia
Seleccionar página

Aira Padrón, la montaña de Samos

Aira Padrón. El amigo Lois Celeiro me invita a comer. El ego del hombre ha engordado un par de kilos después del éxito de su curso de verano sobre el Camino de Santiago, que desarrolló entre Sarria, Samos y Lóuzara. Y está dispuesto a celebrarlo con una comida de esas que hacen época.

Aira Padrón es un lugar pelado, en la carretera de Samos a O Courel, con unas vistas impresionantes, de lo mejor de Galicia. Allí en un cruce, desde hace muchas décadas abre sus puertas un lugar homónimo para comer y para dormir. Ahora está en la red de turismo rural, lo que le obligó a una profunda modernización que le ha sentado de maravilla.

El bar, que en realidad es la entrada, no anima mucho. Pero quien se anime a dar un paso más no se arrepentirá, porque el interior cambia por completo. Habitaciones acogedoras, rincones simpáticos… … Seguir leyendo

Vuelta a Samos

Samos. El regreso al monasterio de Samos resulta impresionante en su sentido más literal. Su iglesia cenobial se ve esplendorosa, amplia, con el San Anselmo con gafas que parecen de motorista. «Es que era filósofo, y los filósofos ven las cosas de manera distinta a como vemos nosotros», reflexiona el padre prior. El hombre se detiene un segundo, le da vueltas a la cabeza y añade: «Aunque, si lo pensamos, filósofos somos todos». También lo era, a su manera, el padre Feijoo, que vigila pétreamente su claustro. Todo está impecable, hasta el río que lame los muros, y las enormes pinturas de las paredes del interior. Algún benedictino hace de guía de un grupo (de 10.3o a 14.30 y de 16.30 a 18.30) y se para ante «el lado oscurso, el ocio, la tentación, que tiene el fraile». Espeluznante, pero la interpretación de los enormes murales es muy interesane … Seguir leyendo