La Voz de Galicia
Seleccionar página

Torres de Cereixo (y III): Ante el edificio centenario y con Adriana

Torres de Cereixo. Turismo de Vimianzo ha diseñado un estupendo plan de actividades, y muy variado, para este verano. Si viviera cerca me habría anotado a casi todo, pero estoy a más de una hora. El sábado pasado intenté cumplir un deseo de mi madre y a las 11.15 me planté en el castillo local, punto de encuentro para la docena de personas que nos íbamos a llegar a las torres de Cereixo, muy cerca de Ponte do Porto.

La primera sorpresa surgió antes de subir al autobús, porque en el grupo estaba Macu, una ex alumna de la Universidad Senior donde di clases más de media docena de años y donde, con Macu y mucha gente más, creé el blog Miradasenior, que tenía más de cien mil visitas únicas cuando lo dejé y que espero que haya duplicado esa cifra. Así que ya tuve compañía.

La segunda … Seguir leyendo

Torres de Cereixo (II): Parrochas en Ponte do Porto

Ponte do Porto. Corría el año 1966. Quizás uno menos, quizás no más. A mi madre, que falleció tranquilamente a los 92 años, le encantaba la Costa da Morte. Habíamos parado a comer en Ponte do Porto (entonces Puente del Puerto), y había parrochas. El dueño del bar intentó explicarle a mi padre que eran peces pequeños, sin duda porque encontrar turistas era muy raro entonces y pensaría que éramos extranjeros o como mínimo de la otra punta de España. ¡Aunque parrocha es palabra española!

Comidas las parrochas continuamos carretera y un kilómetro más allá paró nuestro 600. Los seis quedamos asombrados ante las torres de Cereixo, un gran pazo cuya grandeza queda resaltada porque se encuentra en una elevación, controlando la desembocadura del rio Grande (aquí llamado río Porto), aunque en realidad esto ya es Altántico. Mi madre siempre guardó aquella impresión, y nonagenaria recordaba Cereixo, … Seguir leyendo

Torres de Cereixo (I): Regreso a Vimianzo años después

Vimianzo. Hace unos pocos años publiqué una página sobre el castillo de Vimianzo dentro de una serie sobre fortalezas de Galicia. Salió en el suplemento Fugas. Y llevaba un recuadrito donde se decía que en esa localidad coruñesa no había ningún restaurante emblemático, de tirón, bonito. Que Vimianzo nunca había sido referencia gastronómica. Ojo: no que no se comiera bien, sino que carecía de ese reclamo. Un Mar de Ardora, un As Eiras.

Y saltaron los de siempre, los que se creen con derecho de pernada, y hasta propusieron que me declarasen persona non grata. La cosa no pasó de ahí, desde luego alguien puso sentido común y no llegó ni a pleno ni nada.

De manera que el sábado pasado volví a Vimianzo algo desilusionado. Porque siempre fue una localidad que defendí a pesar de su urbanismo, no tan desastroso como otros pero que sin duda … Seguir leyendo

El emblemático emplazamiento de Duio, en Fisterra, sigue tan olvidado como hace cuatro años

Duio. En Duio, al lado de Fisterra, se extendió una ciudad entre real y mítica: Dugium, que acabó -y ahí está esperando una excavación en regla- bajo la arena. Y Dugium fue cristianizada, faltaría más, y ahí se alza ahora una iglesia ante la que pasa un tramo tan maravilloso como falso del Camino de Santiago: la prolongación de la ruta jacobea entre Fisterra y Muxía. El 10 de septiembre del 2014 publicaba esto, que denunciaba el lamentable estado estético de un punto tan emblemático. No se puede decir que no haya sido paciente ni que tenga ojeriza a nadie y lo persiga. Casi cuatro años y, como se ve en las fotos, todo sigue igual. ¿Para cuándo una conciencia estética gallega? Porque lo más avanzado que tenemos es sin duda el enorme esfuerzo que está haciendo la Xunta para poner coto al feísmo, con el impagable esfuerzo contrario … Seguir leyendo

El faro de cabo Cee, cerca de Corcubión, está hecho un basurero

Cabo Cee. Me he vuelto a llegar a cabo Cee, a muy escasa distancia de Corcubión, para admirar el paisaje, el castillo del Príncipe al otro lado de la ría, los islotes Carrumeiros, la isla de Lobeira grande, los arrecifes que juntos conforman la Lobeira Chica, el impresionante monte Pindo. Todo es una maravilla. Todo menos la educación de la gente y, secundariamente, el servicio de limpieza municipal de Corcubión: el faro sigue con un grafiti (ni a eso llega) con una palabra insultante, los alrededores están hechos un cisco, la basura se acumula por el suelo… Dos turistas madrileños con los que coincidí echaron un vistazo a la panorámica y se dieron media vuelta inmediatamente. ¿Ese es el nivel turístico que queremos?

 … Seguir leyendo

Calderas del río Castro, un lugar magnífico al que llegaron los bárbaros

Calderas del río Castro. Me he llegado a las Calderas del río Castro, llamadas por algunos Caldeiras do Inferno. Es la segunda vez que estoy aquí, y la anterior fue hace dos inviernos, cuando descender por aquellos escalones tan resbaladizos tenía su miga. Fue impresionante, con el agua saltando y desbordando constantemente las márgenes del río.

Ahora todo es distinto y la larga sequía ha dejado su profunda huella. El escenario no se parece en nada y ha perdido toda su espectacularidad. Como este lugar hay varios más. Pero es lógico.

Lo que no es lógico es que algún bárbaro haya prendido fuego al monte a la altura de una aldea abandonada que hay encima de este paraje. Y las llamas han saltado al otro lado de los escalones. De manera que el lugar da pena. No es buena idea ir ahora ahí. Pero si el bárbaro en cuestión … Seguir leyendo