La Voz de Galicia
Seleccionar página

Más folletos de la Costa da Morte

cm.jpg Red Natura del río Tambre. El amigo Telmo, siempre una caja de sorpresas, me ha leído y me envía varios folletos de la Costa da Morte. En concreto, de Cabana de Bergantiños, un municipio escasa e injustamente conocido. Así llega a mis manos una estupenda unidad didáctica del aún ignoto Xosé Manuel Varela Varela y referida a A Insua, todo un ejemplo del juego que da el paisaje gallego… antes de que lo destrocen los especuladores inmobiliarios y quienes les respaldan. Está editado por ese municipio y por la Consellería de Medio Ambiente (año 2006).

En el lote vienen también dos trípticos de las rutas de senderismo. Tralas pegadas dos Riobó es uno, y Ruta arqueológica por Borneiro el otro. Bilingües ambos (eso sí que es tener vista) y sencillos pero útiles. Animan a patear.

Algo realmente nuevo: una carpeta con láminas, preciosas menos quizás la primera, titulada … Seguir leyendo

Una lanza por el río Anllóns

Red Natura del río Tambre. Hace un mes estuve por Cabana de Bergantiños dando una charla. Ayer he vuelto por la zona, un poco de paso, un poco fijándome con otros ojos en la costa y en el río Anllóns, que es una joya como hay pocas. Si tuvieran un río así en otros países ya lo habrían convertido en un producto turístico de lujo.

Pero no quería referirme a eso, sino a un librito -si es que por su reducido tamaño se le puede llamar tal- cuyo autor es el para mí ignoto Xosé Manuel Varela Varela y que se titula Tralas pegadas da historia nas beiras do Anllóns. 28 páginas figurativamente narradas por Eduardo Pondal. Y ahí hay desde poemas hasta la carpintería de ribera, desde anécdotas (como la del gato que fue gobernando con gran pericia por el río arriba un barco llamado El CompostelanoSeguir leyendo

Sobresaliente para el castro de Borneiro

cibida1.jpg

Castro de Borneiro. El sábado por la tarde di una charla en Cabana de Bergantiños. Me había liado Pedro Tasende, ex compañero en tareas informativas de La Voz de Galicia y ahora al frente de una empresa que apuesta por promover el turismo sostenible. El hombre pretendió que hablase yo de eso, de turismo sostenible, y lo hice pero no sé si con mucho o poco acierto, porque uno a estas edades ya no es tan bobo como para creerse los aplausos finales. Pero en fin, hice lo que pude.

Ello viene a cuento porque tras comer en Baio aproveché para llegarme a correr al castro de Borneiro, y me quedé tan gratamente impresionado que he vuelto ahora antes de que zurre la lluvia. Tengo que estar en el periódico a muy primera hora de la tarde y desde mi refugio de la Red Natura del río Tambre … Seguir leyendo