La Voz de Galicia
Seleccionar página

Citania de Santa Tegra: Y los padres estaban delante

Santa Tegra. He dejado pasar un tiempo para que la niña resulte irreconocible. Porque ella solo quiere jugar, sentirse libre, tomar el aire. Es inocente. Los que no son inocentes son sus padres, que estaban allí mismo y les pareció muy bien que su hija se dedique a caminar por encima de las viviendas de dos milenios de antigüedad que conforman el castro de Santa Tegra, en A Guarda (Pontevedra). No, los australopithecus no se han extinguido, simplemente se han camuflado. Y así nos va con el patrimonio…

 

 … Seguir leyendo

Foz: ¿Usted cree que esto es un megacastro?

Foz. Pues sí, hay quien afirma que el conjunto de estos salientes que se encuentran justo al dejar la playa de A Rapadoira, en Foz, rumbo hacia el Oeste, son un macrocastro. Cierto es que en numerosos salientes -no llegan desde luego a la categoría de cabo- de A Mariña lucense fueron asentamientos castreños, pero de ahí a decir que varios en conjunto eran una localidad prehistórica dista un abismo. Cierto: en la ribera, en una ribera, se encontraron restos arqueológicos. Pero ¿no parece demasiada exageración?

 

 … Seguir leyendo

Ahora cualquier indocumentado puede llegarse al castro de la isla de Ons

Isla de Ons. En mi reencuentro con la isla de Ons no podía faltar la visita al castro de la parte sur. El hecho de que hayan abierto un camino -con lo que no estoy de acuerdo, conste- para llegarse hasta él permite cruzar dos líneas de murallas, dejar atrás un foso, plantarse en el segundo (en la foto) y estar al lado del enorme murallón. Y no estoy de acuerdo porque que cualquier indocumentado pueda llegarse hasta ahí y no entender lo que ve es mucho riesgo en este país. El castro se podía ver hasta ahora -y admirar- desde un centenar de metros de distancia, y la panorámica era preciosa y perfecta.

La pregunta sigue siendo por qué de levantó ese murallón hacia los acantilados, cuando cualquier ataque resultaba imposible desde ahí y sí desde el otro lado. Todo apunta a que la respuesta es que se irguió … Seguir leyendo

Desde el Vikingeskibsmuseet de Roskilde: ¡Feliz cumpleaños, futuro!


Roskilde.
 En Roskilde hay nieve por todas partes. También hay gente por todas partes. Y unas docenas de niños tirándose en trineo por un gran desnivel de uno de sus parques. Las aceras y viales empedrados están impolutos, y la gente pasea como si el calendario indicara que estamos en primavera. Todo el mundo sale, a comprar o a comer fuera, pero sale y cumple el viejo axioma de que no hay mal tiempo sino mala ropa.

Así que tras vagar un rato y ver un par de lugares interesantes, pasado el mediodía recalo en el café del complejo del museo vikingo, un edificio de madera con esa sencillez elegante que es marca de este país. Me siento al lado de un grupo de una docena de personas. Celebran -no en silencio, pero sin subir el volumen ni siquiera cuando ríen- el 21 cumpleaños de una de las chicas. Seguir leyendo

¿Dónde es este castro?

Red Natura del río Tambre. Entre los miles de papeles de mi trastero que voy ordenando poco a poco desde hace 15 años me he encontrado esta foto que debe datar de entre 1980 y 1985. No recuerdo haberla hecho yo, ni quién me la ha dado. Con gran probabilidad es de la comarca de Ferrol, entendiendo esta hasta As Pontes de García Rodríguez y aledaños. Es un castro, lógicamente. Pero ni idea de nada más. Quizás alguien pueda echarme una mano.… Seguir leyendo

Ourense ofrece una estupenda y única exposición sobre los suevos

Ourense. A Galicia llegan tesoros y a veces ni nos enteramos. Y me da la impresión de que eso es lo que está sucediendo ahora mismo con la magnífica exposición In tempore sueborum. O sea, sobre los suevos.

Está en Ourense, ahora excepcionalmente bien comunicada por tren con Santiago y A Coruña, y ocupa tres locales: un centro cultural, una iglesia y un museo. 250 piezas traídas de media Europa con algunas asombrosas como los calderos o los collares de oro, que demuestran el muy alto nivel que alcanzaron sus artesanos en general y sus orfebres en particular de aquel pueblo que nos invadió.

La concepción de la muestra es muy didáctica, de manera que hasta la chavalada de 8 ó 10 años en adelante va a encontrar algo de su interés. A ello hay que sumar el acierto de tener objetos de recuerdo (lo que se llama merchandisingSeguir leyendo