La Voz de Galicia
Seleccionar página

Unos folletos modernos de la ría coruñesa de Muros y Noia

 

Red Natura del río Tambre. Lo (relativamente) malo de tanta sequía pasada es que uno acumula papeles y papeles, enlaces y enlaces, para leer cuando llueva tanto que no se pueda salir. Aunque siempre se puede salir, porque, como dicen los daneses, «no existe el mal tiempo, sólo hay ropa mala». Cierto: allí la ropa es buenísima y carísima. Pero uno sale en pleno temporal y se va a pasear por la costa, algo a lo que no son muy aficionados los gallegos.

De manera que aquí estoy clasificando folletos y más folletos, muchos de ellos traídos de Fitur. Y me encuentro con unos deplegables de rutas en coche, andando o en bicicleta por la ría de Muros y Noia muy modernos, no excesivamente prácticos pero sí útiles y que, excepto el de touring, como dicen ellos (o sea, la ruta para hacer en coches. ¡Qué anglicismo más … Seguir leyendo

De apenas saber andar a defender una tesis sobre San Andrés de Teixido

m2

Ferrol. Hace años cogía en brazos a una niña que apenas sabía andar. Iba de vez en cuando a su casa, ya que su padre es mi gran valedor en el periodismo y mi gran referente. Yo tenía entonces 16 ó 18 años. Más tarde, en alguna ocasión llevé a esa niña a comprar algo o de excursión, junto con su hermana mayor. Cada vez más me hice asiduo de aquella casa ferrolana de la calle Dolores, donde los debates entre su padre y yo se hacían interminables.

Nunca pedí el contacto con aquella niña de ojos tan claros y sonrisa permanente. La vida, claro, nos llevó por vías y senderos distintos, pero siempre sabía dónde estaba y qué hacía, entre otras cosas porque desde mediados de los años 80 su padre y yo compartíamos jornada laboral en la redacción de La Voz de Galicia.

El tiempo ha ido pasando. … Seguir leyendo

El esplendor de O Rostro, inalterable a pesar del abandono

rostro1

O Rostro. No se trata de saber si es la playa más salvaje de Galicia o la segunda de la lista, la más bella o ese título lo ostenta otra. La de O Rostro es, sencillamente, impresionante. Y muy peligrosa. Tan sólo algunos surferos -cada uno se la busca como quiere- se atreven a meterse en esas aguas algunos días del verano. No hay chalets, ni bloques de apartamentos, ni chiringuitos en lontananza. La reconocida hispanista danesa Grethe Christensen, cuando llegó hasta ella, se quitó en silencio el calzado y la recorrió entera, extasiada.

Vuelvo a ella siempre que puedo. No a tomar el sol, Dios me libre. Y además porque ahora no hay sol. Es tan esplendorosa en verano como en invierno, y cuando llegan los temporales alguien se debería de poner ahí a cobrar entrada.

Pero toda alegría tiene su pena, y la foto de abajo, tomada en … Seguir leyendo

Una lanza por O Camiño dos Faros

faro

Malpica de Bergantiños. Tenía pendiente dedicarles unas líneas a los que con mucho empeño, mucho esfuerzo y quizás mucha incomprensión han sacado adelante O Camiño dos Faros por la Costa da Morte coruñesa. Tengo que decir también que en varias ocasiones me han invitado a ir con ellos y recorrer alguna de las etapas que conforman esos 200 kilómetros inigualables. Nunca fui, quizás porque conozco bien ese trozo de Galicia, quizás porque en aquellos momentos no me encajaba en la agenda, quizás porque no me gusta caminar en grupos de docenas de personas.

Pero esa gente, a quien no conozco de nada, ha dado ejemplo a la Aadministración y ha demostrado que cuando se quieren hacer las cosas, se hacen. En tiempos del socialista Pachi Vázquez, la consellería que encabezaba lanzó la idea de hacer eso mismo, y todo se quedó en nada. No sólo porque el PP ganó las … Seguir leyendo

Rego de Pedra, una preciosa ruta en el parque natural pontevedrés Monte Aloia

aloia0001

Red Natura del río Tambre. Publiqué ayer una página sobre una ruta preciosa por el parque natural del Monte Aloia, en el sur de la provincia de Pontevedra y muy cerca de Tui. Se llama Rego de Pedra porque artistas populares anónimos han creado eso, un «rego» de granito. O sea, una canalización de más de 600 metros para llevar agua a los prados de la parte inferior del monte, los de la aldea de Frinxo.

Estuve haciendo la ruta unos días atrás, con tiempo idóneo para caminar. Fue una jornada estupenda a lo que contribuyó la cálida bienvenida en el centro de recepción. Calidísima, para ser más exactos. Tanto que pensé que había dicho que iba a publicar una ruta en mi periódico, pero no, me había identificado como lo que era, un ciudadano que quería caminar, sin más.

Pero el hombre que me recibió -empresa Tragsa, ropa de … Seguir leyendo