La Voz de Galicia lavozdegalicia.es - blogs | Inmobiliaria | Empleo | Mercadillo

Esto no es de recibo: 41 playas de Galicia no son aptas para el baño

Escrito por Cristobal Ramírez
21 de mayo de 2015 a las 6:50h

lires

Red Natura del río Tambre. Vamos a ver, ¿a quién hay que echarle la bronca? ¿Quién está mirando para otro lado? ¿Cómo es posible que en Galicia, ese paraíso de la naturaleza tan maltratado, haya nada menos que 41 zonas no aptas para el baño? Por supuesto que me importa poco que en esa lista de la vergüenza superen a España (que tiene el 3,1% de las zonas de España declaradas no aptas, según la muy seria Agencia Europa de Medio Ambiente) países desarrollados como Suecia (3,6%) y Holanda (4,9%), con Irlanda (5,1%) y Estonia a la cabeza (5,6%). Yo quiero ser -¡y ya!- como Chipre, Luxemburgo y Malta, que presentan un 100 % de excelente calidad.

Y ya lo demoledor es que de 409 zonas de baño de mala calidad que se registran en el continente 67 sean españolas y de esas 41, en Galicia. Para más inri, de esos más de la mitad de esos arenales están situados en A Coruña, que es la provincia donde yo vivo. Algunos, como el de Lires (Cee, en la foto adjunta), es a donde suelo ir. Añadase a la relación A Cabana (Pontedeume), Caranza (Ferrol) y Barallobre (Fene).

Para llorar.

 

 

Arranca la rehabilitación de las pallozas (privadas) de Piornedo

Escrito por Cristobal Ramírez
20 de mayo de 2015 a las 7:21h

piornedo

Red Natura del río Tambre. Publicamos hoy una noticia de mi ex alumna y ahora colega Lucía Rey sobre el comienzo de la rehabilitación de las pallozas de Piornedo. Tras cinco años sin dinero (¿hay que recordarle a alguien que estamos pasando una crisis de las gordas?), en otoño del 2014 Xunta y Diputación de Lugo llegaron al acuerdo de financiar esos trabajos. Puso más dinero sobre la mesa la primera que la segunda, que se dedicó a exigir más mejoras y, luego, a dejar pasar el tiempo. Pero además -los hechos son sagrados, las opiniones son libres- ese dinero lo puso antes la Xunta. Y luego, a esperar a que el organismo provincial tuviera a bien arrancar. Cierto: había que esperar a primavera por razones meteorológicas, pero hubiera sido elegante decirlo y no pasar los balones a los despachos de San Caetano porque siempre la culpa la tiene el de arriba. Lo dicen alto y claro los italianos: “¿Piove? Porco goberno”. Pero en este caso, y por supuesto sin que esto signifique posicionamiento alguno, la Xunta fue ágil.

La noticia no puede tapar otra realidad: las pallozas son privadas. Nadie habla de expropiarlas, pero algo tendrán que hacer sus dueños para convencerme de que mis impuestos están ahí bien empleados. Por ejemplo, establecer un horario de visitas gratuitas. Porque si no, que la Xunta me cambia las tejas de mi casa que movió el viento el invierno pasado.

 

45 años no son nada: congratulations, Pembrokeshire Coast Path!

Escrito por Cristobal Ramírez
17 de mayo de 2015 a las 16:25h

w1

Red Natura del río Tambre. Ayer se cumplieron los 45 primeros años de la inauguración del sendero que recorría casi 300 kilómetros del suroeste de Gales, el Pembrokeshire Coast Path. Millones de personas lo han pisado, ha generado más millones de libras en el sector turístico que cualquier otro segmento en ese país, y goza de una legión de muy activos defensores en Facebook. Hace 45 años el calendario marcaba 1970. El dictador seguía vivo por estos lares, la tristeza y la represión eran la característica principal de la sociedad española y el turismo, en fin, estaba en absolutos pañales. Esa es la diferencia que hay entre ellos y nosotros: la Senda dos Faros es un excelente proyecto gallego. Sólo falta ponerlo en práctica con decisión. Lo cual quiere decir convencer por las buenas o por las leyes a los propietarios que se muestren -que se mostrarán- remisos.

O, claro, podemos seguir dando vueltas a la noria otros 45 años.

w2

 

El castillo de Narahío, en San Sadurniño (A Coruña), coge vida en Facebook

Escrito por Cristobal Ramírez
15 de mayo de 2015 a las 9:21h

nar2Red Natura del río Tambre. Pues empiezo mal el día. Desde las 6.30 estoy tecleando, y en una pausa me entero de la muerte de B B King, el único guitarrista que quería ver actuar en directo, pero me perdí su fantástico concierto en el Royal Albert Hall. Quizás Eric Clapton también, pero tendría que ser en una sala pequeña.

En fin, que actualizo el Facebook y me reencuentro con una página llamada “Castillo de Narahío/Ocio, viajes” que es una joyita; de ella le cojo prestada la foto. Es el castillo el que habla en primera persona, el que cuenta sus vicisitudes. En él estuve muchas veces, sobre todo en mi juventud, y le tengo gran cariño. La pena es que la excavación su hubiera detenido hace media docena de años, parece que por factores políticos y económicos. Porque podría ser un excelente reclamo turístico. Está, por cierto, en el municipio coruñés de San Sadurniño.

 

Turismo en las cercanías de Monforte de la mano de dos colegas

Escrito por Cristobal Ramírez
11 de mayo de 2015 a las 15:48h

c1

Red Natura del río Tambre. Entré en La Voz de Galicia en julio de 1979 con el encargo de dar los primeros pasos para poner en marcha la delegación de Barbanza. Así que me bregué en Ribeira, entonces localidad muy dura para el periodismo, todo un máster. Tuve también -y tengo- mucho contacto con la delegación de Santiago, y bastante con Ferrol, ocasionalmente con las demás. Y siempre respeté y admiré el trabajo de los compañeros que desde las ciudades y las villas se lo curran a diario con muchos más problemas que los de la redacción central. Y desde luego echan más horas.

En nuestra redacción de Monforte de Lemos están dos compañeros, Francisco Albo y Carlos Cortés, -con quienes sólo tuve trato directo en un par de ocasiones- que están haciendo un trabajo de promoción turística de su zona muy encomiable. Y no ayer u hoy, sino desde hace años, y constantemente. Yo quiero darles las gracias por la gran cantidad de información que suministran a mis archivos, como buenos conocedores de la zona que son. No todas sus aportaciones están en la portada de nuestra web, pero sí un buen número de ellas. Echen un vistazo los amigos del Courel y alrededores.

 

 

¡Ya tenemos más patrimonio de la humanidad! (¡Qué alegría!)

Escrito por Cristobal Ramírez
7 de mayo de 2015 a las 10:24h

igrexa retorta2

Red Natura del río Tambre. Bueno, pues ya vamos a tener más patrimonio de la humanidad. En julio la Unesco declarará tal cosa, si nadie lo impide, a varios caminos de Santiago. En lo que a Galicia se refiere, el del Norte y el Primitivo. O sea, de Ribadeo a Arzúa (ahora hay cambios en el itinerario) y de A Fonsagrada a Melide con la desaparición y ahora reaparición de Palas de Rei para aumentar la confusión. Uno, que los ha pateado decenas de veces, no puede dejar de extrañarse: se va a declarar patrimonio de la humanidad a una ruta que en estos momentos está mal señalizada porque va a cambiar la traza. Porque se entiende que la Unesco premia con tan honorífico galardón a algo físico en este caso. O sea, ¿el nuevo diseño va a serlo también? ¿Hay que hablar con alguien para modificar la declaración?

Ningún problema con el Primitivo: más o menos está claro por dónde circulaban los peregrinos históricamente, y en algunos lugares, clarísimo. Pero, ¿y el del Norte? Además de la división secundaria de ir por la costa (¿dónde acababan?) o por el interior, en la provincia de Lugo hay estudios serios (¡de una sola persona!) que permiten hacer afirmaciones contundentes, pero en la de A Coruña olvídese tal cosa.

Lo que no es serio es la Unesco. Sus técnicos, sin duda, habrán comido bien en Galicia, pero recorrer esos caminos no lo han hecho. Y que me demuestren lo contrario con una docena de fotos.

Pero eso sí, los hosteleros están contentos: sigue habiendo incautos.

 

Una guía muy útil para quien tenga interés en los vinos de Galicia

Escrito por Cristobal Ramírez
3 de mayo de 2015 a las 9:36h

Red Natura del río Tambre. Día de lluvia por aquí, y ordenando metros de estantes encuentro en la categoría de pendientes la Guía de vinos, destilados y bodegas de Galicia, de Luis Paadín, edición de este año. Me la regaló en el Forum Gastronómico de A Coruña (ya había hecho lo mismo con la del 2014), y aproveché ahora para echarle un vistazo. Aclaro que no soy gran bebedor ni conocedor de vinos, de modo que el juicio de Luis será más interesante que las frases que pueda yo dejar aquí sobre los vinos que estuve mirando y comparando. La guía tiene varias virtudes (es muy completa y muy clara, ofrece un medallero por denominaciones de origen, orienta en la compra) y un defecto (el diseño, sobre todo de la portada y de las páginas iniciales, deja mucho que desear), pero desde luego cumple con su objetivo: orientar al consumidor y al cliente. No tengo problema alguno en recomendarla de manera rotunda para aquellos que están interesados en los vinos de Galicia.

Recordando mi primera visita a Finlandia de la mano de la encantadora vasca Begoña del Barrio

Escrito por Cristobal Ramírez
30 de abril de 2015 a las 14:13h

Red Natura del río Tambre. Hace media docena de años aterricé en Finlandia de la mano de Begoña del Barrio, a quien no conocía personalmente pero sí de mail. De hecho, me había suministrado mucha información para elaborar un reportaje sobre el sistema educativo en aquel país nórdico (“Sólo por la calidad de la educación ya pagas con gusto tus impuestos”, me diría más tarde, cuando también de su mano conocí la maravillosa ciudad de Turku). Ella -vasca, directa, encantadora, con amigos en Galicia a los que visitaba con toda la frecuencia que podía- fue la que organizó aquel viaje de 12 días en los cuales di 10 conferencias por todo el país, sobre el Camino de Santiago, entre ellas en el centro de formación de profesores, donde fue tomada en la foto superior (Begoña, de rojo). Y claro, nos fuimos a conocer el Camino de San Enrique, que es el que seguían en el medievo los peregrinos que luego iban a Turku, la capital, a embarcarse con Compostela como meta. En la foto inferior, que tomé yo, ahí está esa iglesia, cabeza de dicho camino, con una amiga (a la derecha), Begoña (en el medio) y la esposa del pastor. Un frío que pelaba, una conversación interesantísima: todos los archivos de fletes están por expurgar, a saber cuánta información sobre las rutas jacobeas hay allí.

He llamado a nuestra embajada en Helsinki. Me dicen que de repente Begoña del Barrio acaba de morir.

 

Los albergues privados del Camino cargan contra los públicos y los acusan… ¡de competencia desleal!

Escrito por Cristobal Ramírez
29 de abril de 2015 a las 3:08h

Red Natura del río Tambre. Éramos pocos… Si algo se ha hecho bien en Galicia en estos decenios ha sido organizar la red de albergues del Camino de Santiago. Desde el 93 (primer Xacobeo) hasta hoy se han ido abriendo instalaciones en las que se respira el ambiente jacobeo. Primero gratis, luego a 5 euros la noche (sabia medida que respaldamos muchos: expulsó del Camino a un buen lote de caraduras) y ahora a 6 euros. Tienen sus normas, porque no son hoteles, son paradas en la peregrinación. Así que no se puede reservar, no se puede llegar en coche en plan guiri e incluso si uno ya está bien instalado y aparece por la puerta un minusválido cuando no quedan literas libres, hay que recoger los trastos y largarse, porque él tiene preferencia. Y al que no le guste, que se vaya a un hotel, sin más.

Al rebufo del trabajo hecho por la Xunta en lo que se refiere al Camino de Santiago han ido abriendo sus puertas albergues privados, que acaban de organizarse. Estupendo. Cabe pensar que aunque tengan normas distintas de los públicos será un derroche del dinero de todos abrir ni uno solo más con cargo al erario en donde ya el peregrino tenga a su disposición el servicio de pernocta. Normal. Pero no, los privados se han estrenado pidiendo… ¡que se privaticen los públicos porque ahora resulta que practican la competencia desleal! No parecen haberse dado cuenta de que están ahí desde muchos años antes que ellos, y que, puestos a practicar competencia desleal, en último extremo serían los privados. De locos.

Hay que contar hasta diez antes de sonreír y recordar que el artículo 20 de la Constitución garantiza la libertad de expresión, incluso para afirmaciones tan demagógicas y manipuladoras del portavoz de ese centenar de privados como las que recogió en su día la Televisión de Galicia.

(En las fotos, albergue público de Bruma, en el Camino Inglés)

Aeropuerto de Kastrup, en Copenhague: una mirada 90 años atrás

Escrito por Cristobal Ramírez
27 de abril de 2015 a las 5:06h

Red Natura del río Tambre. Aurora Boreal, que es un seudónimo en Facebook y que oculta a una persona tremendamente informada de los países nórdicos, ha colgado en esa red social esta maravillosa foto. Se trata del aeropuerto de Copenhague, Kastrup, que por suerte tantas veces visité y que acaba de cumplir 90 años. Una maravilla hoy y ayer.

 

¿Usted alquilaría un apartamento en uno de estos edificios pegados a la costa?

Escrito por Cristobal Ramírez
23 de abril de 2015 a las 17:57h

Red Natura del río Tambre. Sé que los lectores van a decirme si estoy en fase negativista o qué. Pero no, no es que ande deprimido, es que la función del periodista es informar. Y hay cosas que duelen. Y más duele que las autoridades locales permitan barbaries con el aplauso cuando no ovación de la población (casi) entera, que llegado el caso no tendrá empacho en decir que la culpa es del Gobierno, de los especuladores (que quizás hayan llegado de Marte) o de cualquiera excepto de uno mismo. Y si hace unos días me refería al estado calamitoso en que se encontraba la aldea cercana al Forno da Santa, en Allariz, hoy le toca a una villa costera. Ahora imagínese que reserva por internet un apartamento en primera línea de costa y le toda alguno de esos que quedan inmortalizados en las fotografías. Entonces sí que hablamos de depresión, de “yo no vuelvo jamás”, de matar la gallina de los huevos de oro del turismo. ¿Dónde es? Un lugar de Galicia, por supuesto. Pero juguemos a las adivinanzas. ¿La solución? Debajo de todo, una vez vistas las fotos.

 

Portonovo, municipio de Sanxenxo, Rías Baixas.

Me voy a hacer una ruta BTT por O Salnés o la montaña de Ourense

Escrito por Cristobal Ramírez
20 de abril de 2015 a las 5:15h

Red Natura del río Tambre. Alguien en la Axencia Galega de Turismo me leyó el pensamiento, porque juro que no lo había hablado con nadie. Estaba pensando en ponerme a prueba a mí mismo en la bicicleta después de un invierno lluvioso en el que no salí casi nada. Y hace unos días, cuando empecé a pedalear, noté que mi estado físico había decaído bastante. Así que metí en la agenda ir un día a un recorrido señalizado y simplemente ver cómo estaba de forma en realidad. Nada de ir a batir récords de tiempo, que uno ya no está para eso, sino tantear al cuerpo.

Y en esto llego a casa y me encuentro con un sobre de la Axencia, sin remite, sin tarjeta ni una línea dentro. Desorientado, lo sacudí sobre la mesa de la cocina y cayeron cuatro folletos de BTT Galicia: uno genérico, Serra do Xurés, O Salnés y Portas de Galicia. Descartado el Xurés que me parece too much, la duda está entre los otros dos con nombre propio, aunque como Portas de Galicia es la zona alta de Ourense (Riós, Viana do Bolo, A Gudiña…) igual acabo enfilando hacia O Salnés porque, además,es una zona que me encanta. En est caso el folleto ofrece 10 rutas de diversa dificultad. La del monte San Martiño, 15,2 kilómetros, parece diseñada para mí. En fin, ya contaré.

La cara fea de Allariz

Escrito por Cristobal Ramírez
16 de abril de 2015 a las 12:24h

Allariz. El casco urbano de Allariz está de matrícula de honor. Es todo él un producto turístico de calidad, y por ello hay que felicitar a sus dirigentes locales, porque gracias a esa visión de futuro hoy Allariz no es Xinzo de Limia y sus habitantes gozan de unos niveles de vida (y de ingresos) muy superiores a los de, por ejemplo, O Carballiño.

De manera que animado por el buen tiempo me voy a ver Santa Mariña de Augasantas, que desde hace un decenio no me dejo caer por allí. Y empiezo por la basílica de la Asunción y el Forno da Santa, ese templo impresionante, subterráneo, cerrado a cal y canto porque los ladrones hicieron de las suyas y el párroco tomó la única decisión sensata posible: gran candado. De manera que quien quiera ir tendrá que pedir primero la llave (allí hay un número de móvil).

Pero no es eso lo que me preocupa. Ni siquiera que fuera de la aldea, desde la que procede caminar un centenar de metros o poco más, no esté organizado el aparcamiento. Lo que me preocupa es lo que veo en mi caminar. No hago más comentarios: vea las fotos.

La chapuza del día: el castillo de Narahío, en San Sadurniño

Escrito por Cristobal Ramírez
13 de abril de 2015 a las 11:26h

Castillo de Narahío. Pocas fortalezas de las que han llegado al siglo XXI han tenido peor suerte que la de Narahío, en el municipio coruñés de San Sadurniño. Y cuando al fin arrancaba su rehabilitación, entre el cambio de gobierno en Galicia (salieron socialistas y nacionalistas, entraron conservadores) y la crisis, la tercera fase se quedó en un cajón y todo durmió el sueño de los justos. Y sigue. Lamentable. Pero más lamentable es que quede todo tirado por ahí. Por ejemplo, esta foto que muestro es la base de la grúa. Retirada esta, ¿por qué no se hizo lo mismo con aquella? La chapuza diaria…

Y además me duele. Porque ahí, justo ahí, fui yo de acampada por segunda vez en mi vida (la primera fue Ares). ahí plantamos una tienda que tenía suelo -bastante lujo por entonces- y doble techo -lujazo-. Ahí estuve tres días con dos amigos de entonces.

Hacía tiempo que no iba por allí. Ahora volví animado por la existencia de una página en Facebook que se llama así, Castillo de Narahío, y que tiene la peculiaridad de que la redactan como si hablase la fortaleza. Curioso. A ver cuánto les dura el ánimo a sus promotores.

Viva la demagogia o de cómo Enrique Iglesias da de qué hablar a sus señorías

Escrito por Cristobal Ramírez
1 de abril de 2015 a las 18:06h

Red Natura del río Tambre. Cada vez más, la demagogia me pone de los nervios. Y eso de que “cuando lo hago yo está bien, cuando lo haces tú está mal” me parece una muestra de la doble moral tan hispana. Oiga, si lo hacen bien (o al menos así yo lo creo), aplaudo, sean los de mi partido (o sea, a quienes voto, que carné no tengo ni debo tener), los del contrario o los del opuesto del de enfrente. Pero me revuelven las tripas los que creen que porque lo haga el PP, el PSOE, el BNG, Podemos, Ciudadanos o la hembra que nos trajo al mundo está bien/está mal.

Cuando la dictadura daba sus últimos estertores, los entonces jóvenes pensábamos que los franquistas eran la encarnación del mal, y mire usted por dónde había algunos que jugaban bien al fútbol, o amaban a sus hijos, o sabían pintar al óleo. Lo cual no quita que, tantos años después, yo esté orgulloso de haber colaborado -como tantos miles más- a dejar atrás aquel régimen deleznable y traer la democracia a este país, incluso para que unos demagogos puedan decir las tonterías que les plazca.

Como el Bloque Nacionalista Galego, que oliendo sangre se ha lanzado sobre la subvención de la Xunta al vídeo protagonizado por un pésimo cantante como es Enrique Iglesias. Vaya por delante que tengo ciertas dudas de la rentabilidad de esa inversión, y así tuve oportunidad de decírselo a la directora de la Axencia de Turismo de Galicia, Nava Castro, y ella tuvo la amabilidad de explicarme sus razones, sólidas aunque no las comparto por completo. Creo que falló, sobre todo, la comunicación, y así mismo se lo dejé claro.

Pero de ahí a decir, como hoy el BNG a través de su diputada Ana Pontón, que la Xunta aportó 302.500 euros “arbitrariamente a un multimillonario de Miami” y que la Xunta “ofende aos que sofren os recortes” hay un espacio sideral, el que media entre una ignorante como ella (o una demagoga, como prefiera) y yo. Primero, porque esa cantidad -desorbitada para mis ingresos- es aceptablemente baja en una operación audiovisual de ese estilo. Segundo, porque es falso -y la diputada lo sabe o es una ignorante, como prefiera- que ese dinero haya ido a parar a un “multimillonario de Miami”, que cobró lo mismo con o sin subvención de la Xunta: el dinero fue a las arcas a la productora Universal, no al bolsillo de Enrique Iglesias. Tercero, porque se dio tan “arbitrariamente” como otras subvenciones otorgadas cuando el BNG dirigía -bastante acertadamente, por cierto- el Turismo de Galicia: porque así lo decide quien legítimamente tiene poder hacerlo, no creo que proceda convocar un referéndum cada vez que se piense hacer un gasto.

Y no, no ofenden a los que sufren-¡sufrimos!- los recortes porque no es gasto, es inversión en promoción de Galicia. O sea, que hay un retorno, tan difícil de cuantificar como cuando el BNG estaba en la Xunta, porque cuantificar el valor de una imagen y de su promoción no semeja tarea fácil.

Eso sí: todos, PP incluido, votaron a favor de que la Xunta presente en sede parlamentaria el contrato correspondiente. Pues muy bien, allá ellos. Pero una cosa no quita la otra. Por cierto, yo pediría que también se muestren los contratos de las barbaridades ecológicamente destructivas de las autovías del Salnés y del Barbanza, la de Lugo a Santiago y la del paseo marítimo de A Coruña, el relleno para el campo de golf en Oroso, el de las tres rotondas de la playa de A Lanzada, etc. O sea, que todo el mundo muestre su ropa interior para que los ni-nis que nos pueblan puedan decidir con su amplio conocimiento y experiencia si es mejor invertir en la fallida planta de Mitsubishi en A Limia o en el cambio de las mallas de pesca. ¡Ah! Sin olvidar los pestillos de las puertas de la Virxe da Barca.

¡Qué país!

¡Mi ignoto restaurante Frank de Ferrol gana en Compostela el concurso “De tapas por Galicia”!

Escrito por Cristobal Ramírez
31 de marzo de 2015 a las 21:59h

Santiago de Compostela. ¡Ganó Ferrol! Y Bea y yo, al unísono, soltamos algo más que un gritito de alegría. No todos los días se gana en Santiago el concurso gastronómico ‘De Tapas por Galicia’, en el cual estaban presentes los siete ganadores de otros tantos certámenes que se habían celebrado en las siete grandes ciudades gallegas a lo largo del 2014. Lo cierto es que el ganador, restaurante Frank, es para mí un auténtico desconocido, y eso que soy ferrolano; cierto es también que lo tuvo más fácil porque casi fue el único que presentó una tapa-tapa, en vez de auténticas medias raciones como hicieron otros; y cierto es igualmente que a mí tanta mezcla (porco celta con cigala… pues mire usted…) no me va.

Pero la gala o como se le quiera llamar fue un éxito. Entre otras cosas, porque además de estar bien organizada el gente andaba por allí a su aire, relajada, con una Nava Castro -la directora de Turismo de Galicia- sencillamente encantadora, Iria Barcia elegante como siempre, Telmo echando una mirada a todos los platos con ojo crítico y lamentando que no le hubieran llegado pruebas de todos, reencontrando a Luis Ulloa, Cándido y Santi Bacariza por allí a lo suyo, con Rafael Sánchez -gerente del Xacobeo llegando a medio acto (“Estaba en otro y aún acabó ahora”). Lo dicho, un acto relajado. Pero lo mejor, el que se haya celebrado. En esa línea hay que seguir.

“Santiagos de Santiago”, un libro recomendable para quien esté interesado en el fenómeno jacobeo

Escrito por Cristobal Ramírez
23 de marzo de 2015 a las 7:17h

Un buen amigo me regala un libro editado por Alvarellos y el Consorcio de Santiago en el 2011. Él se asombra de que yo no conozca ese título, y yo, sinceramente, también. Máxime porque lo firma una autoridad, José Manuel García Iglesias. En fin, se trata de Dos apóstoles al final del Camino. Santiagos en Santiago, y se refiere, claro está, a Santiago el Mayor y a Santiago el Menor. Aproveché este extraño puente para leerlo. Es un libro con muchos datos, pero no denso. Por supuesto, si a uno no le interesa el tema, lo mejor es que se dedique a otra cosa, pero si el mundo jacobeo figura entre sus prioridades, hará bien en hacerse con él. Algunas cosas son bien sabidas (la presencia del Mayor en la batalla de Clavijo, por ejemplo), pero otras no. La excelente aportación es la divulgación de aspectos humanos del Menor.

En los nórdicos se come de maravilla

Escrito por Cristobal Ramírez
20 de marzo de 2015 a las 19:16h

Red Natura del río Tambre. A mí me hacen mucha gracia los estereotipos del norte de Europa. Antes eran las suecas carnalmente excepcionales -estuve una docena de veces allá y juro que no vi ni una-, y ahora, desinhibidos de los Pirineos para abajo, el tema de conversación es la gastronomía. Resulta que dicen que parece que cuentan que por aquellos pagos se come mal. Pues no. Y desde luego, si no se miran los precios, se come de maravilla.

Un recurso muy utilizado es el smorrebrod (en danés) o smörgasbord (en sueco), de smörgås (sandwich) y bord (mesa). Sus orígenes, en el XIV, pero su popularización es mucho más reciente, ya bien entrado el siglo XX. Hay diferencias según los países, pero en el fondo es más o menos lo mismo. Y muy barato.

“No vengas a Galicia porque”. ¡Menudo éxito -turístico- de tres estudiantes!

Escrito por Cristobal Ramírez
15 de marzo de 2015 a las 18:22h

Red Natura del río Tambre. Ya quedan menos cosas por hacer en el mundo del turismo. Porque Uxía, Ana y Karla, tres estudiantes del CENP-Escuela de Turismo de la Universidad de A Coruña se han sacado de la manga -¡el martes pasado por la tarde!-la idea de crear una página en Facebook llamada No vengas a Galicia porque. Chocante. ¿Cómo que no vaya a Galicia? ¿Qué pasa allá? Resulta que es pura retranca gallega, elegante y fina ironía al por mayor. Querían llegar a los 5.000 Me gusta antes de que acabara el curso. El viernes tuvieron 7.000. Ayer, sábado, otros tantos. Hoy miro la página y van por los 5.000 (o sea, 22.000 en total) y todavía queda día porque ni son las 6.30 de la tarde. Aseguran que tiene “millares” de colaboraciones espontáneas. Desde luego, el post que veo arriba de todo goza de una gran aceptación. Algunos de los post son para sonreír, como éste, con el que remato deseándoles buena suerte.

No vengas a Galicia porque…Las gaviotas destruyen la torre de Hércules.

"Las gaviotas destruyen la torre de Hércules ;-)"
Ya no me gusta ·  · Compartir · 2787

El imponente castro de Vilasuso, en Santiago, 41 años más tarde

Escrito por Cristobal Ramírez
8 de marzo de 2015 a las 20:24h

Vilasuso (Santiago de Compostela). En el año 1974 me llegué al castro de Vilasuso, municipio de Santiago de Compostela. Se ecuentra a la izquierda de la carretera que desde la capital de Galicia conduce a A Coruña, muy poco después de haber pasado debajo de la vía del tren. Hoy, 41 años más tarde, he vuelto. Tenía una imagen bastante clara del castro, no recordaba para nada el antecastro. Y me he encontrado con maleza y un auténtico y precioso bosque de carballos. Está todo mucho más emboscado que antes.

Me sorprendieron varias cosas. Una, las enormes dimensiones del yacimiento. Y lo que no se ve por la vegetación. Impresionante. Dos, el excelente estado, entrada incluida -yo creo que es la original, aunque no soy profesional, por supuesto; foto inferior-. Tres, que en una parte del interior se ha hecho una plantación de carballos (foto superior) y o es ilegal o algún burócrata bárbaro la ha aprobado, bendecida quizás por el político de turno. Cuatro, la altura de la muralla por algunos puntos, toda una obra de ingeniería.

Curioso: hoy, igual que hace 41 años, no he visto en el castro ni un solo animal. Ni un pájaro cantando. Eso sí, vi una bañera abandonada (¿restos de algún tipo de explotación ganadera del territorio?) que inmortalizo en la última foto.