La Voz de Galicia lavozdegalicia.es - blogs | Inmobiliaria | Empleo | Mercadillo

A Casa do Quin y Casa Garea, dos dignos establecimientos del Comercio Rural Galego

Escrito por Cristobal Ramírez
28 de octubre de 2014 a las 18:05h

Red Natura del río Tambre. No soy de los que creen que su trabajo ha quedado estupendo, pero hoy tengo que confesar humildemente que estoy contento. Mi página recomendando cinco sitios de turismo rural o semejante donde también es posible comprar alimentos originales ha quedado bien, mérito sin duda de mi compañera coetánea Digna Casas, que es quien se encarga precisamente de eso, de la puesta en página. Quiero destacar dos establecimientos de Comercio Rural Galego, una red magnífica creada en el mundo rural por los nacionalistas cuando estaban en el poder, del cual salieron hace siete años, y que el partido de la Xunta no se atreve a potenciar no sé por qué, pero es savia nueva para el campo, tan generoso como estaba en sitios cutres donde no se podía tomar un café sin asombrarse por la estética. Uno de esos sitios es A Casa do Quin. Y el otro, el emblemático Casa Garea.

¿Está mi página en la Red? No. De alguna manera hay que primar a aquel ciudadano que paga por el periódico. Y es que los periodistas tenemos el vicio de comer todos los días. O al menos lo intentamos.

 

Las torres de Altamira, un lugar para mí recurrente en perfecto estado de revista

Escrito por Cristobal Ramírez
27 de octubre de 2014 a las 17:36h

Torres de Altamira (Brión). ¿Cuántas veces habré venido a las torres de Altamira? Pues me siguen encantando. jamás encontré los subterráneos que sin duda con pluma demasiado rápida describió Victoria Armesto en su Galicia feudal, y realmente no creo que existan en esa fortaleza levantada sobre un castro y propiedad de la Diputación de A Coruña. Son unas ruinas estupendas que no necesitan rehabilitación alguna, sino mimos constantes. Unos paneles, incluso en Braille, dan una idea clara de cómo fue aquello. El palacio gótico mantiene en pie varias paredes, y los varios de los torreones que existieron en su día recuerdan el poderío de ese magnífico mirador sobre parte del valle de Amaía y el río Sar, ese que cantó Rosalía. Las campanas de Bastavales -que cantó la poetisa- se oyeron con fuerza mientras yo estaba allí.

La primera agradable sorpresa fue comprobar el buen estado del monumento, y la segunda ver que había gente, que inmortalicé en las fotos. La tercera, descubrir un muy viejo camino que se adentra en un bosque y que sin duda fue durante siglos el acceso principal. Cruzando un bosque, termina a la entrada de la aldea de Calo. Una maravilla, como se ve en estas imágenes.

Pasen y vean (y traigan la Harley o el Jeep): santuario y torre de A Lanzada

Escrito por Cristobal Ramírez
23 de octubre de 2014 a las 17:39h

A Lanzada. Ni se me ocurre pensar que los conductores de los dos vehículos de las fotos (un coche, una moto) estén cometiendo algo ilegal. Y eso mismo es lo que me da pánico: que en este país levantar las cadenas que impiden en paso a la iglesia y torre de A Lanzada es precisamente legal. Porque no se trata de que vayan a cambiar el tejado al santuario, qué va, sino que entran por la comodidad de no tener que caminar 150 metros. La furgoneta ni llevó ni trajo  nada pesado, mientras los niños correteaban a su libre albedrío con los incautos padres creyendo que estaban seguros o que, todo lo más, podrían caer por el acantilado. pero no, podrían acabar hechos papilla bajo las ruedas de vehículos a motor.

Y entonces me acordé de Gales. Y de Holanda. De cuando en esos países iba a la playa, tenía que aparcar a medio kilómetro y echar a andar. Estos europeos deben de ser masoquistas, pensé en A Lanzada mientras hacía las fotos. ¿La policía? Pero vamos a ver, ¿usted sabe leer? Que debe de ser lo más legal del mundo, hombre.

 

 

A Iria Flavia que la adecente el alcalde, si le da la gana.

Escrito por Cristobal Ramírez
22 de octubre de 2014 a las 16:32h

Red Natura del río Tambre. Me van a perdonar los magníficos alcaldes que tienen algunos municipios de Galicia, pero a algunos los carga el diablo. Y no hablo de los especuladores corruptos, que, aunque no se lo crean, también los hay en esta Galicia nuestra. Carentes del mínimo liderazgo exigible para ocupar el cargo, se limitan a decir amén a los vecinos para que no cambien el voto. Pero son estos, los vecinos, los que tiran del carro del feísmo, el abandono y, también el algunos casos, del caciquismo, antesala de la corrupción y mal endémico por estos lares.

Viene lo anterior a cuento porque he aprovechado el día y me he ido a ver la colegiata de Iria Flavia, el gran centro religioso y político de Galicia antes del emerger de Santiago. Por su parte trasera pasa el Camino de Santiago, vulgar y cementado. Nada nuevo. Pero lo nuevo es el abandono del entorno inmediato, con la hierba no sólo creciendo lo que le da la real gana sino también tapando el magnífico muestrario -auténtico museo- de lápidas medievales, muchas de las cuales fueron encontradas hace 30 ó 40 años allí mismo pero bajo tierra. ¿Responsabilidad de la Xunta? No. ¿Del alcalde? En la medida en que le falta capacidad de liderazgo. ¿De la Iglesia católica? Tres cuartos de lo  mismo para el párroco. ¿De los vecinos? Sin duda. Porque las iglesias son de los vecinos, no de la Iglesia. Así lo sienten ellos, y a veces lo hacen notar con huelgas de misa, por ejemplo, porque entienden que el cura no cuida bien el edificio. Pero, ¿por qué esos mismo vecinos no quedan una tarde y con un par de maquinitas cortacéspedes y un par de fouciños no dejan aquello impecable? Este país no se mima a sí mismo. Así nos va.

 

Aeropuerto de Cardiff, en Gales

Escrito por Cristobal Ramírez
17 de octubre de 2014 a las 11:05h

Red Natura del río Tambre. Estas son las cosas que no sólo alegran el día, sino que permiten seguir soñando con un mundo más alegre y mejor.

Copenhague y las bicicletas, un idilio más que centenario

Escrito por Cristobal Ramírez
8 de octubre de 2014 a las 17:35h

Red Natura del río Tambre. Con tanta lluvia me sigue dando la melancolía. Mira qué magnífico gráfico sobre las bicicletas en Copenhague.

 

36 horas en Copenhague (y con la morriña desatada)

Escrito por Cristobal Ramírez
7 de octubre de 2014 a las 9:36h

Red Natura del río Tambre. Día triste, gris e irrevocablemente otoñal. Buceando en The New York Times me encuentro esta joya, 36 horas en Copenhague. ¡Y vaya si entra la morriña! Por cierto, magníficamente bien editado.

 

Turismo, gorrones y Oslo

Escrito por Cristobal Ramírez
7 de octubre de 2014 a las 7:43h

Red Natura del río Tambre. Alguien que conozco solo de Facebook pero que me merece credibilidad por su excelente trabajo de divulgación de los países nórdicos, y que en esa red social se conoce como Aurora Boreal, me asegura que la información que recoge un periódico canadiense y medios noruegos es verídica. Y como tal la recojo, agradeciendo puntualizaciones. Porque resulta que Oslo ha renunciado a organizar los Juegos Olímpicos de Invierno 2022 ante las peticiones del Comité Olímpico Internacional, que figuran en un documento que este remitió al gobierno noruego. Estas son algunas de las cosas que exige el COI, y que cada uno juzgue.

• El rey debe recibir a los miembros del COI antes de la ceremonia de inauguración y debe ofrecerles después un cóctel de recepción. El gasto del acontecimiento correrá a cargo del Palacio Real o del comité organizador local.

• Los miembros del COI deben disponer de carriles separados y exclusivos en las calles de Oslo.

• Los bares de los hoteles donde se alojen deben estar abiertos hasta altas horas y el minibar tiene que estar surtido con productos de Coca-Cola.

• Los miembros del Comité Olímpico Internacional deben tener entradas y salidas separadas en el aeropuerto.

• Durante las ceremonias de apertura y clausura deben disponer de un bar bien surtido. Durante los días de competición, debe haber vino y cerveza para ellos en las instalaciones.

•Noruega debe proporcionar a los miembros del comité un teléfono móvil de la marca Samsung operado por una compañía del país.

El texto completo está aquí

 

 

Arquiña de Vilaseco: un insólito ataque contra uno de los mejores yacimientos megalíticos de Galicia

Escrito por Cristobal Ramírez
6 de octubre de 2014 a las 1:08h

La Arquiña de Vilaseco, con surcos de tractor sobre ella (Foto: Somescom)

Red Natura del río Tambre. No suelo hacer demasiado caso a los comunicados -muchas veces interesados y/o ignorantes- de denuncias de agresiones contra el patrimonio. Por lo general me fío de mí mismo: cojo el coche y me voy para allá. Luego hay fuentes fiables, claro. Lo que al respecto dicen José María Bello, Miguel Sanclaudio o Raquel Casal, o bastantes otros, lo creo a pies juntillas. Y digo todo eso porque del propio Bello leí una denuncia en Facebook de la que no dudé. Y encima el Somescom (Seminario de Estudos Comarcais da Costa da Morte) ratifica que la Arquiña de Vilaseco, un monumento de miles de años que figura en el Parque do Megalítico, ha sufrido estragos sin que nadie haya hecho nada para impedirlo. Este periódico informó sobre ello, por supuesto. Y así están las cosas: disparándonos en nuestro propio pie, como ya empieza a ser costumbre en Galicia.

Un vecino reconstruirá una arruinada iglesia en Aranga

Escrito por Cristobal Ramírez
5 de octubre de 2014 a las 5:51h

Aranga. Publico hoy dos páginas sobre una iglesia abandonada de Aranga, un municipio coruñés que -ya lo dije en alguna ocasión- es una verdadera joya natural. Los de O Sorriso de Daniel ya están sobre ese templo, y hay una buena noticia: están muy ultimadas las gestiones para que ese templo, llamado de Moldes y puesto bajo la advocación de San Roque, se reconstruya. ¿Quién pone el dinero? Un vecino anónimo. Impresionante. Así son las cosas. Y conste que Aranga es una joya desde el punto de vista artístico, con iglesias como la de la foto inferior -San Pedro- y castros no excavados pero sí visitables.

El cáncer del paisaje gallego

Escrito por Cristobal Ramírez
3 de octubre de 2014 a las 16:55h

Xinzo de Limia. La foto fue hecha entre la torre de A Pena y el monasterio de Bo Xesús, en el municipio ourensano de Xinzo de Limia, pero podía ser cualquier recóndito o no tan recóndito rincón de Galicia: contenedores y más contenedores afean el paisaje, y acabaremos poniendo uno al lado de cada árbol (dicen que tenemos 400 millones…). Una lacra cancerígena para el turismo, porque encima montes y ríos están todo menos impolutos, con estercoleros clandestinos aquí y allá. ¿Inglaterra? Recogida una vez a la semana, y lo que sea susceptible de reciclaje una vez cada dos semanas. Eso sí, con estratégicos puntos limpios municipales para el que tenga prisa en deshacerse de los detritos. Y aquí, en un municipio que no llega ni de lejos a los 10.000 habitantes como el mío, Oroso, hay recogida todos los días, ¡domingos incluidos! Este es un país de ricos. Y de analfabetos ecológicos.

Carme Buxán y la defensa de los castros de Lalín

Escrito por Cristobal Ramírez
1 de octubre de 2014 a las 5:50h

Red Natura del río Tambre. Hasta hace dos días no tenía ni idea de quién había sido -en pasado- Carme Buxán. Me llegó una invitación de Facebook, porque para eso sirve también esa red social, para hacer propaganda, y ahí me enteré de que para el próximo fin de semana se están preparando unas jornadas arqueológicas en Lalín in memoriam. Y es que esa profesora fue la primera que catalogó los castros de ese municipio y fue una defensora del patrimonio. Y por supuesto yo quiero romper, también, una lanza por el patrimonio de Lalín (de donde acabo de publicar una doble página sobre el abandono de su iglesia prerrománica de Palio, en ruinas) y de toda Galicia. Así que no sé si podré ir, lo veo difícil, pero conste mi apoyo. Aquí seguimos.

Viña Meín, un paraíso en O Ribeiro

Escrito por Cristobal Ramírez
30 de septiembre de 2014 a las 7:54h

Viña Meín (Leiro). Eso es el paraíso, Mira que he venido veces y veces desde hace muchos años a Viña Meín, al lado de San Clodio, y siempre me parece más maravilloso hoy que ayer. Los años que pasan por el centenario edificio no lo deterioran sino que lo ennoblecen. Y de ello el responsable no sólo la política de su propietario, Javier Alén, sino los mimos que le da la familia que se ocupa del mantenimiento. Desde luego, podría estar mucho peor: es un pazo de turismo rural por el que pasa gente y gente, pero Cristina está en todo como antes estaba Visita. De manera que como sitio para pernoctar, magnífico. Lástima que no den cenas, pero a un kilómetro está San Clodio con su hotel monumento y un muy agradable mesón donde se da cita el vecindario.

El salón sigue siendo imponente, así como la balconada que mira a los viñedos. Cae el sol y, aunque lo hace por el otro lado, los reflejos se transforman en un baile de colores y luces para lo que me quedo mirando textualmente apampado. He tenido tiempo de saludar a Ricardo, una de las personas más francas y directas de O Ribeiro y que sabe mucho, un montón, de vino. Porque de Viña Meín sale uno de los mejores caldos del Ribeiro.

Y de eso publico hoy una pequeña pieza en nuestro suplemento “Terra”. Pero Viña Meín se merece mucho más.

 

Una escapada al Museo do Mar, en Vigo, un lugar para ver al menos una vez en la vida

Escrito por Cristobal Ramírez
29 de septiembre de 2014 a las 16:32h

Vigo. Mi primera visita al Museo do Mar, uno de esos enclaves que, gusten o no, todo gallego debe visitar. Tiene problemas con su web, que hay que solventar cuanto antes, pero eso no es causa, motivo ni razón para no llegarse hasta allí, casi al extremo de la playa de Samil, para ver este conjunto de edificios impecablemente rehabilitados que acogen piezas de lo más variadas e incluso una exposición (parece que pictórica) sólo para iniciados, pero que está muy bien que alguien se dedique a eso y que incluso hasta afirme (la libertad de expresión constitucional) que eso es arte.

El museo está sobre un castro excavado parcialmente, y lo que eché de menos es que no se muestren las piezas que se hayan podido encontrar ahí, porque cerámica seguro que ha salido. La cafetería-restaurante, preciosa y con un trato muy atento. Pequeña e íntima, el acierto es que se encuentra sobre una playita que, en fin, tiene pegados a ella unos edificios de escasa altura pero vaya por Dios. Pero claro, de eso el museo no tiene culpa.

El sistema para pasar de un edificio a otro no es que sea complejo, pero sorprende: una entrada con códigos de barras. Y si a los mayores lo que más les va a impresionar es, sin duda, la panorámica, con las Cíes al fondo, los pequeños disfrutarán con el tiburón, rodaballos y demás familia en el acuario. Una recomendación: si se va al faro, los menores deben ir de la mano.

 

 

Las almejas de Lita, en Lires

Escrito por Cristobal Ramírez
27 de septiembre de 2014 a las 11:56h

Lires. No es la primera vez que hablo de la pensión rural As Eiras, en Lires, mi refugio en la Costa da Morte. Pero sí es la primera -y sin tiempo no era- que alabo las almejas de Lita, la dueña y cocinera. Eso sí, que nadie vaya allí pensando en una carta amplia: hay los pescados que se han pescado, así se simple. Casi casi, vivitos y coleando. Un lujo.

 

“De tapas por Galicia” vista con otros ojos más positivos

Escrito por Cristobal Ramírez
24 de septiembre de 2014 a las 7:09h

Red Natura del río Tambre. Recibo un comunicado de esos circulares referente a reactivar la vieja costumbre de ir de tapas en Galicia. La idea en principio me pareció muy original, y en el municipio donde vivo -ahora como en tantos otros- también se desarrolla una iniciativa similar. En el fondo tengo una postura ambivalente: apoyo cosas así pero al mismo tiempo me parece que la recuperación de este país no puede basarse en tomar más cervezas y vinos en los bares.

Ayer me leí ese comunicado al que me refería. Resulta que Nava Castro, la directora de la Axencia de Turismo de Galicia (en la foto), estuvo en Madrid y en Barcelona presentando en esos dos para nosotros importantes mercados De tapas por Galicia, que es una iniciativa de la Xunta en colaboración con las siete ciudades. Lo explicó así: “Bajo esa denominación se promoverá conjuntamente el concurso de tapas Picadillo, de A Coruña; Tapéate Ferrol; Concurso de Pinchos de Otoño Sabores de Ourense, Pontedetapas, de Pontevedra; Santiago é tapas; y los concursos de tapas de Vigo Vello y Lugo”. Para que luego digan que los gallegos no sabemos desarrollar iniciativas comunes.

Y lo cierto es que mi imagen de ese tipo de iniciativas ha mejorado tras leerme el texto, dedicar unos minutos a la reflexión y pasar unos minutos viendo su web tan bien diseñada. Se trata de estimular la competitividad, de animar a las neuronas de los cocineros a descubrir algo original y -muy importante- a desestacionalizar. Me prometo a mí mismo que este año me haré uno de esos recorridos, todo sea por el resurgir de una hostelería que gracias al Camino de Santiago no está en situación tan trágica como la de otras partes de España.

El alto comisionado de la Marca España parece ignorar lo que es el Camino de Santiago

Escrito por Cristobal Ramírez
19 de septiembre de 2014 a las 11:43h

Santiago de Compostela. Carlos Espinosa de los Monteros, alto comisionado para la Marca España, debía de hablar sobre dicha marca y el Camino de Santiago coincidiendo con el marco del Congreso de Turismo y Peregrinaciones que organiza en Compostela la Organización Mundial de Turismo (aunque esa intervención se llevó a cabo fuera del programa oficial de dicho congreso). Fuese porque la comida en el Hostal dos Reis Católicos fue tan abundante que lo dejó sin ganas de otra cosas, fuese porque no entendió de qué tenía que hablar exactamente, el alto comisionado hizo un remix con tono rancio de todo lo que cae dentro de la Marca España, en un país que, si no es el paraíso, está a punto de serlo, de hacer caso a su exposición. Una exposición que, por cierto, comenzó citando a la Junta (sic) de Galicia, algo que simplemente demuestra su ignorancia a pesar de ser miembro del consejo de administración de Inditex, que es la mayor empresa gallega.

Lo cierto, y en resumen, es que Carlos Espinosa sólo citó el Camino de Santiago una sola vez para decir (también sic) que es “uno de los activos más importantes de la Marca España”, afirmación que amplió en unos diez segundos.

Claro que el personaje va en paralelo a la página web de la Marca España, que afirma que el campeonato mundial de baloncesto se celebrará, en futuro, hasta el 14 de septiembre. Lamentable.

Lo dicho: un ignorante que debió de pensar que estaba entre iguales en, por ejemplo, Bolivia. Con perdón de los bolivianos, por supuesto.

(La foto es del periódico ABC)

 

En el I Congreso de Peregrinaciones con tromba de agua y 968 peregrinos que llegaron ayer a Santiago

Escrito por Cristobal Ramírez
18 de septiembre de 2014 a las 10:03h

Santiago de Compostela. Tromba de agua. Impresionante. Pero eso no vacía el Camino, porque ayer llovió de lo lindo y se entregaron 968 compostelas en Santiago, más los que no la cogieron (entre un 15% y un 20%) y los turistas de coche y autobús. Increíble.

La verdad es que tuvieron mala suerte los 350 asistentes al I Congreso de Peregrinaciones y Turismo, entre los que me encuentro. Por supuesto que todo tiene su encanto, pero lo cierto es que Santiago es más bonito con sol que con lluvia. Y el sábado, que se van a Fisterra, caerá agua también.

 

El castillo abandonado de Doniños

Escrito por Cristobal Ramírez
16 de septiembre de 2014 a las 16:52h

Doniños. ¡Mira si habré ido veces y veces a Doniños, lugar donde mis padres tuvieron una casa! Y nunca me había llegado hasta el castillo, esa fortaleza de 1795 que antes quedaba dentro del recinto del campo de tiro de la Marina. Así que aproveché para darme un paseo y llegarme hasta él. Imposible entrar. Por atrás está comido por la arena y por todas partes, por vegetación. ¿Recuperable? Desde luego. Y no está amenazado por ninguna construcción, pista, autopista ni vía del AVE. Por cierto que sería una buena manera de recordar la derrota de los ingleses en los altos de Brión en 800, que desembarcaron precisamente en Doniños y destrozaron el castillo en la medida en que pudieron, que personalmente no creo que fuera demasiada puesto que ese no era su objetivo para nada.

Duio, la antigua Dugium, Camino de Santiago entre Fisterra y Muxía: así, no

Escrito por Cristobal Ramírez
10 de septiembre de 2014 a las 2:45h

Duio. Por aquí pasa el Camino de Santiago -maravilloso, por otro lado- que une Fisterra con Muxía. Esto es la iglesia de Duio, la antigua y mítica Dugium sepultada en las arenas. Admírense los cables y contenedores de reciclaje y basura. Pura estética rural gallega.