La Voz de Galicia lavozdegalicia.es - blogs | Inmobiliaria | Empleo | Mercadillo

Fin al VIII centenario de la presencia de San Francisco en Galicia

Escrito por Cristobal Ramírez
2 de julio de 2015 a las 9:42h

_T8A0022

Red Natura del río Tambre. Acudí ayer al punto final al VIII centenario de la presencia de San Francisco en Santiago de Compostela. Un acto tan elegante como austero en el mejor espíritu franciscano. Y es que la austeridad -palabra que el Gobierno se ha encargado de darle un sentido poco positivo para las grandes masas de población- es un valor positivo. No faltó nada, no se derrochó nada. Como debe ser.

Lo cierto es que no tenía yo, físicamente hablando, mi mejor día, de forma que arrastrando un poco el cuerpo hice acto de presencia para dejar claro mi apoyo a todo el programa -aunque discrepo de algunas cosas, claro está- y, de paso, saludar a algunos amigos. No a todos, porque María José Bravo no apareció, al final. Pero sí estaban Olga Iglesias, alcaldesa de Triacastela que está demostrando un profundo interés por el Camino; María Antón, mugardesa que erre que erre sigue en la brecha, sin desanimarse nunca; Manolo Rodríguez, un tipo que si alguna vez se hace una historia de la divulgación del fenómeno xacobeo ocupará uno de los puestos del podio; Manuel Garrido, propagandista in-desanimable de Padrón y su papel en las peregrinaciones…

El arranque fue muy bueno, con un pequeño reportaje de la TVG de los orígenes franciscanos, A revolución dos mendicantes. Y sin que nadie dijera una palabra, al acabar arrancó el Grupo de Música Antiga 1500 con dos piezas anónimas, del XIII y XV.

Rafael Sánchez, el gerente del Xacobeo, es de esas personas que tanto pueden estar de charla animada y risueña como cambiar el chip y hacer un discurso ameno y serio, muy serio. Y hasta ahí llegué. Uno tiene sus límites y, cierto, los años no pasan en balde, sobre todo para mi aparato digestivo, algún defecto tenía yo que tener…

Pero para ser justos, debo citar también a Francisco Singul. No habló, no era su papel, pero es el hombre que siempre está atrás, con su cabeza muy bien amueblada, su serenidad y, sobre todo, su interés y conocimiento. A ello hay que sumarle que no le agradará leer estas líneas por eso mismo, porque quiere estar en segundo plano, él es un técnico… pero de lujo.

Por cierto, al césar lo que es del césar: la foto superior es de Álvaro Ballesteros, un compañero de tareas en La Voz auténtico todo terreno.

 

 

As Catedrais comienza una nueva vida

Escrito por Cristobal Ramírez
1 de julio de 2015 a las 3:15h

Red Natura del río Tambre. Hoy, 1 de julio, la playa de As Catedrais marcará el devenir de los espacios protegidos gallegos. Contra aquellos que prefieren el pan para hoy y hambre para mañana, la racionalidad técnica impone que pasen menos de cinco millares de personas diarias hasta el arenal, lo cual a mí me parece una barbaridad: demasiados. Y es que ese monumento natural es también muy frágil, y sufre cuando algún cretino arranca sus esquistos, cuando un tonto de la berza (con perdón de las berzas) graba su nombre en las pizarras y cuando ve a un grupo de jubilados haciendo equilibrios imposibles a 15 metros de altura, en lo alto de los acantilados, nada en el medio entre ellos y la arena allá abajo, pero todos no caben en la foto y se aprietan como pueden en un intento o de que no caiga ninguno o allá vayamos todos.

El éxito es fundamental. No porque triunfe la Xunta (hombre, puestos a ello yo prefiero que mi gobierno local, autonómico o estatal lo haga bien y no mal), sino porque será un paso pedagógico adelante para conservar los espacios naturales gallegos. Porque ese éxito, si se produce como espero, no será de la Xunta ni de sus técnicos, sino de todos.

 

Yo también digo “no” a la inseguridad vial de los peregrinos en el Camino de Santiago

Escrito por Cristobal Ramírez
28 de junio de 2015 a las 3:47h

Red Natura del río Tambre. Publico hoy un artículo de opinión sobre el Camino de Santiago, que sólo sale en las páginas de nuestra edición de Santiago y que complementa un excelente trabajo de Xurxo Melchor, quien a su vez tira de la denuncia de los Amigos del Camino centrada en la existencia -¡a estas alturas!- de puntos negros en los cuales los coches atropellan de vez en cuando a los peregrinos.

Este tipo de cosas resultan difíciles de plasmar en dos millares escasos de caracteres, y aseguro que el artículo -bueno o malo, guste o no- me ha llevado 24 horas, algo insólito en mí que, entre mis escasas virtudes, tengo la de poder escribir rápido y con cierta lucidez (insisto: bueno o malo, guste o no). Porque por una parte el Camino Francés, en Galicia, es seguro, y no podemos caer en alarmismos baratos: en todas partes se atropellan peatones, seamos claros, y en este país de bárbaros al volante -no, esto no es Dinamarca-, más. Pero aún así el número de atropellos es muy bajo, y ya no digamos el de hechos delictivos.

¡Pero es que debería ser cero! Y lo que tiene que hacer ya la Xunta, y empleo adrede el imperativo, es eliminar los tres puntos negros que existen en el municipio de O Pino, sendos cruces de la carretera. Cierto: esa vía no es suya y carece de competencias. Es de Fomento. Pero si el presidente de una comunidad autónoma no tiene los arrestos, la capacidad o el sentido de oportunidad de plantarse ante la ministra de Fomento (por cierto, gallega) y pedirle que en el mínimo plazo legal construya tres túneles -40 metros- por debajo del asfalto, entonces tenemos un problema.

Yo confío en el presidente Feijoo. Y confío también en que el paso peatonal humano que hoy a las 11 se formará en O Pino sea la última reivindicación en ese sentido en todo el Camino de Santiago. Por lo menos en el gallego. Nos jugamos mucho. Y los peregrinos, más.

 

Eva María va a empezar el Camino Portugués desde Tui

Escrito por Cristobal Ramírez
15 de junio de 2015 a las 13:14h

eva

Red Natura del río Tambre. En Facebook, Eva María Galán Sempere (a quien no conozco de nada) confiesa que mañana arranca para Tui con el fin de recorrer el Camino Portugués, y está nerviosa. En algunos posts posteriores se nota esa típica preocupación mezcla de felicidad y aventura que depara siempre el Camino. Por supuesto, las respuestas, tanto prácticas como de ánimo, son un montón de gente que ya ha pisado las rutas jacobeas. Como Eva María, en estos días esa red social hierve de mensajes más o menos similares. Los veteranos, anunciando a los cuatro vientos que vuelven a la magia. Los novatos, con ese pequeño nudo en el estómago (“¿Aguantaré?”. “¿Cuántos kilómetros haré cada día?”. “¿Están muy llenos los albergues?”).

Lo dicho: el Camino está ahí para disfrutar de él, vengas con el ánimo que vengas y con la mochila cargada de solidaridad. ¿Que es un producto turístico también, un gran valor económico para Galicia? Por supuesto. Como lo es desde finales del siglo IX. Una cosa no está reñida con la otra.

Buen Camino, Eva María. Te esperamos.

 

 

La Xunta va por delante de los ciudadanos y Feijoo se apunta un tanto al defender la playa de As Catedrais

Escrito por Cristobal Ramírez
12 de junio de 2015 a las 12:25h

as catedrais

Red Natura del río Tambre. Años de chapuza urbanística aquellos 60 y 70 del siglo pasado, que tuvieron a mal prolongarse por la costa gallega. Años de agresiones al entorno, a edificar donde el alcalde de turno o simplemente el propietario de turno tenían a bien, sin más. Y ni la Administración ni, por supuesto, el ciudadano de a pie se bregaron en la defensa de su patrimonio natural.

Es cierto que muy lentamente, pero las cosas están cambiando. Con una peculiaridad: dejando aparte los pequeños grupos, de labor constante aunque por desgracia muy marginal, todo el mundo quería que se protegiese la costa… lejana. Por supuesto no la que tengo al lado de casa, con unos solares donde edificar auténticos bodrios, con los arquitectos como cómplices silenciosos (ahora ya no lo son; ahora son cómplices que se atreven a defender alto y claro el feísmo). Véase Malpica, por ejemplo.

El Cantábrico gallego, fuera las barbaridades de Barreiro (alcalde PP) y de Foz (alcalde PSOE), quedó al margen. La ventosa playa de Carricelas, también. Y mire usted por donde la gente empezó a acudir a ese arenal ni muy grande ni muy pequeño que rápidamente se hizo conocido por España entera pero rebautizado: As Catedrais. Y empezó el agobio, el deterioro y el peligro físico para el visitante -que este periódico denunció sin parar- quien, desde luego, quería llegar y besar el santo. Y menos mal que no se pidió que las mareas funcionasen a gusto del consumidor.

Lo cierto es que la Xunta se puso manos a la obra con una diligencia que debería de trasladar a otros aspectos, y ayer el presidente gallego, Alberto Núñez Feijoo, presentó el plan de conservación de As Catedrais, que implica -¡por supuesto!- una ordenación de las visitas, las cuales no podrán pasar de 4.812 diarias en temporada alta, lo cual, permítame el presidente, me parece muchísimo, pero los expertos tendrán sus razones para poner esa cifra. También oteo en el horizonte quejas. Por lo que sea: porque me dejé la entrada en casa y no me dejan pasar, porque soy español y esto es España y voy adonde quiero, o por cualquier otra razón, como por ejemplo tener que sacar las entradas en esta web.

Dejémonos de charangadas: lo de ayer ha sido un puntazo. Que cunda el ejemplo y se organice el litoral gallego bajo un paraguas proteccionista. Yo no quiero acabar como Portonovo.

Despedida de una nueva promoción de graduados en Turismo por la escuela universitaria de A Coruña-CENP

Escrito por Cristobal Ramírez
10 de junio de 2015 a las 18:39h

cenp

Red Natura del río Tambre. Dos compromisos anteriores. El Primer Encuentro Mundial de Asociaciones de Amigos del Camino de Santiago y cerrar mi próximo libro, que sale a finales de julio. Así que no fui al acto de fin de traca de una promoción de Turismo del CENP de A Coruña. Para ser sincero, no voy jamás a cosas de esas, los periodistas no debemos estar si no es trabajando. Pero con la misma sinceridad tengo que decir que me quedó un sabor agridulce: en el fondo quería ir. Claro está que no conozco a todos esos alumnos, pero sí a una docena, a quienes fustigué el año pasado en mi asignatura. Y tengo que decir que, junto con dos cursos del desaparecido máster de La Voz de Galicia y una promoción de Turismo del CENP, no he tenido tropa mejor.

Por supuesto que ha habido sensibilidades y niveles de implicación, pero formaron un compacto grupo humano, primera conditio sine qua non para tirar para adelante. Desde luego que cada uno dormía en su cama (figura literaria, por supuesto no lo sé en detalle), si bien a la hora de arrimar el hombro parecían periodistas: se acordaban de algún santo, ponían a caer de un burro al colega, lamentaban el horario… pero al final la cosa salía y el último paga las cervezas.

No he ido al acto de graduación ni a la cena pertinente. Para no mentir, entre el viaje a Dinamarca y lo demás, a 12 ó 14 horas al día, ni había tenido tiempo de leer su invitación. Lo acabo de hacer (el acto fue el día 5), y me permito colgarme, en el silencio de mi despacho, una medalla: he reconocido la letra, los guiños, la sintaxis y hasta el coruño. He reconocido, en suma, que además de a los otros, me invitaban a mí con cariño. Y creo que en mi humilde medida he correspondido ayudando en su formación, que es el objetivo de la Escuela de Turismo de A Coruña-CENP.

Buena suerte, turistólogos. Que la fuerza os acompañe. Aunque cada uno duerma en su cama.

 

Recordando al mastuerzo del capataz del arruinado castillo de Pambre

Escrito por Cristobal Ramírez
8 de junio de 2015 a las 17:44h

p1

Red Natura del río Tambre. En su día no quise decir nada porque perjudicaba claramente la nómina de un amigo. Ya han pasado meses y mi amigo está en otra empresa. El mismo que me facilitó el paso al castillo de Pambre (Palas de Rei) mientras se llevaban a cabo los primeros trabajos de limpieza y consolidación mínima y urgente. Entonces un capaz, un mostrenco de dos patas, una acémila intelectual, uno de esos ciudadanos (¡qué se le va a hacer!) que sobran en Galicia, que retrasan cualquier desarrollo moderno en cualquier sociedad, un analfabeto que se creía el rey del mambo suspendió la Constitución entre aquellas paredes y yo -y mis lectores, que alguno tendré- fuimos los perjudicados. Como por supuesto no quería perjudicar a mi amigo, metí el rabo entre las piernas y enfilé la salida. Ya me lo compensó como hacen los amigos, poniendo cara triste, orejas gachas y pagando una cerveza en la siguiente ocasión que nos vimos.

Porque Pambre es no sólo un misterio sino también una vergüenza para la Xunta. Que no haya tomado esta ninguna iniciativa para decir y explicar qué pasa, si hay dinero o no (cosas más urgentes tenemos en la mesa, reconozcámoslo) para seguir con la rehabilitación, cuáles son sus planes… todo ello clama al cielo, porque resulta que el castillo es ahora propiedad colectiva, de todos, y es la Xunta la que tiene que acometer el futuro.

En fin, quede constancia de cómo estaba el techo y el suelo de la capilla, que había alojado durante años a un buey. Lamento no saber el nombre ni tener ninguna imagen del cabestro en cuestión para que se le cayera la cara de vergüenza. Aunque me temo que ese tipo de gente -que no personas- ignoran lo que es la vergüenza.

p2

Breve crónica de un éxito: Primer Encuentro Mundial de Asociaciones de Amigos del Camino de Santiago

Escrito por Cristobal Ramírez
7 de junio de 2015 a las 19:31h

c1

Santiago de Compostela. Un agobio. Después del viaje a Dinamarca -que no fue de ocio, sino de trabajo- me he encontrado con la dura realidad: cerrar mi libro de espacios naturales que daremos en julio. 13.000 vendió hace dos años el de rutas de senderismo, algo menos el de playas en el 2014, y a ver cómo funciona esto. Eso fue la cara. La cruz es que sólo pude estar un par de horas en el Primer Encuentro Mundial de Asociaciones de Amigos del Camino, una iniciativa por la que Manolo Rodríguez -hombre humilde donde los haya y que jamás se ha colgado ni una sola de las muchas medallas que se merece- luchó durante años, con Paco Singul poniendo una nota intelectual de altura y la cordura necesaria en temas organizativos, sabiendo ver, como ve, la proyección de las cosas más allá del momento inmediato del presente. En el actual gerente, Rafael Sánchez Bargiela, encontró receptividad, y puedo asegurar que la reunión fue un éxito. Hacía falta unir a los auténticos propagandistas de Galicia, sus valedores de Corea del Sur a Canadá pasando por Sudáfrica. Y se hizo. Impecable trabajo.

Pero por encima de las reuniones (¿dónde estaban los hosteleros compostelanos, acostumbrados a vivir -y no quiero decir chupar proque suena ofensivo- del Camino de Santiago y de los peregrinos) y sus conclusiones, me gustó mucho la exposición sobre la labor de las asociaciones, incluyendo sus publicaciones, una muestra (a la que corresponde la foto) de que con poco dinero se puede hacer mucho si hay voluntad. Y a los Amigos del Camino no les falta esta aunque no tengan aquel.

Los camareros, el toque profesional del AC Hotel Bella Sky Copenhagen

Escrito por Cristobal Ramírez
2 de junio de 2015 a las 8:54h

c1Copenhague. Sigo en el hotel AC Bella Sky. Y para ser justo, además del lado negativo que ya escribí ayer hay otra cara positiva: la profesionalidad de sus camareros. Subí al piso 23, donde está el bar, y uno se queda ensimismado contemplando Copenhague a vista de pájaro y relajado gracias a la excelente atención. A la hora de la cena bajo al restaurante -por cierto, temía el sablazo, como hace dos años en el Admiral, pero los precios están muy ajustados- y la sencilleza, sigilosidad, eficacia y rapidez, unido a un trato muy cordial pero sin pasarse un pelo, convierten esa horita en un punto final a la jornada que hace olvidar un poco el cansancio y uno recupera la fe en el género humano.

La foto que acompaña a estas líneas es de uno de esos camareros, ejemplo de profesionalidad y complicidad con el cliente: se dirigió a mi hija como “young lady”. Todo un detalle para ganarse la confianza, que se completó con un asesoramiento excelente. Búsquenlo si se llegan a este hotel.

Una experiencia insólita: el hotel AC Bella Center de Copenhague

Escrito por Cristobal Ramírez
1 de junio de 2015 a las 21:15h

bella

Copenhague. Impresionante edificio. El hotel Bella Sky Center, perteneciente a AC-Marriot, es un prodigio de la arquitectura. Luego pasa lo de siempre: lo de los arquitectos no tiene nombre. Todo es muy bonito, pero, ¿funcional? Hombre, tampoco hay que pedir tanto. De manera que mientras defeco (y ya ven mis lectores que soy culto) mi hija Ana se agacha y por el medio metro de altura que el cristal absolutamente transparente une la habitación con el cuarto de baño y me toma el pelo al ver mis esfuerzos orgánicos para cumplir con mi deber biológico. O sea, los señores arquitectos no se han enterado de que ese acto es, desde hace casi cien años, algo privado. Tampoco se han enterado de que no todo el mundo tiene la particularidad de que las alturas no le afectan -a mí me da igual, conste-, y las habitaciones en el piso 17, que es el mío, que dan la impresión de estar abiertas al vacío, no son para todos.

Además, los empresarios se han dedicado a pagarles a los arquitectos, no a los recepcionistas, y la que me tocó a mí es digna de despido a pesar de sus buenas intenciones. Pero claro, no tiene culpa: estaba en práctica y la dejaron sola. Cosas del señor Antonio Catalán (AC) y sus cómplices -perdón, socios- en este hotel.

 

El zoo de Odense se ha empequeñecido

Escrito por Cristobal Ramírez
30 de mayo de 2015 a las 12:21h

o1

De nuevo en Odense, tengo que ser sincero: el zoo, su gran zoo, no me impresionó tanto como las otras dos veces. Quizás fuera el día, con sol que se iba rápido, sustituido por nubes y en algunos momentos unas gotas, pero me pareció todo más pequeño e incluso comprimido en algunos lugares, como el territorio del tigre, o la pajarera en la que una cigüeña no podía planear. Los leones están al aire libre, pero sin espacio para andar un poco a sus anchas, y las jirafas no pueden ni hacer una carrerita. Hasta los pingüinos estaban como adormilados, y me pareció que había menos que en años pasados. Es cierto que tendemos a idealizar, y luego las cosas no son como las teníamos encerradas en la cabeza, pero te queda –me queda- la duda…

Eso sí, como siempre, había una tropa de infantes. Y es que a ellos no les resulta tan caro como a mí: son socios, y al abonarse el precio de la entrada les sale mucho mejor.

Pero salí de allí preguntándome si querría ver algún otro zoo por el mundo adelante. Quizás sí, por mi inmutable interés por los animales. Pero me queda la duda…


o2

 

Otra vez en Odense, ahora con el Camino Inglés y el Camino del Norte

Escrito por Cristobal Ramírez
29 de mayo de 2015 a las 16:37h

eu

Odense. Nueva aventura en Dinamarca, aunque eso de aventura hay que tomarlo como una licencia literaria, excepto por el hecho de que vengo con mi hija Ana, que nunca había estado en este país y ya sabe más danés que yo.

Hoy he dado las charlas sobre Camino de Santiago. En el instituto he vuelto a quedarme asombrado de los medios que tienen, de lo impecable que está todo, del respeto del personal por cualquier objeto, del interés de los estudiantes y de lo que trabajan los profesores: 37 horas semanales EN el centro, más el trabajo de corrección, etc. en casa. Y si no le gusta hágase fontanero o abogado. El sistema educativo está tan engrasado que a nadie se le ocurriría escaquearse una hora, entre otras cosas porque el director manda y ordena, responde ante sus jefes (que en absoluto son los profesores, alumnos, padres o personal subalterno) y si procede despide sin más. Por ejemplo, por malos resultados en exámenes nacionales, nuestras reválidas (más o menos). Además, si el profesor no toma el suficiente interés, son los alumnos los que se dirigen a la dirección exigiendo un mayor nivel o una mayor dedicación, y el profesor se juega el irse al paro.

Todo lo contrario de España, claro está, donde mis alumnos -con honrosas excepciones- buscan la manera más fácil de aprobar, y cuando les digo que con una falta sin justificar ya suspenden corren a darse de baja de la asignatura.

En fin, el Camino de Santiago -en este caso el Camino Inglés y el Camino del Norte- siguen teniendo gran tirón. Gracias a profesoras como Grethe Christensen, por cierto.

Y a ver si mañana empiezo a hacer turismo, que hasta ahora no he tenido tiempo.

 

Esto no es de recibo: 41 playas de Galicia no son aptas para el baño

Escrito por Cristobal Ramírez
21 de mayo de 2015 a las 6:50h

lires

Red Natura del río Tambre. Vamos a ver, ¿a quién hay que echarle la bronca? ¿Quién está mirando para otro lado? ¿Cómo es posible que en Galicia, ese paraíso de la naturaleza tan maltratado, haya nada menos que 41 zonas no aptas para el baño? Por supuesto que me importa poco que en esa lista de la vergüenza superen a España (que tiene el 3,1% de las zonas de España declaradas no aptas, según la muy seria Agencia Europa de Medio Ambiente) países desarrollados como Suecia (3,6%) y Holanda (4,9%), con Irlanda (5,1%) y Estonia a la cabeza (5,6%). Yo quiero ser -¡y ya!- como Chipre, Luxemburgo y Malta, que presentan un 100 % de excelente calidad.

Y ya lo demoledor es que de 409 zonas de baño de mala calidad que se registran en el continente 67 sean españolas y de esas 41, en Galicia. Para más inri, de esos más de la mitad de esos arenales están situados en A Coruña, que es la provincia donde yo vivo. Algunos, como el de Lires (Cee, en la foto adjunta), es a donde suelo ir. Añadase a la relación A Cabana (Pontedeume), Caranza (Ferrol) y Barallobre (Fene).

Para llorar.

 

 

Arranca la rehabilitación de las pallozas (privadas) de Piornedo

Escrito por Cristobal Ramírez
20 de mayo de 2015 a las 7:21h

piornedo

Red Natura del río Tambre. Publicamos hoy una noticia de mi ex alumna y ahora colega Lucía Rey sobre el comienzo de la rehabilitación de las pallozas de Piornedo. Tras cinco años sin dinero (¿hay que recordarle a alguien que estamos pasando una crisis de las gordas?), en otoño del 2014 Xunta y Diputación de Lugo llegaron al acuerdo de financiar esos trabajos. Puso más dinero sobre la mesa la primera que la segunda, que se dedicó a exigir más mejoras y, luego, a dejar pasar el tiempo. Pero además -los hechos son sagrados, las opiniones son libres- ese dinero lo puso antes la Xunta. Y luego, a esperar a que el organismo provincial tuviera a bien arrancar. Cierto: había que esperar a primavera por razones meteorológicas, pero hubiera sido elegante decirlo y no pasar los balones a los despachos de San Caetano porque siempre la culpa la tiene el de arriba. Lo dicen alto y claro los italianos: “¿Piove? Porco goberno”. Pero en este caso, y por supuesto sin que esto signifique posicionamiento alguno, la Xunta fue ágil.

La noticia no puede tapar otra realidad: las pallozas son privadas. Nadie habla de expropiarlas, pero algo tendrán que hacer sus dueños para convencerme de que mis impuestos están ahí bien empleados. Por ejemplo, establecer un horario de visitas gratuitas. Porque si no, que la Xunta me cambia las tejas de mi casa que movió el viento el invierno pasado.

 

45 años no son nada: congratulations, Pembrokeshire Coast Path!

Escrito por Cristobal Ramírez
17 de mayo de 2015 a las 16:25h

w1

Red Natura del río Tambre. Ayer se cumplieron los 45 primeros años de la inauguración del sendero que recorría casi 300 kilómetros del suroeste de Gales, el Pembrokeshire Coast Path. Millones de personas lo han pisado, ha generado más millones de libras en el sector turístico que cualquier otro segmento en ese país, y goza de una legión de muy activos defensores en Facebook. Hace 45 años el calendario marcaba 1970. El dictador seguía vivo por estos lares, la tristeza y la represión eran la característica principal de la sociedad española y el turismo, en fin, estaba en absolutos pañales. Esa es la diferencia que hay entre ellos y nosotros: la Senda dos Faros es un excelente proyecto gallego. Sólo falta ponerlo en práctica con decisión. Lo cual quiere decir convencer por las buenas o por las leyes a los propietarios que se muestren -que se mostrarán- remisos.

O, claro, podemos seguir dando vueltas a la noria otros 45 años.

w2

 

El castillo de Narahío, en San Sadurniño (A Coruña), coge vida en Facebook

Escrito por Cristobal Ramírez
15 de mayo de 2015 a las 9:21h

nar2Red Natura del río Tambre. Pues empiezo mal el día. Desde las 6.30 estoy tecleando, y en una pausa me entero de la muerte de B B King, el único guitarrista que quería ver actuar en directo, pero me perdí su fantástico concierto en el Royal Albert Hall. Quizás Eric Clapton también, pero tendría que ser en una sala pequeña.

En fin, que actualizo el Facebook y me reencuentro con una página llamada “Castillo de Narahío/Ocio, viajes” que es una joyita; de ella le cojo prestada la foto. Es el castillo el que habla en primera persona, el que cuenta sus vicisitudes. En él estuve muchas veces, sobre todo en mi juventud, y le tengo gran cariño. La pena es que la excavación su hubiera detenido hace media docena de años, parece que por factores políticos y económicos. Porque podría ser un excelente reclamo turístico. Está, por cierto, en el municipio coruñés de San Sadurniño.

 

Turismo en las cercanías de Monforte de la mano de dos colegas

Escrito por Cristobal Ramírez
11 de mayo de 2015 a las 15:48h

c1

Red Natura del río Tambre. Entré en La Voz de Galicia en julio de 1979 con el encargo de dar los primeros pasos para poner en marcha la delegación de Barbanza. Así que me bregué en Ribeira, entonces localidad muy dura para el periodismo, todo un máster. Tuve también -y tengo- mucho contacto con la delegación de Santiago, y bastante con Ferrol, ocasionalmente con las demás. Y siempre respeté y admiré el trabajo de los compañeros que desde las ciudades y las villas se lo curran a diario con muchos más problemas que los de la redacción central. Y desde luego echan más horas.

En nuestra redacción de Monforte de Lemos están dos compañeros, Francisco Albo y Carlos Cortés, -con quienes sólo tuve trato directo en un par de ocasiones- que están haciendo un trabajo de promoción turística de su zona muy encomiable. Y no ayer u hoy, sino desde hace años, y constantemente. Yo quiero darles las gracias por la gran cantidad de información que suministran a mis archivos, como buenos conocedores de la zona que son. No todas sus aportaciones están en la portada de nuestra web, pero sí un buen número de ellas. Echen un vistazo los amigos del Courel y alrededores.

 

 

¡Ya tenemos más patrimonio de la humanidad! (¡Qué alegría!)

Escrito por Cristobal Ramírez
7 de mayo de 2015 a las 10:24h

igrexa retorta2

Red Natura del río Tambre. Bueno, pues ya vamos a tener más patrimonio de la humanidad. En julio la Unesco declarará tal cosa, si nadie lo impide, a varios caminos de Santiago. En lo que a Galicia se refiere, el del Norte y el Primitivo. O sea, de Ribadeo a Arzúa (ahora hay cambios en el itinerario) y de A Fonsagrada a Melide con la desaparición y ahora reaparición de Palas de Rei para aumentar la confusión. Uno, que los ha pateado decenas de veces, no puede dejar de extrañarse: se va a declarar patrimonio de la humanidad a una ruta que en estos momentos está mal señalizada porque va a cambiar la traza. Porque se entiende que la Unesco premia con tan honorífico galardón a algo físico en este caso. O sea, ¿el nuevo diseño va a serlo también? ¿Hay que hablar con alguien para modificar la declaración?

Ningún problema con el Primitivo: más o menos está claro por dónde circulaban los peregrinos históricamente, y en algunos lugares, clarísimo. Pero, ¿y el del Norte? Además de la división secundaria de ir por la costa (¿dónde acababan?) o por el interior, en la provincia de Lugo hay estudios serios (¡de una sola persona!) que permiten hacer afirmaciones contundentes, pero en la de A Coruña olvídese tal cosa.

Lo que no es serio es la Unesco. Sus técnicos, sin duda, habrán comido bien en Galicia, pero recorrer esos caminos no lo han hecho. Y que me demuestren lo contrario con una docena de fotos.

Pero eso sí, los hosteleros están contentos: sigue habiendo incautos.

 

Una guía muy útil para quien tenga interés en los vinos de Galicia

Escrito por Cristobal Ramírez
3 de mayo de 2015 a las 9:36h

Red Natura del río Tambre. Día de lluvia por aquí, y ordenando metros de estantes encuentro en la categoría de pendientes la Guía de vinos, destilados y bodegas de Galicia, de Luis Paadín, edición de este año. Me la regaló en el Forum Gastronómico de A Coruña (ya había hecho lo mismo con la del 2014), y aproveché ahora para echarle un vistazo. Aclaro que no soy gran bebedor ni conocedor de vinos, de modo que el juicio de Luis será más interesante que las frases que pueda yo dejar aquí sobre los vinos que estuve mirando y comparando. La guía tiene varias virtudes (es muy completa y muy clara, ofrece un medallero por denominaciones de origen, orienta en la compra) y un defecto (el diseño, sobre todo de la portada y de las páginas iniciales, deja mucho que desear), pero desde luego cumple con su objetivo: orientar al consumidor y al cliente. No tengo problema alguno en recomendarla de manera rotunda para aquellos que están interesados en los vinos de Galicia.

Recordando mi primera visita a Finlandia de la mano de la encantadora vasca Begoña del Barrio

Escrito por Cristobal Ramírez
30 de abril de 2015 a las 14:13h

Red Natura del río Tambre. Hace media docena de años aterricé en Finlandia de la mano de Begoña del Barrio, a quien no conocía personalmente pero sí de mail. De hecho, me había suministrado mucha información para elaborar un reportaje sobre el sistema educativo en aquel país nórdico (“Sólo por la calidad de la educación ya pagas con gusto tus impuestos”, me diría más tarde, cuando también de su mano conocí la maravillosa ciudad de Turku). Ella -vasca, directa, encantadora, con amigos en Galicia a los que visitaba con toda la frecuencia que podía- fue la que organizó aquel viaje de 12 días en los cuales di 10 conferencias por todo el país, sobre el Camino de Santiago, entre ellas en el centro de formación de profesores, donde fue tomada en la foto superior (Begoña, de rojo). Y claro, nos fuimos a conocer el Camino de San Enrique, que es el que seguían en el medievo los peregrinos que luego iban a Turku, la capital, a embarcarse con Compostela como meta. En la foto inferior, que tomé yo, ahí está esa iglesia, cabeza de dicho camino, con una amiga (a la derecha), Begoña (en el medio) y la esposa del pastor. Un frío que pelaba, una conversación interesantísima: todos los archivos de fletes están por expurgar, a saber cuánta información sobre las rutas jacobeas hay allí.

He llamado a nuestra embajada en Helsinki. Me dicen que de repente Begoña del Barrio acaba de morir.