La Voz de Galicia
Seleccionar página

El Nobel bloguero

Pasó estos días por aquí el premio Nobel de Economía del 2008, el norteamericano Paul Krugman, quien, por cierto, ha sembrado el pánico con sus tenebrosos augurios sobre la crisis. Pero no voy a descubrir yo a Paul Krugman, entre otras cosas porque no tengo ni pajolera idea de economía, salvo que, al menos en el universo doméstico, los ingresos tienen que ser mayores o iguales que los gastos, si no el tema se pone chungo. Pero supongo que la macroeconomía no se reduce a esa sencilla aritmética de toda la vida. En fin, a lo que íbamos. Krugman, un auténtico gurú planetario, es autor de un sesudo blog que se publica bajo el lema The Conscience of a Liberal en la web de The New York Times. Tiene tela que todo un premio Nobel se baje a la arena bloguera, cuando en este país nuestro a menudo … Seguir leyendo

De gorra

Hoy estoy algo vago. Lo admito. Para qué buscar excusas. Al viernes llega uno de puntillas, estirado, como con una elongación del cerebro después de ir tirándose un día tras otro por el tobogán de la semana, un tobogán que a veces me recuerda al célebre día de la marmota. Pues eso, como estoy vago, voy a escribir esta entrada de gorra, o sea, animando al amable lector a pasear por otros escondrijos de la blogosfera. Ya se sabe que esto de las bitácoras es una gigantesca casa de citas, quiero decir que nos citamos unos a  otros y así sucesivamente. Por tanto, hoy levanto una planta más en esta casa de citas universal y enlazo a Pablo Gallo, que añade en su blog un nuevo episodio al enigma de Antoni Casas Ros, y a Álex Nortub, que ha montado una fiesta por todo lo alto en … Seguir leyendo

A hueco

Interroga Lichtenberg en el siglo XVIII: «Cuando un libro choca con una cabeza y suena a hueco, ¿siempre es el libro?». Febrero del 2009, me pregunto ingenuamente: cuando la blogosfera choca con una cabeza y suena a hueco, ¿siempre es la blogosfera?… Seguir leyendo

Tres ciudades enlazadas

Es curioso cómo, a través de una serie de bitácoras, se ha ido trazando un camino de ida y vuelta, de enlace en enlace, entre tres ciudades blogueras: A Coruña, Barcelona y Zaragoza. Uno puede partir de aquí mismo, de esta ciudad atlántica suspendida en los puntos suspensivos de Estíbaliz Espinosa, y brincar al Hotel junto a la vía que tiene abierto Álex Nortub en Barcelona. Allí, en BCN, se puede uno quedar plácidamente en Hasta Elena, en El lamento de Portnoy, en la web de Vila-Matas (que tiende al blog, sólo que nos tiene a la espera para crear expectación), en Semper Tremulusa o en Iceland bailout plan (9). En caso de lluvia, siempre puede uno cobijarse bajo el Paraguas en llamas de Jordi Mestre o emprender, sin más rodeos, el vuelo hasta Zaragoza para aterrizar, por ejemplo, en la biblioteca de Antón Castro. … Seguir leyendo

Posts amigos

Vamos a cambiar de registro, porque me temo que de tanto hablar de mi libro corro el peligro de acabar como Paco Umbral en aquella trifulca televisiva con Mercedes Milá (en la que, por supuesto, Umbral tenía toda la razón y la Milá ya estaba anunciándonos que acabaría dedicándose a Gran Hermano y esas zarandajas). Así que para no caer en el penoso autobombo, voy a jugar a la contra y enlazar aquí un puñado de excelentes posts que me he encontrando buceando por ahí. Y como dice Magda, de Apostillas literarias, os dejo también un largo abrazo.

Plácido en 39 escalones

Nochebuena en El dormitorio de Maud

Leonard Cohen en Entrenómadas

Y especialmente quiero recordar la obra de dos amigos y compañeros de blogosfera, Marta Navarro, que acaba de publicar su poemario Ocho islas y un invierno, y Pablo Gallo, que afina la futura edición … Seguir leyendo