La Voz de Galicia
Seleccionar página

Vamos a cambiar de registro, porque me temo que de tanto hablar de mi libro corro el peligro de acabar como Paco Umbral en aquella trifulca televisiva con Mercedes Milá (en la que, por supuesto, Umbral tenía toda la razón y la Milá ya estaba anunciándonos que acabaría dedicándose a Gran Hermano y esas zarandajas). Así que para no caer en el penoso autobombo, voy a jugar a la contra y enlazar aquí un puñado de excelentes posts que me he encontrando buceando por ahí. Y como dice Magda, de Apostillas literarias, os dejo también un largo abrazo.

Plácido en 39 escalones

Nochebuena en El dormitorio de Maud

Leonard Cohen en Entrenómadas

Y especialmente quiero recordar la obra de dos amigos y compañeros de blogosfera, Marta Navarro, que acaba de publicar su poemario Ocho islas y un invierno, y Pablo Gallo, que afina la futura edición de su Libro de voyeur, dos trabajos de los que quiero hablar aquí largo y tendido cuando tenga tiempo y sosiego para escribir algo decente y no estas prosas de emergencia.

Lo dicho, un largo abrazo.