Tevagustar.es Tevagustar.es Tevagustar.es Tevagustar.es
La Voz de Galicia
Blogs de lavozdegalicia.es

Violencia de género, prostitución, trata. No se ve…lo que no se quiere ver

25 de noviembre de 2014 a las 11:48

Lo que pasa en un club, se queda en el club”.  Una visión superficial del horror que supone este código de silencio para millones de mujeres y un rechazo masculino a cuestionar la prostitución repleto de prejuicios y tabúes pude comprobarlo en los comentarios del artículo Beatriz Garcia Prostitución y crisis.

Una polémica constante y hasta cansina. La última viene de Suecia y su estrategia, que comparto, para penalizar a los hombres que consumen prostitución considerándola como una forma de violencia contra las mujeres. ¿Un éxito o un parche de más precariedad y estigma contra las mujeres?

Hoy es el Día contra la Violencia de Género y más que quedar bien con un post amable, solidario (¿ñoño?) y con parches, prefiero ir a la raiz del mal y dejarles con la socióloga Silvia Pérez Freire, sin duda una de las mayores expertas en nuestro país  en la intervención e investigación social sobre Violencia de Género.

Gracias Silvia

No se ve … Lo que no se quiere ver

El imaginario social de la prostitución es una construcción de tal envergadura y anclaje en las sociedades occidentales que impiden ver sus múltiples realidades. Una de ellas, quizás la más cruel, es la trata pero también la violencia sexual, la coacción, la discriminación, el abuso… Todas ellas configuran las innumerables aristas que posee la llamada violencia de género pero que desgraciadamente nunca le hemos dado el mismo tratamiento cuando ésta se produce en contexto de prostitución: ¿por qué?.

Hay algo ciertamente inquietante que hace que mantengamos en suspenso la natural solidaridad que sentimos hacia una mujer agredida habitualmente por su pareja en el hogar… a si ella es prostituta.

Ceguera rosa y ceguera azul

Algunos/as me diréis que no, que la violencia es violencia y la que se ejerce sobre una mujer por el mero hecho de serlo está penada, socialmente sancionada y por lo tanto, protegida y resarcida. Algunos/as incluso podréis decir que las leyes en esta materia podrían estar rebasando las garantías procesales del acusado y el principio de presunción de inocencia.

Campaña Antiprostitución Ayuntamiento Madrid (click para más info)

Cualquiera de estas dos afirmaciones encierran dos tipos de ceguera, en mi opinión: la primera es de quienes piensan que “todo está hecho ya” y además presupone que lo que se hace, se hace bien. Es la que podríamos llamar ceguera “rosa” o bienintencionada, con una valoración positiva de la respuesta institucional. Vamos, que se hace lo que se puede.

La segunda la denominaremos ceguera “azul” o malentencionada y que posee una valoración en general dubitativa de la propia víctima. Esto se evidencia en el sistema de justificación que aún existe y se despliega para comprender al siempre supuesto agresor que, aunque maltratador, puede ser un buen padre, por ejemplo o mediante las cuales algunas respuestas violentas pueden tener una explicación razonable.

Ambas cegueras quieren ignorar que se parte de la suposición de que las personas percibimos a las víctimas de igual manera cuando sabemos honestamente que esto no es así. De hecho, no dejamos de escudriñar y “poner en el foco” siempre y de forma primera… a la víctima. Esto no sólo pasa por saber exactamente quién es, cómo vive, cómo se relaciona… sino de qué manera cuenta lo que pasó.

Es por ello que muchas víctimas sienten que no se las escucha, que no se investiga, que no se instruye, que no se contrasta… y es verdad. Sólo hace falta echar un vistazo a las denuncias que realizan las ONG que trabajan directamente con las supervivientes de violencia de género en el ámbito de la pareja para darnos cuenta de que el sistema es muy deficiente y los derechos de las mujeres no están siendo garantizados (como bien dicen Amnistía Internacional en su informe ¿Qué justicia especializada?) .

¿Alguien puede tener dudas respecto a que la mujer que es víctima de violencia de género y se prostituye no es cuestionada y/o discriminada y/o ninguneada? ¿de verdad nos creemos que tiene el mismo tratamiento ante el maltrato, ante una violación o cuando se mercadea con su cuerpo?

De facto, el propio sistema ni siquiera la reconoce como víctima de violencia de género cuando es asesinada, muchas veces, por un ex-cliente o ex-pareja (no es contabilizada). De hecho, ni siquiera se le otorga la misma solidaridad: queda en suspenso, a la espera de conocerse quién es realmente, su estilo de vida, su familia, etc… información inútil que lo que único que hace es seguir reforzando los prejuicios que la sociedad otorga y encarna en la “puta”, esos valores que en el imaginario social están asociados básicamente a una mujer mentirosa, perversa e interesada y por los cuales no gozan de credibilidad ni de fiabilidad.

El ocio sexual masculino: Lo que pasa en un club, se queda en un club

Únanse a ello el propio contexto del negocio de la prostitución: un espacio para el ocio sexual masculino que, aunque real no parece estar en este mundo, por lo menos, no en esta dimensión. “Lo que pasa en un club, se queda en el club”. Esta frase la he oído infinidad de veces tanto por parte de los dueños de estos locales, como por parte de los clientes como de las mujeres y refleja una realidad: la impunidad y la opacidad que representa la explotación sexual en nuestro país. No en vano no está perseguida aunque penada.

Y recalco que me refiero a la explotación sexual, no a la prostitución. No en vano se soslaya quiénes son los clientes y no se cuestiona la legitimidad de su demanda (¿se tiene derecho al acceso al cuerpo de una mujer mediante pago?).

En el caso de la trata sexual es particularmente paradójico. Todo el mundo tiene claro que debemos luchar contra ella y que es una vulneración de los derechos humanos pero, sin embargo, nos queda cara de incredulidad cuando organismos como la ONUDD (la Organización de Naciones Unidas contra la droga y el crimen) nos advierte de que 1 de cada 7 mujeres en prostitución es víctima de trata y que el consentimiento está invisibilizando a las potenciales víctimas (esto se entiende muy bien cuando se habla de talleres textiles clandestinos, por ejemplo o cuando se habla de víctimas de violencia de género en el ámbito de la pareja).

Dicho de otro modo: que la mujer, inmigrante normalmente, sepa que viene a prostituirse y acceda a pagar una deuda desorbitante junto con el paquete de abusos a la que es sometida cuando ejerce NO exime en la comisión de este delito. Es triste afirmar, con el convencimiento que da la experiencia, que este prejuicio junto al existente sobre el imaginario social de la prostitución (industria del ocio por excelencia: la de unos pocos, claro está) es la gran cortina de humo que nos impide ver la violencia existente sobre las mujeres en este contexto.

¿No se sostiene?

Arte: Leandro Lamas

No en vano, tanto en España como en Galicia las cifras de identificación de víctimas de trata sexual son ridículas (las ONG gallegas detectaron en dos años unas 2.000 víctimas y las fuerzas y cuerpos de seguridad hablan de un par de casos). “No se sostiene” es la frase máis oída en las comisarías cuando la mujer decide declarar, venciendo el miedo o las amenazas y sin datos precisos de sus captores (el trabajo de investigación policial debe ser mucho más que el testimonio de una víctima).

No en vano, España es el país europeo donde más se consume sexo de pago (1 de cada 4 españoles, según la última encuesta del CIS). “Es una necesidad”, lo que más repiten los clientes para justificar su conducta. ¿Qué clase de sexualidad es aquélla que está disociada del placer del otro?, deberíamos preguntarnos. “Es un oficio”, se dice con insistencia… ¿Será casualidad que sean las mujeres pobres precisamente las voluntariosas en esta tarea?.

Es necesario ver cuáles son todos los significados que entraña una institución como la prostitución en nuestra sociedad, con un sentido crítico y perspectiva de género, para no sólo quedarnos con aquello que queremos ver.

Silvia Pérez

Para luchar y para no estar sola

Red Española contra la trata de personas

Rede Galega contra a trata

Para saber más:

www.feminicidio.net

http://beatrizgimeno.es/tag/prostitucion/

Campaña en Europa contra la trata de personas de la ONUDD

Defensor del Pueblo. La trata de seres humanos en España. Víctimas invisibles.

Imagen de previsualización de YouTube Derechos humanos, Exclusión, Mujeres y hombres, Naciones Unidas, Organizaciones No Lucrativas
Escrito por xosecuns 16 Comentarios
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net

Non pidan calma en Traballo Social

18 de noviembre de 2014 a las 23:59

Hai profesións vocacionais. A de traballadora social (ainda que algún home tamén hai) é sen dúbida unha delas.  E cando unha profesión se sinte como propia, como unha causa que defender, non é nada difícil disfrutar coa súa profesionalidade e coherencia.

Quizais porque cada dia coñezo mais traballadoras sociais, o compromiso e a loita de moitas delas, o meu respecto por esta profesión non deixa de crecer. Da súa loita xa ouviron falar hai dous anos, cando nos presentaron a marea naranxa e berraban: Non deixaremos a ninguén atrás!. E no seu día, o 18 de marzo poidemos disfrutar co compromiso de Noelia Pereira, Patricia Balado, Ariadna Lopez, Aida Souto e Estefanía Dapena, catro alumnas de Traballo Social e de Lorena Añón, a súa profesora, cando falaban de pasar da xente ás persoas.

Hoxe teño a honra, e non será a primeira vez, de deixalos con Marta Capeáns, a presidenta do Colexio Oficial de Traballo Social de Galicia.

Moitas grazas, Marta!

Servizos Sociais: Existen?

Hai uns días, representantes do Colexio Oficial de Traballo Social fumos falar ante a Confederación Galega de Asociacións de Veciños a Pontevedra sobre o que, tentando botarlle un algo de sentido do humor damos en chamar… “nuestro libro”: Servizos Sociais. Existen…?

E cando un vai falar do seu, do que lle gusta, do que lle preocupa, do que lle motiva, da política que, “de verdad de la buena” lle gusta falar, da Social con maiúsculas… pode falar corenta minutos sen descanso, ou toda a tarde si é preciso.

Porque si, porque OS SERVIZOS SOCIAIS EXISTEN, e porque non consentiremos, sen loitar, que deixen de exisitir. E por suposto, sin que, polo menos, nos fagamos escoitar.

É isto forma parte da política estratéxica, que din as grandes empresas, que debe existir no noso humilde Colexio Profesional.

E sí, molestamos! Claro que molestamos!!

E despois chegamos ao despacho dalgún cargo político, ou te chaman por teléfono e preguntan con tono de sorpresa: Pero mira: qué te pasa? E a resposta é simple: ” Levántome, tomo café, encendo o ordenador para revisar a prensa… e automáticamente estou cabreada!

A resposta se amplía a unha frase que lle escoitei nun programa de “prime time” a unha compañeira traballadora social que falaba de recortes en dependencia. Fixémola propia e co seu permiso, que sei que o teño, seguirémola utilizando:

Seguiremos falando de recortes e de inxustizas en todos e cada un dos medios que nos queiran publicar porque “con educación e dicindo a verdade vaise a todas partes!”

E, efectivamente non perdemos a capacidade nin de cabrearnos nin de indignarnos, e non queremos nin deberíamos perdela. E a verdade é terrible e desoladora. E cabrea, cabrea moito !

Cabrea ver inxustizas sociais. Indigna e non se entende ver pobreza, e ver que nin siquera supón unha molestia aos gobernantes. E aínda peor, molesta pensar que unha sociedade “teóricamente desenvolvida” consinte e faise cómplice de forma tácita do feito de que non se interveña, e de que non se adiquen todos os esforzos posibles en erradicala.

Porque non falamos de ningún imposible. Non falamos de reparto de bens “a lo loco”, e sen ter en conta o esforzo ou o tesón (físico ou mediante impostos) que se nos esixe constantemente.

Falamos de intervir en todas aquelas persoas, familias, que hai nada eran a común clase media: uns proxenitores con traballo, que criaban aos seus fillos e fillas, e coidaban aos seus maiores na medida en que o tempo llo permitía. Simplemente iso. E agora non poden. E non poden porque xa non teñen traballo, un, ou os dous. Si algún conseguiu remontar o vó tras o pau da chamada crise dos mercados, tal vez esté desempeñando o seu traballo de sempre, ese que sabe facer tan ben, pola metade de salario, ou pola metade de horas…

Esas persoas que agora pasamos a denominar “en risco de exclusión”.  E que realmente o están!

E o están porque unha situación de PASIVIDADE ADMINISTRATIVA na loita contra a pobreza está a excluílas de todo o que hai dous días, como quen dí, podían facer: vacacións, comprar aquela roupa que vin e me gusta e me viría ben, acender máis tempo a calefacción, que xa baixaron moito as temperaturas, etc.

Porque o obxectivo de chegar a fin de mes é ás veces unha odisea que parece inalcanzable. Pero contratodo prognóstico, o consiguen. Con esforzo, si! Con moito moito esforzo.

E alí estábamos: falando de Servizos Sociais que sí existen, pero agora existen menos, e chegan a pouco! Falando de pobreza, de exclusión, de recortes, e da RISGA (Renda de Inclusión Social Galega) que, non sabemos si hai empeño en que deixe de existir, ou a firme crenza de que se “regalan cartos a mans cheas e … a destajo”.

E non. Os dereitos non se poden nin se deben regalar. Ninguén se vai enriquecer por ser usuario de RISGA, e por percibir unha pequena prestación que, por dereito insisto, témola merecida todas e todos, para evitar sermos pobres. Nunca coñecín a ninguén nesa circunstancia, e isto das prestacións xa leva inventado un tempo.

E retrásanse! E denéganse! E ademáis faise con excusas ou argumentos (?) do máis inconsistentes, a saber:

 “Non hai cartos, a administración está pobre”

Miren non! Nin antes éramos tan ricos, nin agora tan pobres. As partidas orzamentarias móvense, segundo prioridades, e ao mellor o sector da banca, e o das empresas que xestionan as nosas (?) autopistas, non deben recibir tanta prestación… a favor de persoas que si o están a pasar realmente mal.

“E que está pagando unha factura de internet, que o vimos no seu estracto bancario. E se tiran os cartos niso… será porque os hai!”

Cómo? Qué non só piden documentación para asegurarse e garantir que ese beneficiario non ten ingresos, nin cartos agochados nalgunha conta bancaria? Pois non! Nos dín onde e como debemos gastar os nosos cartos. O que para a xente normal da rúa, e con dous dediños de frente consideramos un atentado á nosa intimidade, e a nosa dignidade. E estou segura de que, a vía xudicial pensaría igual.

E a pregunta é: alguén tentou dar de baixa unha liña de telefonía móbil ou de internet antes do prazo estipulado por contrato? A chamada “permanencia”? Eu si! E te atopas cun imposible aínda maior que dar de comer aos teus con 400 ou 500 euros, pagar a casa, as facturas, os libros e material escolar… e non morrer no intento.

Algún traballador/traballadora social se atreve a recomendarlle a un usuario ou usuaria que dé de baixa unha liña de internet, cando a meirande parte de opción de atopar un traballo están alí mesmamente (Infojobs, LinkedIn, axencias de colocación virtual …? ). Eu, non!

E vou máis alá: cando almorzo cada mañá co meu ordenador , e recordo… cabreándome pola corrupción, corruptela, caciques bós, contas no estranxeiro, arbolitos do Gaiás e tarxetas black… vexo o código do diccionario Larousse da miña pequecha alí pegado.

Mercamos un diccionario para aprender a usalo no cole, e a maiores te “regalaban” un código para poder utilizalo tamén, vía on line, na túa casa. Qué gran invento isto da tecnoloxía…Os que temos cativos sabémolo. Roubamos ideas para manualidades de imaxes de google, miramos mapas e nos movemos neles, e así os nosos fillos ven a nosa explicación moito antes, nos axuda nos traballos escolares, e ata temos un diccionario on line, que nos evita ter un tocho máis na casa…

A cuestión é: A miña filla sí e os fillos dos usuarios da RISGA non? Eles non estudan? Non fan traballos? Non poden ter diccionario on line?

E os seus país? Non van poder atopar traballo nunca? Vía on line… parece que non! Non teñen ese dereito! Queremos condealos tamén á exclusión dixital ?

Por qué?

Marta Capeáns

Administración, Exclusión, Inclusión, Inversión social, Personas, Pobreza, Riqueza, Servicios sociales
Escrito por xosecuns 3 Comentarios
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net

De cine,humor y dignidad. Mucha dignidad

12 de noviembre de 2014 a las 18:59

Empecemos fuerte: ¿Quién quiere ser voluntario para ayudar en Africa?

Una respuesta la tienen en este vídeo  (¡gracias por descubrirlo, Lucía!), así de paso conocen a Michael…

(si no les aparece subtitulado en castellano vayan a YouTube )

Imagen de previsualización de YouTube

No, ni Africa es un país ni en ninguna parte se necesitan este tipo de personas voluntarias o de ayuda insultante demasiado frecuente. Pero mejor sonriendo con este vídeo o con la delicia de cortometraje de Javier Fesser “Binta y la gran idea” que les puedo regalar al final de este artículo, gracias a Enxeñería sen Fronteiras y a UNICEF España y su  Guía didáctica, que leyendo artículos de falsos discursos sobre Africa o de las diferencias  entre personas voluntarias y obligatorias.

Y para explicar sin molestarles lo que es el asistencialismo o la solidaridad muy muy mal entendida,  mejor que escribir sobre ¿Tapones o derechos sociales? pueden poner los altavoces y dar palmas con el concierto “Africa for Norway” o aún mejor si ven a Michael, el captador de fondos, en el vídeo con el que le conocimos…

Imagen de previsualización de YouTube

Por cierto, ya pueden votar los premios Golden y Rusty Radiator 2014 (radiador de oro y radiador oxidado) al spot más digno y al más obsceno para recaudar dinero.

Y para no pisar callos criticando la vanidad de ciertos dirigentes de ONG y la necesidad imprescindible de trabajar en red para tener una mínima esperanza en la lucha contra la pobreza o la exclusión. Mejor hacerlo así, ¿no?

Imagen de previsualización de YouTube

En una sociedad en la que padecemos la enfermedad de estar obligados a militar siempre en algún bando, no hay mejor antídoto que el humor o la risa para obligarnos a reflexionar, para ridiculizar la intolerancia o para apelar a nuestra inteligencia. Y si lo hacen personajes que transmiten dignidad por todos sus poros, mucho mejor.

Me he reído y me he emocionado mucho en la SEMINCI que acaba de terminar.

Siempre es un placer viajar a Valladolid, pero la última semana de octubre especialmente, rodeado de personas que discuten, critican y aman el cine. En anteriores ediciones les hablé de Cine y compromiso o de Cine y muros pero en esta edición es obligado hablar de humor y dignidad.

Es el caso de la película ganadora, Mita tova (La fiesta de despedida). La historia de Yehezkel, un hombre de 75 años que vive en una residencia de ancianos de Jerusalén y que para cumplir el deseo de morir en paz de Max, su mejor amigo, inventa una máquina de ‘autoeutanasia’ que pronto tiene una gran demanda.

Hay que ser un genio para escribir un guión o dirigir una película defendiendo de forma decidida la eutanasia mientras te desternillas de risa admirando la humanidad, la libertad y el sentido del humor de sus protagonistas. El cartel ya les da una idea, pero aquí tienen el trailer.

De que hay vida y mucha dignidad después de los 80 años también nos hablan en la mexicana y Premio del Público En el último trago, la “road movie” de tres octogenarios para cumplir el último deseo de un amigo en común. Muy recomendable a pesar de alguna trampita del guión y de una mejorable dirección de unos actores espléndidos. 

Imagen de previsualización de YouTube

Una delicia es Las horas contigo de Catalina Aguilar Mastretta. Además de ofrecer una optimista visión de México, nos cuenta la historia y las conversaciones de tres mujeres: Ema (un descubrimiento Cassandra Ciangherotti), su madre Julieta y sobre todo doña Maria, su abuela, en los últimos días de su vida con un conocimiento, una ironía y, de nuevo, una dignidad envidiables. Aquí tienen el trailer, pero prefiero esta escena de conversación entre madre deslenguada e hija con novio católico que no tiene desperdicio…

Imagen de previsualización de YouTube

Pasarán un buen rato si van a ver Unos días para recordar (Bon Rétablissement), del siempre optimista Jean Becker, recordando con una precisión y un guión envidiables lo que es importante en la vida… y todo desde la cama de un hospital.

Si están a punto de divorciarse o quieren disfrutar con la insolencia de tres chavales bastante más sensatos que sus padres, su comedia y premio del público es Nuestro último verano en Escocia. Hasta me gustó El hombre más enfadado de Brooklyn, la última película de Robin Williams.

 

Pero si quieren disfrutar vayan a ver este fin de semana Dos días y una noche. No tiene nada de humor pero esta película de los hermanos Dardenne es todo un monumento a la dignidad por la que pelean todos los días millones de personas, víctimas de la guerra mundial contra los pobres y el austericidio en el que viven, de si ¿Hay piedad al fondo del cubo de la basura?.

Me sigue emocionando recordar a una espléndida Marion Cotillard (como hizo hace dos años con De oxido y huesos) y la epopeya de una depresiva Sandra que en un fin de semana debe convencer a sus compañeros de trabajo para que renuncien a sus pagas extras y conserve así su puesto.Sigue incomodándome reconocerme en alguna de las actitudes de sus compañeros.

No encuentro mejor frase para resumir una película y quizá una vida que con la que termina esta película.

Les dejo con Binta y su gran idea. Nos vemos en el cine. Todo este mes en Cineuropa en Santiago de Compostela o en Valladolid en la SEMINCI del año que viene.

¿Nos descubren otras películas o vídeos que hablen de dignidad y humor?

@xosecuns

Adultos mayores, AFRICA, Cine, Comunicación, Cooperación, Educación, Heroes cotidianos, Mujeres y hombres, Pobreza
Escrito por xosecuns 4 Comentarios
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net

Contra la desigualdad:¿Conocen a algún avaricioso saciado?

5 de noviembre de 2014 a las 21:21

Quizá debería sentirme culpable porque puedo permitirme ser optimista. Pertenezco al 34,3% de los españoles que vive con normalidad, sin carencias esenciales, según el demoledor e imprescindible Informe Foessa de Caritas.

Soy optimista porque en esta guerra mundial contra los pobres en la que vivimos al menos creo que estamos consiguiendo desenmascarar al enemigo y hablar del virus de la  desigualdad, la corrupción o el fraude fiscal. Gracias a informes como el ya citado o a campañas como las desarrolladas por Oxfam Intermon. La última,  “IGUALES. Acabemos con la desigualdad extrema” se acaba de presentar, y para conocerla tengo otra buena noticia: dejarles con una de sus voluntarias, Lorena Peillet.

Es una buena noticia de la que estoy orgulloso porque Lorena es una de las profesionales de la cooperación al desarrollo que han gestionado con honestidad y eficiencia proyectos de gran complejidad en países como Perú o República Dominicana (en este artículo pueden conocerla un poco mejor) y que ahora tenemos la suerte de tenerla de vuelta en España a luchar también aquí contra la pobreza.

Gracias, Lorena!

Imagen de previsualización de YouTube

Podemos ser iguales

Oxfam Internacional acaba de presentar su informe “IGUALES. Acabemos con la desigualdad extrema. Es hora de cambiar las reglas”, considerado ya como el mejor resumen que se ha hecho hasta el momento sobre la importancia y urgencia de ponerle freno a la desigualdad extrema para el desarrollo mundial.

El lanzamiento de este informe en este momento se debe al asombroso crecimiento de la brecha entre ricos y pobres que se está produciendo en la actualidad. 7 de cada 10 personas viven en países donde la brecha es mayor hoy de lo que lo era hace 30 años.

Además, desde el comienzo de la crisis financiera, el número de milmillonarios se ha más que duplicado hasta alcanzar la cifra de 1.645 personas.

La desigualdad extrema es una barrera contra la reducción de la pobreza mundial y una amenaza para toda la sociedad.

La desigualdad es uno de los principales obstáculos en la lucha contra la pobreza porque cuando un porcentaje demasiado grande de los recursos de un país está en manos de unas pocas personas adineradas, esto limita la capacidad de los gobiernos para cubrir las necesidades básicas y satisfacer los derechos del resto de la ciudadanía, por ejemplo, provocando una reducción del gasto en sanidad y educación.

Sin embargo, el problema de la concentración de riqueza en manos de unos pocos no sólo afecta a la población más vulnerable, sino que tiene unas consecuencias que son destructivas para todo el mundo: la desigualdad extrema corrompe la política, frena el crecimiento, fomenta la delincuencia, agrava las desigualdades entre mujeres y hombres, promueve la desigualdad en salud, educación y oportunidades y pone en riesgo nuestra capacidad para expresar nuestra opinión y participar en la gestión de la sociedad en la que vivimos.

Causas de la desigualdad

Oxfam considera que las razones del actual aumento de la desigualdad son básicamente dos: el fundamentalismo del mercado y el secuestro democrático por parte de las élites.

El fundamentalismo de mercado consiste en defender que el crecimiento económico sólo es posible alcanzarlo dejando que los mercados funcionen por sí mismos, reduciendo la intervención del Estado.

El secuestro democrático se produce cuando una minoría más rica y poderosa (la élite) tiene una influencia desproporcionada sobre las decisiones políticas que es utilizada para influir políticamente para manipular las leyes en su favor.

La desigualdad en España y Galicia

Si bien el informe se centra en datos a nivel mundial, nos recuerda que, según Eurostat, España es el segundo país de Europa, después de Letonia, con mayor índice de desigualdad.  En Galicia estamos algo mejor, si bien según los datos del Instituto Galego de Estatística, la desigualdad se ha incrementado en las cuatro provincias. El siguiente gráfico muestra cómo ha ido creciendo el índice de desigualdad (aquí les explican lo que es) entre el año 2005 y el 2012.

¿Qué podemos hacer?

En primer lugar, debemos de ser conscientes que es posible trabajar por un mundo más igualitario porque reducir la desigualdad es el resultado de decisiones políticas y, por tanto, humanas.

Los gobiernos pueden comenzar a reducir la desigualdad cambiando las políticas públicas y regulaciones que han dado lugar al actual incremento de la desigualdad y priorizando una mayor redistribución de los recursos y del acceso al poder.

Muestra de ello es que un impuesto de 1,5% sobre el patrimonio de las personas en todo el mundo con una fortuna superior a los mil millones podría generar hoy 74.000 millones de dólares. Una cifra que permitiría la escolarización y la atención sanitaria a todos los menores en 49 de los países más pobres del mundo.

Existen ejemplos en todo el mundo de cómo se puede reducir la desigualdad ampliando los servicios públicos como son los casos de Brasil, Ecuador o Senegal. En Europa, en 1925 la desigualdad en Suecia era comparable a la que hay hoy en Turquía, pero gracias a la creación del modelo de bienestar sueco se logró reducir la desigualdad casi a la mitad en 1958, y ésta siguió disminuyendo durante los 20 años siguientes.

Oxfam nos llama la atención sobre la necesidad de tomar medidas urgentes para acabar con la desigualdad extrema antes de que sea demasiado tarde. Los cambios que consideran en el informe que pueden tener un verdadero impacto sobre la desigualdad extrema son:

1. Hacer que los Gobiernos trabajen para los ciudadanos y hagan frente a la desigualdad extrema

2. Fomentar la igualdad económica y los derechos de las mujeres.

3. Pagar a los trabajadores un salario digno y reducir las diferencias con las desorbitadas remuneraciones de los directivos.

4. Distribuir la carga fiscal de forma justa y equitativa.

5. Subsanar los vacíos legales en la fiscalidad internacional y las deficiencias en su gobernanza.

6. Lograr servicios públicos gratuitos universales para todas las personas en 2020.

7. Modificar el sistema mundial de investigación y desarrollo (I+D) y de fijación de los precios de los medicamentos para garantizar el acceso de todas las personas a medicamentos adecuados y asequibles.

8. Establecer una base de protección social universal.

9. Destinar la financiación para el desarrollo a la reducción de la desigualdad y la pobreza, y fortalecer el pacto entre la ciudadanía y sus Gobiernos.

Los gobiernos, instituciones y grandes empresas tienen la responsabilidad de poner freno a la desigualdad extrema y tienen que aplicar políticas que redistribuyan el dinero y el poder de manos de las élites a las de la mayoría de la población.

La buena noticia es que, a pesar del predominio de la influencia política de las élites acaudaladas y de la represión que sufre la ciudadanía en muchos países, personas de todo el mundo se están movilizando para exigir que las cosas cambien, un ingrediente crucial en la lucha contra la desigualdad.

Únete con tu firma

Lorena Peillet

Administración, Campañas, Cooperación, Corrupción, Derechos humanos, Desigualdad, Impuestos, Organizaciones No Lucrativas, Participación, Personas, Pobreza, Riqueza, Tercer Sector, Transparencia
Escrito por xosecuns 1 Comentario
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net

¿Olvidando a nuestros pobres niños ricos?

28 de octubre de 2014 a las 19:39

Hoy se están presentando dos informes imprescindibles. La Fundación Foessa y Caritas presentan el VII Informe sobre exclusión y desarrollo social en España y UNICEF presenta Los niños de la recesión: El impacto de la crisis económica en el bienestar infantil en los países ricos. Permítanme que hoy hablemos de este último.

El informe de UNICEF describe cómo ha afectado la crisis económica global a los más pequeños de nada menos que 41 países ricos de la OCDE y la Unión Europea. La conclusión es que son el grupo social más perjudicado: 76,5 millones viven por debajo del umbral de la pobreza de sus respectivos países, 2,6 millones más que en 2008.

Son muchas cifras las que contiene,  y la verdad es que marean un poco. Así que le he pedido que me resuma sus principales mensajes a Marta Arias, la Directora de Sensibilización y Políticas de Infancia de UNICEF España. Con Marta ya nos emocionamos hace meses cuando nos hablaba de Nico y de Infancia y discapacidad y está detrás de informes como La infancia en España 2014 que son ya un referente.

Les pido que, si aún no lo han hecho, reclamen un Pacto de Estado por la Infancia y les dejo con Marta Arias doblemente feliz, porque el informe lo ha escrito Gonzalo Fanjul, impulsor de uno de mis blogs de referencia, 3500 millones. Con Marta y con Gonzalo llevo muchos años aprendiendo de su conocimiento y de sus valores.

¡Gracias Marta. Gracias Gonzalo!

Niños inmigrantes © UNICEF/NYHQ2005-2279/Pirozzi

Niños en recesión: 5 mensajes y una historia

Me ofrece Xosé este espacio para hablarles del informe de UNICEF sobre Los niños de la recesión, un nuevo estudio de la oficina de investigación Innocenti sobre el impacto de la crisis económica en el bienestar infantil en los países ricos.

Evolucion pobreza infantil 2008 a 2012. UNICEF

Como comprenderán, no puedo desaprovechar la ocasión, pero soy muy consciente de que probablemente, para cuando este post vea la luz, ustedes que son gente interesada en estos temas extraños de pobreza y desigualdad, probablemente estarán ya mareados de cifras. Las de UNICEF y también las del informe FOESSA hablando de la exclusión en España. Millones y porcentajes que nos bailan en la cabeza y a veces no entendemos muy bien: pobreza absoluta, pobreza relativa, exclusión, desigualdad…

Así que me he propuesto no usar ninguna cifra. Les voy a resumir el informe en 5 mensajes muy simples y, para terminar, les voy a contar una historia.

Los mensajes

1. En los países más castigados por la crisis, los niños son los que más están sufriendo las consecuencias, y los que las padecerán por más tiempo.

2. Hay más niños pobres y más jóvenes sin empleo. Muchos más. Lo curioso es que este fenómeno se produce, en la mayoría de los casos, al mismo tiempo que se logra reducir el nivel de riesgo de pobreza entre los mayores de 65 años.

3. También hay buenas noticias: en medio del caos, hay países que han logrado reducir la pobreza infantil. ¿Cómo lo han hecho? Hay dos “trucos” principales: el primero, un nivel elevado de protección social de partida. El segundo, unas medidas anti-crisis que han puesto a los niños y sus familias en el centro.

4. En tiempos de crisis, corremos el gran riesgo de centrar la mirada en el corto plazo, descuidando inversiones esenciales para la sostenibilidad del país en su conjunto a medio plazo. La apuesta por la infancia y la juventud es claramente una de esas inversiones esenciales a menudo postergadas.

5. Sean ciertos o no los signos de recuperación económica, no será suficiente para rescatar a los millones de niños y jóvenes que se están quedando atrás. Porque hay pobreza con empleo, y porque muchos países –entre ellos España- no hicimos los deberes en su momento, y ya partíamos de unos niveles muy elevados de pobreza infantil en los tiempos de bonanza. No basta con volver al punto de partida.

La historia

Se llama Luisa (nombre figurado) y vive en Málaga. Tiene 11 años y  nos habla de cómo es su vida, compartiendo una habitación con varios familiares. Dependiendo de un comedor social desde que su padre se quedó en paro en los albores de la crisis. Nos cuenta cómo hace frente al rechazo de sus antiguas amigas desde que la vieron pedir ayuda. Y comparte con nosotros un sueño, el de ayudar a los demás. Luisa ilustra mejor que ninguna estadística el impacto injusto de una crisis que ella no contribuyó a crear. Pero también la ilusión de alguien que se niega a renunciar a un futuro.

¿Estamos renunciando nosotros por ella? Quiero creer que no. Pero hay que actuar. Desde el Comité Español de UNICEF, hemos empezado por reclamar un Pacto de Estado por la Infancia, para abordar de una vez por todas el problema de la pobreza y la exclusión infantil. ¿Nos ayudas?

@MartAriasRobles

Imagen de previsualización de YouTube

 

Administración, Campañas, Derechos humanos, Desigualdad, Exclusión, Inversión social, Menores y jóvenes, Naciones Unidas, Organizaciones No Lucrativas, Pobreza, Tercer Sector, Unión Europea
Escrito por xosecuns 1 Comentario
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net

Contra la corrupción: ¿Quién cobra la obra?

28 de octubre de 2014 a las 15:24

Foto: Xosé Cuns

Pensaba comenzar este artículo con la casualidad de publicarlo tras estallar el último caso de corrupción politica, la Operación Púnica.  La verdad es que da igual el día en que se publique, siempre habrá algo con lo que indignarnos. En la última semana, así de memoria,  las tarjetas de Bankia, el premio al anterior alcalde de mi castigada ciudad en forma de delegado en Galicia de la empresa pública Tragsa (con más sueldo que como alcalde, pocos insultos caben más a las miles de personas decentes con las que convivo) o la aún apenas destapada trama de subvenciones de formación en la Consellería de Traballo de la Xunta de Galicia.

Les repito la pregunta de hace unas semanas ¿Democracia con transparencia o desigualdad y corrupción?. No se puede afrontar honestamente la lucha contra la pobreza sin encarcelar a los ladrones, sinplantearse como luchar contra la ciénaga de corrupción en la que vivimos y los 40.000 millones que nos cuesta al año.

Pero este es un blog en positivo. Y en este tema de la lucha por la transparencia hay buenas noticias desde la Fundación Civio y puede haber más si se animan como yo a financiar el proyecto ¿Quién cobra la obra? que hoy les presenta Javier de Vega, uno de sus integrantes. Otro de ellos, Cristina Moreno presentó hace unos días en Galicia el trabajo que realizan por la transparencia, reconociendo quela contratación pública es un gran agujero negro, no hay información sistematizada

Hace un año Javier les presentaba otro de los proyectos de Civio, ¿Quién manda? . Gracias a este proyecto, financiado también mediante crowdfunding, podemos conocer bastante mejor las telas de araña del poder en las que crece la corrupción, como las de don Francisco.

Gracias Javier

¿Por qué deberíamos vigilar entre todos los contratos de obra pública?

Tal vez no resida usted de la comunidad autónoma de Aragón, pero quizá haya leído estos días en los medios sobre el caso de corrupción urbanística del Zaragoza Plaza. En pocas palabras, se trata de una adjudicación a dedo a una importante constructora para levantar una plataforma logística. La UDEF está investigando un pufo millonario, con más de 94 millones sin justificar, urdido por vías que seguro que le suenan: cobro de trabajos no realizados, sobreprecios sobre obras sí realizadas, certificaciones fraudulentas y facturas falsas para cargar gastos inexistentes. Si este caso le resulta ajeno, seguro que hay otro similar muy cerca de su casa.

El del Zaragoza Plaza es un caso reciente y representativo de las extracción de recursos públicos debido a al fallo de todos los mecanismos de control que pesan sobre los procesos de contratación pública. Y en particular, sobre los contratos de obra civil, la parte más golosa de eso que para algunos parece haber sido todo un pastel durante los años de la burbuja y el ladrillo. Mecanismos que fallan, prácticas opacas…

Aclaremos una cosa: no todas las prácticas opacas que rodean a la contratación de obra civil tienen por qué ser prácticas corruptas. No todas las conductas opacas sirven para ocultar un hecho ilegal, pero limitan la capacidad vigilante de cualquier ciudadano concienciado sobre la gestión de lo público.

De acuerdo, ¿pero por qué querríamos usted o yo auditar la contratación de obra pública?

En primer lugar, porque el dinero de la obra pública es de todos, y tenemos derecho a saber a quién estamos contratando. Sí, deberíamos poner nombre, y siempre con datos fiables, a las personas y empresas que más se han beneficiado de estas adjudicaciones y conocer mejor sus vínculos con lo público. Al fin y al cabo, no contaremos con una panorámica amplia del problema si no investigamos tanto del adjudicador como del adjudicatario.

En segundo lugar, porque la ley tiene goteras: exige neutralidad y transparencia en los pliegos administrativos de los procesos de contratación, pero es necesario comprobar si estas dos condiciones se respetan. De hecho, también prohíbe expresamente trocear contratos para eludir las obligaciones de publicidad o del procedimiento de adjudicación, y basta bucear en las hemerotecas para encontrar numerosos ejemplos de obras edificadas “a cachitos”. El Zaragoza Plaza pone de manifiesto la existencia de sobrecostes y de gastos inexistentes, pese a que la ley no permite ampliar el coste de una obra a mitad de la edificación si esa variación no responde a los objetivos iniciales de la infraestructura.

Lo grave radica en que, pese a todas estas vulnerabilidades de control, los ciudadanos aún no tenemos acceso a información clave sobre estas adjudicaciones, que sí tiene cualquiera en países como Reino Unido. Se trata de información consolidada, verificable, abierta y reutilizable tan básica como los precios de adjudicación, las fechas de ejecución y la trazabilidad de todos los cambios importantes, cuál es la administración pública que paga la obra, los nuevos costes de ejecución (de haberlos) y, lo más importante, qué empresa se llevó el contrato.

Arrojar luz sobre la obra pública y promover medidas de transparencia no va a acabar de un plumazo la corrupción, pero sí va a hacer posible una vigilancia más precisa y fundamentada por parte de los ciudadanos. Y sólo por eso ya merece la pena.

Por eso, desde la Fundación Ciudadana Civio (que ya hemos escarbado anteriormente en múltiples fuentes de información para investigar los indultos, los vínculos entre los poderosos, la distribución del gasto público, las leyes, decretos y nombramientos que aparecen en el BOE y otras lagunas informativas) queremos investigar en 2015 estos contratos de obra civil.

¿Quién cobra la obra?

Esta iniciativa consiste, lo primero, en extraer del BOE por medios informáticos todos estos datos relevantes y armonizados (para estas grandes adjudicaciones, el BOE presenta más y mejor información normalizada que el Portal de Contratación del Estado). Con ellos queremos crear una base de datos pública y reutilizable para cualquier ciudadano, empresa, colectivo u organización. Una vez extraída la información, la analizaremos para encontrar ejemplos de prácticas poco transparentes en este terreno. Y, como ya nos estamos familiarizando con la Ley de Contratos del Sector Público, una de las complejas a las que nos hemos enfrentado, elaboraremos recursos y materiales didácticos para explicar en negro sobre blanco las normas escritas y no escritas de la contratación pública.

Para hacer realidad ¿Quién cobra la obra? hemos iniciado una campaña de micro-financiación colectiva que ya ha recibido el apoyo de 145 personas en apenas 21 días. Estamos al principio de la senda, y ésta debe llevarnos a tener todos los datos importantes de los grandes contratistas de obras públicas, ordenados, estructurados e investigados a lo largo de 2015. Si el proyecto prospera, será la primera pieza de una gran radiografía de la contratación pública. Al BOE sumaremos el BORME y todos los portales de contratación locales y autonómicos. Y de la obra civil pasaremos a otros sectores.

Es una causa ambiciosa. De momento, abordamos con ilusión el primer paso. Si desea ampliar información, o intentar ayudarnos a que se convierta en realidad, por favor visite la campaña. ¿Quién cobra la obra? De momento, lo qué si sabemos es que la pagamos todos.

@civio

Imagen de previsualización de YouTube Administración, Campañas, Captación, Corrupción, Desigualdad, Exclusión, Heroes cotidianos, Organizaciones No Lucrativas, Participación, Pobreza, Responsabilidad Social Empresarial, Riqueza, Tercer Sector, Transparencia
Escrito por xosecuns 1 Comentario
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net

10 claves para recordar que una vida salvada merece ser vivida

21 de octubre de 2014 a las 13:17

El 26 de octubre es el Día del Daño Cerebral Adquirido (DCA).

Hace dos años, el responsable de la Federación Gallega de Daño Cerebral (FEGADACE), se preguntaba si las personas con esta discapacidad eran invisibles. Dos años después creo que mucho menos y que tenemos la obligación de agradecérselo.

En el que para mí es un ejemplo de esfuerzo y comunicación social bien entendida, no se limitaron en estos dos años a conmovernos o buscar nuestra solidaridad, sino a intentar hacernos la vida mejor a los que no tenemos Daño Cerebral, quizá por poco tiempo. Son muchos los consejos sobre alimentación, seguridad viaria, envejecimiento activo o sobre como mejorar nuestra vida cotidiana que les debemos.

Abruma el montón de actividades que están previstas para conmemorar este día en toda España. En Galicia, entre otras muchas actividades,  el 25 de octubre celebran el III Foro de Familias

Gracias por recordarnos que una vida salvada merece ser vivida. Y gracias a Irene Cancelas, responsable de Comunicación de FEGADACE con quien hoy les dejo.

Convendría comenzar y terminar su artículo bailando con Oscar  ¿… O mejor no?

No, mejor acabar con el Rap de la ilusión y un lema que vale para muchos otros colectivos en riesgo de exclusión: “No sólo queremos demostrar lo que hacemos. Sino convencernos de todo lo que podemos

Imagen de previsualización de YouTube

Tiempo de reinvindicación

El Daño Cerebral Adquirido (DCA) es una discapacidad que se presenta de manera súbita en la vida de las personas. Puede estar provocada por una enfermedad (ictus -en la mayoría de los casos-, tumor cerebral) o por un traumatismo craneoencefálico (causado por un accidente de tráfico, laboral, o un golpe o caída). Es una discapacidad de aparición relativamente reciente, en buena medida a causa de los avances científicos y del sistema sanitario, que posibilitan que la atención médica de urgencia salve vidas que, en muchos casos, tienen secuelas permanentes. Estas secuelas (de tipo motor, cognitivo, emocional, etc.) componen el daño cerebral adquirido.

Si bien la atención en los servicios de urgencias es satisfactoria, el sistema sociosanitario abandona a las personas con DCA una vez salen del hospital. La preocupación de las familias de estas personas que vuelven a casa con una discapacidad que antes no tenían es el hecho fundacional de las asociaciones que componen FEGADACE. La ayuda mutua, pero también la necesidad de recibir atención y rehabilitación especializada, impulsan las cinco entidades que componen FEGADACE.

Los cambios que se están produciendo por el recorte en prestaciones y servicios y por el riesgo de pérdida de derechos hacen que sea tiempo de reivindicación para las personas con daño cerebral.

Diez necesidades cruciales

1. Pensiones

Las personas con daño cerebral adquirido tienen una discapacidad que irrumpe en su vida en cualquier momento y a cualquier edad, con independencia del momento del ciclo vital en el que se encuentren. Sus carreras profesionales se ven paralizadas (a veces, en el caso de las personas más jóvenes, no tienen tiempo ni de comenzar), lo que limita su tiempo de cotización, dificultando el acceso a pensiones dignas. Es muy complicado que una persona con DCA pueda volver a su puesto de trabajo, por lo que se ve condenada a sobrevivir con la pensión que corresponde a su cotización en el momento del daño, independientemente de que su cuantía sea insuficiente.

2. Asistencia personal

Es un derecho básico para cualquier persona con discapacidad, y está directamente relacionada con el aspecto económico del punto 1. En la actualidad, en muchas familias, la persona cuidadora principal se ve en la obligación de abandonar su puesto de trabajo para asumir la labor de cuidados. Además de las repercusiones negativas que este hecho pode tener para la persona cuidadora -y que veremos más adelante-, el hecho de depender de la madre, del marido o de quién sea que asume el cuidado, afecta directamente a la dignidad de la persona en situación de dependencia.

Contar con un servicio de asistencia personal es la única manera de que una persona con discapacidad, daño cerebral en este caso, pueda tomar un control real y efectivo de su vida.

3. Rehabilitación interdisciplinar

El movimiento asociativo del daño cerebral lleva, desde sus albores, reclamando que se aplique su modelo (el mismo que recomienda el Imserso en su Modelo de atención a las personas con daño cerebral ) de rehabilitación interdisciplinar a las personas con daño cerebral adquirido. El DCA se divide en tres fases: aguda, subaguda y crónica. Nuestro sistema sanitario garantiza la atención en la primera de ellas (la hospitalización), pero cuenta con muy reducidos recursos en atención ambulatoria, cuando se produce el alta hospitalaria.

Unas horas de logopedia o de fisioterapia son insuficientes para una persona con daño cerebral que acaba de ser dada de alta del hospital. Por otra parte, los especialistas coinciden en señalar que los primeros seis meses tras el daño son cruciales para la recuperación funcional, y que es en ese intervalo de tiempo donde se debe trabajar, lo antes posible y con la mayor intensidad que se pueda, en la rehabilitación de la persona con DCA.

Rehabilitación en Alento. Foto: Rober Amado

4. Unidades de Daño Cerebral y figura del responsable clínico

El daño cerebral no cuenta con un departamento específico en los hospitales. En Galicia tenemos apenas una Unidad de Ictus en Santiago, que solo está especializada en una de las causas del daño cerebral y que resulta insuficiente para la totalidad de la población. Las personas con DCA son atendidas en diferentes unidades, como neurología, psiquiatría, o neurocirugía, lo que provoca confusión en las familias, ya de por sí desorientadas ante a llegada del daño y su desconocimiento del mismo. Por eso reclaman la figura del responsable clínico: un interlocutor único, estable y accesible, para cada persona con daño cerebral, que tenga a la familia informada durante toda la estancia hospitalaria.

5. Centros públicos

Las asociaciones de daño cerebral adquirido aspiran a desaparecer. La emergencia de la situación hace que busquen recursos, proporcionen servicios, contraten personal especializado y creen centros de atención a las personas con DCA con un modelo basado en la rehabilitación interdisciplinar y la inclusión social. Pero estos servicios deben ser públicos, gratuitos y universales. El alcance de las asociaciones miembro de FEGADACE es muy limitado: juntas suman 1.268 familias socias, cuando se estima que hay unas 35.000 personas con daño cerebral en Galicia. 420.000 en toda España.

Terapia canina en la ONG Alento

6. Atención psicológica

Las secuelas del daño cerebral adquirido son múltiples y variadas. Las más visibles son las físicas, pero es muy fácil encontrar secuelas de tipo cognitivo, conductual, emocional, o comunicativo. Todas ellas, combinadas con las dificultades de adaptación a la nueva vida, hacen que se requiera un apoyo externo para la adaptación a los cambios, para conseguir asumir la nueva situación, dejando el ancla en la “vida anterior” que tan complicado resulta abandonar.

7. Cuidado para las familias

El daño cerebral adquirido afecta a la persona, a su familia, y a todo su círculo social. Todo el entorno de la persona con DCA se tiene que adecuar a la nueva situación, lo que incluye, además de las adaptaciones físicas, un cambio en los roles. El apoyo psicológico es fundamental para acompañar a las familias en esa readaptación.

Esta situación, además, profundiza en la problemática de género, repercutiendo más negativamente en las mujeres, pues son ellas las que suelen asumir el cuidado de los familiares (parejas, hijos/as, padres/madres), que tienen que compaginar con su propia adaptación a la nueva vida y, en ocasiones, con el abandono del trabajo, con el consiguiente empobrecimiento económico. Una cotización digna en el caso de abandono del trabajo, o contar con asistencia personal, eliminarían esa sobrecarga de trabajo y estrés en las familias.

8. Accesibilidad universal

Las peculiaridades del DCA como discapacidad, y la heterogeneidad de sus manifestaciones, hacen que las necesidades en materia de accesibilidad sean muchas y diferentes. En este punto volvemos a la figura del asistente personal, y también de la persona acompañante, que en algunos casos pueden ser necesarias. Una persona con daño cerebral puede no necesitar un transporte adaptado para desplazarse, pero sí mecanismos que le ayuden a recordar cuál es su parada de autobús o a dónde se dirige.

9. Inclusión social

Familias FEDACE. Grazas!!!

Las personas con DCA reclaman un respeto efectivo por su inclusión social, siempre que esta sea posible (no suele serlo en los casos de personas en coma, con el síndrome de vigilia sin respuesta y estado de mínima conciencia). La discapacidad provocada por el daño limita algunas capacidades, pero también preserva -o incluso desarrolla- otras. Desde instancias públicas se debe favorecer el acceso a los derechos a la educación, al trabajo y al disfrute del ocio a través de medidas efectivas que los garanticen.

10. No más recortes

Los recortes atacan los efectos igualadores de nuestro débil sistema de bienestar, cebándose con las personas que están en una situación de mayor indefensión. La tabla de reivindicaciones se cierra volviendo al inicio: el problema económico. Las personas que disponen de menos recursos son las más sometidas a copagos y demás gastos de tipo sanitario, ortopédico, etcétera, además de sentir, igual que el resto de la población, la pérdida de poder adquisitivo, la subida del IVA, y demás factores empobrecedores.

 @fegadacegalicia

Imagen de previsualización de YouTube Desigualdad, Exclusión, Incidencia, Inclusión, Inversión social, Organizaciones No Lucrativas, Personas con Discapacidad, Tercer Sector
Escrito por xosecuns 4 Comentarios
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net

10 reivindicacións para lembrar que unha vida salvada merece ser vivida

20 de octubre de 2014 a las 21:45

O 26 de outubro é o Día do Dano Cerebral Adquirido (DCA).

Hai dous anos, o responsable da Federación Galega de Dano Cerebral (FEGADACE), preguntábase se as persoas con esta discapacidade eran invisibles. Dous anos despois creo que moito menos e que temos a obriga de agradecérllelo.

No que para min é un exemplo de esforzo e comunicación social ben entendida, non se limitaron nestes dous anos a conmovernos ou buscar a nosa solidariedade, senón a tentar facernos a vida mellor aos que non temos Dano Cerebral pero que en calquera momento o poderíamos ter. Son moitos os consellos sobre alimentación, seguridade viaria, envellecemento activo ou sobre como mellorar a nosa vida cotiá que lles debemos.

Abruma o montón de actividades que están previstas para conmemorar este día en toda España. En Galicia o 25 de outubro celebran o III Foro de Familias, pero tamén teñen actividades en A Coruña (ADACECO), Compostela (Sarela), Vigo (Alento), Lugo (ADACE) ou Ourense (Renacer)

Grazas por lembrarnos que unha vida salvada merece ser vivida. E grazas a Irene Cancelas, responsable de Comunicación de FEGADACE con quen hoxe lles deixo.

Convén comezar o seu artigo bailando con Oscar….¿Ou mellor non?

Non, mellor rematalo co Rap da ilusión e un lema que vale para moitos outros colectivos en risco de exclusión: “Non so queremos demostrar o que facemos. Senón convencernos de todo o que podemos

Imagen de previsualización de YouTube

Tempo de reivindicación

O Dano Cerebral Adquirido (DCA) é unha discapacidade que se presenta de maneira súbita na vida das persoas. Pode estar provocada por unha doenza (ictus -na maioría dos casos-, tumor cerebral) ou por un traumatismo cranioencefálico (causado por un accidente de tráfico, laboral, ou un golpe ou caída). É unha discapacidade de aparición relativamente recente, en boa medida a causa das melloras científicas e do sistema sanitario, que posibilitan que a atención médica de urxencia salve vidas que, en moitos casos, teñen secuelas permanentes. Estas secuelas (de tipo motor, cognitivo, emocional, etc.) compoñen o dano cerebral adquirido.

Se ben a atención nos servizos de urxencias é satisfactoria, o sistema sociosanitario abandona ás persoas con DCA unha vez saen do hospital. A preocupación das familias destas persoas que volven para a casa cunha discapacidade que antes non tiñan é o feito fundacional das asociacións que compoñen FEGADACE. A axuda mutua, pero tamén a necesidade de recibir atención e rehabilitación especializada, impulsan a súa actividade. Os cambios que se están a producir polo recorte en prestacións e servizos e polo risco de perda de dereitos fan que as persoas con dano cerebral reinvindiquen

Dez necesidades cruciais

1. Pensións

As persoas con dano cerebral adquirido teñen unha discapacidade que irrompe na súa vida en calquera intre e a calquera idade, con independencia do momento do ciclo vital no que se atopen. As súas carreiras profesionais vense paralizadas (ás veces, no caso das persoas máis novas, non teñen tempo nin de comezar), o que limita o seu tempo de cotización, dificultando o acceso a pensións dignas. É moi complicado que unha persoa con DCA poida volver ao seu posto de traballo, polo que se ve condenada a sobrevivir coa pensión que corresponde á súa cotización no momento do dano, independentemente de que a súa contía sexa insuficiente.

2. Asistencia persoal

É un dereito básico para calquera persoa con discapacidade, e está directamente relacionada co aspecto económico anterior. Na actualidade, en moitas familias, a persoa coidadora principal vese na obriga de abandonar o seu posto de traballo para asumir o labor de coidados. Ademais das repercusións negativas que este feito pode ter para a persoa coidadora, o  feito de depender da nai, do marido ou de quen sexa que asume o coidado, afecta directamente á dignidade da persoa en situación de dependencia.

Contar cun servizo de asistencia persoal é a única maneira de que unha persoa con discapacidade, dano cerebral neste caso, poida tomar un control real e efectivo da súa vida.

3. Rehabilitación interdisciplinar

O movemento asociativo do dano cerebral leva, desde os seus albores, reclamando que se aplique o seu modelo (que tamén é o que recomenda o Imserso no seu Modelo de Atención ás persoas con dano cerebral ) de rehabilitación interdisciplinar ás persoas con dano cerebral adquirido. O DCA divídese en tres fases: aguda, subaguda e crónica. O noso sistema sanitario garante a atención na primeira delas (a hospitalización), pero conta con moi reducidos recursos en atención ambulatoria, cando se produce a alta hospitalaria.

Unhas horas de logopedia ou de fisioterapia son insuficientes para unha persoa con dano cerebral que acaba de ser dada de alta do hospital. Por outra banda, os especialistas coinciden en sinalar que os primeiros seis meses tralo dano son cruciais para a recuperación funcional, e que é nese intervalo de tempo onde se debe traballar, canto antes e coa maior intensidade posíbel, na rehabilitación da persoa con DCA.

Rehabilitación en Alento. Foto: Rober Amado

4. Unidades de Dano Cerebral e figura do responsábel clínico

O dano cerebral non conta cun departamento específico nos hospitais. En Galicia temos apenas unha Unidade de Ictus en Santiago, que só está especializada nunha das causas do dano cerebral e que resulta insuficiente para a totalidade da poboación. As persoas con DCA son atendidas en diferentes unidades, como neuroloxía, psiquiatría, ou neurocirurxía, o que provoca confusión nas familias, xa de por si desorientadas perante a chegada do dano e o seu descoñecemento do mesmo. Por iso reclaman a figura do responsábel clínico: un interlocutor único, estábel e accesíbel, para cada persoa con dano cerebral, que teña á familia informada durante toda a estadía hospitalaria.

5. Centros públicos

As asociacións de DCA aspiran a desaparecer. A emerxencia da situación fai que busquen recursos, proporcionen servizos, contraten persoal especializado e creen centros de atención ás persoas con DCA cun modelo baseado na rehabilitación interdisciplinar e a inclusión social. Pero estes servizos deben ser públicos, gratuítos e universais. O alcance das asociacións membro de FEGADACE é moi limitado: xuntas suman 1.268 familias socias, cando se estima que hai unhas 35.000 persoas con dano cerebral en Galicia. 420.000 en toda España.

6. Atención psicolóxica

As secuelas do DCA son múltiples e variadas. As máis visíbeis son as físicas, pero é moi doado atopar secuelas de tipo cognitivo, condutual, emocional, ou comunicativo. Todas elas, combinadas coas dificultades de adaptación á nova vida, fan que se requira un apoio externo para a adaptación aos cambios, para conseguiren asumir a nova situación, deixando a áncora na “vida anterior” que tan complicado resulta abandonar.

Familias FEGADACE. Grazas!!!

7. Coidado para as familias

O dano cerebral adquirido afecta á persoa, á súa familia, e a todo o seu círculo social. Todo o contorno da persoa con DCA se ten que adecuar á nova situación, o que inclúe, ademais das adaptacións físicas, un cambio nos roles. O apoio psicolóxico é fundamental para acompañar ás familias nesa readaptación. Esta situación, ademais, profundiza na problemática de xénero, repercutindo máis negativamente nas mulleres, pois son elas as que adoitan asumir o coidado dos familiares (parellas, fillos/as, pais/nais), que teñen que compaxinar coa súa propia adaptación á nova vida e, en ocasións, co abandono do traballo, co conseguinte empobrecemento económico.

Unha cotización digna no caso de abandono do traballo, ou contar con asistencia persoal, eliminarían esa sobrecarga de traballo e estrés nas familias.

8. Accesibilidade universal

As peculiaridades do DCA como discapacidade, e a heteroxeneidade das súas manifestacións, fan que as necesidades en materia de accesibilidade sexan moitas e diferentes. Neste punto volvemos á figura do asistente persoal, e tamén da persoa acompañante, que nalgúns casos poden ser necesarias. Unha persoa con dano cerebral pode non precisar un transporte adaptado para desprazarse, pero si mecanismos que lle axuden a lembrar cal é a súa parada de autobús ou onde se dirixe.

9. Inclusión social

Representación 7 escenas 7 pecados - ADACECO

As persoas con DCA reclaman un respecto efectivo pola súa inclusión social, sempre que esta sexa posíbel (non adoita selo nos casos de persoas en coma, coa síndrome de vixilia sen resposta e estado de mínima conciencia). A discapacidade provocada polo dano limita algunhas capacidades, pero tamén preserva -ou mesmo desenvolve- outras. Desde instancias públicas débese favorecer o acceso aos dereitos á educación, ao traballo e ao goce do lecer a través de medidas efectivas que os garantan.

10. Non máis recortes

Os recortes atacan os efectos igualadores do noso feble sistema de benestar, cebándose coas persoas que están nunha situación de maior indefensión. A táboa de reivindicacións péchase volvendo ao inicio: o problema económico. As persoas que dispoñen de menos recursos son as máis sometidas a copagamentos e demais gastos de tipo sanitario, ortopédico, etc., ademais de sentiren, igual que o resto da poboación, a perda de poder adquisitivo, a suba do IVE, e demais factores empobrecedores.

 @fegadacegalicia

Imagen de previsualización de YouTube Comunicación, Exclusión, Inclusión, Inversión social, Organizaciones No Lucrativas, Personas con Discapacidad, Tercer Sector
Escrito por xosecuns 1 Comentario
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net

El virus es la desigualdad. La epidemia es la pobreza

13 de octubre de 2014 a las 21:47

El 17 de octubre es el Día Internacional para la Erradicación de la Pobreza. Ese día y durante toda esta semana se va a intentar hablar de lo que importa. En bastantes casos de forma amable y hasta odiosamente candorosa pero en otros muchos sin intentar endulzar la realidad ni ocultar las causas de la pobreza y la desigualdad. Entre estos últimos creo obligado destacar a la Alianza Española contra la Pobreza, una impresionante red de más de mil entidades de todo tipo y sensibilidades. Les recomiendo leer su Manifiesto contra la #RiquezaqueEmpobrece, sobre todo para entender con algo de sosiego lo que es la globalización y fenómenos como el Ebola. Sosiego, por favor. Lejos de tanta desmesura, alarmismo y prejuicios.

¿Democracia con transparencia o desigualdad o corrupción?, preguntaba hace unos días, con ocasión del Foro organizado por las tres plataformas gallegas de oenegés que intentan luchar contra la pobreza y exclusión en Galicia y en el resto del mundo. Una pregunta que difícilmente se puede responder envuelto en una bandera o escondido detrás de unas fronteras.

Afrontar la lucha contra la pobreza, la corrupción, el desempleo, o emergencias sanitarias como la del Ebola, es imposible mientras no entendamos que vamos en el mismo barco, que vivimos en un mundo globalizado en donde la mayoría de las soluciones o son globales o son mera propaganda.

El aumento salvaje de la desigualdad no es sólo español (en apenas cinco años sólo nos supera Letonia en toda la Unión Europea), sino mundial: siete de cada diez personas viven en países donde la desigualdad ha aumentado desde la década de 1980 y el 1% de las familias más poderosas acapara ya el 46% de la riqueza mundial.

La corrupción tampoco es patrimonio español. En los mismos paraísos fiscales donde Jordi Pujol y otros muchos delincuentes fiscales esconden un dinero que debería estar siendo utilizado para luchar contra la pobreza, lo tienen muchos líderes africanos.

Por desgracia, globalización y derechos humanos no son conceptos que vayan juntos. El dogma de “quien quiera derechos que se los pague”o la mentira del “no hay dinero para vivir por encima de nuestras posibilidades” se puede aplicar en Africa occidental, donde ya han muerto más de 4.000 personas por el Ebola, o en España. En ambos lugares asistimos a un desmantelamiento de las políticas sociales públicas, también en el ámbito sanitario. A la epidemia de la pobreza.

Hoy toca el Ebola, una minucia comparada con otras enfermedades de la pobreza que son un problema de salud pública mundial: neumonía, tuberculosis, malaria, etc. Casi la mitad de la población africana no tiene acceso a medicamentos esenciales. Solamente la malaria afecta anualmente a más de 220 millones de personas.

Sorprendentemente. Allí donde se producen el 90% de muertes por enfermedades transmisibles se invierte el 10% de recursos, y donde las muertes son el 10% se invierte un 90%.  No parece muy juicioso esperar a que estas enfermedades afecten a países ricos como el nuestro para luchar contra ellas, pero así se hizo con el SIDA o la Gripe A y ahora se hará con el Ebola (si, ya es rentable hacerlo).

Recortar los presupuestos de política social o sanitaria tiene efectos negativos inmediatos en la vida de millones de personas en todo el mundo. ¿A quién descartamos?, nos preguntan desde Oxfam Intermon.

Imagen de previsualización de YouTube

La campaña Si me importa nos recuerda que la ayuda al desarrollo funciona, que desde el inicio de esta crisis España ha recortado su presupuesto de cooperación al desarrollo en un 70% y nos invita a escoger a quien dejamos morir, porque esto es lo que ven todos los días en muchos países africanos. Pero la pregunta es perfectamente válida para España. ¿A quien decidimos machacar con los recortes: personas con dependencia, sin hogar, migrantes, paradas de larga duración, niños o niñas …?

Creo que pocas personas que lean este blog se atreverán a escribir un comentario con aquello de “primero hay que ayudar a los de aquí y luego a los de alla“. No hay aquí y allá, hay personas que sufren por las mismas causas. No se las ayuda, se respetan o no sus derechos. Y mientras nos enredamos con este trampantojo ganan los mangantes de las tarjetas de Bankia.

Medicos del Mundo también está luchando contra el ébola y contra la destrucción de los presupuestos sanitarios. En Africa, pero con coherencia tambíen en España con su campaña “Nadie desechado”, denunciando que al menos 873.000 personas han perdido el derecho a la asistencia sanitaria en apenas dos años y pidiendo nuestra colaboración para luchar contra la exclusión sanitaria y en defensa de la sanidad universal.

También lo hacen muchas profesionales de la sanidad: las que organizaron las mareas blancas, o las que están luchando contra el ébola en cualquier lugar del mundo. Ninguna de ellas ha dejado de lado su ética y moral en épocas de crisis financiera.

Es posible luchar localmente contra problemas globales. Esta semana tienen una prueba: el Premio Nobel de la Paz a Kailash Satyarthil y la Marcha contra la Explotación Laboral Infantil. Una marcha a la que en Galicia y en toda España se unieron hace 16 años miles de niños y niñas y que desde entonces ha supuesto que más de 78 millones de menores hayan salido de la explotación. ¡Vaya si se puede!

Hay esperanza. Contra el ébola y contra quienes consienten su triunfo.

@xosecuns

Administración, AFRICA, Campañas, Cooperación, Corrupción, Derechos humanos, Desigualdad, Exclusión, Heroes cotidianos, Inversión social, Organizaciones No Lucrativas, Pobreza, Riqueza, Tercer Sector, Transparencia
Escrito por xosecuns 2 Comentarios
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net

¿Democracia con transparencia o desigualdad y corrupción?

2 de octubre de 2014 a las 9:27

Como tengo la suerte de que bastantes de quienes leen este blog son un poquito insolentes, estoy sintiendo su presión preguntando por las razones por las que lo tengo algo abandonado en las últimas semanas.

Pues ya que preguntan, se lo cuento. Y ya puestos a hacer un post publicitario, les propongo un plan para venir a Compostela el 9 y 10 de octubre para formarse en temas que les interesan y ya puestos, quedarse a disfrutar el fin de semana de una ciudad repleta de personas decentes.

Ando un poco agobiado, si, pero también ilusionado porque junto a muchos compañeros y compañeras de EAPN Galicia, la red de 125 ONG que luchan contra la pobreza y la exclusión social, estamos organizando dos eventos: el IV Foro sobre pobreza, Exclusión Social, Tercer Sector y Voluntariado y la I Agora sobre Tercer Sector y voluntariado.

El Foro ya es una tradición y suele tener éxito, a pesar de su escaso presupuesto, por varias razones.

Se procura mezclar tanto denuncia o formación en temas de pobreza o exclusión social como intentar mostrar iniciativas positivas en el ámbito de la inclusión o la innovación social. Siempre con educación. Siempre con respeto. Denuncia, pero también mucha propuesta. Lo pueden ver en el programa de esta edición.

Y se va al grano. A debatir o afrontar temas que preocupan o que interesan, sin nombres rimbombantes ni buenrollitismo. Desde el lema: ¿Democracia con transparencia o desigualdad y corrupción?.No se puede afrontar honestamente la lucha contra la pobreza sin plantearse temas como el salvaje aumento de la desigualdad en nuestro país, sin denunciar un consentido y hasta mimado fraude fiscal y la mentira del ¡No hay dinero!. Sin hablar de la ciénaga de corrupción en la que vivimos y los 40.000 millones que nos cuesta al año, muchos de ellos en Galicia donde periodistas decentes siguen destapando pozos negros.

Se hablará de transparencia: en la administración pública, en la gestión de los miles de millones de Fondos Estructurales que la Unión Europea nos da para inclusión social o en las propias ONG.  De propuestas para que reducir el desastre del batiburrillo de las Rentas Mínimas en España. De los defectos y retos que tiene nuestra Renta de Inserción de Galicia. De como comunicar eficazmente la dignidad y el respeto a las personas huyendo de la barbarie del asistencialismo.

Pero lo que más me gusta es que en el Foro se juntan muchas personas decentes. Empezando por las que lo abrirán, con la mesa redonda “Personas que participan” y que demuestran que su opinión también cuenta,  las voluntarias y trabajadoras de muchas ONG y colegios profesionales que estan preparando ponencias, talleres, documentos o notas de prensa y que dan una lección de lo que significa la generosidad del trabajo en red. En EAPN y en el resto de plataformas que coorganizan el Foro: CERMI Galicia y la Coordinadora Galega de ONGD. Porque en la lucha contra la pobreza y la exclusión no hay fronteras.

Ponentes en esta edición habrá más de 40. Entre ellos la periodista Rosa Maria Calaf y su “Comunicación decente contra la desigualdad y la pobreza“, Carlos Susías, el presidente de EAPN España  y su “Participación de la sociedad civil en la gestión de los Fondos Estructurales: ¿Ficción o realidad?” (no me han dejado llamarla ¿Realidad o paripé?, que gente) o Cristina Moreno, responsable de la Fundación Civio, una organización especializada en demostrar que la transparencia en los datos públicos, la lucha contra la corrupción y una democracia más fuerte son factibles con herramientas informáticas innovadoras. Ya conocieron en este blog ¿Quien manda?. Les sorprenderán otras como El indultómetro, Tu derecho a saber, El BOE nuestro de cada día o ¿Donde van mis impuestos? donde ya tienen todos los datos del proyecto de Presupuestos Generales del Estado 2015 hasta el máximo nivel de detalle para que puedan encontrar el dato que precisen de forma muy sencilla. Como dicen en Civio: ” Nos gustaría que la Administración mostrase así toda la información a los ciudadanos. Como no lo hace, lo hacemos nosotros

Innovando y sumando esfuerzos contra la pobreza y la exclusión social

En paralelo al Foro, podrán visitar la I Agora del Tercer Sector. Un espacio donde se pretende presentar de manera ágil hasta once iniciativas innovadores y buenas prácticas que en Galicia ya existen en la lucha contra la pobreza y la exclusión social y por la inclusión activa y la economía social. Siempre con el enfoque de que puedan ser replicadas o significar un avance para personas y entidades en su lucha contra la pobreza y la exclusión social, para ahorrar esfuerzos y para ampliar el trabajo en red.En 6 minutos, expertos de estas once entidades, deberán presentar su experiencia a grupos de 8 personas, que tendrán 9 minutos más para preguntar. Si hay interés no hace falta más tiempo.Y si no, hay otras muchas posibilidades esperando.

La clave del Agora es la empatía. No se trata de contar lo bueno que es mi proyecto y ya, sino pensar en quien me está escuchando: que fue exitoso para mí que puede ser para ti, por que mejora el trabajo en red, a tu entidad o a la defensa de los derechos de las personas, etc.

Al Foro y al Agora pueden inscribirse aqui. Y si solo quieren hacer alguna visita vengan, malo será que no les encuentren un hueco.

@xosecuns

Cláusulas sociales, Comunicación, Corrupción, Desigualdad, Empleo, Exclusión, Formación, Inclusión, Organizaciones No Lucrativas, Participación, Personas, Pobreza, Responsabilidad Social Empresarial, Riqueza, Tercer Sector, Transparencia, Unión Europea, Voluntariado
Escrito por xosecuns 3 Comentarios
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net

8 Consejos para empezar a cuidar

15 de septiembre de 2014 a las 19:43

¡La dignidad no se negocia!

Este fin de semana muchas personas han gritado este lema en las Marchas por la diversidad funcional.

Ni la dignidad ni la decencia se negocian. Se ponen en práctica o no. Y si hay personas que merecen un homenaje por hacerlo son muchas de las mujeres y hombres que están cuidando a familiares o seres queridos en situación de dependencia.

En silencio, sin cobrar un euro, enriqueciendo hasta el infinito palabras como voluntariado o solidaridad. Aún por encima de la indignación contra la barbarie sistemática que se está cometiendo contra miles y miles de personas que contemplan el obsceno desmantelamiento de la  dependencia.

Un problema anticipado. En toda España, incluída Galicia, donde lamentablemente la Xunta atendió a siete dependientes menos cada día en el último año. Parece que mi presidente cuando va a Madrid tiene otras prioridades más importantes que defender a los ciudadanos que peor lo están pasando. Y no me cuenten otra vez lo de ¡No hay dinero!. Es mentira.

Decencia y dignidad que practican también muchas trabajadoras sociales, defendiendo los servicios sociales contra la beneficencia, en palabras de la presidenta del Colexio de Traballo Social.

Para intentar echar una mano a aquellas personas, ¡cualquiera de nosotros!, que de repente deben enfrentarse a todo esto y empezar a cuidar a una persona con dependencia, les dejo con Eva Lorenzo, una trabajadora social experta en este tema, como demuestra en su recomendable blog Mi rincón de apoyo al cuidador. Como ella dice: “un rincón dirigido a todos aquellos héroes silenciosos y a veces invisibles, que dedican su vida al cuidado de personas en situación de dependencia

Gracias a todos ellos por defender la dignidad y la decencia

Gracias, Eva. Por la ayuda y el compromiso.

Consejos para empezar a cuidar

La historia personal de cada uno de los cuidadores familiares que día a día desarrollan esta tarea es diferente. Unos cuidan a sus padres, otros a sus hijos. Unos lo hacen debido a una enfermedad degenerativa, otros por un accidente. Algunos ya sabían que iban a desempeñar ese papel y a otros les llega por descarte o de imprevisto. Unos cuentan con ayudas y apoyo y otros lo hacen en solitario…

Pero lo que sí es común en todos los casos, es la sensación de vértigo y vacío que se produce, en el momento en el que se dan cuenta, de que la vida de su familiar dependerá, en gran medida, de sus cuidados y atenciones. El instante en el que son conscientes de esta realidad, está cargado de sentimientos, pensamientos, dudas o inseguridades que, en su gran mayoría, son de naturaleza negativa. El impacto al que se ven sometidos, no solo afectará a su estabilidad psicológica, sino también a su vida familiar, laboral, social o económica. Y va a suponer un ajuste progresivo y continuado que se alargará en muchos casos durante años.

¿Por qué a mí?

¿Qué va a pasar?

¿Quién me va a ayudar?

¿Qué puedo hacer?

¿Cómo me voy a organizar?

¿Podré con esto?

Este tipo de preguntas son totalmente normales en esos primeros momentos. El factor sorpresa de la enfermedad o accidente, la incertidumbre y la espera por un diagnóstico son fuente de dolor y de dificultad a la hora de asumir los cambios que se van a producir. No es fácil para nadie, aceptar y enfrentarse al hecho, de que alguien cercano dependa de él/ella para las actividades básicas de la vida cotidiana.

Con el paso del tiempo, los cuidadores atravesarán diferentes etapas: negación y rechazo, búsqueda de información, reorganización y adaptación. Todas ellas, llenas de cambios, ajustes, retos, reestructuraciones. Para que este viaje sea lo más llevadero y saludable posible para ambos, voy a resumir los que para mí, son los puntos clave a la hora de enfrentarse al momento en que alguien se convierte en cuidador/a.

Acepta los sentimientos y sigue adelante

Llanto, pena, tristeza, dolor, rabia, ira… Son sensaciones y emociones normales en los primeros momentos. Déjalas salir, no las reprimas, habla y desahógate el tiempo necesario pero no te dejes llevar por ellas ni por la ansiedad que provocan, que no guíen tu día a día ni las decisiones que tomas. Si es necesario, solicita ayuda profesional para ver con mayor claridad la nueva realidad a la que te enfrentas y poder sobrellevarlo de la mejor manera. En “Un mundo lleno de emociones” podéis leer una serie de consejos en relación al ámbito emocional de los cuidados.

Infórmate bien sobre la enfermedad y/o patología que sufre la persona a la que cuidas

Causas, consecuencias, síntomas, evolución, tratamiento Si es necesario, consulta opciones con diferentes profesionales médicos.

Infórmate o formarte sobre tus tareas como cuidador 

En qué tareas vas a necesitar ayuda, cómo puedes llevar a cabo los cuidados de la forma más adecuada, a qué cambios o síntomas vas a tener que enfrentarte y cómo puedes hacerlo.

Involucra a la red social y familiar en los cuidados

Sea cual sea la respuesta que se obtenga, es necesario que la red familiar y social esté enterada de la situación y forme parte de todas las decisiones que se tomen a lo largo del proceso. También será importante conocer en qué medida pueden ofreceros ayuda y para qué tareas.

Infórmate sobre los recursos de ayuda con los que puedes contar

Prestaciones económicas, grupos de apoyo, ayudas técnicas, servicios de apoyo, respiro familiar, centros de atención, asociaciones de ayuda, blogs y redes sociales, empresas. No solo conocer cuáles existen en el entorno más cercano, sino también cuáles son los requisitos de acceso y trámites para solicitarlos. Podéis leer estas dos entradas dónde hablo de dos recursos específicos de ayuda al cuidador: los grupos de apoyo  0 los programas de respiro familiar.

Organiza y planifica los cuidados

Una vez recopilada toda la información anterior y teniendo en cuenta las circunstancias concretas que os rodean, debéis ir creando vuestro propio plan de cuidados en el que identificaréis cuáles son las tareas en las que debéis ayudar a la persona a la que cuidáis, cuál es la prioridad y la importancia de esas tareas, con qué tiempo diario contáis para cada una de ellas, en qué actividades necesitaréis el apoyo de un servicio externo, familia o amigos. En “El tiempo es oro” se enumeran una serie de consejos y pautas para una mejor gestión del tiempo que os podrán servir de ayuda para vuestro plan de cuidados.

Pide y Aprende a aceptar la ayuda

Para la realización de las tareas, para tomarte un respiro, para un desahogo personal, para compartir experiencias y consultar dudas, etcétera. Parece el consejo más fácil de seguir pero a menudo es el que más cuesta a los cuidadores ya que en la mayoría de los casos va acompañado de sentimientos de culpabilidad, de no querer aceptar los posibles ofrecimientos o no recurrir a los servicios o recursos de apoyo existentes. Y que puede desembocar en una sobrecarga excesiva y en un malestar tanto físico como psicológico, con la correspondiente pérdida en la calidad de los cuidados.

Cuida también de ti

No podéis olvidaros de vosotros mismos. La persona que cuida debe tomar conciencia de su propio autocuidado y establecer unos hábitos en consecuencia: alimentación saludable, ejercicio físico, tiempo libre, descanso, no abandonar amistades ni hobbies… Para atender a vuestro familiar con garantías, es necesario que os cuidéis y tratéis de no olvidar que, con los cambios necesarios, vuestra vida personal, laboral y/o familiar, debe seguir, al margen del nuevo rol que vais a desempeñar.

En “Cuidarse Bien” se detallan los principales puntos en los que un cuidador debe centrarse para no sufrir el llamado “Síndrome del cuidador quemado” y los principales recursos yservicios a los que puede acudir.

Foto: Antonio Olza

Por último, me gustaría recomendaros tres webs que os servirán de ayuda en esta nueva etapa que empiezas…

http://www.sercuidador.es/

Un portal creado por Cruz Roja dirigido en exclusiva a cuidadores y cuidadadoras de personas en situación de dependencia. En él podréis encontrar una serie de documentos, guías y vídeos que os serán de mucha utilidad.

http://cuidadores.unir.net/

Unir cuidadores es una empresa que nace con el fin de mejorar la calidad de vida de las personas que cuidan. A través de su web, podréis acceder a artículos de interés, formación, masterclass, consultas con expertos, foros…

http://www.somospacientes.com/

Una comunidad web que ofrece contenidos, servicios y herramientas de información y opinión para pacientes, familiares, profesionales y demás ciudadanos interesados en el mundo de la salud. Cuentan con un mapa de asociaciones de toda España a través del cual podréis obtener información de contacto de las que más os puedan interesar dependiendo de la enfermedad o patología que padezca vuestro familiar y que estén en vuestra localidad o provincia de residencia.

@EvaLorenzoRguez

Administración, Derechos humanos, Desigualdad, Exclusión, Heroes cotidianos, Inclusión, Inversión social, Personas, Personas con Discapacidad, Pobreza, Riqueza
Escrito por xosecuns 2 Comentarios
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net

Mozas e mozos tutelados. Vítimas, non culpables

3 de septiembre de 2014 a las 11:26

¿E ti por qué estás nun centro de menores se non tes cara de mala?”.

Preguntáronllo nunha entrevista de traballo a Jenni, unha xoven ex tutelada, cando ainda residía nunha das vivendas de acollida da ONG Igaxes3. Non se trata dun caso aillado. Os xóvenes que viven en centros de protección vense día a día na difícil tarea de procurarse un futuro e, ademáis, de combatir a sospeita dos demáis. A sospeita de quen quere ver neles persoas problemáticas ou conflictivas.

Foto: www.fepa18.org

Como calquera outro prexuicio social é mentira: os mozos e mozas que viven nunha situación de protección non son culpables, senon vítimas. As razóns de que viviran separados das súas familias non son responsabilidade súa: nalgún intre padeceron unha situación que lles viu imposta e que os obligou, ademáis, a afrontar unha traxectoria vital moi complexa.

Detrás de historias positivas como as de Youssef, Lis, Ousmane o Sonia ou outros moitos xóvenes sen apoio familiar que se fixeron maiores nun centro de menores. Detrás da sensatez de Jose, un mozo ex-tutelado do recoñecido programa Mentor ó que poden ver no vídeo (minuto 6), hai un traballo inmenso de profesionais con vocación e unha elevada formación. Con varios deles tiven a sorte de estar hai uns meses no encontro de FEPA “Creando un mañana“.

De esforzo e formación eficaz faláballes hai anos, cando se presentou a primeira edición do xa prestixioso e esixente Máster en Intervención e Emancipación de Xóvenes en Conflicto Social organizado por Igaxes3 e a Universidade de Santiago de Compostela. E que agora ten aberto o prazo de inscripción para a súa cuarta edición.

Deixolles coa historia de Rocío Vázquez, ex-alumna do Master e educadora nunha vivenda de Igaxes3 (ao igual que outro 30% da súa plantilla). Demostrando todos os días que mozos e mozas non só son o futuro, tamén son o presente.

Grazas, Rocío.

Imagen de previsualización de YouTube

Vítimas, non culpables. ¿Por qué traballo con mozos e mozas tutelados?

Dende moi pequena admirei as miñas mestras e mestres. Sobre todo aquelas que me aportaron algo mais alá do estritamente académico. En xeral podo dicir que houbo grandes persoas que me acompañaron mentres medraba, que influíron en que a pedagoxía fose a miña vocación. Por todo isto, creo na aprendizaxe ao longo da vida, no aprender día a día e no proceso inacabado da educación. Tamén para min mesma, xa que quizais nesta profesión é na que máis debemos ser conscientes de que nunca se sabe todo e que non deixaremos de aprender algo novo,  por parte de todas e cada unha das persoas que nos rodean.

Topei con Igaxes3 por primeira vez hai sete anos, cando participei no proxecto Berenguela. Aínda que xa escoitara falar de empoderamento, non foi ata aquel momento que tiven a oportunidade de comprender a amplitude deste concepto. Nesta etapa tamén tiven a sorte de coñecer Humanus CAM: en Lisboa achegámonos a esta experiencia de empoderamento persoal e colectivo. Isto axudoume a ver que podemos e debemos seguir medrando como persoas e como grupos.

Cando traballamos nun proxecto, os educadores e educadoras non somos unicamente executores, senón tamén beneficiarios. Os e as profesionais do traballo con menores só temos sentido dende a verdadeira vocación educativa, e o noso obxectivo é o de aprendermos xunto ás persoas coas que estamos traballando, co fin global de construír unha sociedade mellor. Se isto non é así, mellor seguir outro rumbo.

Anos despois, ao inscribirme no Máster en Intervención e Emancipación de Mozos/as en Conflito Social, dei o primeiro paso para emprender un longo camiño. Se coma min decidides aventurarvos neste camiño, veredes que é pedregoso ás veces, pero nel iredes aprendendo con todos e cada un dos rapaces e rapazas con quen esteades día a día, sen deixar de sorprendervos a vós mesmas.

Mentres estaba realizando o Máster xurdiu a oportunidade de traballar como educadora no Programa Mentor. Naquel momento estiven nun mar de dúbidas, sobre todo relacionadas coa miña capacidade. Xa naquel momento consideraba que ser educadora nunha vivenda de apoio á independencia era un emprego moi esixente.

Pero finalmente aquí estou, e… que podo dicir disto? Que é incrible!! No meu emprego anterior eu era orientadora laboral e a miña relación coas persoas comezaba pola confección dun currículo. Algo verdadeiramente fácil e cómodo: achegábanse a min e pedíanme o que necesitaban. Porén, no traballo con mozos e mozas nunha vivenda tutelada non se parte deste punto, senón de moito máis atrás.

Ata chegar a este momento hai unha fase de quecemento, máis ou menos longa dependendo de cadaquén. Durante esta fase os rapaces e rapazas adoitan repetir “eu non quería estar aquí”. E nós, en exercicio de motivación profesional, repetímonos “estamos aquí porque queremos”. Nese vai e vén aprendemos a comprendernos para construír un camiño a seguir. Para mellorarmos e medrar, sen acabar nunca.

Nos dous anos que levo traballando na vivenda tutelada, aprendín sobre todo o verdadeiro valor do respecto. Ás veces partimos da idea de que todas e todos sabemos o que significa esta palabra e que podemos, xa que logo, esixirlles aos demais que o exerzan.

Pero algo que parece tan sinxelo, en realidade non o é. As persoas aprendemos a respectar vendo como outros nos respectan a nós mesmos. Cos mozos e mozas coas que traballamos sucede igual.

Aquí  descubrín que non é necesario berrar máis forte que o outro para acadar o seu respecto ou a súa escoita. Se isto fose así, eu estaría perdida, pois a miña gorxa non mo permite. Experimentei que, sen perder a calma e mantendo sempre o respecto cara ao outro, máis tarde ou máis cedo acabarán por responderche do mesmo xeito.

Nada máis me queda que dicirvos, a aquelas e aqueles que xa esteades decididos e motivados para ser especialistas na intervención coa mocidade, que sexades benvidas á aventura inacabable de empoderarse para empoderar.

Rocío Vázquez

Empleo, Formación, Inclusión, Menores y jóvenes, Organizaciones No Lucrativas, Tercer Sector
Escrito por xosecuns 6 Comentarios
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net
Página 1 de 151234510...Última »