La Voz de Galicia
Seleccionar página

¿Quiere una Europa contra la pobreza? Pues dígaselo

Si se dedica como profesional o voluntaria a la lucha contra la pobreza, la exclusión social o por los derechos humanos.

Si le interesan y quiere cambiar las políticas sociales o de empleo desde su ONG, administración pública, colegio profesional…

Si no quiere que sigan abusando de su buena fe para recoger tapones o alimentos toda la vida mientras los responsables políticos huyen de su responsabilidad y consienten que se humille a las personas que necesitan derechos y no limosnas.

Si quiere que al lado de Unión Europea esté también la palabra «social» y no sólo «económica» o «monetaria».

pilar-europeo-derechos-socialesSi es así, hasta el 31 de diciembre, le animo a participar en la Consulta sobre el pilar europeo de derechos sociales, que la Comisión Europea ha puesto en marcha para preguntarnos como queremos que sean las políticas europeas que afectan a las personas, sobre todo a las más vulnerables: … Seguir leyendo

10 ideas provocadoras para reducir el desempleo

desempleo-garantia-juvenilSi leen este blog, imagino que no creerán el dogma de que la mejor política social es el empleo. Ya saben que tener empleo ya no es suficiente para garantizar salir de la pobreza. No es suficiente pero sigue siendo necesario, por eso es preocupante el escaso éxito de las políticas de empleo en España y un desempleo que tiene la medalla de plata en la Unión Europea.

En especial son un rotundo fracaso las medidas de lucha contra un desempleo juvenil (menores de 25 años) que ya está en el 46,5% como el Sistema de Garantía Juvenil, donde las comunidades autónomas han gastado sólo el 12% de los fondos europeos, y eso que la Comisión Europea acaba de anunciar que está dispuesta a invertir mucho más.

No puede esperar más el cambio radical de las políticas de empleo. Hoy les dejo con Xosé Alberte Cea, un … Seguir leyendo

Empoderamiento desde el caos en la Jungla de Calais

295.000 migrantes y refugiadas han llegado a Europa por mar en lo que llevamos del 2016, según la Organización Internacional de Migraciones.  Ya sabemos, con datos y periodismo, que además del horror del que huyen, todas ellas se enfrentarán a la locura de la lotería europea de como se respeta el derecho de asilo. También tenemos buenas noticias con las múltiples propuestas que cualquiera de nosotros puede hacer, con sensatez, por las personas refugiadas o los estudios rigurosos que demuestran, por ejemplo, que cada euro invertido en acoger a los refugiados se trasformará en casi dos de beneficios en los próximos cinco años.

En el mundo, más de 65 millones de personas se han visto forzadas a huir. El lunes se celebra la Cumbre Mundial de la ONU sobre Refugio y Migración donde todos los gobiernos deben tratar de mejorar el respeto a los derechos de las … Seguir leyendo

Datos y periodismo para ponerse en su lugar

AlambradaPonerse en el lugar del otro. Todo empieza aquí.

Así acababaTranquilidad: Sólo son personas muriendo“, un artículo escrito hace un año, cuando se hizo evidente la tragedia de miles de personas huyendo del horror sirio y una explosión de solidaridad sacudió pueblos y ciudades españolas ante la imagen del cadáver de Aylan Kurdi. Desde entonces más de 400 niños y niñas han muerto ahogados en el Egeo. El propio Aylan, de haber sobrevivido, hoy sería deportado a Turquía.

A la mayoría nos preocupa que en la actualidad, más de 60 millones de personas estén obligadas a abandonar sus hogares en el mundo, convirtiéndose en desplazadas internas o refugiadas, la cifra más elevada desde la Segunda Guerra Mundial. Son múltiples las iniciativas que cualquiera de nosotros puede hacer, con sensatez, por las personas refugiadas.

Cualquier actuación solidaria requiere tener información previa, independiente, objetiva y sin prejuiciosSeguir leyendo

¿Qué puedo hacer, con sensatez, por las personas refugiadas?

Refugiados El Roto causas huirDicen que a los españoles nos dan igual los refugiados. Es mentira.

Como en otras muchas ocasiones, ante el sufrimiento ajeno, miles de personas están dando una vez más una lección de solidaridad. Lo comprobé por primera vez tras el genocidio en Ruanda o con el huracán Mitch en Centroamerica. Está demostrado que mientras una tragedia humanitaria sale en medios de comunicación, la sociedad española responde.

Pero lamentablemente estas explosiones de solidaridad tienen dos problemas: que suelen desaparecer cuando dejan de ser noticia (y cuando más ayuda necesitan quienes sufren) y que se actúa desde la emoción y la urgencia. Hay que ayudar ya, como sea, sin pararse a pensar en las causas del problema ni en asegurar que se hace de la mejor forma posible. Con el argumento de «lo importante es hacer» se han desperdiciado y se desperdician millones de euros.

Ninguna persona decente se puede quedar tranquilaSeguir leyendo