La Voz de Galicia
Hablando de riqueza, pobreza, exclusión y con quienes no quieren quedarse al borde del camino
Seleccionar página

Los dolores menstruales son normales y otras mentiras machistas y empobrecedoras #DosVecesDoloridas

Dos veces doloridas. Cuando la medicina desprecia a las mujeres. Hace unos años escribí avergonzado este artículo confesando mi profundo desconocimiento de la histórica discriminación de las mujeres en la investigación y práctica de la medicina.

Y no fui yo solo el ignorante sorprendido, a las vista de las miles de veces que se compartió en Twitter la imagen con los síntomas del infarto en las mujeres, muy diferentes a los de los hombres. Con el regalo añadido de este artículo de mi admirada Rosa Montero.

Vaya si hay ignorancia. Esta semana me sorprendieron las reacciones, la mayoría de simple machismo y aporofobia, sobre la buena noticia de que el estado asumirá las bajas por reglas dolorosas

Me acordé y creo obligado compartir esta reflexión sobre los factores de discriminación machista vinculados con la salud, a propósito de la endometriosis y del sufrimiento inútil y absurdo de millones Seguir leyendo

¿Un paso del Partido Popular hacia la Renta Básica Universal?

El nuevo presidente del Partido Popular acaba de presentar su Plan de medidas urgentes y extraordinarias en defensa de las familias y la economía de España. Además de su tono educado, y en estos tiempos de fomento interesado del discurso del odio ya es mucho, lo que más ha trascendido son sus propuestas de reducción de impuestos. No me voy a referir a ellas porque poco creíbles y fiables son mientras no se diga claramente qué gastos se recortarían y sobre todo que estos recortes no afectan a  las personas en pobreza, dependientes, con discapacidad, migrantes, pensionistas, acceso a vivienda, etcétera. 

Si me interesó leer en algún medio referencias someras del tipo: «una caricia socialmente apreciable: subvencionar con un “pago anticipado”, una suerte de cheque, de 200 a 300 euros mensuales, a las rentas más modestas, inferiores a los 14.000 euros anuales«.

Gran parte de Seguir leyendo

Se sumisa. ¿Haz caso a tu asistenta social?

Lo más gratificante como trabajador o voluntario ha sido y es la participación social. Aprender, escuchar y tratar de ser altavoz (no portavoz) de las demandas de las personas en pobreza o exclusión, estando o no de acuerdo con ellas (idealizaciones ninguna y discursos buenistas menos),

En todo tipo de seminarios y encuentros personas expertas en lo que les ocurre bautizan con sus propias palabras las carencias del sistema público de lucha contra la pobreza. En el último realizado en Galicia el lema fue «Los derechos sociales no son una lotería» y se habló de brecha digital, exclusión bancaria o financiera y sobre todo de la necesidad urgente de una vivienda digna, adecuada y accesible, una política casi residual en muchos gobiernos autónomos y ayuntamientos a pesar de que bajo esta situación las personas en pobreza «no vivimos, sobrevivimos”.

No hay seminario en el que no Seguir leyendo

Narcisismo solidario: ¿Yonquis de la pobreza?

Las aguas de la lucha contra la pobreza están sanamente revueltas. Frente al tradicional enfoque asistencialista y culpabilizador, en los últimos años, administraciones, organizaciones y profesionales están demostrando que desde un enfoque de defensa de derechos es perfectamente posible que las personas salgan de la pobreza. Relean si no estos dos artículos:  12 principios para luchar contra la exclusión social severa y Housing First: así se asegura el derecho a la vivienda de las personas sin hogar.

Era de esperar una cierta resistencia al cambio o a la reasignación de recursos, pero lo que sorprende y preocupa a entidades y profesionales es una actitud de rechazo hasta con agresividad a superar aporofóbicas medidas paliativas o de limosna. En personas de todo tipo de formación, clase social o ideología política. Responsables políticas, profesionales de servicios sociales o en organizaciones de acción social. Con las personas sin hogar o ante medidas Seguir leyendo

Axudadoras e xusticieiras: Adictas á pobreza?

As augas da loita contra a pobreza están sanamente revoltas. Fronte ao tradicional enfoque asistencialista e culpabilizador, nos últimos anos, administracións, organizacións e profesionais están a demostrar que desde un enfoque de defensa de dereitos é perfectamente posible que as persoas saian da pobreza. Relean se non estes dous artigos:  12 principios para loitar contra a exclusión social severa e Housing First: así se asegura o dereito á vivenda das persoas sen fogar.

Era de agardar unha certa resistencia ao cambio ou á reatribución de recursos, pero o que sorprende e preocupa a entidades e profesionais é unha actitude de rexeitamento ata con agresividade a superar aporofóbicas medidas paliativas ou de esmola. En persoas de todo tipo de formación, clase social ou ideoloxía política. Responsables políticas, profesionais de servizos sociais ou en organizacións de acción social. Coas persoas sen fogar ou ante medidas como as tarxetas moedeiro para a Seguir leyendo