La Voz de Galicia
Seleccionar página

La clave del éxito de Frosts, un centro de jardinería en Cambridgeshire

Brampton (GB). El medio es el mensaje, decía McLuhan. Y cada vez está más claro que tenía razón. Se refería, claro, a los medios de comunicación de masas, pero no puede aplicarse a todo. Por ejemplo, a Frosts, el gran centro de jardinería de Brampton, punto de encuentro de una comunidad que ha hecho muy suya la petición de que se circule despacio y con precaución.

Porque en Frosts hay de todo, no sólo plantas, y colocado con gran elegancia. El café tiene dos partes: la que podríamos denominar restaurante y la que es café en sí, con sus sillones formando unos cubículos abiertos que incitan a reclinarse en ellos o a casi acostarse para charlar. Aquí no hay prisa, hay relaciones humanas. Porque ese es el mensaje: construye un medio donde todo el mundo se sienta cómodo y… tus ventas aumentarán.

(Foto de Google, sin identificar Seguir leyendo

Buckden, un enclave histórico inglés, está en peligro de dejar de ser una villa

Buckden (GB). Hace 22 años que vengo a Buckden siempre que puedo, un minúsculo pueblo con historia, una farmacia, una peluquería y cuatro tiendas. Me gustan sus dimensiones, su falta de vida exterior, su gente pacífica, sus dos iglesias -la anglicana y la católica; este última en realidad son tres unidas- y su dos hoteles donde sí hay movimiento. Soy miembro, además, de una sociedad local desde hace diez u once años.

Y viniendo de una se esas tiendas me detengo ante un cuidado cartel clavado en un árbol que advierte contra el más de un millar de viviendas que se van a levantar en Buckden. ¿Qué viviendas?

Me paro a leerlo, claro. Quedo horrorizado. ¡Se va a duplicar la población! Pero ¿a qué mente enferma se le ha ocurrido eso? ¿Cómo se puede llegar a tal nivel de especulación? Se preocupan -sin duda con razón- los hacedores del aviso … Seguir leyendo

En el jurado de la IV Gala Mellor Cociñeiro de Tapas por Galicia

Santiago de Compostela. El pasado martes formé parte del jurado de la IV Gala Show Cooking Mellor Cociñeiro de Tapas por Galicia. Aunque la gente no me cree, soy una persona muy especial para comer, lo cual por una parte me convierte en un jurado detestable y por otra en un jurado idóneo (debido a mi gran exigencia e intransigencia). Además, nunca me gusta premiar a alguien porque eso implica no premiar a otros, y eso siempre (o casi siempre) adopta la forma de una injusticia, y puede ser incluso cruel: gana el que ha hecho eso sin esfuerzo alguno y pierde el que se echó horas y horas.

La gala estaba perfectamente organizada en el hotel compostelano de cinco estrellas AC Palacio del Carmen, con algo menos de dos centenares de personas invitadas. Había nivel cultural, gente que ve en la pequeña gastronomía una muestra de cultura, una … Seguir leyendo

St. John’s, un colegio ejemplar en el Camino Inglés británico

Por tercera vez me encuentro en el colegio St. John’s, un centro católico con 1.500 estudiantes situado en el Camino Inglés, muy cerca de Escocia. Me sigue produciendo la misma impresión que cuando entré por primera vez aquí en el 2016: todo está organizado, todo funciona como un reloj suizo. La disciplina se aprende ya en los hogares (esto es Inglaterra, no el caos latino), pero desde luego se practica de manera radical cuando se pone un pie dentro del St. John’s. Pero no con caras largas y tensión: todo el mundo sabe lo que tiene que hacer, cómo tiene que comportarse, qué se espera de él. Las clases son muy activas, con estudiantes dinámicos y, por supuesto, uniformados.

Uno podría pensar que la ciudad donde se halla, Bishop Auckland, es la capital de la zona pija. Nada más lejos de la realidad: es una zona deprimida, de … Seguir leyendo

Percipecia a bordo de un autobús sueco

Göteborg. ¿Esto es Suecia? Sí, esto es Suecia. Donde también los trenes tienen accidentes, así que el mío, que viene de Copenhague, se ve obligado a parar tres cuartos de hora antes de arribar a Göteborg, su destino.

De manera que unas sesenta personas o quizás algo más bajamos sin que nadie dirija ni oriente nada. La megafonía del tren había advertido del cambio y había comunicado que el viaje continuaría en autobús.

Así que, ateridos, nos metimos en el bar de la estación -que también es de autobuses- de Kungsbacka, mirando las próximas salidas. Y de repente se desata la carrera porque alguien ha visto un único bus a 200 ó 300 metros. Y ha visto bien: uno, solo uno, de manera que quien puede se sienta y el resto vamos o sentados en los escalones o de pie como sardinas en lata, que ese es mi destino.

Para … Seguir leyendo