La Voz de Galicia
Seleccionar página

El inalterable encanto de la Cantina del Río Covés

coves-001b.jpg

Esteiro (Pontedeume). Hacía por lo menos cuatro o cinco meses que no iba a comer a la Cantina del Río Covés, a un kilómetro de Pontedeume rumbo al monasterio de Caaveiro. O sea, tomando en la gasolinera de la villa medieval la carretera que tira a la derecha. Menos mal que había reservado, porque la crisis no se nota aquí: a las tantas había bastante gente haciendo tiempo en la barra a la espera de una mesa libre. Cierto: el lugar sigue siendo barato; la calidad de la comida, buena; el servicio, amable; y tanto el local como el entorno, muy agradables. Porque Inma y Chucha, las dueñas, no se han conformado con rehabilitar el viejo astillero de su abuelo sino que se han preocupado de limpiar el río Covés (lo cual les ha ganado follones y amenazas de una Administración burocrática que ni hace ni deja … Seguir leyendo