Tevagustar.es Tevagustar.es Tevagustar.es Tevagustar.es
La Voz de Galicia
Blogs de lavozdegalicia.es

Ideas insolentes contra la parálisis solidaria (I)

15 de marzo de 2013 a las 17:18

Hace unas semanas levanté una cierta polvareda al escribir sobre la “parálisis solidaria”, la crisis de liderazgo que observo en muchas organizaciones no lucrativas. Acababa diciendo que podíamos seguir maldiciendo la oscuridad pero sobre todo debíamos encender velas.

Desde entonces, aparte del debate y de la oportunidad de conocer a personas comprometidas con la mejora de este sector, descubrí algunas luces más que me hacen abrigar un cierto optimismo. Paradójicamente,  la mayor satisfacción la he tenido participando en Valencia en el Foro Internacional para la Innovación Social, organizado gracias a profesionales y voluntarios de Jovesolides , una entidad dedicada a promover el desarrollo comunitario a través de jóvenes líderes.

Paradójico porque al tiempo que se agravó mi impresión de parálisis en muchas entidades, cabreadas pero resignadas cual lemmings ante un futuro aparentemente inexorable, pude descubrir una infinidad de propuestas innovadoras: emprendimiento social, economía del bien común, comunicación, crowdfunding, participación ciudadana, responsabilidad social… Ya se las iré presentando en primavera para alterarles la sangre un poco.

Con buen criterio, en el Foro nos prohibieron utilizar la palabra crisis. Entre esto y que lo del suicido de los lemmings es un mito, me atrevo a proponer algunas perogrulladas para salir de la parálisis solidaria, por si le sirven. Me disculparán el tono insolente en algún momento, pero ya me conocen, es una insolencia optimista y desde el cariño.

Lo que importa son la causa y las personas (para, por y con las que trabajamos), no la marca de mi organización (que puede que sobre e igual hasta estorba).

O dicho de otra forma, las ONG son un medio, no un fin en si mismo.

Y es que con decir que somos los buenos o que lo hacemos mejor ya no basta. Hay que creer en lo que hacemos y demostrarlo con calidad y objetividad.

¿Nos creemos tod@s la misión y valores de nuestro Plan Estratégico? ¿Si? Pues no hay excusa para que cada trabajador o voluntario haga este año un mínimo de 20 nuevos socios. Pídaselo, pídaselo, o sugiéralo para que no haya que hacer el ERE…

Porque las personas SI tienen sus causas y se mueven por ellas y no por los logos. Y son desconfiadas. Buenas noticias:  se acabó la cobardía de decir que ONG o voluntarios somos apolíticos.

Hay que mojarse y aceptar el desafío de politizar: ¿luchamos contra las consecuencias o contra las causas? ¿inclusión o asistencialismo?¿apadrinar o empoderar? ¿pena o justicia? ¿Repolitizar la cooperación? ¿Qué opinan de estas fotos en su ONG?.

No hay futuro solos. La otra señal de la cruz

Imagen de previsualización de YouTube

Fortalezca su cuello mirando de arriba a abajo y a los lados. Crear red: ¿Para que sirve su ONG? ¿Qué sabe hacer mejor? ¿Qué puede hacer mejor con otros? ¿Qué hacen mejor otras ONG?

Insistir en mantener numantinamente todas las áreas o servicios que teníamos antes de la crisis era y es un despilfarro de fondos públicos o del dinero de sus donantes.

Haga testamento (o imagine posibilidades al menos)

Póngase en lo peor: Si su ONG tuviera que cerrar: ¿quién podría seguir con su labor? ¿Cuál atendería mejor a sus participantes-que no usuarios-?

Aunque por ahora no se atreva, es sano ir pensando con quien se podría fusionar, absorber o ser absorbido, colaborar, crear una alianza, especializarse…

Antes de hablar de complicadas fusiones (de ahí mi admiración por los valientes que escuchan y crean por ejemplo Alianza por la Solidaridad, el Grupo de Convergencia Asociativa o el Vives Proyecto),  hay muchas opciones de colaboración posibles con las que ahorrar costes: especializar servicios, compartir (local, areas, personal, funciones, clientes, actividades, gastos, etc), crear una central de compras, externalizar,presentar proyectos conjunto… Y en todo caso si al final cierra, hacerlo con orden es el mejor servicio que le puede hacer a las personas para las que dice trabajar

No se limite a su gremio. Es uno más

Discapacidad con discapacidad, desarrollo con desarrollo, inmigrantes con inmigrantes, jóvenes con jóvenes, progres con progres, ONG con ONG, empresas con empresas, católicos con católicos… uf.

Lo de cada oveja con su pareja empobrece y no es lo que ocurre en este mundo de sanas mezclas. Convertirse en entidades promotoras del cambio social, como propone la interesante iniciativa Smart CSOS, empieza dando pequeños pasos basados en valores comunes: compartir areas (orientación laboral, incidencia, etc), el informe sobre crisis y desigualdad, el impulso de un laboratorio/aldea social en Galicia con más de 30 entidades implicadas (colegios profesionales, ONG de todo tipo, oficinas de voluntariado, banca ética, economía social…), la marea naranja, software libre …

(Si, ahora ya saben porque a veces me llaman el “Trotaconventos” o por qué se burlan cuando utilizo la palabra sinergia…)

Apostar por las federaciones

Impulsarlas implica optimizar drásticamente gastos, centrándose las entidades miembro en el trabajo directo con las personas y la federación en los gastos de estructura. Y mejor liderarlo entre sus entidades que se lo “sugieran” sus financiadores. Un par de preguntas inquietantes: ¿tiene sentido que una administración autonómica siga dispersándose apoyando proyectos locales en vez de apostar por los de ámbito autonómico?. Si una federación está formada por 15 ONG, ¿tiene que tener cada una de ellas su gerente, contable, informática… o llega con uno y lo que nos ahorramos lo dedicamos a impulsar nuestra causa?

Apostar por las Coordinadoras. Si sirven…

Contrariamente a lo que la miopía dicta, pagar una cuota es una inversión, no un gasto. En pocos sitios como en las coordinadoras, además de su natural función de incidencia política o defensa de los intereses de su sector,  sus profesionales tienen una visión tan completa del mismo, de las posibilidades de colaboración, de ahorro de costes, de obtener sinergias a todos los niveles (estatal, autonómico, local…)

Pero como inversión que es, debe exigirse su retorno, participando activamente y con generosidad en sus actuaciones. Mi experiencia  es que es rentable hacerlo: en visibilidad de la causa y de mi organización, incidencia política, ahorro de costes…

Y si cree que no sirve estar por estar o irse sin más no es honesto. Antes de hacerlo convoque una asamblea y plantee su disolución.

“Todo poder implica una responsabilidad”

Se lo decía su tío, o no,  a Spiderman. En España, a las superheroínas de la acción social les gusta llamarse también “entidades singulares “ y como tal reclaman un espacio destacado en iniciativas ilusionantes como la Plataforma del Tercer Sector:  Caritas, Cruz Roja y la ONCE.

Pues eso… y no sólo en Madrid. ¿O harán como las grandes ONGD y la cooperación descentralizada?

Seguirá. Ahora les dejo con Victor, Pamela, Lorena, Antonio… sus causas valen la pena.

 

@xosecuns

No nos pidan calma (Facebook)

Campañas, Captación, Comunicación, Cooperación, Derechos humanos, Incidencia, Organizaciones No Lucrativas, Participación, Personas, Pobreza, Riqueza, Tercer Sector, Transparencia, Voluntariado
Escrito por xosecuns 31 Comentarios
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net

La unión hace la fuerza: construyendo un mercado social

2 de marzo de 2013 a las 10:51

Hace unas semanas les proponía regalar mejor con menos y les presentaba Opciones, una  revista referente en el consumo consciente y la economía solidaria. En  su último número Rubén Suriñach escribía un artículo en el que demostraba que si en general la unión hace la fuerza, en el número 43 de la calle Caspe, en Barcelona, lo hace especialmente.

Rubén está concentrado en la presentación inmediata de un ambicioso proyecto de Opciones que pretende financiarse mediante crowdfunding, pero ha tenido tiempo para enviarme un resume de su artículo.

En Galicia coincide con una innovadora iniciativa de la Coordinadora Galega de ONGD de crear un Laboratorio Social (o mejor “aldea social”) junto a todo tipo de entidades sociales, cooperativas, banca ética. Se lo cuenta de maravilla Sergio Fernández en su blog.

Antes de dejarles con Rubén, les recomiendo que se suscriban al boletín de la web Economía Solidaria.  A ver quien se atreve a seguir diciendo que no se puede hacer nada…

Moltes gracies, Rubén

Construyendo un mercado social y una economía solidaria

Los bajos del número 43 de la calle Caspe, en Barcelona, acogen en sus dos plantas a 75 trabajadores en una de las mayores concentraciones de entidades de Economía Social y Solidaria.

  • FIARE , empresa de finanzas éticas hija de la cooperativa de crédito italiana Banca Popolare Etica.
  • Hobest, empresa dedicada al asesoramiento para la mejora de modelos organizativos
  • Complementum,  consultora social en políticas públicas y economía solidaria.
  • Nusos, cooperativa dedicada a la divulgación científica y a la educación para la sostenibilidad.
  • Cooperativa ETCS, asesora y dinamiza procesos organizativos y participativos a escala local.
  • SostreCívic, cooperativa que ayuda a poner en práctica modelos de acceso a la vivienda social y ambientalmente sostenibles.
  • Gestcivic, cooperativa que ofrece servicios técnicos integrales en torno a la arquitectura, la energía y el territorio.
  • Observatori DESC, entidad especializada en la incidencia política, la investigación y la formación para la defensa de los derechos civiles, políticos, económicos, sociales, culturales y ambientales.
  • LabCoop: un laboratorio de ideas cooperativo.
  • Barnaciber, dedicada a la creación de páginas web y servicios de internet;
  • Ex-Libris, cooperativa de servicios de edición y creación gráfica;
  • L’Apòstrof, especializada en la edición y el diseño además de la comunicación; .
  • Arç Serveis Integrals d’Assegurances, ofrece servicios de seguros con criterios éticos.
  • Arç Intercooperació Econòmica, ofrece servicios y recursos de consumo responsable.
  • Centro de Investigación e Información en Consumo (CRIC) y su revista Opciones.

8 de estas 15 entidades y otras dos con locales propios (la cooperativa Trèvol, dedicada a servicios de mensajería y limpieza, y COS, cooperativa de servicios de salud) se integran en el grupo cooperativo ECOS. En total generan 102 puestos de trabajo.

Unirse bajo el paraguas del grupo cooperativo les sirve para acceder a servicios y ventajas que en solitario serían más difíciles de conseguir:  capacidad de negociar como grupo ante las entidades financieras y tener acceso a fondos de inversión; la fuerza de una imagen comercial unificada con su web y la unificación de los canales de difusión de cada una de las entidades socias; el establecimiento de estrategias conjuntas para acceder a nuevos clientes y generar puestos de trabajo en el marco del grupo; las economías de escala en la gestión de webs y otras herramientas de internet… Todo ello con las contrapartidas de tener que dedicar tiempo a la gestión de la dinámica colectiva: reunión mensual de gestión del local, reunión quincenal del comité de dirección, comisiones de trabajo…

Para las entidades que en Caspe 43 no están en el grupo ECOS, el simple hecho de compartir local con entidades de economía social y solidaria genera unas dinámicas que estando en locales separados no se darían. La facilidad de compartir información, las visitas improvisadas para hacer propuestas, los desayunos cooperativos mensuales para que cada entidad presente proyectos y propuestas … Todo ello es un caldo de cultivo propicio para el intercambio de experiencias, el aprendizaje mutuo, el apoyo entre entidades, la creación de nuevas ideas y la emergencia y consolidación de intercambios económicos entre las diferentes organizaciones. Es decir, para intercooperar.

 

LA ECONOMÍA SOLIDARIA EN ESPAÑA

En España hay cerca de 260 empresas y entidades de economía social, articuladas en la Red de Redes de Economía Social y Solidaria (REAS). Esta red estatal y su completo portal de economía solidaria, trabaja en cuatro direcciones: la producción solidaria, el consumo responsable, las finanzas éticas y la cultura libre. En 2011 estas entidades facturaron 218 millones de euros y dieron trabajo a 5.902 personas, además de implicar de forma voluntaria a unas 11.000 personas más.

Imagen de previsualización de YouTube

CAMINANDO HACIA EL MERCADO SOCIAL

Un mercado social se define como una red de producción, distribución y consumo de bienes y servicios y aprendizaje común que funciona con criterios éticos, democráticos, ecológicos y solidarios, en un territorio determinado, constituida tanto por empresas y entidades de economía solidaria y social como por consumidores individuales y colectivos.

En otras palabras, las empresas y entidades de economía social y solidaria debemos comprar y vender entre nosotras, procurando que la oferta de producto y servicio que hacemos sea visible y comprendida por parte de aquellas personas de la sociedad más predispuestas al consumo crítico, y que por tanto deben tender a adquirir nuestros productos y servicios.

Se está promoviendo que cada vez más necesidades puedan ser satisfechas a través de la economía solidaria. Creando nuevas empresas, productos o ramas de actividad que llenen un vacío que existía dentro del mercado social como Som Energia, una cooperativa dedicada a ofrecer electricidad generada a partir de fuentes renovables, lo que ha permitido que se pueda pagar la factura de la luz dentro del circuito económico del mercado social.

En estos momentos existen varios procesos en marcha a nivel autonómico que confluyen en la creación de un mercado social virtual a nivel estatal y que se articulan alrededor del portal Konsumoresponsable.coop, un espacio de referencia que aúna información, formación, denuncia y alternativas desde una óptica de economía solidaria y, sobre todo, es una herramienta de visualización de los mercados sociales. Ya pueden consultar la oferta de su comunidad.

Además, en www.mercatsocial.cat, ya se pueden comprar productos de economía solidaria con la moneda social Ecosol.

 

Vemos, pues, que desde la creación de cooperativas de segundo grado como el grupo ECOS, pasando por compartir el espacio de trabajo y llegando a la idea y la práctica del mercado social, se nos muestra una manera de construir las relaciones económicas y sociales a través de unos valores y unas prácticas basadas en la colaboración, el trabajo conjunto, el bien común… desterrando la ley de la competencia y la búsqueda del máximo beneficio individual que tanto daño nos hace como personas, como sociedad y como especie.

Ruben Suriñach Padilla

 

Bancos, Comercio justo, Consumo responsable, Desarrollo rural, Empleo, Empresa, Inclusión, Organizaciones No Lucrativas, Participación, Personas, Responsabilidad Social Empresarial, Riqueza
Escrito por xosecuns 5 Comentarios
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net

Cooperación para el desarrollo.¿Otra oportunidad?

22 de febrero de 2013 a las 15:24

¿Pero donde coño está la cooperación?!

Pocas imágenes me han afectado tanto en mi carrera profesional que ver en el 2006, en Nicaragua,las lágrimas de indignación de la política honesta con la que tuve la suerte de trabajar en cooperación al desarrollo durante varios años.

Por eso me alegra mucho dejarles con José Manuel Perez Otero, del nicaragüense Instituto de Liderazgo de las Segovias. La pasión, coherencia y compromiso de José Manuel me ilusionaron muchas veces, especialmente cuando organizó un innovador congreso sobre la cooperación al desarrollo en Mozambique buscando una evidente búsqueda de sinergias y trabajo en red por desgracia muy escasa en el sector.

¿Tiene la cooperación para el desarrollo otra oportunidad?

Con profesionales como José Manuel, si. Gracias.

Cooperación para el desarrollo. ¿Otra oportunidad?

Mi buen amigo Miguel Silva, del Centro de Estudios Africanos de la Universidad de Porto, me decía hace poco que “el derrumbe de este modelo de Cooperación al Desarrollo puede ser una ocasión para que los países subdesarrollados puedan de verdad procurar su desarrollo“. Esta afirmación, con la ironía propia del bueno de Miguel,  es posible que tenga mucha miga.

Mucha miga y también un motivo para el debate. Porque es cierto que esta Cooperación agónica que nos toca vivir, dejó el descubierto muchos proyectos en los países en vías de desarrollo. Y como soy de los convencidos de que la Cooperación nunca volverá a ser la misma, cabe preguntarse: ¿y ahora qué? ¿Que va a ocurrir con todos esos proyectos y todas esas acciones que quedan al descubierto?

Acabo de volver de un viaje a Nicaragua. Un país al que estoy vinculado desde hace muchos años y al que también le está afectando profundamente este desmantelamiento de la Ayuda Oficial al Desarrollo (AOD). Llevan muchos años sufriéndola y en los últimos tiempos mucho más.

Pero Nicaragua fue también uno de los países que más ayuda recibió. Miles y miles de millones de euros fueron invertidos en proyectos de desarrollo durante décadas. ¿Y que pasó? Pues que Nicaragua sigue siendo el segundo país más pobre de Latinoamérica, sólo superado por Haití.

¿Quiere esto decir que la AOD no sirvió para nada en Nicaragua? A primera vista uno podría decir que décadas de apoyo y miles de millones de euros invertidos no tuvieron reflejo en la mejora de la calidad de vida de sus habitantes.

¿Cuestiona entonces este argumento a la Cooperación?

En mi opinión no, pero en una época de cambios como la actual si que debería ser motivo de reflexión. ¿Hicimos la Cooperación que precisan los países subdesarrollados? ¿Por qué no funcionó? ¿Qué lecciones deberíamos aprender?

Creo que aunque las intenciones eran buenas, había mucho que mejorar en la AOD. Y Nicaragua puede ser un buen ejemplo para la “observación”. Como decía miles de millones de euros y décadas de intervención no mejoraron sustancialmente la vida de los Nicas.

Seguramente los factores que la condicionaron son múltiples: Situación política, intereses de todo tipo, etc.  Pero los principales actores de la Cooperación también fueron determinantes en esta experiencia.

No siempre las inversiones fueron las acertadas. Uno puede contemplar en Nicaragua muchos “elefantes blancos” absolutamente inservibles en los que la Cooperación invirtió enormes cantidades de dinero.

No siempre se observaron las prioridades de la población como ejes de acción.

En no pocas ocasiones la Cooperación no era desinteresada y confluía con intereses geoestratégicos, políticos e hasta religiosos, que no necesariamente eran los intereses de la población.

En no pocas ocasiones también, las ONGD y las Agencias Oficiales de la Cooperación del norte, supeditaban las ayudas a iniciativas de empresas privadas, en las que la población no era un actor obligado. Se crearon estructuras que dependían en exclusiva de la Cooperación, eran “Cooperación-Dependientes“.

Y así nos fue

¿Y ahora qué?

En Nicaragua se están experimentando nuevas opciones que pasan por asumir su propio protagonismo y decidir sobre su futuro. Experiencias exitosas como las de los camaroneros de Estero Real (Puerto Morazán) que están apostando por buscar salidas comerciales a sus magníficos productos, fuera de los canales que proporcionan las grandes multinacionales del sector (a las que en Galicia conocemos ben) que no les encadenan.  Son exitosas, pero sobre todo les demuestran (y a nosotros), que pueden ser dueños de su destino, sin interferencias.

La salida pasa también por la apuesta por la sociedad civil. La única que es capaz de diseñar su futuro sin intermediarios.

Pasa por apostar menos por proyectos con un contenido profundamente asistencial, aunque adornado de Cooperación al Desarrollo, y apostar más por el apoyo a quienes quieren cambiar las reglas de juego. Es un camino complicado y con muchos obstáculos, pero es la única salida para reparar su situación.

CENTROAMERICA, Cooperación, Empresa, Organizaciones No Lucrativas, Participación, Pobreza, Tercer Sector
Escrito por xosecuns 6 Comentarios
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net

¡Vuelven los 70! El asistencialismo como protagonista social

14 de febrero de 2013 a las 14:24

Una de las consecuencias más tristes de la parálisis solidaria en la que se encuentran muchas organizaciones sociales, cuando no  tienen claras su misión ni sus valores, es caer cada vez más en la limosna a cualquier precio, aún a costa de la dignidad de las personas a las que se dice querer ayudar.

Vuelve el asistencialismo. El sentar un pobre a nuestra mesa, como decía la película de Berlanga.

Es un honor que hoy escriba sobre este tema Luis Barreiro, profesor en la Escuela Universitaria de Traballo Social de Santiago de Compostela, experto reconocido pero sobre todo uno de mis mejores amigos.

Gracias Luis.

Imagen de previsualización de YouTube

 ¡Vuelven los 70! El asistencialismo como protagonista social

A mediados de los noventa me encontraba, de forma sorpresiva, presidiendo la Cáritas de mi ciudad. Con veinte y pico años, escasa trayectoria y menor conocimiento sobreviví a la experiencia con dignidad… poco más. En aquel momento el debate interno giraba en torno al asistencialismo versus promoción.

La práctica asistencialista tenía una larga trayectoria y no parecía posible renunciar a recoger muebles viejos o juguetes usados, aunque acabaran en un almacén sin que nadie supiera muy bien que hacer con ellos. Los vales para el comedor social o el pago de bombonas de butano no parecían poder ser sustituidos por nada… en fin: la entidad parecía condenada a repetirse a si misma sin alterativa posible. Aquellos hombres y mujeres bienintencionados que se sentaban en torno a una mesa camilla para decidir cuánto dar a quién, muchas veces con un juicio moral como acompañamiento, no podían ni imaginarse que su tiempo hubiera pasado.

La promoción era cosa de los jóvenes, que los había en abundancia, se despreciaba el asistencialismo por una cuestión de valores, se renunciaba a lo arcaico pero aun no se había podido plantar una alternativa eficaz. La promoción venció en el plano de las ideas y nos lanzamos a diseñar programas y más programas. Abandonamos los muebles viejos y los juguetes inservibles, a regañadientes mantuvimos otras acciones esperando descubrir nuevas maneras de hacer las cosas que también las volvieran obsoletas… creímos vencer.

Han pasado casi veinte años y el asistencialismo ha vuelto para quedarse.

Hace un tiempo leí un titular de la organización que un día presidí: “Trabajábamos hacia la integración social, y ahora lo hemos abandonado” En otras palabras el asistencialismo se había comido toda la energía organizativa.

¿Qué ha pasado en estas dos décadas? ¿Por qué la opción que había vencido en el plano de las ideas salió derrotada en el incontestable mundo de los sentidos?

Imagen de previsualización de YouTube

Me atrevo a dar cuatro claves de porque este “revival” de los 70. Quizás sea útil a quienes miramos estas acciones desde la barrera, puede que con un cierto aire de superioridad. Las entidades que trabajamos desde la resiliencia y por el empoderamiento podemos sentirnos como actores secundarios formados en academia celosos del actor principal, sin talento, pero con éxito en taquilla.

1) Inmediatez: El asistencialismo es el aquí y el ahora: doy alimentos a quienes lo necesitan. Sin filosofías de fondo, sin diseño de proyectos. Es una economía de guerra. Dado que hay una crisis a la que vencer enviemos tropas al frente, demos fusiles y a las trincheras, o lo que es lo mismo, repartamos ropa y comida y abandonemos los proyectos de desarrollo comunitario.

El error está en que en las guerras, una crisis puede entenderse como tal, las victorias también se obtienen en el campo de la investigación: entre 1939 y 1945 la aerodinámica, la medicina, el envasado de alimentos, los materiales de construcción… avanzaron más que en las tres décadas anteriores. Para vencer hay que innovar, diseñar y ejecutar. El asistencialismo renuncia a ello, por eso no ayudará a vencer esta crisis, simplemente la acompañará.

2) Espectacularidad: El asistencialismo hace un inteligente uso de lo lúdico: mediante cenas, conciertos, mercadillos solidarios… visualiza sus acciones, recauda fondos, fideliza personajes populares… en definitiva, todo por los pobres pero sin los pobres.

Este despotismo ilustrado de lo social celebra con los incluidos pero nunca lo hace con los excluidos. Sorprendentemente nadie parece haberse dado cuenta de que resulta paradójico llenar restaurantes a favor de personas que nunca entran en ellos. En palabras de Bob Geldof (lúcidas y por ello sorprendentes), a raíz del éxito de los conciertos Live Aid: “mi único mérito es haber hecho del hambre un espectáculo”.

3º) Simpatía: (o los voluntarios: esas almas puras): El asistencialismo ha encumbrado a los voluntarios como la quintaesencia de la solidaridad. De hecho sus acciones no requieren de técnicos ni de graduados: todos estos años de trabajo en la formación diseñando ciclos superiores de integración social o de animación sociocultural, grados en trabajo social o educación social, parecen inútiles: basta con voluntarios que recojan, apilen y distribuyan.

Las entidades asistencialistas obtienen premios y reconocimientos que habitualmente le son vedados a organizaciones que trabajan por la integración social: la visibilidad de sus acciones, su voluntarismo… cala en la opinión pública. Son organizaciones queridas. Si se me permite yo no tengo interés en querer a mi fontanero (yo al menos no) espero que sea eficaz. Lo mismo podría decir de mi compañía telefónica o de los gestores públicos. No se trata de que nos quieran, se trata de que seamos eficaces.

Competir por el cariño de la población es suicida: visualizar nuestra eficacia es el reto.

4º) Lo cuantitativo: “¡atendimos 25.936 personas en 2012!”. El asistencialismo es imbatible en lo numérico. Su idea de “atender” puede reducirse a dar un kilo de arroz o una prenda de ropa o referirse a atenciones continuadas pero sus números son apabullantes

Las descripciones de las actuaciones asistencialistas están siempre llenas de cifras… pero casi nunca de resultados.

El asistencialismo tiende a la fidelización de “usuarios” no a la liberación de personas: su filosofía parece ser la de “cuantas más personas atendemos más grandes somos”. La respuesta debe ser la medición de resultados: nadie confiaría en un Hospital que se vanagloria de que sus residentes son los que pasan más tiempos encamados pero donde apenas hay altas.

En definitiva: innovación, uso de lo lúdico sin caer en contradicciones, visualización de la eficacia y medición de resultados… para empezar.

Imagen de previsualización de YouTube Comunicación, Derechos humanos, Exclusión, Organizaciones No Lucrativas, Otra Iglesia, Personas, Pobreza, Tercer Sector, Voluntariado
Escrito por xosecuns 26 Comentarios
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net

¿350 diputados seguirán hipotecando su vida? Pregúnteselo ahora

10 de febrero de 2013 a las 12:28

CONSEGUIDO!!! Vaya si se lo han preguntado…  

El PP rectifica y vota a favor de la iniciativa popular contra los desahucios

Muchas gracias a tod@s los que han participado y enhorabuena. Una vez más, ya ven:  #sisepuede.

Este es un post de emergencia.

Tanto si son una de las más de 1.402.854 personas (30.283 en Galicia) que han avalado con su firma la Iniciativa Legislativa Popular (ILP) por la dación en pago, la paralización de los desahucios y el alquiler social, como si están de acuerdo con sus demandas, antes del martes 12 se necesita que envíen un correo electrónico a los 350 diputados y diputadas del Congreso para que admitan a trámite esta ILP Hipotecaria.

Aquí tienen el modelo de correo electrónico y las direcciones electrónicas de todos los diputados.

En este blog, la comunicadora Romana Pérez ha escrito un par de veces sobre esta exitosa campaña pidiendo que no les hipotequen la vida o que no se la sigan hipotecando.  Hoy lo hace de nuevo para contarnos como está la situación.

Gracias otra vez, Romana

Que no nos sigan hipotecando la vida. ¿Pueden nuestros representantes políticos obviar la voz de más de 1.400.ooo ciudadanos?

Los desahucios son una de las caras más visibles de la crisis económica y social que estamos viviendo. Pero al margen de la coyuntura financiera actual, esta situación, aunque ahora agravada, se prolonga desde hace más de un siglo con una ley hipotecaria abusiva y excesivamente protectora de la banca. El procedimiento vigente prevé que en caso de impago, la vivienda vaya a subasta y si ésta queda desierta, lo que ocurre en el 90% de los casos, la entidad bancaria se la adjudique por el 50% de su valor. Además, podrá seguir reclamando la deuda, los costes judiciales e intereses a la persona ejecutada durante el resto de su vida.

Los más de 350.000 desahucios desde 2008 hablan por sí solos. El movimiento de repulsa por esta injusta situación se extiende no sólo a colectivos de profesionales y afectados sino que ha alcanzado relevancia internacional. El Tribunal de Justicia europeo tildó de ilegal el sistema procesal que rige los desahucios en España. La abogada general de dicho tribunal, Juliane Kokott, declaró que la normativa española incumple la directiva comunitaria al no proteger los derechos del consumidor. Mientras, las escasas medidas impulsadas desde el Gobierno han tenido un alcance insuficiente, como se ha señalado incluso desde Bruselas.

Siguiendo el curso legal establecido, diferentes colectivos y entidades sociales han recogido más de  1.402.854 firmas (30.283 en Galicia) que avalan la Iniciativa Legislativa Popular (ILP) por la dación en pago, la paralización de los desahucios y el alquiler social. La dación en pago, práctica extendida en el resto de países de la OCDE, no es nueva en nuestro país. Se permite recurrir a ella a las empresas de promoción inmobiliaria pero no con los deudores de buena fe que han entrado en esa situación por el empeoramiento de su situación económica.

Tras la comparecencia de la representante de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH), Ada Colau, en la Comisión de Economía del Congreso la pasada semana, el martes 12 de febrero tendrá lugar la próxima sesión plenaria en la que se tomará en consideración la iniciativa. El PP ya ha anunciado que votará en contra. El mismo día se votará otra iniciativa, la regulación de la fiesta de los toros como Bien de Interés Cultural, que parece que sí será admitida, con menos de la mitad de firmas.

¿Qué podemos hacer? Desde el grupo promotor de la ILP se ha organizado una campaña para enviar masivamente a los diputados un correo electrónico y asegurar que nuestra voz sea escuchada. Es necesario recordarles que no aprobar esta medida implica no sólo condenar a la pobreza y la exclusión social a millones de personas, sino también hipotecar los recursos públicos de una generación entera y las políticas sociales presentes y futuras.

¿Pueden nuestros representantes políticos obviar la opinión de más de 1.400.000 ciudadanos, cifra muy superior incluso al número de votos que tienen algunos de los partidos del Parlamento?

La cuestión va más allá de los desahucios y se adentra en el debate sobre si este sistema es una verdadera democracia representativa, en plena deslegitimación de las instituciones debido a los constantes casos de corrupción y recortes sociales poco justificados. España no saldrá de la crisis si se condena a las personas que sufren una ejecución hipotecaria a la economía sumergida.

Los poderes públicos tienen la obligación constitucional de promover, por encima de los beneficios de las entidades financieras, las condiciones necesarias para que el bienestar, la libertad y la igualdad de los ciudadanos sean reales, y eliminar los obstáculos que impidan su plenitud. Este martes sabremos si realmente la clase política está tan alejada de la ciudadanía que ha dejado a un lado el sistema democrático.

Romana Pérez de Lis Castro

Imagen de previsualización de YouTube Administración, Bancos, Campañas, Derechos humanos, Exclusión, Incidencia, Organizaciones No Lucrativas, Participación, Personas sin hogar, Riqueza, Tercer Sector, Voluntariado
Escrito por xosecuns 6 Comentarios
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net

Mientras se corrompen: Escalofríos y vulnerabilidad social

7 de febrero de 2013 a las 2:39

Mientras se habla de ponzoña, sobres y corrupciones, la BBC acaba de publicar un revelador reportaje sobre la pobreza en España y Cruz Roja presentaba su prestigioso Informe Anual de Vulnerabilidad Social , analizando la situación de los millones de personas a los que se atiende desde esta organización.

Los datos son escalofriantes.

Pueden consultar el Informe Completo aquí o verlo aqui. Tienen también los datos referentes a Galicia en el 2010.

Para contarles sus conclusiones, hoy tengo el lujo de dejarles con la opinión de su directora, Graciela Malgesini, a quien le agradezco mucho su esfuerzo. He tenido la suerte de trabajar con Graciela en algunas ocasiones aprendiendo de su profesionalidad, entrega y capacidad de comunicación, como demostró en el Encuentro de Ciudadanía Inclusiva de EAPN Galicia.

Muchas gracias, Graciela

 

El Informe sobre Vulnerabilidad Social de Cruz Roja comenzó a elaborarse en 2006. El Informe 2011-2012 parte de la información recogida en la Base de datos de las personas atendidas por Cruz Roja Española (2.058.870 personas en 2011), a través de una muestra representativa de los distintos colectivos representados en su Memoria de 2011 (24.999 registros).

El análisis ofrece un Indicador Global de Vulnerabilidad, un retrato de las personas que afrontan mayores riesgos de exclusión, e indicadores de riesgo por ámbito: personal, económico, social, familiar y ambiental/ vivienda. La investigación destaca también las problemáticas que tienen mayor incidencia en los distintos sectores de población: personas mayores, infancia y juventud en situación de dificultad social, personas inmigrantes y refugiadas, personas en situación de exclusión social, mujeres en situación de dificultad social, personas afectadas por VIH-Sida o las drogodependencias, reclusos, personas con discapacidad o dependencia, infancia y juventud, entre otros.

El perfil general de la persona atendida es una mujer (55,6%), en edad activa (el 66%), española (45%) o extranjera (55%), casada o que vive en pareja, con tiene hijos.

Con respecto a la situación ocupacional, el 56% del total está desempleado, cifra que sube al 71,3% si consideramos la población en edad activa. El nivel de estudios que predomina es el secundario (43%), siendo más elevado en las mujeres.

Todos los colectivos atendidos por Cruz Roja presentan el riesgo más elevado en el ámbito económico, excepto las personas mayores con problemas de salud o dependencia. El 21,3% de la población atendida vive con INGRESOS MENORES DE 500 EUROS (18,4% de los hombres y 23,5% de las mujeres).

El 32,9% de las personas NO TIENE INGRESOS (46,2% de los hombres y 22,3% de las mujeres).

Si miramos la situación de las personas desempleadas, el panorama es aún más grave. El 55% son hombres y el 45% mujeres, la edad media es de 37 años, el 25% tiene familia numerosa y otro 29% tiene dos hijos.

El 8% de las personas atendidas está en situación de exclusión social severa (alrededor de 165.000 personas). Aquí también nos encontramos con personas que tienen familias a cargo y una problemática multidimensional: sin ingresos, sin hogar o con exclusión residencial, con enfermedades o dependencias y otros problemas personales (si son extranjeros, sin permiso de trabajo). El 82,3% está desempleado.

Confirmando lo que señalan las estadísticas europeas, las familias monoparentales y numerosas son las que se encuentran en situación más vulnerable. El 67% de las monoparentales están encabezadas por mujeres. El 54% de las familias numerosas con adultos en paro de larga duración están a cargo de mujeres.

Las 347.000 personas mayores (de 65 a 79 años) atendidas por Cruz Roja presentan un nivel de riesgo moderado, en comparación con otros colectivos. Los problemas más frecuentes son tener ingresos bajos, tener personas dependientes a su cargo o tener riesgos vinculados a la salud como enfermedades graves o dependencia. Llama la atención que el 49% de ellos tiene personas dependientes a su cargo y el12% familias numerosas a su cargo. Estas cifras hablan del regreso de los familiares al hogar de los abuelos, la verdadera red de apoyo social primaria. El 16% presenta un riesgo extremo por enfermedad o dependencia. El 20% vive con ingresos menores a 500 euros/mes. Otro 19,4% sobrevive con una pensión viudedad y un 8,7% con una pensión no contributiva.

El 73% de las personas inmigrantes atendidas (200.000) se encuentra en paro. El 25% tiene familias numerosas y, como resultado de sus diversos problemas, el 67% se halla en niveles de riesgo alto a extremo. Uno de los problemas es no tener ingresos (57%), tener vivienda temporal (28%) y carecer de permiso de residencia (23%). Estos datos muestran cómo se ha pasado de un proceso de integración y normalización a uno de riesgo de exclusión.

Finalmente, el Programa de Lucha contra la Pobreza, destinado a la distribución de alimentos, kit-higiénicos y otros básicos, que se había reducido muchísimo hasta 2008, es el que más ha crecido debido a la crisis. Se ha tenido que retomar la asistencia pura y dura, pasando de 691.000 personas atendidas en 2010 a 1.030.000 en 2012. Se calcula que el 70% de las personas atendidas tienen deficiencias en su alimentación, lo cual afecta a su salud y a la de sus hijos.

La distribución de alimentos se lleva a cabo, en parte, gracias a los fondos europeos de ayuda alimentaria, que van a finalizar en 2013. La situación que se presenta desde el 2014 es extremadamente grave, si se tiene en cuenta que la pobreza más clásica, la de la falta de comida, está creciendo exponencialmente.

Estos datos deberían despertar la conciencia de los representantes políticos españoles y deberían tenerse presente como una alarma inminente, por parte de las autoridades europeas que están impulsando las políticas de austeridad y de recortes sociales.

Graciela Malgesini

Imagen de previsualización de YouTube Administración, Corrupción, Derechos humanos, Empleo, Exclusión, Inversión social, Organizaciones No Lucrativas, Personas, Pobreza, Tercer Sector, Unión Europea, Voluntariado
Escrito por xosecuns 2 Comentarios
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net

Hola precariedad. Adiós clase media

31 de enero de 2013 a las 10:39

Hace unos días, Francisco González Barona, el representante en Galicia de GESTHA, el Sindicato de Técnicos del Ministerio de Hacienda denunciaba en Robo, hurto y fraude fiscal. Adiós a las clases medias que con la renuncia dolosa de nuestros gobiernos a la lucha contra el fraude y sus injustificables medidas de ajuste, estaba causando un brutal aumento de la brecha salarial surgida entre las clases medias y bajas y los grandes patrimonios.

Y no será por ganas de trabajar. Carlos Cruzado, el presidente de GESTHA, al tiempo que denunciaba que Hacienda está rozando la ilegalidad en el caso Bárcenas, afirmaba que  ”estamos con las manos atadas no sólo en la lucha contra el fraude sino también en el control del gasto público. Podríamos hacer mucho más (…), pero no se está contando con nosotros

Gobernar en contra de las personas. Si antes denunciábamos que 12.741.434 personas  están en situación de pobreza y exclusión social (662.515 en Galicia), hoy Francisco González nos habla de las 20.640.801 en situación de precariedad (1.333.897 en Galicia)…

Gracias, Francisco

 

ADIÓS A LAS CLASES MEDIAS (y II). La tasa de precariedad se dispara a consecuencia de la crisis.

La crisis aumentó en dos millones más el número de personas adultas que viven en situación de precariedad, debido sobre todo al repunte del desempleo, a la reducción de salarios y a los ajustes llevados a cabo por el Gobierno en los últimos años, según el informe ‘Adiós a las clases medias‘, elaborado por los Técnicos del Ministerio de Hacienda.

Como se puede apreciar en los cuadros adjuntos, el informe, elaborado a partir de datos oficiales de diferentes organismos estatales y autonómicos, revela que la tasa de precariedad en Galicia –que incluye núcleos familiares con ingresos conjuntos iguales o inferiores a 12.000 euros brutos anuales, así como familias sin ingresos– se sitúa en el 47,7% de la  población, afectando en la actualidad a 1.333.897 personas.

De esta forma, las rentas de los hogares mileuristas se concentran, sobre todo, entre los asalariados, seguidos por los adultos sin ingresos y los autónomos.

A finales de 2007, cuando apenas se empezaban a notar los efectos de la crisis, la precariedad se extendía al 40% de la población, unos 18,5 millones de personas, entre los que se contabilizaban 2,1 millones de adultos sin ingresos, 744.000 menos que ahora. Desde entonces, los rendimientos del trabajo de los asalariados y autónomos no han dejado de caer, mientras que, por el contrario, las rentas altas han invertido gran parte de su capital en diferentes instrumentos como las SICAV, sociedades patrimoniales y otros instrumentos de inversión para reducir o eludir sus pagos al Fisco. De hecho, Hacienda pierde anualmente cerca de 300 millones de euros por la baja tributación de las sociedades de inversión, que se sitúa en sólo un 1%.

Esta cantidad es sólo la punta del iceberg, que oculta una bolsa de rentas del capital y plusvalías de dimensiones gigantescas en manos de los accionistas que no tributan en el IRPF, mientras no retiren su participación. Por su parte, las grandes fortunas evitan retirar sus fondos para no pagar al Fisco.

La elevada tasa de precariedad es diferente en función del lugar de residencia. De este modo, con el 53% y el 51% respectivamente, Extremadura y Andalucía son las comunidades con una mayor proporción de adultos mileuristas y sin ingresos, seguidas de Murcia (47,7%) y Galicia (47,7%). Por su parte, Navarra y el País Vasco registran la menor precariedad del Estado, con el 22,2% y el 24,1%, respectivamente.

 

Para contrarrestar esta situación de precariedad, Gestha propone una serie de iniciativas que por sí solas permitirían recaudar más de 63.000 millones de euros anuales sin necesidad de ampliar las diferencias salariales y centrando las inspecciones sobre grandes corporaciones y patrimonios, que concentran el 71,7% de la evasión fiscal.

Una de las medidas incluidas en este paquete, que consiste en excluir las ganancias patrimoniales especulativas -principalmente inmobiliarias y sobre valores mobiliarios- del concepto de rentas del ahorro, permitiría al Estado recaudar 1.380 millones de euros adicionales cada año.

Además, entre las propuestas para aumentar la recaudación y reducir la desigualdad entre rentas, Gestha también defiende la aprobación de un proyecto de ley para crear un Impuesto sobre la Riqueza de ámbito estatal -evitando así las bonificaciones autonómicas al 100% de la cuota- con mínimos exentos similares a los vigentes en el Impuesto sobre Patrimonio, al que sustituiría a partir de 2013.

Sin embargo, consideran que el tipo efectivo de esta nueva tasa debería triplicar al del actual impuesto, además de incorporar fórmulas para evitar la interposición de sociedades con las que las grandes fortunas puedan eludir su pago, así como incluir la ya mencionada exención de la plena propiedad de la deuda pública.

Además, para ser efectivas, todas estas medidas deberían ir acompañadas de una reorganización del Ministerio de Hacienda y la Agencia Tributaria estatal, otorgando mayores responsabilidades y competencias a los 8.000 técnicos de Hacienda y  dotándoles de más efectivos en la lucha contra el fraude. Actualmente la Agencia Estatal Tributaria cuenta con un empleado por cada 1.928 contribuyentes, la mitad que la media de los países de la OCDE, que se sitúa en uno por cada 903 contribuyentes.

Administración, Corrupción, Empleo, Impuestos, Pobreza, Riqueza, Transparencia
Escrito por xosecuns 1 Comentario
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net

Los ángeles de la paz que llevamos dentro

30 de enero de 2013 a las 1:35

El 30 de enero será el Día Escolar por la Paz. Conviene recordar este día, especialmente cuando en cada vez más foros se defiende la violencia tanto para imponer el desmantelamiento sistemático de las políticas de lucha contra la pobreza y la exclusión social, como para luchar contra el mismo.

Para ilusionarnos,  nadie mejor que un maestro como Manuel Dios, presidente del Seminario Galego de Educación para a Paz y director de la Fundación Cultura de Paz en Galicia.

Grazas, Manuel

 

 Los ángeles que llevamos dentro

Steven Pinker, director del Centro de Neurociencia Cognitiva en el Instituto de Tecnología de Massachusetts, acaba de publicar un magnífico libro (Editorial Paidós) con el mismo título de este artículo y con un subtítulo en el que adelanta su principal tesis: “el declive de la violencia y sus implicaciones”.

Este libro, muy exhaustivo y mejor documentado, comienza afirmando que aunque la mayoría de la gente no lo crea,  la violencia desciende históricamente y que quizás vivamos en la época más pacífica de la existencia de nuestra especie.

No sin dificultades, claro, pues no podemos conseguir el nivel cero. Sin embargo, Pinker documenta que desde los enfrentamientos bélicos hasta las palizas a niños y  mujeres, hemos realizado un largo recorrido en la buena dirección y que afecta a todos los aspectos de nuestras vidas, muy distintas a cuando teníamos que estar preocupados por si seriamos víctimas de un rapto, una violación o una muerte violenta.

Cierto que son muchas las personas que siguen viendo el mundo como una pesadilla terrible de crímenes, terrorismo, genocidio y guerra. Sin embargo, con perspectiva histórica, debemos comprender que vivimos en un período con niveles inauditos de coexistencia pacífica.

Desde luego que, por muy pequeña que sea el porcentaje de muertes violentas, en números absolutos siempre habrá las suficientes como para llenar el telediario de la noche, de forma que la percepción subjetiva de la gente respecto de la violencia no se corresponderá con sus proporciones reales. En cualquier caso, la reducción de las violencias en la familia, el barrio, entre tribus y facciones armadas, o entre países y estados, en opinión del autor canadiense, visto con perspectiva histórica, ha disminuido drásticamente.

Son las propias facultades humanas, nuestras capacidades, los ángeles que llevamos dentro, las que nos predisponen para la cooperación y la paz.

Pinker habla de seis grandes tendencias, cinco demonios interiores, cuatro ángeles y cinco fuerzas históricas.

Las seis tendencias analizan la evolución histórica de la Humanidad:

  • Una primera, llamada proceso de pacificación, que iría desde la anarquía, la caza, la recolección y las sociedades hortícolas hasta las primeras civilizaciones agrícolas, ciudades y gobiernos con un descenso hasta la quinta parte de los índices de muertes violentas.
  • Una segunda, llamada proceso de civilización, desde el final de la Edad Media hasta la Ilustración, con una reducción de entre diez y quince veces los índices de homicidios.
  • La revolución humanitaria, entre la Razón y los siglos XVII e XVIII, cuando aparecen los primeros movimientos organizados para abolir formas de violencia toleradas como el despotismo, la esclavitud, los duelos, la tortura judicial, las matanzas supersticiosas… y los primeros indicios de pacifismo sistemático.
  • La larga paz, a finales de la Segunda Guerra Mundial, con avances sin precedentes históricos.
  • La quinta, desde finales de la Guerra Fría en 1989, los conflictos habrían disminuído significativamente, guerras civiles, genocidios, represión autocrática, atentados terroristas…
  • Y finalmente la época actual, las revoluciones por los derechos, en la que los avances en los derechos civiles, de las mujeres, infancia, gays y derechos de los animales son muy evidentes.

Los cinco demonios interiores serían la violencia depredadora o instrumental, el dominio, la venganza, el sadismo y la ideología como utopía justificadora de la violencia ilimitada para conseguir un bien también ilimitado.

Los cuatro ángeles serían la empatía, el autocontrol, el sentido moral y la razón.

Por último, las cinco fuerzas históricas tendrían que ver con el Leviatán, el estado y el sistema jurídico que monopoliza el uso legítimo de la fuerza; el comercio, como un juego de suma positiva en el que todo el mundo puede ganar; la feminización progresiva de las culturas que respetan cada vez más, los intereses, valores y derechos de las mujeres; el cosmopolitismo, la alfabetización progresiva, la mobilidad y los medios de comunicación de masas; y, por último, una redoblada aplicación del conocimiento y la racionalidad a los asuntos humanos, lo que Pinker llama, la escalera mecánica de la razón.

Hagamos las paces, rechacemos las violencias, valoremos lo que hemos conseguido con tanto esfuerzo y sufrimiento, y comprendamos que lo que hoy tenemos existe, entre otras razones, porque muchas personas de bien, de generaciones pasadas, horrorizados por la violencia de su época, se esforzaron por reducirla, de la misma forma que nosotros debemos esforzarnos por reducir las violencias que persisten en la actualidad. Porque reconocer que las violencias disminuyen ratifica, sin ninguna duda, que los esfuerzos por erradicarlas merecen la pena.

Manuel Dios Diz

Derechos humanos, Educación, Heroes cotidianos, Mujeres y hombres, NO Violencia, Organizaciones No Lucrativas, Participación, Personas, Tercer Sector
Escrito por xosecuns 2 Comentarios
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net

Os anxos da paz que levamos dentro

29 de enero de 2013 a las 11:26

O 30 de xaneiro será o Día Escolar pola Paz. Cando en cada vez máis foros se defende a violencia como solución para a inxustiza actual, convén lembrar especialmente este día, e mellor se o facemos dun xeito optimista.

Para ilusionarnos hoxe, ninguén mellor que un mestre como Manuel Dios, presidente do Seminario Galego de Educación para a Paz e director da Fundación Cultura de Paz en Galicia.

Grazas, Manuel

Os anxos que levamos dentro

Steven Pinker, profesor canadense e director do Centro de Neurociencia Cognitiva no Instituto de Tecnoloxía de Massachusetts, ven de publicar un magnífico libro (Editorial Paidós) co mesmo título deste artigo, cun subtítulo no que adianta a súa principal tese, “o declive da violencia e as súas implicacións”, que eu comparto.

A citada publicación, moi exhaustiva e mellor documentada, empeza por sinalar que aínda que a maioría da xente non o crea, a violencia ven descendendo historicamente e que quizais vivamos na época máis pacífica da existencia da nosa especie.

Non sen dificultades, claro, pois non somos quen de acadar o grao cero. Sen embargo, Pinker documenta que, desde os enfrontamentos bélicos ate as malleiras ós cativos e ás mulleres, temos realizado un longo percorrido na boa dirección e que afecta a todos os aspectos das nosas vidas, á nosa propia existencia diaria, dado que é moi distinta a cando tiñamos que estar preocupados por si seriamos vítimas dun rapto, dunha violación ou da morte violenta.

Certo que son moitas as persoas que seguen a ver o mundo como un terrible pesadelo de crimes, terrorismo, xenocidio e guerra. Sen embargo, con perspectiva histórica, debemos comprender que vivimos, certamente, con dificultades, nun período con niveis inauditos de coexistencia pacífica.

Desde logo que, por moi pequena que sexa a porcentaxe de mortes violentas, afirma Pinker, en números absolutos sempre haberá as suficientes como para encher o telexornal da noite, de tal maneira que a percepción subxectiva da xente respecto da violencia non terá correspondencia coas proporcións reais da mesma. En calquera caso, a redución das violencias nos distintos ámbitos, na familia, o barrio, entre tribos e faccións armadas, ou entre países e estados, en opinión do autor canadense, visto con perspectiva histórica, ten diminuído drasticamente. Son as propias facultades humanas, as nosas capacidades, os anxos que levamos dentro, as que nos predispoñen para a cooperación e a paz.

Pinker fala de seis grandes tendencias, cinco demos interiores, catro anxos e cinco forzas históricas.

As seis tendencias analizan a evolución histórica da Humanidade:

  • Unha primeira, chamada proceso de pacificación, que iría desde a anarquía, a caza, a recolección e as sociedades hortícolas ate as primeiras civilizacións agrícolas, cidades e gobernos cun descenso ate a quinta parte dos índices de mortes violentas.
  • Unha segunda, chamada, proceso de civilización, abranguería desde o final da Idade Media ate a Ilustración, cunha redución de entre dez e quince veces os índices de homicidios.
  • A terceira, entre a Razón e os séculos XVII e XVIII, época na que aparecen os primeiros movementos organizados para abolir formas de violencia toleradas como o despotismo, a escravitude, os duelos, a tortura xudicial, as matanzas supersticiosas… e os primeiros indicios de pacifismo sistemático. A esta etapa a chama revolución humanitaria.
  • A cuarta, a finais da Segunda Guerra Mundial, con avances sen precedentes históricos, chámalle a longa paz.
  • A quinta, desde finais da Guerra Fría en 1989, os conflitos terían diminuído significativamente, guerras civís, xenocidios, represión autocrática, atentados terroristas…
  • E finalmente, a época actual, na que os avances nos dereitos civís, das mulleres, dereitos dos nenos, gays e dereitos dos animais son moi evidentes e que Pinker denomina, as revolucións polos dereitos.

Os cinco demos interiores serían a violencia depredadora ou instrumental, o dominio, a vinganza, o sadismo e a ideoloxía como utopía xustificadora da violencia ilimitada para acadar un ben tamén ilimitado.

Os catro mellores anxos serían a empatía, o autocontrol, o sentido moral e a razón.

Por último, as cinco forzas históricas terían que ver co Leviatán, o estado e o sistema xurídico que monopoliza o uso lexítimo da forza; o comercio, como un xogo de suma positiva no que todo o mundo pode gaña; a feminización progresiva das culturas que respectan, cada vez máis, os intereses, os valores e os dereitos das mulleres; o cosmopolitismo, a alfabetización progresiva, a mobilidade e os medios de comunicación de masas; e, por último, unha redobrada aplicación do coñecemento e a racionalidade ós asuntos humanos, o que Pinker chama, a escaleira mecánica da razón.

Fagamos as paces, rexeitemos as violencias, valoremos o que temos acadado con tanto esforzo e sufrimento, e comprendamos que o que hoxe temos, existe, entre outras razóns, porque moitas persoas de ben, de xeracións pasadas, quedaron horrorizados pola violencia da súa época, e se esforzaron por reducila, da mesma maneira que nós temos que esforzarnos por reducir as violencias que persisten na actualidade, porque, recoñecer que as violencias diminúen ratifica que eses esforzos por erradicalas, merecen a pena, sen nengún xénero de dúbidas.

Manuel Dios Diz

Derechos humanos, Educación, Heroes cotidianos, Mujeres y hombres, NO Violencia, Organizaciones No Lucrativas, Participación, Personas, Tercer Sector
Escrito por xosecuns Comentar
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net

Parados en movimiento

24 de enero de 2013 a las 12:26

Si nos organizamos podemos perder

Si no nos organizamos estamos perdidos

Juntos podemos

Javier, Carmen, José, Rubén, Javier, Adolfo y otras 200 personas a día de hoy han decidido no rendirse, defender su futuro e ilusionar a muchas personas como a mi.  En Valladolid acaban de crear Parad@s en Movimiento

Imagen de previsualización de YouTube

Curiosamente, uno de los colectivos más afectados por la crisis, los recortes injustificados y el desmantelamiento de derechos sociales  es uno de los que menos se visibiliza. Este es uno de los objetivos que ya están consiguiendo,  otro es que «las políticas de empleo sean de verdad y lleguen a la gente», como explica Adolfo Potente, su presidente (al que pueden conocer en un video al final del post)

Y bien que se están moviendo. Además de mantener entrevistas con los principales agentes sociales de la provincia, están celebrando sus ‘Lunes al sol’ o plantes semanales ante las oficinas del servicio de empleo de Castilla y Leon, y continúan también con su propósito de solicitar a las instituciones huertos ecológicos para el autoconsumo y para poner en marcha cooperativas agrícolas.

Y como la unión hace la fuerza. Poco a poco van surgiendo iniciativas para ayudarse unos a otros: se está construyendo una especie de ‘banco del tiempo’ en el que unos están poniendo sus habilidades a disposición de los demás. Ya han ofrecido clases de apoyo para los hijos de parados con problemas de aprendizaje y asesoramiento en la elaboración de currículos o en la preparación de entrevistas de trabajo.

Puede que en su ciudad también exista una asociación de parados en la que integrarse, lo pueden comprobar en la página Estoy parado. Y si no existe, ¿nos animamos a crearla?

Si nos organizamos podemos perder

Si no nos organizamos estamos perdidos

Juntos podemos

Imagen de previsualización de YouTube

 

 

Administración, Derechos humanos, Empleo, Exclusión, Heroes cotidianos, Inclusión, Inversión social, Organizaciones No Lucrativas, Personas, Riqueza, Tercer Sector, Voluntariado
Escrito por xosecuns 2 Comentarios
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net

Robo, hurto y fraude fiscal. Adiós a las clases medias

17 de enero de 2013 a las 21:07

¡Cómo no va a ser respetable con lo que lleva robado! Xaquín Marín

Antes de las pasadas elecciones gallegas, V Televisión organizó un ejemplar debate sobre política social en el que distintos representantes de ONG pudimos conocer las propuestas de los candidatos. Yo pregunté sobre el fraude fiscal  (minuto 36) y pensé que había salido bien pero tuve mis dudas cuando al día siguiente mi madre me dijo: “que bien hablaste, Josiño, pero mira: ¿que es eso del fraude fiscal?”. “Los que no pagan impuestos, mamá” . “Ah, unos ladrones todos” me respondió…

Robar:  Quitar o tomar para sí con violencia o con fuerza lo ajeno. Si no hay violencia es hurto.  Ante noticias como el volumen del fraude fiscal en España, su consentimiento por este gobierno y por el anterior, la fracasada amnistía fiscal o las noticias sobre Luis Bárcenas, decidan ustedes el verbo a utilizar.

Yo le llamo robo, porque renunciando a la lucha contra el fraude se está utilizando conscientemente la violencia contra la mayoría de ciudadanos y ciudadanas de este país. No sólo  las 12.741.434 personas que a final del 2011 estaban en situación de pobreza y exclusión social (662.515 en Galicia) sino también contra la gran mayoría de la clase media.

Hace unos meses, Carlos Cruzado, el presidente de GESTHA, el admirado Sindicato de Técnicos del Ministerio de Hacienda ya escribió sobre déficit público o déficit fiscal. Hoy tengo el honor de dejarles con la opinión de Francisco González Barona, su representante en Galicia y a partir de hoy colaborador habitual de este blog.

Gracias Francisco

 

ADIÓS A LAS CLASES MEDIAS (I) . La brecha salarial provocada por la crisis

Los recortes aprobados en los últimos años han impactado con mayor virulencia en el poder adquisitivo de las rentas inferiores a los 33.000 euros anuales, que representan al 85% de los trabajadores, que son las que han soportado el mayor peso de los ajustes fiscales como la subida del IRPF, el aumento del IVA, la reducción de salarios a los funcionarios o la congelación de las pensiones.

Pese al teórico impacto positivo para las arcas públicas, la puesta en marcha de estas medidas reduciría notablemente el consumo interno, provocando el cierre de centros de producción y el aumento del desempleo, lo que a corto y medio plazo agravaría aún más la recesión de la economía española y el desplome de la recaudación prevista.

Además, Gestha considera que la subida del IVA es “injusta” en la medida en que aumenta el esfuerzo fiscal de las familias frente a las empresas y grandes patrimonios, y es “regresiva” porque afecta en mayor medida a los ciudadanos con bajos ingresos que a quienes disponen de más recursos: mientras los primeros dedican gran parte de sus ingresos a pagar el IVA – que grava el consumo-, los segundos además tienen posibilidad de ahorrar, sobre lo que no se aplica este impuesto.

Los más perjudicados serán, por tanto, mileuristas y pensionistas, pese a ser uno de los sectores más vulnerables de la sociedad. Por su parte los empleados públicos tendrían que soportar una nueva rebaja de sueldos que vendría a sumarse a la rebaja de 2010 y a las congelaciones aprobadas en anteriores legislaturas.

En consecuencia, cada vez es mayor la brecha salarial surgida en España entre las clases medias y bajas y los grandes patrimonios como consecuencia de la crisis económica y de las medidas de ajuste que se están aplicando.

Ante esta situación, los Técnicos de Hacienda proponen una serie de alternativas que permitirían obtener una recaudación similar o incluso superior sin que ello implicase contrapartidas negativas en materia económica o social y, por tanto, sin necesidad de ampliar las diferencias salariales.

Bastaría con aplicar un nuevo tipo impositivo del 35% en el Impuesto de Sociedades a los beneficios que superen el millón de euros anuales -declarados sobre todo por las grandes empresas que superan los 45 millones en ventas- para elevar los ingresos en 592 millones de euros en Galicia y 13.943 millones de euros para el conjunto de Estado, equivalente de por sí a todas las medidas exigidas desde el exterior.

La creación de un Impuesto a las Transacciones Financieras que gravase este tipo de operaciones, actualmente exentas de IVA, generaría unos 4.500 millones. Por su parte, la compra de Deuda Pública española en el mercado primario y la prohibición de las operaciones en corto reduciría en 1.400 millones de euros los gastos del Estado.

Estas medidas, sumadas a una reorganización del Ministerio de Hacienda y la Agencia Tributaria, centrando las inspecciones sobre grandes corporaciones y patrimonios, que concentran más del 70% de la evasión fiscal, para aflorar 1,6 puntos porcentuales de la economía sumergida (actualmente en el 23,3% del PIB) y mejorar el control del gasto público, elevarían la recaudación estatal en otros 6.200 millones de euros, lo que en total sumaría más de 26.000 millones con los que cubrir las necesidades del Estado para asegurar el cumplimiento de déficit y transmitir mayor confianza a los mercados financieros.

Administración, Corrupción, Derechos humanos, Exclusión, Impuestos, Inversión social, Mujeres y hombres, NO Violencia, Personas, Pobreza, Riqueza, Transparencia
Escrito por xosecuns 2 Comentarios
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net

La parálisis solidaria. ¿Se atreven a soñar?

11 de enero de 2013 a las 19:47

Señores directivos de ONG (directivas menos, lástima). Perdonen mi insolencia:

¿De verdad siguen creyendo que esta es una crisis más?

¿Que va a escampar?

¿Que vamos a volver a lo anterior?

¿Que mi organización aguantará?

¿Que protestando un poco llega?

Porque si lo hace, su organización es una buena candidata para no sobrevivir al 2013. Y quizá no sea una mala noticia para las personas para las que dice trabajar…

Quizá parezca exagerado e incluso injusto, pero me preocupa que junto a la imprescindible y aún escasa indignación y protesta por el desmantelamiento de derechos y políticas sociales y el sufrimiento creciente de muchas de las personas para y con las que todos los días se dejan la piel miles de profesionales, más allá de medidas puntuales, no veo que surjan masivas iniciativas de cambio estratégico.

¿Cuantas ONG conocen que hayan iniciando procesos de fusión, absorción, cierre ordenado, centrales de compras, compartir profesionales, servicios, proyectos o costes…?

No digo “mirar de hacerlo en el futuro” sino empezar ya, en enero.

Si, es muy complicado, pero estamos obligados a hacer ya cambios políticos, culturales y organizativos  antes teóricos o que requerían de años para su implantación. Vivimos una crisis política, económica, social, de valores… ¿también una crisis de liderazgo en las ONG?

No será por los avisos de que estamos ante un cambio de época:

ONGs, renovarse o morir, dice Miquel Rodríguez.

De ONG simpáticas a ONG queridas, recomendaba Ramón Ferreño.

El  Anuario del Tercer Sector de Acción Social de la Fundación Luis Vives (en proceso de fusión con Acción contra el Hambre, por cierto), un 72% de las entidades ya consideraba en 2010 que la financiación pública disminuiría, un 52% no tenía Plan Estratégico y un 31% no tenía un plan anual!.

2012, Tsunami para las ONG (para las de desarrollo desde luego, no dejen de leer los odiosos comentarios de esta noticia), advertía ESADE, junto al escenario “dantesco” del desplome previsto en la financiación de las ONG, y una afirmación que duele: “el único sector en España que aún no ha sufrido una reconversión“.

Y para colmo, en Reino Unido, uno de los países modélicos en el desarrollo del Tercer Sector, The Guardian (gracias, Xosé Ramil) advierte que “Una de cada seis ONG deberá cerrar en el 2013

Sigamos siendo deslenguados. ¿Cuales pueden ser las causas de esta resistencia al cambio o a ejercer liderazgo? Propongo algunas desde el respeto:

www.tonipuig.com

¡Pero si no nos va tan mal!. Tras anunciar desplomes brutales en la financiación, y aún viendo como cierran entidades en otros sectores y Comunidades Autónomas, (en la Xunta de Galicia, excepto en su canalla recorte en los fondos de cooperación al desarrollo, sería injusto no reconocer su mejor gestión presupuestaria y de pagos respecto a otras comunidades). Pero los recortes van a seguir, es como la rana que se deja cocer si la ponemos al fuego en agua fría. Hablen con sus gerentes y contables, verán el futuro que les aguarda si no espabilan.

Jugar de farol. Resistiremos. Que si tengo muchos usuarios, capacidad de presión, contratos o convenios vigentes, amig@s en el partido… ¿Pero de verdad se creen que sólo protesta su organización?

Bienvenida sea la sinceridad. Ya no hay el status quo de cuando había dinero para practicar el café para todos. Aunque no tenga trapos sucios a su financiador puede que ya le hayan contado algunos.

No quiero crear conflicto dentro o fuera. A nadie le gusta echar a buenos profesionales y menos si se perjudica a las personas para las que trabajamos. Pero el conflicto y el perjuicio son inevitables si no ha planificado ya el futuro profesional de cada uno de sus trabajadores.

Y fuera el conflicto ya está creado. Bienvenida sea la política, porque hay muchas formas y costes de luchar contra la pobreza y la exclusión, ¿es la mejor la suya?: ¿financiamos a las personas o a los ladrillos?, ¿#SOSdiscapacidad o Juego de Tronos?

Lo dice diplomáticamente un experto como José Manuel Fresno ” El Tercer Sector ha de ir unido, pero las entidades que puedan avanzar más tienen la obligación moral de hacerlo sin mirar atrás

¿Se va a perder todo esto?  Muchas ONG se han creado y viven gracias al empeño solidario y desinteresado de sus fundadores y dirigentes.  Pero es imprescindible plantearse que ahora este compromiso puede implicar pasar a un segundo plano. Porque lo que importa es la causa y las personas, no la marca ni quizá nuestra organización.

Y si es un dirigente de los vanidosos (el pecado favorito del sector), perdóneme la pregunta: ¿De verdad prefiere salir en un breve en cualquier periódico hablando de derechos y denunciando los recortes a mi ONG que sentarme con otras entidades a ver como mejorar entre todos el servicio a las personas para las que trabajamos?.

Si. Hay experiencias positivas: la creación de la Plataforma del Tercer Sector, la fusión de de las fundaciones de investigación de los complejos hospitalarios de Santiago (Idichus) y Lugo (Fidi). La Alianza por la solidaridad entre Solidaridad Internacional, Habitáfrica e IPADE. Compartir local en Vigo entre Entreculturas, Amigos da Terra e Educación sen Fronteiras. Incluso está en marcha #SinergiaCRM un proyecto para desarrollar una solución CRM estándar para el Tercer Sector.  Y más que espero contarles o ceder este espacio para que lo hagan sus protagonistas.

Pero hacen falta cientos más (hay 29000 ONG vivas en toda España).

Sigamos maldiciendo la oscuridad pero sobre todo encendamos velas. ¿Se atreven a soñar?

@xosecuns

No nos pidan calma (Facebook)

Imagen de previsualización de YouTube Empleo, Inclusión, Organizaciones No Lucrativas, Personas, Pobreza, Tercer Sector, Voluntariado
Escrito por xosecuns 15 Comentarios
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net
Página 5 de 13« Primera...3456710...Última »