Tevagustar.es Tevagustar.es Tevagustar.es Tevagustar.es
La Voz de Galicia
Blogs de lavozdegalicia.es

Una renta básica para todas las personas. ¿Por qué no?

17 de julio de 2013 a las 14:13

Sin riqueza extrema no habría pobreza extrema. Las dos cosas son evitables“, nos recordaba hace unos días  Francesç Mateu citando dos palabras imprescindibles: desigualdad y dignidad. Mucho más en esta época en la que un asistencialismo rancio parece que vuelve a ser el protagonista.

Pocas propuestas como la de la implantación de una renta básica universal intentan conjugar dignidad y lucha contra la desigualdad y pocas generan tanto debate. Para presentársela con rigor, les dejo con la periodista Elena Arrontes, autora para Global Voices y reconocida activista por la transparencia pública.

Gracias, Elena!

Iniciativa ciudadana europea por una renta básica universal

Renta Básica, hacia un proyecto social europeo

La idea de una renta básica universal e incondicional va abriéndose camino en Europa. Este proyecto aboga por un ingreso de dinero percibido por cada ciudadano desde que nace hasta que muere, para garantizar a cada individuo una cobertura mínima que le permita vivir en condiciones dignas. De implantarse, la renta básica reconocida como un derecho ciudadano, tendría un impacto social muy positivo en cuanto lograría erradicar la pobreza extrema, desmercantilizar el trabajo y ofrecer así más libertad a las personas a la hora de decidir qué actividades desean ejercer.

Imagen de previsualización de YouTube

¿Quiénes apoyan una Renta Básica?

Una gran parte de la sociedad civil y de la ciudadanía desconocen aún esta propuesta que suele generar escepticismo en quienes oyen hablar del tema por primera vez.  Las dudas más recurrentes surgen por la financiación de este modelo y la posibilidad de consecuencias nefastas como el fomento de la vagancia al dar la libertad al ciudadano de no trabajar.

Sin embargo, la iniciativa cuenta con muchos adeptos que luchan por que se lleve a cabo. El pasado 14 de enero, gracias al trabajo de grupos activistas de toda Europa, la Comisión Europea admitió a trámite la Iniciativa Ciudadana Europea (ICE) por una Renta Básica. Desde entonces y hasta enero de 2014, está en marcha una campaña de recogida de firmas. Si se consiguen colectar más de un millón de firmas de al menos siete estados miembros de la Unión Europea, las instituciones de la Unión Europea deberán estudiar la implementación de una renta básica.

¿A quién beneficia?

Cualquiera que tenga la oportunidad de charlar con los expertos sobre renta básica, entenderá que es un tema muy estudiado al que se adhieren personalidades muy diversas en el plano ideológico. Entre las distintas variantes de este modelo, cada quien puede encontrar beneficios. De hecho, aunque la Renta Básica tiene un trasfondo socialista por la idea preponderante de reparto colectivo de la producción, recibe apoyo de neoliberales como Milton Friedman o James Tobin que en los años 60 sostuvieron ideas similares.

La Renta Básica, por lo tanto, no es el antónimo del capitalismo. Generar ingresos es una forma más de reactivar el consumo, fomenta el emprendimiento ciudadano sin otra base que el dinero propio permitiendo así la creación de empresas y negocios. Desde el punto de vista social, es un remedio contra la pobreza y la exclusión social, y la oportunidad de desarrollar nuevos paradigmas en la sociedad. Entre los más importantes, la renta básica permitiría desvincular el dinero del trabajo, o mejor dicho lo que el mercado define como trabajo. ¿Acaso el voluntariado y el activismo o bien cuidar de un familiar enfermo, estudiar, dedicarse a actividades artísticas no pueden considerarse como trabajo?

La Renta Básica nos invita a dejar de apostar únicamente por el valor mercantil. Existen una infinidad de actividades profesionales sin valor monetario que no dejan por ello de ser un trabajo aunque no sean reconocidas como tal. Además, la Renta Básica se plantea como una solución a uno de los grandes problemas actuales: no hay trabajo para todos los ciudadanos. La mayoría han sido sustituidos por máquinas y cuando no, son victimas de la crisis: el número de parados supera los seis millones sólo en nuestro país. La Renta Básica es un remedio contra el paro masivo, la precariedad laboral, la pobreza y la marginación de los más vulnerables.

¿Un modelo único de Renta Básica?

No hay un acuerdo unánime entre los defensores de la Renta Básica sobre la cuantía a repartir entre los ciudadanos ni tampoco acerca de si se debería eliminar los subsidios ya existentes o si se sumaría a éstos. Existen diferentes propuestas según la región o el Estado que la implante. Seguramente, no sea concebible una renta básica italiana igual a una aprobada en Noruega. Hay una serie de parámetros a tener en cuenta y son los que debería evaluar la Comisión si se aprueba la ICE lanzada en Europa. En todo caso, el catedrático Francisco José Martínez es contundente: “La renta básica no es una utopía como piensa mucha gente. Pretende ser una propuesta política anti-crisis de cara a las próximas elecciones europeas”.

¿Una solución contra todos los males?

Sobre los temores de que la Renta Básica incentive a los ciudadanos a no trabajar, el catedrático advierte: “La vagancia es una mentira capitalista. La gente está deseando trabajar, lo que rechazan son las condiciones laborales y el trabajo ingrato”.

Hay que dejar claro a los escépticos que no deben esperar que la Renta Básica sea la solución a todos los males. No es una varita mágica que puede con todo. Tampoco es fácil de conseguir: los gobiernos deberán mostrar mayor generosidad y estar dispuestos a realizar una reforma fiscal, un sistema de impuestos equitativo y progresivo, que la acompañe.

Es necesario entender que es una reivindicación social más en contra de las políticas del desmantelamiento del Estado de Bienestar, una medida propuesta con el objetivo de asegurar los derechos de la ciudadanía.

En las horas más bajas del europeísmo, la ICE por una Renta Básica es también el intento de construir un proyecto social europeo exigiendo derechos sociales comunes a toda la ciudadanía europea. Stanislas Jourdan, coordinador francés de la ICE, confía en que dentro en unos años, la Renta Básica se haga realidad. Opina que la incesable extensión de la pobreza en Europa obligará a los Estados a tomar medidas como éstas. Ve probable que la austeridad impuesta en los países en crisis dé un giro político. Afirma que dentro de las instituciones europeas, la Renta Básica ya cuenta con apoyos. Sólo falta un fuerte movimiento ciudadano que defienda la entrada en vigor de una Renta Básica reconocida como un derecho ciudadano (y no una limosna) para una mayor justicia social.

¿Y en España?

En nuestro país, la Renta Básica es defendida por personas a título individual, partidos políticos, organizaciones como ATTAC, asambleas y movimientos del 15M, el movimiento Baladre, además de grupos creados con el fin específico de promover este proyecto social. Un proyecto de ley para una renta básica extremeña ha sido aprobado en el parlamento tras presentar una Iniciativa legislativa popular. Oscilará entre los 300 y 600 euros.

@ElenaArrontes

Administración, Campañas, Derechos humanos, Desigualdad, Empleo, Impuestos, Incidencia, Inclusión, Inversión social, Organizaciones No Lucrativas, Participación, Pobreza, Riqueza, Unión Europea
Escrito por xosecuns 11 Comentarios
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net

Razones para que Marcos no deje la escuela

10 de julio de 2013 a las 11:04

Es preocupante el presente, pero parece que el futuro lo seguirá siendo: 25 de cada 100 jóvenes en nuestro país abandonan sus estudios antes de lo que deberían, casi el doble que en el conjunto de la Unión Europea (12,8%). El destino más habitual de este 28,8% de hombres y del 20,8% mujeres será el desempleo, la pobreza u otras formas de marginación.

La lucha contra el fracaso escolar es uno de los principales objetivos de la Estrategia 2020 de la Unión Europa, que pretende reducirlo al 10% (es útil tener a mano el informe de Eurostat sobre el cumplimiento de este  del resto de objetivos) Y algo se ha avanzado, en España en el 2009 abandonaban la escuela 31,2 de cada 100 jóvenes.

Luchar contra esta exclusión educativa y dar razones y oportunidades a chicos y chicas para no abandonar los estudios no es fácil, pero hay organizaciones y personas que lo hacen.

Hoy les dejo un artículo del periodista y reconocido cineasta Pedro Solla (a quien por cierto le debo el nombre de este blog). Pedro también gestiona la comunicación de Igaxes 3, una organización  especializada en la atención y el apoyo a la independencia de menores y jóvenes en dificultad social. Si algún día quieren trabajar en este sector, les recomiendo que conozcan su III Máster en Intervención y Emancipación de Jóvenes en Conflicto Social.

Gracias, Pedro

Razones para que Marcos no deje la escuela

Marcos tiene 15 años y está en clase por estar. Este trimestre no ha aprobado ninguna materia. Todos los días falta a alguna clase y, cuando está en ella, insiste en interrumpir a los profesores, enredar con los compañeros, negarse a estar en calma. Incluso puede que se invente algún truco para ver si le expulsan una temporada.

Hasta aquí, lo que la gente de la escuela sabe de Marcos. Pero hay otra parte que la gente no ve.

Fuera de las clases, Marcos anda siempre por el barrio. Se limita a pasar el tiempo con otros chicos de su edad que ya no van al instituto. Tiene ciertas sustancias a su alcance y, de vez en cuando, consume. No vuelve a casa hasta la noche y así evita el contacto con sus padres -la relación entre éstos no es buena desde hace tiempo-. Al llegar, se encierra en su cuarto y ve la televisión hasta tarde.

A los padres de Marcos no les gusta que el chico llegue tan tarde entre semana, pero ya no hacen nada por evitarlo. También saben que falta a clase porque reciben constantes llamadas del instituto, pero han dejado de regañarle por ello. En casa ya hay suficientes problemas: si no quiere estudiar, que no estudie.

Vivir en el conflicto permanente puede hacer de la convivencia algo agotador. Sin embargo, en ese momento de renuncia, los padres de Marcos ignoran que el abandono prematuro de la escuela es la antesala de la exclusión social. Equivale a cerrar muchas de las puertas de una futura vida digna e independiente.

Simular un futuro posible

Marcos suele repetir que estudiar no sirve para nada y que ya encontrará alguna faena que le permita ganar algo de dinero. Sobre todo le gustan los coches. No sabe nada de mecánica, pero alberga la idea de trabajar en eso y piensa que lograrlo será muy fácil. Tiene una visión idílica de la realidad.

Ante esta situación, se impone que Marcos descubra el mundo del trabajo y lo que de verdad implica.

Esta es la idea de la que parte Escuela de Vida, un proyecto integrado en el Programa Aleida para la prevención del abandono escolar. Se trata de un centro de día pensado para simular un ambiente real de trabajo. Una ventana a través de la cual observar cómo podría ser su vida futura.

Continuar la formación

Foto: Gabriel Tizón

Una vez por semana y en espacios propios de Igaxes3, Marcos y los demás participantes realizan trabajos de construcción y de jardinería y horticultura. A la vez, el equipo del programa usa este tiempo para educar en habilidades sociales, resolución de conflictos, sexualidad o búsqueda activa de empleo, entre otros temas.

Poco a poco, Marcos asimila que trabajar lleva consigo esfuerzo y también responsabilidades. Esto hace que amplíe su perspectiva de las cosas, lo que le ayudará a tomar una decisión que es clave para su futuro. Dos vías se abren frente a el: bien continuar en el instituto y finalizar la enseñanza secundaria; o bien iniciar un itinerario de formación profesional.

Sea cual sea su elección, lo que cuenta es que continúe formándose y aprendiendo. No solo conocimientos, sino también habilidades para la autonomía. Esto significa seguir tejiendo vínculos con el mundo. Mantenerse lejos de la amenaza de exclusión.

@igaxes3

Educación, Empleo, Inclusión, Menores y jóvenes, Organizaciones No Lucrativas
Escrito por xosecuns 5 Comentarios
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net

Cristiás e cristiáns ante a pobreza

4 de julio de 2013 a las 18:55

«Cómo me gustaría unha Igrexa pobre e para os pobres», dicía hai uns meses o recén nomeado Papa Francisco. Daquela Victor Cortizo preguntábase si debíamos ilusionarnos con esta compromiso.

Si ilusionan os case 30 anos de vida de Encrucillada, a Revista Galega de Pensamento Cristián. Cada 2 meses, un equipo de persoas comprometidas coa igrexa de base, elaboran de xeito voluntario esta revista recoñecida pola súa independencia, tanto económica como intelectual, de calquera organización, incluída a institución eclesiática.

Ven de sair o número 183, un novo monográfico adicado á crise e o papel da igrexa perante ela. E para presentárllela ningúen mellor que Marisa Vidal Collazo, a secretaria da revista. Unha persoa cuxo compromiso e coherencia persoal e solidaria admiro dende que a coñezo do grupo de xóvenes de Mans Unidas.

Grazas Marisa.

Cristiás e cristiáns ante a crise

Dende que estoupou a crise en España, Encrucillada mantense alerta, afondando nos seus motivos e oportunidades como o decrecemento ou o novo perfil que lle estaba a dar á exclusión social e mesmos aos movementos sociais.  No recén editado número 183 da revista falamos de novo e de xeito monográfico da crise e do papel da Igrexa perante dela.

Nun primeiro estudo, Ignacio Calleja Sáez de Navarrete, da Fac. de Teoloxía de Vitoria, ve perspectivas de futuro na participación cidadá organizada sobre todo a raíz do movemento 15M, dende o que “se está a xerar o contrapoder necesario para chegar a acadar o control democrático da riqueza, unha nova fiscalidade, a creación dunha banca pública, novas leis laborais para a democracia nas empresas, cambios no xeito de elixir aos deputados, creación de observatorios independentes das políticas públicas, etc.

Para el “non hai atallos morais nin espirituais á xustiza social sen pasar por unhas estruturas sociais xustas“. Unha parte da solución ten que vir necesariamente no apostar polo movemento civil alternativo, nutrido de persoas sensibles á xustiza social, que crece en rede e é capaz de xerar actores políticos alternativos.

Nesta mesma liña, a teóloga Teresa Martinho Toldy,  da Universidade de Coimbra e o blogue Policredos, achega a situación que se está a vivir hoxe no veciño Portugal. As súas conclusións non difiren moito das do profesor Calleja: “Perdemos direitos sociais. Temos a sensação do fim de uma era de direitos acerca do qual existe um discurso ambíguo por parte dos políticos e das entidades patronais (…) A política parece ter sido substituída pelas finanças como único horizonte de referência para a governação. Por outro lado, vivemos um momento de acordar de consciências que, segundo alguns analistas, poderá contribuir para a reconfiguração da democracia“.

Xosé Montes, exdirector de Caritas diocesana de Santiago analiza o papel da Igrexa dende Caritas.  Unha labor que cifra en “alentar no desánimo; atender aos máis vulnerables que non teñen traballo, sobre todo ás familias onde non hai un salario; esixir políticas que prioricen ás persoas; reclamar unha opción máis ética ante unha sociedade pouco redistributiva; fomentar itinerarios persoais de inserción con constancia; reivindicar políticas sociais xenerosas para persoas con ingresos baixos; facilitar a formación para os colectivos de baixa preparación; buscar solucións ou novas iniciativas para as persoas que teñen máis dificultade no acceso ao traballo; sensibilizar ás empresas para que colaboren cos máis afectados pola crise; apoiar a cantos están en situación de baixa autoestima ou desesperanzados; etc

No artigo Alternativas galegas para outra economía , Xosé Cuns  fai unha detallada relación de iniciativas que van do sector primario (agricultura ou pesca), as finanzas éticas, o comercio xusto, sostible e sustentable ou as enerxías sustentábeis que hoxe se están a mover en Galicia.

O sociólogo Santiago González Avión fai unha achega de carácter máis teolóxico, partindo do recordo ás 1.118 vítimas do accidente ocorrido o pasado 12 de maio en Sabhar, Bangladesh, e que pasaron polos informativos sen deixar pegada, asolagada a súa memoria polos intereses da industria téxtil.

As persoas pobres non só constitúen o contexto vital para a interpretación da Teoloxía, senón tamén unha fonte de contidos da mesma. “ Volverse aos pobres non significa utilizalos como forza de choque contra inimigos reais ou imaxinados. Pero tampouco significa poñer remendos sobre un tecido social esgazado para que continúe todo como está. Máis ben supón poñer a vida en xogo para estar cos pobres, sentir con eles, pensar con eles, rezar con eles e procurar con eles alternativas para unha vida digna. (…) Todas as teoloxías, mesmo a da liberación, non valen o que un xesto auténtico de solidariedade coas clases sociais espoliadas

A crise segue avanzando, e as persoas que nos dicimos cristiás non podemos quedar de brazos cruzados. Temos que recuperar a palabra profética, ler con ollos de realidade o escrito no libro de Amós no século VIII A.C. ( “oide, vacas de Baxan, que esfolades ao pobre e torcedes o dereito,…”) , e empezar a repetir en primeira persoa o sermón da montaña:  “Benia a min cando teño fame de xustiza, pois meu está a ser o Reino dos Ceos”.

Marisa Vidal Collazo
www.encrucillada.es

 

Exclusión, Mujeres y hombres, Organizaciones No Lucrativas, Otra Iglesia, Personas, Pobreza, Voluntariado
Escrito por xosecuns 1 Comentario
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net

La banalidad del mal:¿Aquí y ahora?

26 de junio de 2013 a las 13:38

La ciudadanía universal sintetiza la aspiración de entender a cada persona y pueblo como un sujeto de derechos individuales y colectivos, inalienables e interdependientes.

Nadie ha de ser excluido del disfrute de todos los derechos civiles, políticos, económicos, sociales y culturales, por razones étnicas, religiosas, sociales, culturales o de género. Nuestra cooperación no es solamente fruto de la voluntad, sino que es una obligación con el conjunto de ciudadanos y ciudadanas de este mundo globalizado

Pocos párrafos como este describen mi opinión sobre las razones para luchar contra la pobreza en cualquier lugar del mundo…Y pocos me han horrorizado tanto.

Corrupción sin fronteras. Foto GVA/El Mundo

Me lo he encontrado por casualidad, ordenando papeles.  Está en la introducción del Plan Director de la Cooperación Valenciana 2008-2011 y lo firma su entonces director general, Rafael Blasco.

Ya lo saben, la fiscalía sospecha que don Rafael fue el responsable de una trama que saqueó, presuntamente, ocho millones de los fondos de ayuda al Tercer Mundo y pide 14 años de prisión y 33 de inhabilitación por los delitos de malversación de caudales públicos, prevaricación, tráfico de influencias y falsedad documental.

Ocho millones de euros.

La Coordinadora valenciana de ONGD habla de “barbarie ética“, al reclamar medidas políticas contundentes contra este político.  Si las acusaciones son ciertas, a los presuntos delitos habría que añadir quizá otros por complicidad en el robo, y en bastantes casos homicidio (¿o sería asesinato?), a muchas personas pobres que deberían haber recibido ese dinero.

¿Qué piensan las personas que se corrompen?

¿Son conscientes del daño que provocan a tantas y tantas personas?

¿Que piensan las que conocen o trabajan para corruptos y no hacen nada?

¿Las que tienen la responsabilidad de supervisar el dinero público?

Hace un mes me hacía unas preguntas parecidas, al hablarles de violencia de ricos y pobres.  Pero este fin de semana he añadido nuevas dudas al ver por fin Hannah Arendt, la película premiada con una Espiga de Plata en la pasada SEMINCI.

No se hagan ilusiones con mi sabiduría: apenas la conocía hasta esta película, así que leyendo un poco, me he enterado que la alemana Hannah Arendt (1906-1975) fue una influyente filósofa política de origen judío. El inicio de la persecución judía con el nazismo, así como su breve encarcelamiento en 1933, contribuyeron a que decidiera emigrar a Estados Unidos.

La película habla del polémico libro  “Eichmann en Jerusalén” , publicado en 1963, sobre el juicio celebrado en Jerusalén contra el nazi Adolf Eichmann, encargado de organizar el transporte a los campos de exterminio.

El libro de la autora de “Los orígenes del totalitarismo“, tenía como subtítulo “Informe sobre la banalidad del mal” y la polémica llegó por afirmar que “Eichmann no era un monstruo, sus actos no eran disculpables, ni él inocente, pero estos actos no fueron realizados porque estuviese dotado de una inmensa capacidad para la crueldad, sino por ser un burócrata, un operario dentro de un sistema basado en los actos de exterminio“. O sobre todo porque: “Para los judíos, el papel que desempeñaron sus dirigentes en la destrucción de su propio pueblo constituye, sin duda alguna, uno de los más tenebrosos capítulos de la tenebrosa historia de los padecimientos de los judíos en Europa”.

Y es que para Arendt, algunos individuos actúan dentro de las reglas del sistema al que pertenecen sin reflexionar ni preocuparse sobre las consecuencias de sus actos, sólo por el cumplimiento de las órdenes. La tortura, la ejecución de seres humanos o la práctica de actos «malvados» no son considerados a partir de sus efectos o de su resultado final, con tal que las órdenes para ejecutarlos provengan de estamentos superiores.

Dudar, pensar, tal vez vivir” dicen en una crítica de esta película. Yo intento hacerlo. Discúlpenme si creen que estoy exagerando o haciendo alguna comparación obscena.

O prendemos a Barcenas o vaciamos las cárceles“, escribía hace unos días un lúcido Jose Luis Barreiro. Ante tal avalancha de latrocinios, evasión de responsabilidad y sobre todo ensañamiento con los más débiles, y cuando poco a poco se va demostrando que nuestra amada transición democrática tuvo bastante de teatrillo, empieza a ser urgente recordar las razones de tanto sufrimiento en la historia europea y española del siglo XX y a las personas que no se rindieron reclamando un gobierno de los justos.

@xosecuns

Facebook: No nos pidan calma

Administración, Cooperación, Corrupción, Derechos humanos, Desigualdad
Escrito por xosecuns 13 Comentarios
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net

Empleo y discapacidad. LISMI si, pero no así.

18 de junio de 2013 a las 22:03

Inactividad laboral forzosa

Una expresión que no conocía pero que define muy bien la situación de millones de personas en nuestro país y especialmente la de las miles con discapacidad (o con diversidad funcional, como también se las conoce).  Se la escuché hace unos días al presidente del CERMI, que añadía:  ”Buena parte de estas personas en edad laboral ni trabajan ni buscan trabajo, porque un entorno hostil las ha colocado en una situación de inactividad forzada, obligadas a sobrevivir de subsidios y prestaciones sociales, siempre escasas, o con apoyos en solitario de sus familias“.

En una época en la que parecemos ir para atrás en la defensa de derechos sociales, la lucha por un empleo digno e inclusivo es irrenunciable y obliga a renovar normativas y a exigir que se cumplan.

Para hablarnos de este reto,  hoy le dejo con Javier Luengo, director de la Federación de Organizaciones en favor de personas con discapacidad intelectual (FEAPS Madrid). Le conozco gracias a las benditas redes sociales, su conocimiento y capacidad de trabajo en red son dignas de imitar.

Gracias, Javier

Imagen de previsualización de YouTube

La LISMI 30 años después: Renovarse o morir

Cumplidos ya 30 años desde la promulgación de la Ley de Integración Social de los Minusválidos (LISMI), como se denominaba antes a las personas con discapacidad, existe un consenso generalizado en que es preciso afrontar de manera decidida su profunda renovación.

No significa esto que la LISMI no haya sido útil a lo largo de tres décadas. Más bien al contrario, su promulgación fue un referente y la base del reconocimiento de los derechos de las personas con discapacidad a partir de la cual se fueron construyendo las políticas públicas de atención a este colectivo.

A pesar de ser trascendental, esa base que fue la LISMI ha quedado obsoleta: el concepto de discapacidad, minusvalía entonces, ha variado, pero sobre todo lo ha hecho su concepción. Mientras antes se hablaba de un marco rehabilitador de la discapacidad, ahora existe, afortunadamente, un marco integrador.

A día de hoy y a efectos prácticos, lo cierto es que cuando hablamos de la LISMI todos entendemos que nos referimos a ella desde el punto de vista del empleo. Es decir, como la Ley que obliga a las empresas de determinada dimensión a reservar un porcentaje de su plantilla a personas con discapacidad. Y es aquí, donde quizá más haya fracasado.

La LISMI ha tenido luces y sombras a lo largo de su existencia. Luces, por la normativa que fue surgiendo a partir de esta ley y sombras, que vienen marcadas especialmente por el escaso cumplimiento en materia de empleo. Sólo un tercio de las empresas españolas cumple con la LISMI.

Esta falta de cumplimiento viene dada por varios factores. Uno de ellos, y quizá determinante, ha sido la laxitud con que los sucesivos gobiernos han vigilado su cumplimiento. Según un estudio de la Fundación Equipara en el 2008, apenas un 24% de las empresas entrevistadas había tenido una inspección en los últimos 4 años.

Hace 30 años la discapacidad era prácticamente un tema tabú y no quedan tan lejanos los tiempos en los que las personas con algún tipo de limitación permanecían recluídas en sus hogares, ajenas a los entornos sociales.

Afortunadamente la sensibilización social y el contexto han cambiado gracias especialmente a la labor de los distintos movimientos asociativos, fundados en su mayoría por familiares de personas con discapacidad intelectual, y que han venido luchando no sólo por ver reconocidos los derechos del colectivo, sino sobre todo por acercar su realidad al resto de la sociedad, Un acercamiento que resulta vital para avanzar hacia la inclusión social pues, por la propia condición humana, nos cuesta tender puentes y aceptar aquello que desconocemos.

Sociedad y discapacidad han ido acortando las distancias de forma progresiva aunque lenta y hoy, aunque queda mucho camino por recorrer, las personas con discapacidad comienzan a ser aceptadas y lo que es más importante, a ser insertadas e incluidas laboral y socialmente. Quienes cuentan con personas con discapacidad en sus empresas valoran de manera muy positiva la experiencia y no sólo desde el punto de económico, sino también social, laboral y humano.

Pero aún queda mucho por hacer. Según el Instituto Nacional de Estadística (INE), sólo el 36,6% de las personas con discapacidad legalmente reconocida eran activos en 2011. Esta tasa de actividad era casi 40 puntos inferior a la de la población sin discapacidad (76,4%). Las tasas de desempleo de personas con discapacidad se multiplican con respecto al resto de la población y el aumento va siendo progresivo cuando se trata de discapacidad intelectual y de mujeres especialmente.

Es necesaria una LISMI operativa en su desarrollo y aplicación. Una LISMI renovada basada en conceptos y realidades actuales que sea realmente efectiva y positiva para el conjunto de una sociedad que no puede permitirse el lujo de desaprovechar el potencial de un colectivo tan importante como el de la discapacidad. Una nueva ley que tenga en cuenta la visión moderna de la discapacidad que ya no se analiza desde la consideración de servicio social sino desde la óptica de los derechos del individuo, independientemente de su condición.

La LISMI, que fue vanguardia hace 30 años, hoy ya no lo es. Es preciso que vuelva a serlo, esta vez de inclusión y que tendrá visos de ser exitosa si en su despliegue se cuenta con las organizaciones sociales y la voluntad firme de aplicar la legislación por parte de las Administraciones en una sociedad que cada día es más sensible y abierta a las personas con discapacidad.

@Javier_luengo

Administración, Derechos humanos, Empleo, Exclusión, Inclusión, Organizaciones No Lucrativas, Personas con Discapacidad, Responsabilidad Social Empresarial, Tercer Sector
Escrito por xosecuns 4 Comentarios
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net

Servicios sociales, peor cuando más los necesitamos

12 de junio de 2013 a las 21:26

Permítanme darles el pésame si tienen la mala suerte de vivir en Canarias, Madrid, Murcia o en el infierno de Valencia, o de envidiarles si lo hacen en el País Vasco, Navarra, La Rioja o Castilla León.

Las comunidades peor y mejor valoradas en el Indice DEC de Desarrollo de los Servicios Sociales, que la prestigiosa Asociación de Directores y Gerentes de Servicios Sociales , ha presentado esta mañana.  Su comprometido presidente, José Manuel Ramírez, es uno de los impulsores de la Marea Naranja, y ya le han leído en este blog diciendo que “los servicios sociales son personas, no números

El índice DEC (derechos, economía, cobertura) se elabora a partir de información oficial que proporcionan las comunidades o el Gobierno y se estructura en tres categorías:

  • Derechos: Las leyes de nueva generación que se hayan aprobado, es decir, aquellas que garantizan como derecho subjetivo y reclamable en tribunales una cobertura concreta al ciudadano.
  • Economía. El gasto consolidado en servicios sociales por habitante y año, y su porcentaje en relación al PIB de cada comunidad.
  • Cobertura (el que más peso tiene), con criterios como el número de trabajadores de los centros sociales, el desarrollo de la ley de dependencia, las rentas mínimas de inserción que reciben los ciudadanos más pobres, las plazas de residencia disponibles, la ayuda a domicilio, acogimientos familiares para menores en situación de desamparo, plazas en casas de acogida para mujeres maltratadas y en centros para personas sin hogar…

Pueden consultar el informe completo (con la situación concreta de su comunidad), un resumen operativo ,un artículo de Jaime Prats sobre el mismo y hasta un vídeo de 1 minuto.  Les comento sus principales conclusiones:

Débil desarrollo de los servicios sociales. La razón es el tradicional atraso en esta materia, al habernos incorporado tardíamente a las estrategias de bienestar que, en los países más avanzados de nuestro entorno, llevaban décadas practicando.

Estancamiento de los servicios sociales en su conjunto y en especial de un Sistema de Atención a la Dependencia en proceso de desmantelamiento.

Entre 2009 y 2012 el presupuesto del conjunto de las Comunidades Autónomas en servicios sociales se ha reducido más de 478 millones de euros, un 3,64 % .El gasto por habitante se ha reducido un 1,75% en el conjunto del Estado, pasando de 280 € a 275 € en 2012.

Extraordinaria disparidad de esfuerzos, cobertura y derechos entre Comunidades Autónomas. O de como saltarse de forma escandalosa el artículo 9.2 de la Constitución. Alucinen: en Baleares invierten en servicios sociales 76 € por habitante y año, en el Pais Vasco, 796 € , un 941,8% más!.

Tienen ejemplos de sobra en el informe, les comento alguno:  Sólo un 4,2% de personas a quienes se ha reconocido el derecho a recibir atenciones del Sistema de Atención a la Dependencia están a la espera de recibirlas en Castilla y León, y ¡un 51,9% en Canarias!. En el País Vasco hay una plaza de acogida por cada 1,28 mujeres víctimas de violencia de género con orden de protección. En la Comunidad Valenciana ¡una por cada 30,98!

El éxito en el desarrollo de los servicios sociales no depende sólo del esfuerzo económico, sino de como se gestiona y de si se hace con criterios de descentralización y protagonismo social. Extremadura por ejemplo dedica un 2,20% de su PIB  a los servicios sociales (el segundo más elevado después del País Vasco), pero sus resultados en cobertura de prestaciones o servicios, son mucho más pobres que comunidades como Castilla y León o Asturias, que dedican el 1,28 y el 1,59% de su PIB respectivamente.

¿Por qué? Las 4 comunidades con mejores resultados (Navarra, País Vasco, La Rioja y Castilla y León), tienen un alto nivel de descentralización y un gran protagonismo local en la gestión de los servicios sociales. Y al contrario, las menos eficientes son las más centralizadas.

Los servicios sociales no son determinantes del déficit de las Comunidades Autónomas. Aquellas que alcanzan un mayor desarrollo no son las que muestran un mayor déficit en sus presupuestos. La Comunidad Valenciana, la peor valorada y la segunda que menos gasta en servicios sociales, tiene el déficit más abultado de todo el Estado…

Los servicios sociales, lejos de ser la causa del déficit público, son un potente motor de desarrollo y creación de empleo. Pocos sectores pueden mostrar una tasa de retorno superior al 40 %, y una capacidad de creación de empleo de empleo de 25 empleos netos por cada millón de euros invertido.

Siguen existiendo extraordinarios déficit de la información en materia de servicios sociales. Es muy grave la dejación de funciones del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad a la hora de asegurar la información homogénea y en tiempo y forma ya disponible en las comunidades autónomas.  El ridículo en que dejan a este Ministerio y a su ministra con este y otros informes es notorio.

No todas las comunidades ni las políticas son iguales. Entre 2009 y 2012, siete Comunidades  han aumentado su gasto en materia de servicios sociales, mientras que otras 10 Comunidades lo han reducido

He dejado para el final esta información porque al mirar la situación en Galicia (página 120), me he llevado una sorpresa muy desagradable (página 120).

Según el informe, Galicia ocupa un irrelevante puesto 13 en el conjunto de comunidades autónomas y nos advierte del gravísimo deterioro que ha sufrido el gasto en materia de servicios sociales en los últimos años. Con datos oficiales, Galicia es la segunda Comunidad que más ha reducido su presupuesto en servicios sociales, un 18,65% entre 2009 y 2012, casi 134 millones de euros menos al año. El porcentaje del PIB que Galicia dedica a servicios sociales también se reduce, pasando del 1,31 % en 2009 al 1,03% en 2012, y se sitúa por debajo de la media estatal que es en 2012 el 1,21% (-0,18 puntos).

A mi me ha desconcertado notablemente. No tengo (o no tenía) esta impresión tan negativa de la política social de la Xunta de Galicia, valorando su esfuerzo y gestión en bastantes ámbitos…

¿Estaba equivocado? ¿Nos lo explicarán?

@xosecuns

En Facebook: No nos pidan calma

 

 

Administración, Desigualdad, Exclusión, Inclusión, Inversión social, Pobreza, Transparencia
Escrito por xosecuns 7 Comentarios
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net

Infancia y discapacidad. ¿Gotas en el desierto?

30 de mayo de 2013 a las 17:06

Cuando uno ve la discapacidad antes que al niño, no sólo es malo para el niño, sino que priva a la sociedad de todo lo que ese niño tiene que ofrecer ”. Lo acaba de decir  el Director Ejecutivo de UNICEF, al presentar el Estado Mundial de la Infancia 2013, que este año se centra en los 93 millones de niños y niñas con discapacidad que hay en el mundo.

Emociona encontrar en este informe reclamaciones históricas de muchas personas con discapacidad y de sus familiares, convencidas de que no son ningún problema, lo que es un problema son las barreras que enfrentan. Y me ilusiona especialmente que se nos habla de la discapacidad y del derecho a la inclusión en todo el mundo como un enfoque que debe aparecer, como el género, en cualquier proyecto de desarrollo. Porque en la discriminación, como en la pobreza, no hay fronteras.

Para presentarnos este informe es un honor dejarles con Marta Arias, responsable de Sensibilización de Unicef España y una de las “madres” del recomendable blog Las Reincidentes. Si les contara todo lo que he aprendido de ella desde hace años, de su compromiso o de su honestidad, no le dejaría espacio. Lo van a comprobar enseguida, cando se emocionen, como yo, con su artículo. O cuando vean este vídeo en el que Kangkang Wu dice verdades como puños.

Gracias. Muchas gracias, Marta

Imagen de previsualización de YouTube

Infancia y discapacidad. Gotas en el desierto?

Le he dado muchas vueltas a este post. Tantas, que lo he ido retrasando para, al final, acabar eligiendo el tema más difícil para mí. Xosé me insistía hace tiempo en que escribiera algo y, sabedora de que UNICEF iba a presentar un informe sobre Niños y niñas con discapacidad, me comprometí para ese momento.

El informe llegó, y cuando empecé a leerlo, toda mi profesionalidad se vino abajo. El trabajo en organizaciones sociales te expone a muchos temas duros (yo empecé mi andadura con la explotación infantil…), pero generalmente logras combinar el compromiso y la pasión con una cierta distancia personal que te permite realizar tu tarea.

Este caso es distinto. Demasiado cercano, demasiado vivido.

Así que he decidido no empeñarme en lo imposible y aprovechar este espacio para compartir mi experiencia. O mejor dicho, la de Nico, mi hermano. Autista. Porque cada cosa que leo en el informe me recuerda algún momento, alguna vivencia. Unas veces, con una sonrisa, y otras con la lágrima. Como la vida misma.

El informe habla de la importancia del diagnóstico precoz, y yo recuerdo el deambular de mis padres, de consulta en quirófano, afrontando médicos que culpabilizaban a las madres por no sé qué mala práctica en el embarazo, o por consentirle demasiado, o por quererle demasiado poco…

Habla de las barreras sociales y la discriminación, y yo revivo la primera vez que alguien nos dijo que no deberíamos salir de casa con una persona así. Y la última vez que un señor se levantó de la mesa de al lado en una cafetería porque le incomodaba nuestra presencia.

Habla de la educación de los niños y niñas con discapacidad, y me viene a la cabeza el eterno dilema (de mis padres y de tantos y tantos otros) entre optar por un centro de educación especial, donde crees que estará protegido, o dar la pelea de la integración, y de ahí a la inclusión, el más difícil todavía, un reto que sigue pendiente hasta en las sociedades más avanzadas.

Buveneswari, 13 años, aprende sus habilidades en un centro para niños con necesidades especiales en el distrito de Dharmapuri (Tamil Nadu, India) © UNICEF/INDA2010-00284/Macfarlane

Habla de muchas cosas y de muchos países, y claro, por mucho que intentes evitarlo, la comparación me hace salir del ensimismamiento. Si esto ha sido difícil aquí… ¿cómo tiene que ser hacer frente a todo esto en un país pobre? ¿Podemos siquiera imaginar el drama de una familia siria que intenta huir sin dejar atrás a su hijo con parálisis cerebral? ¿La desolación de una niña sorda que no comprende nada de lo que ocurre a su alrededor en medio del terremoto de Haití? El informe incluye un testimonio de un chico albino en Tanzania que simplemente duele con tan sólo leerlo.

Y pienso de nuevo en Nico. Y en su primera operación por obstrucción intestinal. Hace unos 25 años (confieso que ya he perdido la cuenta). Y en las siguientes. Salvado por poder acceder a unos excelentes profesionales, un buen quirófano, un buen tratamiento… ¿cuántos como él se habrán quedado en el camino por no tener acceso a nada de esto?

Pero no se preocupen, no voy a terminar así. El informe también habla de avances y de éxitos, de compromiso compartido, y del cambio posible. Y, por aparente casualidad, hace apenas unos días se entregaron los premios UNICEF España 2013, uno de los cuales recayó en la asociación Aprendices Visuales, un ejemplo como tantos otros de compromiso, talento e innovación en apoyo a las personas con discapacidad. Pero no son sólo ellos. Pueden leer este otro post aquí mismo sobre “inclusión, sin más” o acercarse a conocer el espectacular proyecto de Moltacte que explica tan bien mi querida Ana Artazcoz.

¿Son síntomas de cambio o gotas en el desierto?

De nosotros depende. El informe lo dice con una claridad que me hace sentir orgullosa: el gran potencial de todos estos niños y niñas está siendo limitado por nuestras actitudes. Cada vez que nos centramos en lo que los niños con discapacidad no pueden hacer (y no en lo que pueden ofrecer) les cerramos puertas. Pero también cuando les tratamos desde la piedad o la condescendencia. Y lo que es peor, nos las cerramos también a nosotros mismos. Porque con la inclusión ganamos todos, no lo olvidemos.

Acabo con las palabras del Director Ejecutivo de UNICEF en el prefacio del informe: “El camino que sigue no será fácil. Pero así como los niños no aceptan límites innecesarios, nosotros tampoco deberíamos aceptarlos”.

PD: no me resisto a dejarles un último regalo. Sólo dura un minuto. Si han llegado hasta aquí, no pueden dejar de verlo.

@MartAriasRobles

Imagen de previsualización de YouTube Administración, Derechos humanos, Desigualdad, Heroes cotidianos, Inclusión, Menores y jóvenes, Naciones Unidas, Personas con Discapacidad, Pobreza
Escrito por xosecuns 10 Comentarios
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net

Hay otros mercados (o sobre yogurteras y algunos trucos para ser una pareja feliz)

28 de mayo de 2013 a las 11:52

No espero muchas visitas al blog estos días. Con los últimos post desbordados de enlaces sobre fraude fiscal, violencias de ricos y pobres y alternativas varias para consumir, no creo que me tengan mucho cariño. Como además ando de gira por algún blog de prestigio y como en breve espero que ilumine esta pantalla una experta de mucho pero que mucho prestigio,  nada mejor que bajar el nivel del blog para que luzca aún más.

Así que como hoy estamos aquí cuatro gatos, les confesaré que el pasado sábado fue un día triste: no pude encontrarme con los brazos de la mujer amada.

Haciendo de la necesidad virtud y sabiendo que con su dolorosa ausencia no habría alusiones a mi presunto “perroflautismo” ni a los personajes de cierta película de Walt Disney, me fui con alegría a participar en el Mercado do Caracol.

Este mercado es una iniciativa (¡otra más!) que organizan vecinos y vecinas del barrio de San Pedro. Conocer este barrio es una razón para visitar Compostela, especialmente en la última semana de junio cuando celebrarán su fiesta anual. Ya les conté hace un par de años lo que se pueden encontrar y disfrutar en estas fiestas.

Con este mercado pretenden crear un espacio de solidaridad dando la oportunidad a vecinos y vecinas de vender, cambiar o donar objetos domésticos, además de difundir hábitos sostenibles y de consumo responsable.

Fue un éxito.  Yo me llevé dos maletas llenas de libros, DVD, CD y cachivaches diversos.

Ni hasta en este tipo de eventos, mi mente empresarial descansa y me marqué como objetivo 50 euros en ventas.  72 euros conseguí utilizando diversas e innovadoras técnicas de venta (entre las que la amenaza de regalar un libro con fotos de la Diputación de A Coruña de dos kilos de peso fue la más efectiva)

Decidí donar este cuantioso importe a varias causas que me han motivado en los últimos meses. Se las cuento, por si les sirven de inspiración para cuando organicen su propio mercado:

  • Una tasa contra la pobreza, de Intermon Oxfam y otras peleonas entidades como Inspiraction que conforman la “Alianza por la tasa Robin Hood“. Les hablé de ella la semana pasada con la esperanza de que quizá esta vez no sigan pagando los de siempre.  Por cierto, ¿le han pedido a nuestro ministro Montoro que la implante ya?.
  • Campaña Ropa Limpia. Una red internacional de ONGs, sindicatos y organizaciones de personas consumidoras que lucha para mejorar las condiciones laborales en la industria textil y de material deportivo.  En Galicia la lidera desde hace años  Amarante Setem. Obligado tras la tragedia en Bangladesh.  Les recomiendo el esclarecedor artículo ¿Quien engaña a quien?
  • Referentes. Una delicia de proyecto de la Fundación Trébol que está permitiendo encontrar personas voluntarias en Galicia para acompañar a chicos y chicas sin apoyo familiar en su camino hacia la emancipación.
  • Banca ética Fiare Galiza. A punto de empezar a andar como les comentaba al hablarles de las muchas posibilidades que ya existen para una economía al servicio de las personas.
  • Cocina Económica de Santiago. En una época en la que estamos volviendo a todo correr a un asistencialismo trasnochado, me convence además de su esfuerzo diario por alimentar con dignidad a centenares de personas, que intenten dar un paso más y avanzar en la inclusión social.

No pude vender la yogurtera, es cierto, a pesar del interés que despertó. Pero les informo que funciona a la perfección y que no tengo intención de venderla.

Tampoco vendí el libro “100 trucos para ser una pareja feliz” pero me han hecho reflexionar tanta inseguridad y bromitas de clientes y clientas sobre sus relaciones de pareja o preguntas sobre mi estado civil presente y pasado. Se pongan como se pongan en La Voz no pienso hacer otro blog sobre este tema, aunque podría.

Podrán comprar este y otros libros el año que viene. Y mientras tanto les agradezco sus sugerencias para hacer este tipo de comercio por internet.

Les dejo con un video de Foodtopía sobre la historia de los alimentos. Me ha llegado desde la organización “O canto da balea“, dedicada a la promoción y fomento del consumo de productos de pesca artesanal responsable y sostenible. Su filosofía tiene mucho que ver con la del Mercado do Caracol.

¿Cuando organizan el de su barrio?

@xosecuns

No nos pidan calma (en Facebook)

Imagen de previsualización de YouTube Captación, Comercio justo, Consumo responsable, Inclusión, Organizaciones No Lucrativas, Participación, Voluntariado
Escrito por xosecuns 2 Comentarios
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net

Quizá esta vez no sigan pagando los de siempre

24 de mayo de 2013 a las 13:06

Hoy estoy algo ilusionado.

Tras la recién acabada cumbre de la Unión Europea parece que por fin se han anunciado medidas para luchar contra el fraude fiscal en Europa y contra los paraísos fiscales en el mundo junto a EEUU. Ya veremos si es verdad, o mejor dicho, ya seguiremos peleando para que lo sea. Más adelante les sugeriré como.

Ya lo saben. España no está en crisis ni tiene un déficit público gigantesco porque tengamos muchos gastos (en servicios sociales desde luego, apenas el 60% de lo que tienen otros países con una riqueza similar a la nuestra) sino porque tenemos muchos menos ingresos de los que debiéramos.

¿Que Hacienda somos todos? ¡Quen lle dera!” decía hace unos meses en un esclarecedor artículo Roberto Blanco.  Y todo porque nuestro fraude fiscal (mimado y amnistiado por los sucesivos gobiernos) supone casi 88.000 millones de euros anuales. Un billón en toda la Unión Europea, suficientes para pagar el equivalente del 86% gasto sanitario de todo el continente.

Consentir este robo sistemático a través de paraísos fiscales causa y mantiene a millones de personas en la pobreza en todo el mundo.  Y lo que no paga quien debe lo pagamos los de siempre, usted y yo:  cada español que cumple paga como mínimo 830 euros más en impuestos al año para compensar la evasión fiscal de otros… Nos lo explican de maravilla en este vídeo de la campaña No a los paraísos fiscales.

Imagen de previsualización de YouTube

Las pruebas de este robo organizado son abrumadoras. España es la décima potencia mundial en fraude fiscal, en un ranking encabezado por Estados Unidos, Bolivia y Rusia, según el informe El coste del abuso fiscal“, elaborado por la organización Tax Justice Network tras estudiar 145 países. El mismo informe nos dice que uno de cada seis dólares en el mundo escapan al control fiscal

La relación entre fraude fiscal y pobreza y exclusión en todo el mundo es directa. Oxfam estima que al menos 14 billones de euros pertenecientes a fortunas individuales se esconden en paraísos fiscales en el mundo, dos terceras partes en los ligados a la Unión Europea. Este dinero “perdido” representa el doble de lo necesario para que cada persona del mundo pueda vivir con más de 1,25 dólares al día, es decir, para acabar con la pobreza extrema. Desde la ONG Inspiraction, lo explican gráficamente.

Pinche en la foto para ampliar

Ya ven, paraísos para una pesadilla como escribía  Xose Carlos Arias en este periódico que acoge este blog y que informa muy bien de este tema. En su artículo empezaba a hablar de usted y de mi: “no solo se trata de algo gravemente inmoral, sino también de un pesado lastre para la eficacia del conjunto de la política macroeconómica. Además, se advierte por primera vez un alto grado de sensibilidad social ante este problema, debido a la proliferación de escándalos relacionados con la evasión en muchos países, pero también por la sensación general de que la crisis reparte sus efectos de un modo intolerablemente injusto“.

Esta es la clave y la oportunidad. La reciente cumbre en la UE se ha centrado en este tema en gran parte por la presión de muchas personas y organizaciones indignadas por este fraude masivo.  Esta presión no puede ceder, así que les animo a participar en dos campañas imprescindibles, codeándose además con personas  de mucho ringo rango.

¡Firma y pídele a David Cameron que actúen ahora!

La primera es a a David Cameron, que presidirá la Cumbre del G8 durante los días 17 y 18 de junio. Desde Inspiraction (parte de la combativa ONG inglesa Christian Aid) gritan ¡Va en  serio, acaben ya con el hambre! y piden que se ponga en marcha una nueva Convención Global sobre Transparencia Fiscal, que exija la publicación de los nombres de los verdaderos dueños de compañías, fundaciones y trusts,  y que se obligue a los paraísos fiscales a compartir información con los países más empobrecidos sobre el dinero que guardan y su procedencia, ayudándoles a recuperar los impuestos que nunca llegaron a cobrar como consecuencia de la evasión fiscal.

La segunda es a nuestro Ministro de Hacienda, don Cristobal Montoro. Y es especialmente urgente e importante. El estado español dispondrá de  dinero extra en el 2014, hasta 5000 millones de euros más y este dinero debe ir destinado a la lucha contra la pobreza y la desigualdad.  Para que no paguen los de siempre, como dicen en Intermon Oxfam.

La tasa a las transacciones financieras – o tasa Robin Hood, que hasta hace poco parecía una utopía, será una realidad a partir del 2014 en 11 países de la Unión Europea, incluida España.  Se trata de una gran victoria lograda gracias a la presión de muchas personas y organizaciones (quizá algún día le den el Nobel de la Paz o el de Economía a Susan George o a ATTAC …)

Esta tasa no recaería sobre la ciudadanía, sino que tasaría a los operadores financieros con tan sólo un 0’1% en la compraventa de acciones y bonos y un 0’01% en los derivados, lo que además reduciría la especulación financiera, evitar la fuga de capitales y la evasión fiscal.

Este impuesto podría recaudar 5.000 millones de euros en nuestro país y su aplicación desde el 1 de enero de 2014 debería destinarse  íntegramente a la lucha contra la pobreza y la desigualdad en España y en los países más pobres. Más de un millón de españoles pobres o en exclusión social podrían beneficiarse y muchos millones más en los países más empobrecidos.

Gracias de nuevo por firmar.  Seguimos.

 @xosecuns

No nos pidan calma (en Facebook)

Tasa Robin Hood. Que no paguen los de siempre

Administración, Bancos, Campañas, Impuestos, Incidencia, Organizaciones No Lucrativas, Pobreza, Riqueza, Unión Europea

Escrito por xosecuns 7 Comentarios
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net

Violencia de ricos. Violencia de pobres

13 de mayo de 2013 a las 10:03

¡Que se jodan!

Disculpen que empiece de una forma tan poco elegante recordando tanto a su autora, la diputada popular Andrea Fabra, como al momento en el que lo gritó, cuando se anunciaban nuevos recortes en la prestación por desempleo. Evidentemente Andrea no dimitió en su día, a pesar de que un 76% de la población (59% entre votantes del PP) creía que debía hacerlo.

Me he acordado de nuestra Andrea al leer la noticia de la octava casa de turismo rural cercana a Santiago de Compostela destrozada en una fiesta “Project X” por adolescentes de familias adineradas. Parece que los desperfectos de la última fiesta van a ser abonados por los fracasados padres para evitar ir a juicio.

¿Es una cuestión cultural, de edad o de clase?, se pregunta un lúcido José A. López Rey. “Es posible, pero hay más. Vivimos en una época en la que la población con más recursos está muy alejada del resto de la sociedad. Y no le importa lo más mínimo sus carencias, privaciones y sufrimientos. Es más, ven en ello una oportunidad de incrementar sus ganancias

¿Exagera?

Será por datos y estudios sobre pobreza y desigualdad. Según el informe Impactos de la crisis de EAPN España, a finales del año 2011, 12.741.434 personas se encontraban en España en riesgo de pobreza y exclusión social. El 27% de toda la población,2.300.063 personas más en sólo 3 años.

El informe, además de desmentir varias de las falsas consignas que oímos a diario del tipo “tenemos un estado del bienestar que no nos podemos permitir”, habla también del drástico aumento de la desigualdad que asola por el mundo la marca España: en 2008 la renta del 20% más rico de los españoles era unas cinco veces superior a la del 20% más pobre; en el 2011 ya lo es siete veces!!.  Se lo explica mejor Gonzalo Fanjul citando los informes de un socialista, un clérigo, un sindicalista y un funcionario internacional…

Añadan a estos datos el de los 60 mil millones de euros de fraude fiscal, el 71% procedente de grandes fortunas y grandes empresas, que cada año se dejan de recaudar con el beneplácito y ánimo de nuestros sucesivos gobiernos.

Quizá Andrea fue sincera con su exabrupto. ¿Son conscientes ese 20% de personas que se están enriqueciendo con el sufrimiento de otros muchos millones?

No voy a insultar su inteligencia repitiendo esta pregunta a muchos miembros del gobierno actual, abdicando sin pudor de su programa electoral o promoviendo de forma indirecta medidas teóricamente contrarias a su ideario, como la condena a una eutanasia de facto a miles de personas en situación de dependencia.

Pero si me gustaría repetírsela a los miembros del ahora principal partido de la oposición, cuya última medida de gobierno fue un indulto a una persona condenada, y ahora premiada, por un delito de falsa acusación. Un partido cuyos dirigentes parecen empeñados en un indecente ensimismamiento y hasta onanismo político.

Es violencia.

En un país en donde el 66% de su gentes se cree pacífico y que parece no olvidar lo importante y conocer las causas de esta ignominia. Es cierto que como era previsible no estamos presenciando un estallido de violencia en España, pero no lo vemos porque está de puertas adentro, en familias, menores, ancianos… como bien certifican la mayoría de profesionales de servicios sociales.

¿Qué opinan las personas en situación de pobreza o exclusión? No importa demasiado. De hecho apenas votan.
Ya no se qué pensar: El Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) acaba de publicar su estudio “La protesta social en América Latina”, afirmando por ejemplo que la desigualdad social está estrictamente vinculada con las protestas sociales o que el conflicto y la movilización social no son negativos sino parte de la democracia y de la construcción de un nuevo modelo social y político en la región.

Gracias por resolver mis dudas. ¿Somos un país al margen de la ley? ¿Me estaré volviendo también un odioso nazi filoetarra?

@xosecuns

No nos pidan calma en Facebook

Foto: Sustainable Cities Collective

Administración, Corrupción, Derechos humanos, Desigualdad, Exclusión, Inversión social, NO Violencia, Personas, Pobreza, Riqueza
Escrito por xosecuns 8 Comentarios
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net

Alternativas (¡muchas!) para una economía al servicio de las personas

8 de mayo de 2013 a las 19:02

El 11 de mayo será el Día mundial del comercio justo. Un buen día para celebrar que son muchas las posibilidades para practicar un consumo responsable.

Hace unos meses, al despertar a Pepito Grillo, Beti Vázquez ya demostraba que otro consumo era posible, y hace unas semanas que un mercado y una economía sociales ya eran una realidad. Hoy les dejo con Gonzalo Gesto, miembro de la cooperativa Panxea en Santiago de Compostela y del futuro banco ético Fiare del que, removiendo mi dinero, me acabo de hacer socio y espero que en breve cliente.

Gonzalo nos pide que no le metamos prisa, pero a cambio les aseguro que les va a agobiar un poco al regalarnos todo tipo de posibilidades y alternativas que en su ciudad o pueblo ya demuestran que otra economía es posible (¡en las fotos también!).

Gracias, Gonzalo

Economía solidaria: Vamos despacio porque vamos lejos

Vivimos en un mundo que no nos gusta. Sometidos y sometidas a múltiples “plagas” y esclavitudes (del dinero, de los mercados, de la prima de riesgo, de los horarios de trabajo, de la hipoteca, de las nuevas tecnologías, del coche, del “no se puede hacer nada”, …). Tenemos a las puertas de casa la precarización laboral y de los servicios públicos esenciales (educación, sanidad, dependencia, servicios sociales, …), el regreso de la emigración juvenil, las funestas consecuencias de las políticas de muchas multinacionales que buscan su beneficio incluso a costa de vidas humanas como en Bangladesh.

Pero hete aquí que son muchas ya las personas convencidas de que estamos en un momento de “éxodo”, que no podemos seguir viviendo en este “Egipto” regido por faraones de los mercados, que imponen una vida cada vez más miserable y precaria al 99% de la población. Personas que han emprendido camino desde diversos puntos de partida (ideológicos, geográficos, …) y que al hacerlo se han dado cuenta de que no estaban solas intentando construir ese #otromundoesposible.

Estamos hablando de los diversos caminos que ha comenzado a andar la Economía solidaria para dar respuesta a un sistema económico injusto que abusa de las personas (especialmente de las más vulnerables) y del planeta, que no puede ni debe sostenerse más, y que a menudo seguimos alimentando con nuestro trabajo, nuestro consumo o nuestro dinero.

Nos gusta llamarla Economía Solidaria porque entendemos que recoge mejor las múltiples iniciativas y realidades de las que estamos hablando, y viene a aglutinar a toda aquella economía que cómo explica el economista chileno Luis Razeto, se organiza en torno al “factor C”,  un factor económico que nos demuestra que la solidaridad es una fuerza económica de alta eficiencia y productividad. Con la letra C comienzan muchas palabras que lo identifican: compañerismo, comunidad, cooperación, colaboración, comunión, coordinación, cooperativas, …

Con este modelo han nacido y siguen naciendo múltiples iniciativas que son, cada vez más, alternativas reales que estamos construyendo entre muchos hombres y mujeres (especialmente mujeres), y que abarcan prácticamente todos los campos: desde la producción de alimentos o de múltiples bienes y servicios, a su distribución y comercialización, pero también la financiación ética y solidaria, los cuidados, …

Por poner sólo algunos ejemplos, en Galicia podemos hablar de iniciativas en el campo de la agroecología, redes de semillas, agricultura urbana o en los productos del mar.

Para su comercialización han surgido múltiples formas:  grupos de consumo (busque el de su ciudad), cooperativas de consumo, tiendas de comercio justo, o iniciativas privadas de tiendas de barrio en múltiples ciudades y pueblos.

Muchas de estas iniciativas pueden encontrarse en el mapa de entidades de la Rede Galega de Consumo Consciente y Responsable. En su conjunto llegan ya a más de mil familias/unidades de consumo, y su crecimiento continúa a pesar de la crisis del consumo privado. Se articulan también otros modos de comercialización alternativa en forma de bancos de tiempo, ferias de intercambio, páginas de trueque (o incluso de donación gratuita), monedas sociales y complementarias, etc, Pueden encontrar algunas muestras en la página de enlaces de Panxea, la organización de la que formo parte.

En la financiación por canales de finanzas éticas existen ya a nivel gallego desde entidades de microfinanzas como AIS O’Peto, a cooperativas de servicios financieros como Coop´57, o en una dimensión aún mayor la cooperativa de crédito de finanzas éticas Fiare-Banca Popolare Etica, de la que Fiare Galiza, al igual que O´Peto o Coop´57 son parte.

Existen también iniciativas en la producción y distribución de energías renovables,  seguros éticos,  software libre,  turismo responsable,  formación en consumo, medios de información, …

Todas ellas están comenzando a articularse, a hacerse visibles y a ofrecerse como alternativa elegible para la ciudadanía. En unos casos simplemente dándose a conocer, cómo en el mapa de entidades en Galicia iniciado por el proyecto de cooperativa integral galega, o con iniciativas más ambiciosas cómo el Banco de recursos para un consumo consciente y transformador del CRIC (Centro de Investigación e Información en Consumo) en la plataforma de “crowfunding” Goteo.

Y la cosa no queda aquí, existen a nivel gallego al menos tres iniciativas llamadas a colaborar tanto a nivel local y gallego como estatal e incluso internacional, y que se agrupan en torno a la Mancomunidade Integral Galega, al Laboratorio Social Galego (impulsado por la Coordinadora Galega de ONGD, junto a otras redes y entidades como EAPN Galicia, …), y al Mercado Social o Mercado de la Economía Solidaria (a iniciativa de REAS-Galicia). En este último caso, la iniciativa se integra incluso en un proyecto de mapeo de iniciativas a nivel internacional a través de RIPESS.

Ya no cabe decir que no existen alternativas. No valen excusas para no pasarse a la Economía Solidaria, porque todas estas iniciativas nacen de la ciudadanía y están al servicio de las personas y del planeta, regeneran el tejido social y construyen, también desde el ámbito económico, un mundo mejor.

Es cierto que construirlas supone a veces un pequeño esfuerzo: económico (lo que nos ayudará a que nuestro bolsillo comience a ponerse de acuerdo con lo que nos dicta la razón y el corazón), o de ponerse a trabajar para construir esas alternativas, levantándose del sillón de la comodidad que algunos invocan diciendo que se unirán a las iniciativas de economía solidaria cuando estén hechas. Si nos ayudas a empujar y construirlas “la travesía del desierto” será para todos y todas más corta

Por favor: no nos metas prisa si no te unes al camino.  “Vamos despacio porque vamos lejos”. Vamos despacio porque estamos cambiando el mundo.

Y tú, ¿a qué esperas para unirte?

@gonzalo_gesto

@PanxeaCoop

Imagen de previsualización de YouTube Bancos, Campañas, Comercio justo, Consumo responsable, Desarrollo rural, Empleo, Empresa, Participación, Personas, Riqueza, Tercer Sector
Escrito por xosecuns 14 Comentarios
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net

Marchando contra la explotación laboral Infantil. ¡Vaya si se pudo!

28 de abril de 2013 a las 13:14

Quizá se acuerden. Hace 15 años y bajo el lema “De la explotación a la educación”, miles de personas, sobre todo niños, niñas y adolescentes, convocados por más de 2500 organizaciones humanitarias, recorrieron 103 países en la “Global March against child labour” (Marcha Global contra el trabajo infantil) reclamando que los estados ratificaran y reforzaran las convenciones y leyes existentes sobre trabajo infantil y educación.

En 1998, el estado de la protección de la infancia contra la explotación, la trata y la esclavitud era diferente de lo que vemos hoy en día. Se estimaba en unos 250 millones los niños y niñas entre los 5 y los 14 años, de 50 a 60 millones trabajando en circunstancias peligrosas. No existía una legislación internacional para hacer frente a la explotación ni una campaña colectiva para presionar por su eliminación.

La Marcha Global fue un éxito rotundo de organización e impacto mediático en todo el mundo. También en España, donde recorrió 21 ciudades (en Galicia: Vigo, Santiago, Lugo y A Coruña) antes de dirigirse a la Conferencia de la OIT en Ginebra. El trayecto español estaba organizado por Intermon Oxfam junto a ONG como Educación sin Fronteras, Fundación CEAR, Paz y Solidaridad-CCOO, Meniños, Setem, Solidaridad Internacional y Movimiento Scout Católico, junto a más de cien organizaciones e instituciones  y centros escolares.

Como voluntario de Intermon, tuve el honor de participar en la coordinación de la Marcha en Santiago y compartir la ambición y el trabajo conjunto que implicó en toda Galicia a muchas personas voluntarias de todo tipo de organizaciones y creencias. A una de ellas, Ramón Ferreño, coordinador de la marcha en Galicia, le debo la información y fotos de este post.

Las lecciones que aprendí de esta experiencia fueron muchas, ya les he hablado de algunas: lo que importa es la causa y no las marcas, el modelo de voluntariado que defiendo, la obligación de trabajar en red compartiendo conocimientos y esfuerzo… Y en unos días, cuando me vuelva a poner insolente y viendo las fotos, pueden intuir lo que opinaré sobre las presuntas dificultades para que las causas de la pobreza y las ONG puedan salir en medios de comunicación. “La primera página es una opción“, este es el listón que me marco y que exijo.  ¡Y no había redes sociales!

¿Pero se consiguió algo en la lucha contra el trabajo infantil?

En palabras de Kailash Satyarthi, presidente de la Marcha Global, parece ser que si: “Ha habido un progreso notable en la lucha contra el trabajo infantil en los últimos 15 años. Las nuevas leyes, políticas y programas se han puesto en marcha con un alto nivel de participación de la sociedad, el Estado y las empresas. Pero, esto no es suficiente. Marcha Mundial se ha comprometido a hacer historia el trabajo infantil

Uno de los resultados más importantes de todos estos esfuerzos fue la aprobación en 1999, por unanimidad de los 174 miembros de la OIT, del Convenio sobre la prohibición de las peores formas de trabajo infantil y la acción inmediata para su eliminación. También se ha avanzado en la comprensión de que el trabajo infantil es uno de los principales obstáculos para el logro de la Educación primaria universal, así como con el reconocimiento del trabajo infantil doméstico como una forma invisible de la esclavitud al aprobar la OIT en 2011 la OIT el Convenio 189 sobre “Trabajo decente para los trabajadores domésticos”.

En 1998, el trabajo infantil en la agricultura, a pesar de afectar al 90% de niños y niñas trabajadores, era visto como una actividad tradicional e invisible que se consideraba como una ayuda a la agricultura familiar. Hoy el trabajo peligroso de 129 millones de niños en la agricultura está siendo reconocido y empezando a recibir atención.

¿Lo celebramos?

Entiéndase bien. Sería hasta obsceno pretender hacer un relato triunfalista de que ya no existe la explotación laboral infantil gracias a la Marcha. Seguimos en el principio del camino para su erradicación.

El 16 de abril fue el Día internacional contra la esclavitud infantil el lema ’¡No a un Mundo de Esclavos y Parados!’, nos sigue recordando esta lacra y las etiquetas de Mango, Primark y El Corte Ingles encontradas en la fábrica derrumbada en Bangladesh donde ya han muerto más de 300 personas nos la acercan a las tiendas de al lado, como bien recuerdan desde la campaña Ropa Limpia.

La realidad del aumento del sufrimiento de muchos niños y niñas también la tenemos en España pero sabemos como luchar con lo que aprendimos en batallas en otros lugares del mundo. Compruébenlo con los artículos de personas que estuvieron conmigo en la Marcha y que siguen peleando: Chema Vera contándonos que son las mismas recetas pero iguales resultados y Marta Arias afirmando algo evidente: la pobreza infantil no es inevitable.

Así que les agradezco mucho que me ayuden a recordar esta experiencia y contarnos, repetirnos que se pueden conseguir avances trabajando juntos por una causa justa. Mi memoria es pésima, así que estoy deseando volver a leer y a escuchar a las personas que organizaron la Marcha Global, conocer la opinión de algunos de los miles de niños y niñas que gritaron un vigente “trabajo para los padres, escuela para los niños“.

Como en el grupo de Intermon Oxfam de Santiago siguen manteniendo el optimismo y el empuje de sus antepasados, se han animado enseguida para crear un evento en Facebook y un encuentro festivo en “el mundo real” el 11 de mayo, día del Comercio justo y el consumo responsable.

Allí nos veremos, la Marcha por un trabajo decente continúa.

@xosecuns

#trabajodecente

 

Administración, Campañas, Comunicación, Consumo responsable, Derechos humanos, Educación, Empleo, Incidencia, Menores y jóvenes, Naciones Unidas, Organizaciones No Lucrativas, Participación, Personas, Pobreza, Tercer Sector, Voluntariado
Escrito por xosecuns 3 Comentarios
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net
Página 5 de 15« Primera...3456710...Última »