Tevagustar.es Tevagustar.es Tevagustar.es Tevagustar.es
La Voz de Galicia
Blogs de lavozdegalicia.es

De personas voluntarias a personas obligatorias: El voluntariado y los locos 90

24 de abril de 2013 a las 14:35

Se lo apuntaba hace unas semanas en un artículo algo insolente. Una de las escasas buenas noticias de esta mal llamada crisis es que se acabó la cobardía de decir que ONG o voluntarios somos apolíticos.

Del voluntario al obligatorio”. Parecen dos términos opuestos, pero para mi, ser voluntario, activista o militante  en alguna entidad o mejor en alguna causa relacionada con la justicia social es una obligación moral. No estoy haciendo el bien por ser voluntario y nadie me lo tiene que agradecer, estoy cumpliendo con mi obligación como persona. Ser voluntario es un medio para luchar por derechos sociales y contra la pobreza y sus causas y causantes. Lo leerán si quieren dentro de unos días, cuando les hable de la Marcha Mundial contra la Explotación Laboral Infantil.

Luis Barreiro, uno de mis maestros y amigos, levantó alguna ampolla al denunciar la vuelta rampante del asistencialismo en la acción social y la lucha contra la pobreza, sobre todo al hablar de “los voluntarios: esas almas puras“. Le he pedido que nos ayude a empezar a seguir reflexionando sobre este tema. ¿cuando pasamos de ser voluntarios a hacer voluntariado?

Gracias Luis

El voluntariado y los locos 90, o de aquellos polvos estos lodos…

La Constitución española de 1978 se redactó para un país que era receptor de ayuda internacional (España era un estado oficialmente pobre hasta 1982), no obstante el texto de la Carta Magna parecía ignorar la labor desarrollada por lo que ya en aquellos años se denominaba Tercer Sector (el concepto surge en 1973 de dos padres:  Etzioni Levitt). Igualmente se silenciaban de forma consciente los denominados nuevos movimientos sociales, algunos de ellos de una indudable relevancia en los 70 como el movimiento vecinal, en cambio se destacan organizaciones casi inexistentes en 1978 como las organizaciones de consumidores y usuarios… Ya en aquel entonces la ley fundamental parecía más pensada para Noruega que para España.

¿Qué aconteció para que 20 años después el voluntariado estuviera en boca de todos los legisladores y toda CC.AA que se preciara tuviese su propia ley de voluntariado? Pues bien, pasaron dos cosas en aquellos locos años 90.

En 1992 Barcelona fue sede olímpica, uno de sus puntos fuertes fue el de presentar un servicio de voluntariado al que se presentaron 60.000 candidatos. En todas las ciudades se instalaron autobuses que instaban a apuntarse como voluntario: en poco tiempo un vocablo restringido al Servicio Militar se universalizó: los medios de comunicación hicieron el resto… en poco tiempo las regatas, bodas de infantas y partidos de fútbol tenían presencia de voluntarios… y el blanco quedará para siempre como el color del voluntariado en España (pese a lo poco práctico que resultaba en ocasiones… pensemos en el Prestige y lo manchadizo que resultaba…)

En 1996 el gobierno de Felipe González decide presentar una novedosa Ley de Voluntariado inspirada en parte (lamentablemente solo en parte, porque se desaprovecharon aspectos muy positivos) en una ley italiana de 1991. La exposición de motivos explica el por qué de la ley: la lucha en “la erradicación de situaciones de marginación y a la construcción de una sociedad solidaria en la que todos los ciudadanos gocen de una calidad de vida digna”… Pues no, ¡mentira! El motivo era mucho más prosaico y se llamaba insumisión y objeción de conciencia.

En 1986 el PSOE, in extremis y en buena medida gracias al carisma de Felipe González, gana el referéndum de permanencia en la OTAN, que vino a ser un pulso entre el sistema de partidos y la sociedad civil… vencieron los primeros. La venganza de los derrotados fue una oposición sin parangón en Europa al Servicio Militar Obligatorio. Solo en 1989 el estado amnistió a casi 22.000 objetores pero en 1996 eran casi 100.000 jóvenes los que cada año se negaban a realizar el servicio militar… los cuarteles se vaciaban y la administración era incapaz de dotar suficientes plazas de Prestación Social Sustitutoria (PSS) para tanto objetor, pese a la colaboración a veces entusiasta de ONGs, sindicatos y demás…

La solución… el voluntariado, delegar en el tercer sector el reconocimiento de horas mediante la fórmula 133 horas de servicios voluntarios = 1 mes de prestación (artículo 2.4 del Decreto 1248/1997). A partir de ese momento son los directores de entidades quienes gestionan la objeción de conciencia… las sedes de las asociaciones y fundaciones se llenan de jóvenes (¡masculinos!) dispuestos “altruistamente” a donar su tiempo a favor de la causa (yo fui uno de ellos, sé de lo que hablo)… Ya no “eras” voluntario, “hacías” voluntariado…

La objeción de conciencia en España (1985-1997)

Las consecuencias fueron la sensación de “compra” de voluntades (circula la leyenda urbana, o no, de que se podía librar de la PSS vendiendo cierta cantidad de lotería…), la falsa percepción de que los recursos humanos son infinitos con la consiguiente sobredimensión de servicios cubiertos casi en exclusiva por voluntarios y la idea de que el voluntariado precisa recompensa… siempre (¿hablamos de oposiciones?)

En fin, urge volver a los orígenes, superar esta fase de voluntariado ya sin sentido (el Servicio Militar Obligatorio desapareció en 1999) y crear auténticos programas de voluntariado al margen de la administración pública y que no sea la alternativa “blanda” a la contestación de los movimientos sociales… si, lo sé, queda mucho por hacer… pero en eso estamos.

Ánimo, otro voluntariado es posible. Sobran los ejemplos positivos, ¿nos lo cuentan?

NO Violencia, Organizaciones No Lucrativas, Personas, Tercer Sector, Voluntariado
Escrito por xosecuns 4 Comentarios
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net

¡No puedo expresarme en mi lengua!

16 de abril de 2013 a las 13:00

El 16 de abril es el Día Mundial de la Voz. Una buena ocasión para acordarse de la discriminación que sufren muchas personas que no pueden escucharla ni expresarse en su lengua.

El castellano es la lengua española oficial del Estado. Todos los españoles tienen el deber de conocerla y el derecho a usarla. Las demás lenguas españolas serán también oficiales en las respectivas Comunidades Autónomas de acuerdo con sus Estatutos. La riqueza de las distintas modalidades lingüísticas de España es un patrimonio cultural que será objeto de especial respeto y protección. Constitución Española. Artículo 3

Para 1.064.000 personas en España (84.900 en Galicia, datos INE 2008) este artículo de la Constitución es papel mojado. Como lo es para los más de 70 millones de personas sordas en todo el mundo según World Federation of the Deaf.

Es muy de agradecer el artículo que hoy escribe Iker Sertucha, el presidente de la Federación de Asociacións de Persoas Xordas de Galicia (FAXPG). Y lo es por lo provocador de su enfoque, relativizando debates y peleas sobre otras lenguas más o menos amenazadas. Si quieren aprender un poco más sobre la lengua de esta injustamente invisible y maltratada comunidad autónoma, no dejen de consultar la página del Centro de Normalización Lingüística de la Lengua de Signos Española (CNLSE)

Gracias, Iker

LA IMPORTANCIA DE LAS LENGUAS. LA LENGUA DE SIGNOS ESPAÑOLA

La Constitución Española de 1978 menciona el castellano como la lengua española oficial del Estado y reconoce como oficiales las demás lenguas españolas en sus respectivas Comunidades Autónomas de acuerdo con sus Estatutos. Casi treinta años más tarde, el Gobierno de España aprueba la Ley 27/2007, por la que se reconocen las lenguas de signos españolas de las personas sordas, con discapacidad auditiva y sordociegas.

Una Ley cuya aplicación y desarrollo, seis años después de su aprobación, deja mucho que desear a nivel Estatal, Autonómico y Local. Es decir, ‘papel mojado’. Y no porque las entidades más representativas del movimiento asociativo de personas sordas (CNSE, Federaciones, Asociaciones y las propias personas sordas) no luchen cada día para que esta ley se aplique en cualquier ámbito de la vida diaria con el fin de lograr la plena participación en la sociedad en igualdad de condiciones y oportunidades que el resto de la ciudadanía, sino porque las administraciones públicas ven en su aplicación un coste económico en lugar de un beneficio social.

Si nos paramos un momento y reflexionamos, nos daremos cuenta de que es mayor el coste a desembolsar en medidas para evitar la exclusión social de un colectivo que el coste a invertir en acciones de inclusión social.

Propongamos una alternativa: Que para opositar sea requisito indispensable el dominio, acreditado, de la lengua de signos española. Esto significaría una comunicación directa entre la persona sorda y el funcionario, por lo que no haría falta la presencia de un intérprete. Conclusión: Ahorro económico para la administración pública simplemente cambiando un baremo de puntuación y más gente aprendería la lengua de signos española.

Antes de seguir debemos aclarar que la lengua de signos española está al mismo nivel o con el mismo status que una lengua oral. No es lenguaje de signos ni de señas, no es mímica ni pantomima, no es hablar con las manos. La lengua de signos tiene estructura, gramática y sintaxis propia. Se basa en parámetros y configuraciones, en aspectos visuales, en las manos y en las expresiones corporal y gestual…

Dicho esto la siguiente reflexión que me gustaría plantear es: ¿Quién o qué decide la importancia de una lengua? ¿El número de personas que la usan? ¿El ámbito laboral? ¿La Ley?

Desde edades tempranas, en la escuela o en el entorno familiar, inculcan la importancia de aprender idiomas, de dominar lenguas. ‘Tu futuro académico y laboral depende de los idiomas que aprendas. Aprender lenguas te abre puertas’. Eso es lo que enseñan, a convertirte en una persona de provecho con beneficio económico olvidando tu futuro social y cívico.

Cuando te incorporas a la escuela es cuando empieza la exclusión social. Hay que evitarla apostando por la sensibilización, por la eliminación de las barreras mentales y de las barreras de comunicación. Se debe apostar por la inclusión educativa y, más importante si cabe, por la inclusión en el diseño curricular. Desde pequeños la enseñanza debe incluir aprender lengua de signos española, braille y sistemas alternativos de comunicación; aprender cuáles son las características de una persona sorda, de una con autismo, etc. y las diferentes capacidades de unas y otras.

La finalidad de la educación inclusiva no debería ser integrar personas sino llegar a conocer las diferentes capacidades de unas y otras, formación, a través de la interacción entre ellas, participación.

Hablando de educación y de lenguas no podemos olvidarnos de los niños y niñas sordas que se comunican en lengua de signos española, su lengua natural. La lengua vehicular por la cual acceden a los contenidos curriculares, adquieren conocimientos y se desarrollan cognitivamente en niveles superiores a que si lo hiciesen a través de la lengua oral. El derecho al aprendizaje, al conocimiento y al uso de las lenguas de signos españolas viene reconocido en la Ley 27/2007 para las personas sordas, con discapacidad auditiva y sordociegas. Este derecho queda huérfano mientras no sea un deber para entes y profesionales del ámbito educativo.

¿De qué te sirve dominar varios idiomas si no sabes comunicarte con tu vecino/a sordo en una emergencia? ¿De qué le sirven a un médico todos sus años de formación si no sabe comunicarse con un/a paciente sordo/a? ¿De qué sirve que una persona sorda aprenda a hablar si cuando le hablen seguirá siendo sorda?

La importancia de las lenguas dependerá del punto de vista desde el que se mire. La importancia de la lengua de signos española solo tiene un punto de vista, la inclusión social.

Imagen de previsualización de YouTube Administración, Comunicación, Derechos humanos, Educación, Exclusión, Inclusión, Organizaciones No Lucrativas, Participación, Personas con Discapacidad, Tercer Sector
Escrito por xosecuns 16 Comentarios
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net

Palabras verdaderas sobre gitanas

8 de abril de 2013 a las 10:57

El 8 de abril se celebra en todo el mundo el Día Internacional del Pueblo Gitano (International Roma Day). Hace unos días, Romana Pérez nos hablaba de palabras mentirosas sobre gitanos y de la responsabilidad de periodistas y medios de comunicación para mantener prejuicios y discriminación. Les recomiendo que lean los comentarios de este post, con información sobre la tortuosa historia del pueblo gitano y lo poco que, al menos yo, se de ella. No tenía ni idea por ejemplo de acontecimientos históricos como la Gran Redada de 1749, también conocida como Prisión general de Gitanos, una operación autorizada por Fernando VI con el objetivo declarado de arrestar, y finalmente «extinguir», a todos los gitanos del reino. 

Hoy me encanta dejarles con la historia de Irene Jiménez Cortiñas. Gitana, maestra y profesional de la Fundación Secretariado Gitano con la que he tenido la suerte de trabajar en varias ocasiones. Está bien conocer antes de juzgar.

Gracias Irene

De mayor quiero ser (hacer clic para ver)

Si pienso como era mi niñez y la comparo con la de mi hija Alba puedo apreciar cómo influye el ambiente social, el familiar, la forma de vida, las costumbres, la educación y la cultura en el desarrollo personal.

Me criaron y educaron como a cualquier niña gitana que tiene que saber cuál es su papel en la familia y en la comunidad, que entiende que significa el luto, la boda y el respeto a los mayores.

El paso por el colegio, instituto y por último por la universidad me hizo ser consciente de que las diferencias culturales de cada una de las personas con las que te relacionas,te permite valorar y apreciar ciertas costumbres de tú pueblo. La educación, el saber que no está reñida con tú cultura,te ayuda a comprender aspectos culturales que el resto no comprende o no respeta.

Cuál es nuestro origen, lengua, oficios…que es para nosotros la familia, la palabra, el respeto; que conlleva una boda, una pérdida; qué significado tiene la música en nuestra vida…

Comienzo a conocer la historia del Pueblo Roma desde hace poco. Nuestros antepasados no nos dejaron escritos ni documentos pero si lo hicieron otros, gracias a ellos sabemos que salimos de la India y nos extendimos por el resto del mundo, que nuestro idioma es el Romanó y lo convertimos al caló, que tenemos una bandera, un himno y que el 8 de Abril es el Día Internacional del Pueblo Gitano. Quien iba a decirme a mí que cuando celebraba el día de la madre o del padre iba a celebrar en un futuro El día Internacional del Pueblo Gitano.

Irene Jiménez Cortiñas. Gitana y Maestra.

 

Imagen de previsualización de YouTube Comunidad gitana, Derechos humanos, Exclusión, Heroes cotidianos, Inclusión, Organizaciones No Lucrativas, Participación, Personas, Tercer Sector
Escrito por xosecuns 2 Comentarios
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net

Palabras mentirosas sobre gitanos

5 de abril de 2013 a las 9:55

 

“¡No te juntes con ellos no te vayan a hacer algo!”  Dicen en el vídeo del final.

¿Así vemos a la comunidad gitana?

No se ustedes, pero yo no sería honesto si les dijera que no tengo ninguna duda a la hora de responder a esta pregunta.

Desde que empecé a trabajar como voluntario, he escuchado todo tipo de opiniones, prejuicios y argumentos negativos; muchos de expertos o responsables de organizaciones sociales. Y en estos últimos años en que viajo a menudo a Valladolid he comprobado, y me cabrea que me acusen de “buenismo” cuando intento contradecirlo, la elevada desconfianza que se tiene a esta comunidad en múltiples historias:  capacidad innata para el engaño y el delito menor, victimismo, favoritismo de administraciones públicas, incapacidad para asumir créditos bancarios…

El 8 de abril se celebra en todo el mundo el Día Internacional del Pueblo Gitano (International Roma Day) y esta fecha coincide con la emisión de un programa de televisión, Palabra de gitano, infectado de discriminación, falsedades y mal periodismo.

Gracias a muchos profesionales de la Fundación Secretariado Gitano  he tenido la suerte de comprobar la mentira de muchos prejuicios y el éxito de inclusión social de la comunidad gitana en los últimos 30 años.  En otro artículo, una de ellas, Irene Jiménez Cortiñas, nos cuenta su historia. Y ahora les dejo con las reflexiones como periodista de otra, Romana Pérez de Lis, una colaboradora habitual de este blog.

Gracias por sus opiniones. Gracias de nuevo, Romana.

 

MINORÍAS ÉTNICAS, DISCRIMINACIÓN Y MEDIOS DE COMUNICACIÓN

La alarmante propagación de comentarios racistas en redes sociales y medios de comunicación nos muestra una situación preocupante que debiera impulsarnos a una reflexión crítica y realista, como periodistas, técnicos de entidades sociales o simplemente como ciudadanos.

Hacer clic en imagen para descargar

El trabajo del periodista es explicar las cosas, no ser cómplices de la proliferación de comportamientos xenófobos. A pesar de que la objetividad ideal es imposible, el periodista debe informarse, contextualizar, consultar fuentes y en ningún caso colaborar con la destrucción de algunos de los avances producidos en los últimos años hacia una sociedad más igualitaria. Resulta llamativo que el mayor índice de discriminación sufrida por la etnia gitana se origine en los medios de comunicación (32%) según un estudio de la Fundación Secretariado Gitano.

Nombrar la etnia, sobre todo en noticias de sucesos, no aporta nada a la comprensión de la noticia, en cambio sí es determinante a la hora de reforzar estereotipos negativos. Además, la identificación de una persona como gitana realizada por el periodista, no está recogida en el DNI y ni siquiera debe aparecer en los atestados de las Fuerzas de Seguridad del Estado.

¿En qué se basa entonces? En un Estado de Derecho, la ciudadanía conlleva una serie de derechos, también de obligaciones que no pueden ser obviadas, sea cuál sea el origen. En la situación actual, en la que la efectiva igualdad de todos ante la ley parece estar más cuestionada que nunca, debemos velar por ella, y denunciar aquellas situaciones en las que no se respete.

En un círculo perverso, la pobreza conlleva a la exclusión, ésta a la pobreza y al final, la persona queda al margen de la sociedad. Su inserción es un proceso lento que requiere tiempo y esfuerzo y una transformación individual y colectiva.

En la mayoría de los casos que aparecen en los medios, no hay un problema de delincuencia, sino de pobreza y, erróneamente, se le acaba dando más importancia a las actuaciones policiales que a las sociales. Por la coyuntura económica y social, cada vez más personas se ven dentro de este círculo, sean gitanas o payas, y por ello, debemos relacionar con responsabilidad causas y efectos de la realidad que queremos contar.

El empleo nos hace iguales (clic para enlace)

Debido a la discriminación sufrida a lo largo de los años, las familias gitanas tienden a ejercer un alto grado de auto reafirmación, de modo que todo lo que sea desconocido les resulta peligroso. Pero por otro lado, superar barreras propias y ajenas será la clave para qué las personas gitanas acudan a los espacios públicos ejerciendo un papel activo. Hay todavía muchos retos por delante: la mayoría de los adultos de etnia gitana han abandonado los estudios y carece de preparación, el desempleo es muy superior a la media, mayor incidencia del abandono escolar, escasa presencia en niveles formativos superiores, aún hay infraviviendas…

La comunidad gitana es muy heterogénea, igual que otras minorías. Es necesaria la difusión de una imagen diversa y evolucionada de la comunidad gitana, y no por ser benevolentes, sino por ser rigurosos.

Hay una realidad invisible en la que se mueve la gran mayoría de la comunidad gitana, y sólo tenemos que atender a unas cifras hablan que por sí solas: el 94% de niños y niñas están escolarizados en la etapa primaria a pesar de que hace 30 años era muy difícil pensar que los niños gitanos fuesen a la escuela, sólo un 4% de las familias gitanas vive en chabolas, el tráfico de drogas sólo aparece en el 15% de los poblados gallegos y sólo en un 7% hay delincuencia…

La evolución y desarrollo no debe pasar por una pérdida de la identidad cultural gitana, ya que esto repercutiría negativamente en la autoestima y el autoconcepto y además, supone una pérdida de la riqueza que proporciona la multiculturalidad al conjunto de la sociedad. Así que como periodistas, técnicos de entidades sociales o simplemente como ciudadanos, debemos asumir nuestra responsabilidad como agentes del cambio social e informarnos y reflexionar, creando opinión al margen de prejuicios.

Romana Pérez de Lis

Imagen de previsualización de YouTube Campañas, Comunidad gitana, Derechos humanos, Exclusión, Inclusión, Organizaciones No Lucrativas, Sin categoría, Tercer Sector
Escrito por xosecuns 25 Comentarios
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net

Día Mundial sobre el Autismo:¿Podremos volver a aquellos tiempos?

2 de abril de 2013 a las 11:53

El 2 de abril es el día Mundial de Concienciación sobre el Autismo. Y no es un día menor. Si han leído el artículo: el día de los invisibles y sus múltiples comentarios, comprobarán la preocupación de muchos padres y madres a cuyos hijos e hijas se le están negando derechos básicos.

Para hablar de este tema, hoy les dejo con otro padre, Antonio de la Iglesia. Además de ser el padre de Taiza, Antonio es el presidente de Autismo España y de Autismo Galicia, vicepresidente de ASPANAES en A Coruña y vocal en el CERMI estatal y gallego, en el Consejo Nacional de la Discapacidad o en el Foro Nacional para la Educación Inclusiva.

Gracias Antonio

 

¿Podremos volver a aquellos tiempos?

Tengo 52 años y soy el padre de Taiza, que acaba de cumplir las 25 primaveras, una preciosa niña, para mí siempre será mi niña, que padece Síndrome de Rett.

El Síndrome de Rett se engloba dentro de los TEA (Trastornos del Espectro del Autismo) y tiene unas características muy especiales. Solo se da en mujeres, lleva asociadas varias problemáticas de salud como la epilepsia, la pubertad precoz, la escoliosis, retraso mental severo, graves dificultades de motricidad, falta de comunicación hablada, falta de control de esfínteres, etc…

Es increíble que Taiza, que todavía está aprendiendo a llevarse la cuchara a la boca y a quien hay que cambiar de pañales cuatro veces al día, ayer me echara una bronca que nadie querría para sí. Estábamos en el sofá ella, nuestro Wipy (un Yorkshire más listo que el hambre y más peligroso que una piraña en un bidet) y yo.  El perrillo se puso a mi lado con la barriga en alto y no tuve más remedio que darle su dosis de rascamiento barriguil. De repente un estridente grito de guerra rompió la paz  del salón, una garra afilada cual águila (Real, por supuesto), se aferro a mi antebrazo reclamando sus derechos de rascamiento con una mirada digna de película de gánsteres por lo que no me quedo más remedio que claudicar y rascar a dos manos, como cuando mis hijos Juan y Antonio se ponían en “posición de rascamiento” ambos a la vez a la hora de acostarse. Y después tener que oír que las personas con TEA viven en su mundo, que no sienten, que no se comunican, además de otras muchas más lindezas y estupideces por el estilo.

Y una cosa lleva a otra. Empecé a rebobinar mi vida en mi salón, viendo la foto más bonita que hice jamás y que preside el mural de la pared, un contraluz de Taiza bajo el sol de canarias cuando tenía casi dos años. Allí cambio mi vida.

Recuerdo las crisis epilépticas, 15 o 20 cada dos días, los periplos por toda España buscando un diagnostico, las visitas a urgencias por las crisis, día si día no, con sus correspondientes noches en vela, los viajes cada mes a Barcelona al neuropediatra para ajustar las medicaciones, los tratamientos con hormonas para controlar la pubertad precoz, las horas para darle de comer ya que no aceptaba nada, la angustia de esperar solo una mirada o una sonrisa de tu hija es estado casi vegetativo.

Y, de repente, una luz. Una asociación para mi desconocida, ASPANAES, y un psicólogo que a los 5 minutos de verla me dice: Síndrome de Rett de libro. Taiza ya tenía 6 años y la habían visto psicólogos, psiquiatras, neurólogos y algún amigo que otro por todo nuestro Reino.

En aquel momento ASPANAES tenía un solo centro, en Culleredo (A Coruña), una antigua escuela unitaria, de esas de la época de Franco, adaptada de aquella manera para educar a nuestr@s niñ@s con nulos recursos públicos y muchísima voluntad, tesón y trabajo de unas familias unidas, entregadas a un proyecto común en el que la cooperación y la solidaridad eran el hormigón que fraguaba los cimientos de un edificio que aun hoy en día sigue creciendo. Allí se pusieron manos a la obra unos profesionales como la copa de un pino para sacar adelante a Taiza.

Actualmente las familias de ASPANAES tienen a sus hijos en las aulas de atención temprana de la asociación, en los colegios de la asociación, en educación combinada, en centros ordinarios con el apoyo de los profesionales de la asociación, en nuestros centros de día y en nuestras residencias. También se sienten amparadas por la Fundación tutelar que puede encargarse de la tutela o curatela de sus hijos si ellos faltan. El equipo de valoración compuesto por los profesionales de la asociación es uno de los mejores de España. La Escuela de Padres, donde a los recién llegados, con sus miedos, su desorientación, sus angustias e inseguridades, los padres ya veteranos les van contando sus experiencias vitales y orientando en ese tremendo periplo que comienzan en sus vidas para enfrentarse con ese desconocido que es el Autismo.

Y toda esta recapitulación, cuando termina, me lleva al momento actual. Me hace consciente de los medios que hoy tenemos y de las carencias que, a gritos, piden ser subsanadas.

Veo como las redes sociales cobran fuerza y cada día se conoce más lo que significa enfrentarse a los TEA.

Veo como los esfuerzos de muchos se diluyen en un individualismo exacerbado y que por ello la organizaciones del Tercer Sector de la Discapacidad, fuente de la mayoría de los logros sociales, pierden fuerza ante unas Administraciones que ejercen su poder de forma aplastante en función de sus propios intereses.

Veo un colectivo desunido y falto de visión estratégica.

Veo asociaciones poco profesionalizadas, faltas de organización, sin criterios de calidad ni planteamientos estratégicos y con deficiente planificación financiera.

Veo las grandes diferencias que existen entre las distintas Comunidades Autónomas a la hora de abordar los problemas de las personas con TEA y sus familias y las graves injusticias que se cometen en algunas.

Veo como 1 de cada 150 familias (ahora ya dicen que una de cada 88) con un hijo tendrán que afrontar una situación que jamás hubiesen imaginado sin estructuras asociativas solidas y con peso político que les amparen y les ayuden a ejercer sus derechos.

Hoy es el Día Mundial de Concienciación sobre Autismo, me doy cuenta que también es el año europeo de la Ciudadanía Activa y  me pregunto:

¿Podremos volver a aquellos tiempos en que la voluntad, el tesón y el trabajo de unas familias unidas, entregadas a un proyecto común en el que la cooperación y la solidaridad eran el hormigón de los cimientos de un edificio que aun hoy en día sigue creciendo?

¿Seremos capaces de hacer una gran ciudad que nos cobije con todos esos edificios?

Antonio de la Iglesia Soriano

@1960ais

 

Administración, Derechos humanos, Exclusión, Inclusión, Inversión social, Organizaciones No Lucrativas, Personas con Discapacidad, Tercer Sector
Escrito por xosecuns 1 Comentario
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net

2 de abril: El día de los invisibles

31 de marzo de 2013 a las 19:22

De personas con autismo y con mucha marcha ya pude hablarles hace unos meses, cuando gracias al blog La sonrisa de Arturo pude descubrir la importancia decisiva de los pictogramas bailando con Alaska (como hoy espero que también lo acaben haciendo con Marisol).  Desde entonces sigo a Esther Cuadrado, la madre de Arturo, una mujer comprometida no sólo con su afortunado hijo, sino con los derechos de las personas con autismo y muchas veces indignada por lo poco que se respetan como bien denuncia ante muchos organismos públicos. Además de su web, les recomiendo que consulten en Autismos, no autismo, un completo informe de prensa sobre este tema.

Les dejo con ella. Me ha prometido ser firme con su causa pero suave en la forma. Verán que aún así, plantea cuestiones que deberán afrontar, si o si, muchas (¿y paralizadas?) ONG de discapacidad.

Gracias, Esther

Fuente: Autismos, no autismo

2 de abril: El día de los invisibles

No me pidan calma. Es justo lo que no pueden pedirnos a las familias de personas con trastorno espectro autista (TEA): los olvidados, los grandes invisibles.

Nuestros hijos pertenecen a la casta de los Invisibles, de los que únicamente se habla una vez al año o a la hora de hacerse una foto el político de turno. Con suerte, con mucha suerte, podrán trabajar en algún espacio laboral permitido por el sistema de castas. Porque no hablamos de la India, sino de España en el 2013: hablamos de Galicia.

Uno de cada 150 niños gallegos está diagnosticado dentro del espectro del autismo. Si hacemos caso de las últimas estadísticas de EEUU podemos estar hablando de 1 de cada 50 niños. ¿Escandaliza?

¿Y qué es eso? No se me ocurre mejor definición de qué es o cómo es una persona con TEA que la escrita por Anabel Cornago: ”Autismo no es sinónimo de personas indiferentes que viven aisladas en su mundo. Las personas con autismo sienten, interactúan, se comunican (con o sin lenguaje), comparten y son luchadores natos que se esfuerzan a diario. Si se conociera la realidad del autismo, a nadie se le ocurriría más que asociarlo con superación, esfuerzo, nobleza, cariño o sensibilidad”.

Fátima Collado

Dé una oportunidad a la persona, no prejuzgue por favor. Todos somos diferentes, las personas con trastorno espectro autista también.

La realidad, es que lo que debería ser objeto de un plan gallego integral de atención a las personas con TEA, y digo bien, a las PERSONAS, no a las instituciones o entidades, se ha convertido en un blanco fácil de exclusión, discriminación y vulneración de los derechos más básicos de las personas con TEA y sus familias.

Ni siquiera es una cuestión de color político, sino de compromiso y respeto con los Derechos Humanos de todos. La falta de planificación y de recursos para una educación inclusiva digna de los niños gallegos con TEA no se entiende, yo no la entiendo: se están otorgando premios de Innovación educativa a proyectos de intervención educativa de escolares con TEA en ámbitos ordinarios, que no se ponen en marcha en los colegios.

Hablamos de inclusión educativa, de recursos docentes, materiales y de intervención en tiempos y espacios como los recreos: horario lectivo. ¿Tenemos que llevar a nuestros hijos al colegio o al instituto con una grabadora para evitar que sufran acoso? porque es lo que nos queda, me consta que hay institutos en los que ya se está haciendo.

Necesitamos intervención, mediación social para nuestros hijos: son parte de sus aprendizajes, como cualquier niño, la diferencia es que nuestros hijos necesitan ayuda en este aspecto precisamente por razón de su diversidad funcional.

Nuestros hijos son invisibles. Tan invisibles que, por ejemplo, va la Cruz Roja al colegio de mi hijo a dar una charla sobre igualdad y reparte materiales didácticos que no puede completar porque necesita algo que le reconoce la Convención sobre los Derechos Humanos de las personas con discapacidad: ajustes razonables.

Materiales didácticos adaptados: porque nuestros hijos también tienen derecho a aprender. Comprenderá usted que no se puede pretender que un niño invidente aprenda con los mismos libros sin adaptar que puede llevar su hijo al colegio.

¿Qué paradoja verdad? una charla sobre igualdad en la que se discrimina a los alumnos en función de sus capacidades diferentes.

No se respeta ni se garantiza el derecho de nuestros hijos a participar de forma activa y plena en la vida de su barrio o de su comunidad. Como ejemplo: la ley de accesibilidad de Galicia, que no reconoce el derecho a la igualdad de oportunidades de las personas con barreras de comunicación y lenguaje.

Como dice el Dr. House, “Los blancos flacuchos socialmente agraciados trazan un bonito circulo. Los de dentro del círculo son normales. A los de fuera hay que darles una paliza, machacarlos y reprogramarlos para meterlos en el círculo. Si eso falla hay que internarlos o compadecerlos, que es peor.”

Porque en Galicia hoy se sigue legislando por y para la vulneración de los Derechos Humanos de las personas con diversidad funcional: se financia con dinero de todos los gallegos servicios encaminados a la exclusión y reclusión de las personas con diversidad. Porque la inclusión educativa y social de nuestros hijos forma parte de sus Derechos Humanos, por eso, desde estas líneas me atrevo a pedirte que tu silencio no sea cómplice de la vulneración de los Derechos Humanos de nuestros hijos. No me pidan calma.

Esther Cuadrado

Imagen de previsualización de YouTube Administración, Comunicación, Empleo, Exclusión, Heroes cotidianos, Inclusión, Inversión social, Personas con Discapacidad, Voluntariado
Escrito por xosecuns 17 Comentarios
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net

De personas con personas. Inclusión sin más

26 de marzo de 2013 a las 13:03

Hace unos meses disfrutaba contándoles una historia de bancos con personas y valores, la más feliz que profesionalmente gestioné el año pasado. El proyecto Empleo con apoyo para personas con discapacidad intelectual y Síndrome de Down había sido el ganador del VI Concurso Voluntarios BBVA.  2434 trabajadores y trabajadoras del BBVA les hicieron un auténtico regalo con sus votos a muchos de sus compañeros en Galicia que van a trabajar junto a 35 nuevas personas.

Demostrar que la inclusión y el trabajo decente es una realidad para tod@s, empezó en una oficina del BBVA en Ourense, con un equipo de trabajadores con Agustín García Montero al frente.  Le he pedido a Agustín que nos cuente como vivieron esta historia de inclusión y compañerismo. Sin más.

Cuando hace dos años empecé con este blog,  pretendía que fuera un lugar en donde demostrar que cualquier persona puede y trabajar contra la pobreza y la inclusión.  Pocos ejemplos hay mejores que este.

Gracias a todo el equipo de voluntari@s BBVA. Gracias Agustín.

 

NO EXISTEN LAS DISCAPACIDADES, Si las distintas capacidades

Hace ahora mas o menos un año que nosotros pasamos por la misma experiencia por la que están pasando ahora nuestros compañeros de distintas Oficinas de BBVA en Galicia.

Foto: Miguel Villar

Al amparo del 3er Premio conseguido en el Concurso de Voluntarios BBVA 2011, íbamos a poder acoger en las Oficinas de nuestro CBC Ourense Progreso ( un CBC es una agrupación de varias) a seis personas con discapacidad intelectual o síndrome de Down, que trabajarían con nosotros durante cinco semanas cada uno, tutelados por los magníficos profesionales de Down Ourense que en un principio los acompañarían, pero con el convencimiento de que poco a poco estos se irían apartando hasta conseguir la total autonomía de los seis a la hora de realizar sus cometidos…. Y como no podía ser de otra manera, así fue, poco a poco se fueron integrando en los distintos equipos, realizando a nuestra total satisfacción las tareas encomendadas.

Recuerdo esa sensación de sana inquietud por lo que se nos avecinaba en los días previos a comenzar: nadie tenia experiencia … bueno, en realidad ellos si la tenían, no era su primera vez, si lo era para nosotros, los empleados de BBVA (de toda España, pues fue pionera la iniciativa). Estábamos muy ilusionados con la experiencia que se nos presentaba y muy nerviosos al mismo tiempo, deseábamos a toda costa que saliese bien.

En esos días previos, desde Down Ourense se nos hizo una sensibilización, para “romper” el hielo inicial, que bajo el título de “Inclusión laboral de personas con discapacidad intelectual y síndrome de Down” seguimos todos los empleados de este CBC. En ella ya nos empezó a quedar claro que no existen las incapacidades, que lo que existen y para todos, nosotros incluidos, son las distintas capacidades. Días después, desde el Departamento de Prevención de Riesgos Laborales del BBVA, a los seis se les dio formación en este materia, acreditándolo con la entrega del correspondiente certificado, y así, de paso, cumplir con la Normativa vigente.

Al mismo tiempo que duraría esta experiencia, contábamos también en el CBC con un becario, Hugo, recién incorporado, dentro del Programa de Becarios en Red de BBVA. Vamos, que el tema prometía, ya que no lo voy a negar, una de las cosas que me producen mayor satisfacción personal es la de la transmisión del conocimiento (dar y recibir, por supuesto) y aquí teníamos materia, ¡ ya lo creo que la teníamos !.

El día de la presentación ante los medios, se preparó en el CBC una pequeña rueda de prensa, a la que asistimos para dar la bienvenida a Iago, Ruben Marta, José Manuel, Jacobo y Cristina, socios y técnicos de Down Ourense y Down Galicia, Directivos y empleados del BBVA, compañeros de la Oficina del Voluntario BBVA … Y en una mañana, que acabo convirtiéndose en una fiesta alrededor de un vino español ( somos gallegos, no lo podemos evitar), comenzamos todos a conocernos… y a apreciarnos, sin duda alguna.

El lunes siguiente comenzamos. Fue Iago el primero en llegar, todos con los nervios a flor de piel, se podía respirar en el ambiente, ahora comenzaba lo difícil, o mejor dicho lo que nosotros considerábamos a priori difícil.

Llegó Iago puntual ( parte de la experiencia consistía en llegar al puesto de trabajo de manera autónoma), hicimos las oportunas y debidas presentaciones, y comenzó a realizar las tareas encomendadas ( tareas administrativas ordinarias y habituales en la Oficina), acompañado por Lorena, técnico de Down Ourense, siempre presente, pero siempre “ausente” para así darle la necesaria autonomía que se pretendía.

Esa mañana me acerque a nuestro becario residente, Hugo, a invitarle a tomar un café (es practica extendida en nuestra profesión, intentar tomar café “rotando” con nuestros compañeros) y en ese momento me dije ” tiene que ser como con todos“. El primer día, con el recién llegado a una plantilla, toma café su Director (en este caso somos dos Javi el Director Comercial y yo como Director del CBC) Y así fue, hoy Iago tomó café con nosotros y a partir de mañana con todos y cada uno de sus nuevos compañeros, y así con todos ellos a lo largo del año, a hablar de fútbol (alguno salió del Barça… en fin, algún “defectiño tiñan que ter” nadie es perfecto), baloncesto, experiencias laborales, del fin de semana, de las vacaciones….. en resumen de las cosas que hablan los compañeros de trabajo a la hora del café, y así fuimos todos llegando a las conclusiones a las que llegamos, que NO EXISTEN LAS DISCAPACIDADES, que si existen las distintas capacidades y que por ello todos somos distintos y todos somos IGUALES, y que la única discapacidad realmente grave, es la de no tener corazón.

Gracias a Iago, que con su carácter extrovertido, jovial y afable (seguro que algo tuvieron que ver Lorena, Silvia y Adriana, las técnicos de Down en su elección como primero en llegar) nos lo puso muy fácil a nosotros, a Rubén, deportista y deportivo, tema, el deporte, integrador en donde lo haya, trabajador dicharachero y contundente, a Marta, muy eficaz ( daba gusto verla trabajar) a José Manuel, siempre con una sonrisa en la boca, derrochando simpatía y felicidad, trabajando con perseverancia, a Jacobo, muy serio y recto él, intachable su labor, a Cristina, la mas tímida del grupo, con una especial sensibilidad y un ritmo que transmite mucha serenidad. ¡No sabéis como se agradece en medio de esta tormenta perfecta que es esta crisis !

El siguiente paso ya esta en marcha y funcionando en varias Oficinas del BBVA en Galicia, incluso en la cabecera de nuestro CBC hemos tenido la inmensa fortuna de que nos acompañe Alejandro, que esta estos días con nosotros, ya que hemos conseguido el 1er Premio en el Concurso de Voluntarios BBVA 2.012, dotado con cuarenta mil euros, y con ellos 35 personas con discapacidad intelectual o síndrome de Down, podrán realizar las mismas practicas… y claro está, las plantillas de las oficinas que intervienen, también tendrá la inmensa fortuna de realizar las mismas practicas que ya hicimos nosotros, las de tener el orgullo y el placer de trabajar con personas con distintas capacidades, unos seres humanos excepcionales de los que sin duda alguna TODOS tenemos mucho que aprender.

La inclusión de personas con personas, es una senda de doble sentido y una sola dirección.

Agustin L García Montero

Empleo, Empresa, Formación, Inclusión, Organizaciones No Lucrativas, Personas, Personas con Discapacidad, Responsabilidad Social Empresarial, Tercer Sector
Escrito por xosecuns 28 Comentarios
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net

Gracias por no salvarse

22 de marzo de 2013 a las 13:47

2 años de esta aventura de empezar este blog sobre pobreza, exclusión social y derechos humanos.

Gracias a las miles de personas que habéis pasado por aquí, especialmente a las que habéis decidido hacer algo, a las más de 400 que habéis hecho algún comentario aquí, en vuestra página en Facebook, Twitter, Linkedin, Meneame, por correo o en persona. A las casi 50 personas que habéis escrito algún post y a las que lo vais a hacer….

Con vosotr@s es imposible quedarse inmovil al borde del camino.

No te salves

no te quedes inmóvil

al borde del camino

no congeles el júbilo

no quieras con desgana

no te salves ahora ni nunca no te salves

no te llenes de calma

no reserves del mundo sólo

un rincón tranquilo

no dejes caer los párpados

pesados como juicios

no te quedes sin labios

no te duermas sin sueño

no te pienses sin sangre

no te juzgues sin tiempo

pero si pese a todo no puedes evitarlo

y congelas el júbilo

y quieres con desgana

y te salvas ahora

y te llenas de calma

y reservas del mundo

sólo un rincón tranquilo

y dejas caer los párpados

pesados como juicios

y te secas sin labios

y te duermes sin sueño

y te piensas sin sangre

y te juzgas sin tiempo

y te quedas inmóvil

al borde del camino

y te salvas

entonces

no te quedes conmigo.

@xosecuns

No nos pidan calma (Facebook)

 Imagen de previsualización de YouTube

Derechos humanos, Heroes cotidianos, NO Violencia, Personas, Pobreza, Riqueza, Voluntariado
Escrito por xosecuns 4 Comentarios
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net

La dignidad de las personas con Síndrome de Down

20 de marzo de 2013 a las 20:33

El 21 de marzo es el Día Mundial del Síndrome de Down

Hace unos días, Pamela Casagrande nos emocionaba al contarnos que no se había rendido hasta conseguir su derecho a un trabajo digno y una vida feliz. Pero su lucha como la de muchas otras personas con discapacidad intelectual y sus familias por la dignidad y por una inclusión plena no ha sido ni es nada fácil. Y hoy está en peligro

Para hablarles de esta dignidad les dejo con Antonio Villamarín, un miembro destacado de Down Lugo.

Es un honor que Antonio escriba este artículo. Hace unos días me ponía insolente al decir que no muchas ONG tienen clara la diferencia entre causa y marca.No es el caso de Down Lugo. En este último año he disfrutado con el optimismo, la creatividad y la  la implicación de sus socios, voluntarios y trabajadores (especialmente su gerente).  Y se nota en los donantes y en el prestigio que tienen en su ciudad.

Gracias Antonio

La dignidad de las personas con Síndrome de Down

Hay tres objetivos que las asociaciones de síndrome de Down (SD) deberían tener en su horizonte señalando el camino a seguir:

Reivindicar la dignidad y los derechos de las personas con síndrome de Down

Difundir una imagen de estas personas ajustada a la realidad y alejada de tópicos

Prestar a las personas con SD y a sus familias servicios específicos que no puedan ser asumidos por las administraciones como servicios públicos.

Nadie puede negar el avance de los últimos años en la consecución de estos objetivos, aunque el carácter reivindicativo de las asociaciones –su principal razón de ser– pasó, desgraciadamente, a un segundo plano.

Es incuestionable que las personas con síndrome de Down son actualmente mucho más «visibles» en la sociedad, y cada vez son más las que consiguen metas impensables hace pocos años:

Muchos niños/as y jóvenes están escolarizados en la escuela ordinaria, aunque las condiciones distan de ser ideales;

Algunos tienen un empleo –aunque precario– en empresas ordinarias, y se inició, por fin, la posibilidad de acceder al empleo público

No es raro ver estos jóvenes desplazándose de manera autónoma por la ciudad, haciendo deporte, disfrutando de su tiempo de ocio con sus amigos y amigas o con su pareja

Hay casos puntuales de personas con SD que viven, con apoyos, independientes de sus padres.

Todo esto que consideramos grandes avances no son más que derechos conseguidos, con mucho esfuerzo, por las personas con síndrome de Down, con el apoyo de sus familias. Son derechos incuestionables derivados de su dignidad; porque la dignidad es un valor propio de las personas, por el hecho de serlo, independientemente de sus capacidades.

Sin embargo, si miramos alrededor, todavía son muchas las personas con discapacidad intelectual a las que se les niegan estos derechos, simplemente porque no tienen la posibilidad o la capacidad para exigirlos.

Es evidente que la situación mejora, pero los cambios van demasiado despacio. Y los principales responsables de esta lentitud son, desde mi punto de vista, las administraciones responsables de articular las políticas relacionadas con la discapacidad intelectual que, en el fondo, se sienten más cómodas en esa concepción tradicional de la discapacidad, qué infantiliza a las personas y las considera sujetos pasivos, al margen de la sociedad en la que viven. Estoy seguro que ningún político asume esta responsabilidad pero, en la práctica, no apuestan decididamente por otras alternativas, y hay hechos incuestionables que lo demuestran.

Ahora mismo estamos inmersos en un cambio sustancial en la financiación de los servicios que necesitan las personas con SD a través de la Ley de Dependencia.

Debemos ser coherentes con nuestros principios y asumir que el síndrome de Down no es sinónimo de dependencia. Es cierto que algunas personas, como ocurre con el resto de la población, van a desarrollar un menor o mayor grado de dependencia a lo largo de su vida, y van a necesitar la ayuda de otra persona para las actividades de su vida cotidiana.

Pero no nos dejemos engañar: las personas con síndrome de Down, en general, no necesitan un cuidador/a. Lo que necesitan son apoyos puntuales y específicos a lo largo de su vida que les permitan desarrollar al máximo sus capacidades potenciales para acceder a la «vida adulta»; para evitar, precisamente, ser dependientes. Todos tenemos en mente cuáles son esos apoyos, que están perfectamente definidos y plasmados en los planes de actuación de nuestras asociaciones Down. Es obligación de las administraciones poner en marcha estos servicios con carácter público y gratuito o, cuando menos, asumir sin regateos su co-financiación cuando estos servicios son prestados por las asociaciones.

Para evitar la dependencia hay que poner medios y recursos. Y, paradójicamente, las personas con discapacidad intelectual se encuentran actualmente en una clara situación de desventaja con respecto a la población sin discapacidad.

Basta un ejemplo para ilustrar esta afirmación: los estudiantes que finalizan la enseñanza obligatoria pueden acceder al bachillerato o a un ciclo de formación profesional en centros públicos; una vez finalizado el bachillerato pueden acceder a los estudios de grado universitario en una universidad pública, financiados en un 80% con fondos públicos. Esto quiere decir que el Estado (es decir, todos los que pagamos impuestos) invierte en la formación de cada estudiante universitario al menos 5.000 euros anuales

Dinero bien invertido, sin duda. Pero, ¿qué pasa con los chicos/as con síndrome de Down, que en su mayoría no pueden acceder a los estudios de bachillerato ni de formación profesional? ¿Cuánto invierte la administración en su formación una vez finalizada la etapa de enseñanza obligatoria? ¿Qué alternativas les ofrece la administración para seguir una formación práctica, encaminada a la inserción laboral?

Respuesta: prácticamente ninguna, y sin perspectivas de mejorar. ¿Acaso son, entonces, ciudadanos de segunda categoría, con menos dignidad que el resto de las personas?

Es necesario que las personas con SD sigan demostrando día a día con su esfuerzo, con su trabajo, con su tesón, y con nuestra ayuda y apoyo, que quieren y pueden tener otro tipo de vida, una vida plena y activa, y que no se van a conformar con menos.

Porque las personas con síndrome de Down tienen dignidad, y por lo tanto son también merecedoras de este tipo de vida.

Antonio Villamarín

“Cuando sea mayor”, Down Coruña

Imagen de previsualización de YouTube

 

El Regalo de Sofía“, Down España

 

Exclusión, Inclusión, Inversión social, Organizaciones No Lucrativas, Personas con Discapacidad, Tercer Sector
Escrito por xosecuns 2 Comentarios
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net

Pamela no se rinde

19 de marzo de 2013 a las 20:17

El pasado 8 de marzo fue el Día Internacional de la mujer trabajadora. Ese día Pamela Casagrande, con cuya alegría he tenido la suerte de convivir en el último año contó su historia. Hoy nos la cuenta de nuevo. Creo que todos podemos aprender de su ejemplo.  Pamela no ve ninguna diferencia, ¿y nosotros?

Gracias Pam

(y gracias Oscar Dacosta de Agareso por la foto!)

Mi experiencia como mujer y trabajadora

Hola, buenos días. Me llamo Pamela. Tengo 28 años y vivo en Santiago de Compostela, aunque nací en Argentina. El día 8 de marzo es el Día Internacional de la Mujer y yo, que soy mujer, os quiero contar mi experiencia.

En Argentina, vivía con mi madre y mi hermano Carlos, que es mayor que yo. Allí estudié en una escuela especial. Iba a clases de lengua, matemáticas, ciencias naturales y sociales, gimnasia, cerámica, música y computación. Lo que más echo de menos de Argentina es a mi familia, sobre todo a mi hermano.

En 2004 llegué a Santiago con mi madre. Al principio no conocíamos a nadie, pero poco a poco fuimos haciendo amigos.

Ese mismo año empecé a ir a Down Compostela, cuando todavía estaba en Fontiñas. Primero participé en sesiones de preparación para el empleo y luego fui haciendo diferentes cursos: de reponedor, atención al cliente, jardinería y  limpieza.

Además, hice prácticas en diferentes empresas como camarera de pisos, ayudante de lavandería y limpiadora.

Todo eso me ayudó a prepararme para trabajar.

Mi primer trabajo fue como limpiadora, en el 2009, en la Feria de Curiosidades del Mundo. Luego, tuve que esperar hasta el 2012 para tener mi primer contrato indefinido. Durante ese tiempo, seguía yendo a la Fundación, de lunes a viernes, de 9:00 a 14:00 a diferentes clases como autonomía, cognitivo, nuevas tecnologías, habilidades sociales… ¡Hasta se creó un grupo de Teatro! Participé en obras como Alicia en el país de las maravillas, Romeo y Julieta (donde fui protagonista), y Fuenteovejuna. Ahora mis compañeros están preparando Bodas de sangre, pero yo no participo porque no me gustaba la historia.

El 18 de Junio de 2012 me contrató la empresa LIMPIEZAS SALGADO, después de 15 días haciendo prácticas. Están muy contentos conmigo. Trabajo limpiando el local de la Fundación Down Compostela y me gusta mucho lo que hago. Mi madre también está muy contenta y no se lo acaba de creer.

Mari Carmen, mi encargada, me explicó lo que tenía que hacer, y tengo una preparadora laboral que me ayudó a organizar mi trabajo y a hacerlo bien. Al principio me resultaba muy difícil terminar todas las tareas en mi horario, pero ahora ya lo llevo mucho mejor. No es nada fácil y tengo que ir muy rápido para acabar todo a tiempo.

Trabajo de lunes a jueves y tengo que limpiar toda la Fundación: los baños, los pasillos, las salas de sesiones, las oficinas, pasar la mopa, fregar, limpiar el polvo, vaciar las papeleras y reciclar la basura. También me encargo, todos los meses, de llamar a mi empresa para hacer el pedido con todo lo que necesito para limpiar y ellos me lo traen a Down Compostela, que es donde limpio.

Fotografía: Oscar Dacosta

Trabajar me aporta energía y felicidad y es muy importante para mí y para mi familia. Ahora tengo dinero para ayudar a mi madre con los gastos, comprar mis cosas, ir a ocio, salir por la noche…Y hasta comprar los billetes para volver a Argentina de vacaciones!. Mi madre me ayuda y me acompaña al banco cuando quiero o necesito sacar dinero.

Cuando empecé, mi familia no creía que sería capaz de hacerlo, no confiaban en mí y pensaban que cuando la preparadora laboral dejara de ayudarme yo sola lo haría mal. Pero les he demostrado que con esfuerzo y ayuda, sí puedo y podemos conseguirlo.

Somos capaces. Por eso quiero animar a los empresarios a que confiéis en nosotros y nos deis la oportunidad de demostrar lo que valemos.

Ésta es mi historia. Espero que os haya gustado. Muchas gracias.

PAMELA CASAGRANDE PONS

Imagen de previsualización de YouTube Derechos humanos, Empleo, Empresa, Heroes cotidianos, Inclusión, Organizaciones No Lucrativas, Personas, Personas con Discapacidad, Tercer Sector
Escrito por xosecuns 11 Comentarios
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net

De la gente a las personas. Trabajo Social: más que nunca

18 de marzo de 2013 a las 19:21

El 18 de marzo es el Día Mundial del Trabajo Social.

Decía Luis Barreiro hace unas semanas que “el asistencialismo triunfante no requiere de técnicos ni de graduados: todos estos años de trabajo en la formación diseñando ciclos superiores de integración social o de animación sociocultural, grados en trabajo social o educación social, parecen inútiles

¿Son inútiles trabajadoras y trabajadores sociales cuando se están desmantelando derechos y servicios?

Para responder a esta pregunta es un honor ceder mi blog a cinco alumnas de la Escola Universitaria de Traballo Social de Santiago de Compostela: Noelia Pereira,  Patricia Balado, Ariadna Lopez,  Aida Souto y Estefanía Dapena. Ellas y yo tenemos la suerte de aprender con la profesionalidad y el compromiso de su profesora Lorena Añon.

Gracias a todas

Imagen de previsualización de YouTube

 ¿Y no será que en este mundo hay cada vez más gente y menos personas?

Creo que con esta pregunta de la tan querida Mafalda, se refleja muy bien la realidad. Parece ser, que en los buenos momentos prima el individualismo, la gente actúa como si fueran robots, es más independiente y no se fija en los pequeños detalles. En cambio, en los malos momentos, siempre se piensa en los demás, en la familia, en las amistades, en los conocidos/as…

Aquí, en los malos, es donde aparecemos los y las trabajadoras sociales. Y digo aparecemos, porque antes, en los buenos, éramos invisibles. En los malos, estamos llenos y llenas de demandas: ayudas económicas, de dependencia, cursos de formación, búsqueda de empleo, ayuda de alimentos, acogida, entre otros tantos servicios, ya que estamos en todos los ámbitos, con todo tipo de población y con todo tipo de problemáticas. Y más ahora, en la tan sonada y chirriante palabra de crisis, que conlleva una serie de palabras más, como corrupción, desahucios, pobreza, paro, migraciones… Sí, es un panorama desolador, pero a todo lo malo hay que sacarle lo positivo, ya que el vaso siempre está medio lleno, ¿no?

Lo bueno es, que, como dije en líneas más arriba, es en los malos momentos cuando nos acordamos unos de los otros y se fomentan las relaciones sociales, bien sea con agrupaciones reivindicativas cono el 15M, grupos de vecinos/as, o grupos de personas con ideas alternativas a llevar a cabo como la realización de mercados de trueque o bancos del tiempo.

Aquí, otra vez, estamos nosotros/as fomentando estas ideas y el desarrollo comunitario. Es decir, potenciar actividades para el mejor desenvolvimiento de una comunidad con el fin de alcanzar un bienestar para todos y todas. Porque somos una comunidad y no seres solitarios, egoístas, sin relaciones sociales.

Se están haciendo recortes, tijeretazos, la austeridad hace mella en lo primordial: la salud, la educación y los servicios sociales. Pero, creo que es ahora, más que nunca, cuando las personas que están realmente sensibilizadas e involucradas con la sociedad, que elijan ser trabajadores/as sociales para poder realizar más cambios en positivo, para, por lo menos, motivar a las personas para que no se conviertan en gente. Para fomentar los valores de todo ser humano, como la libertad, dignidad, el respeto y la igualdad entre todos y todas

Noelia Pereira Rodríguez

 

¿Por qué estudiar Trabajo Social y no rendirse?

Existe una sociedad en la que todos somos iguales, en la que no existe discriminación por cuestiones de sexo, edad, procedencia, color de piel…

Existe una sociedad en la que da igual que seas musulmán o católico o que no tengas ninguna religión, porque el respeto es lo primero. Una sociedad en la que todos y cada uno de nosotros tengamos los mismos derechos sin importar la edad que tengas. Esa sociedad está en la mente de todos y todas las estudiantes de Trabajo Social. Estamos aquí para crear un mundo mejor en el que la gente entienda que son los que tienen las riendas de su vida, y que necesitar ayuda, no es malo, que como se dice en Galicia: “nunca choveu que non escampara”.

Estamos aquí para ayudar a la ciudadanía, para acompañar en el camino a las personas que necesiten una mano para levantarse y seguir luchando, y conseguir que la próxima vez puedan hacerlo solos. Se trata de empoderar a las personas.

Los trabajadores y trabajadoras sociales, en ámbitos tan distintos como la sanidad, justicia, educación, migraciones, diversidad funcional, dependencia, servicios sociales, etc., potencian las capacidades de las personas para enfrentarse con mayor éxito a las dificultades que se le presenten.

Será un trabajo en el que se trate con casos realmente duros, pero los infinitos ejemplos de personas que consiguen salir adelante con nuestra ayuda, son una buena razón para no rendirse. Personas mayores que con una pensión mínima consiguen sacar adelante a su familia, padres, madres, que hacen malabarismos para garantizar la cobertura de necesidades básicas de la unidad familiar, personas que consiguen salir de las adicciones, etc.

¡Por todas estas personas no nos rendimos!

Unas veces las personas solo necesitan sentirse comprendidas, que se les facilite información, que se les escuche; otras, es necesario que el o la profesional del trabajo social y la persona usuaria luchen por recursos o prestaciones tan necesarias, como escasas.

¿Por qué elegimos el camino difícil y no nos rendimos?

Porque para que una utopía se cumpla, antes hay que luchar por ella. Porque si no se rindieron antes, no lo vamos a hacer nosotras ahora. Porque creemos en un mundo de igualdad y derechos. Porque a la juventud se nos recrimina muchas veces no tener interés por cambiar las cosas, elegir el Trabajo Social como profesión es uno de los mejores ejemplos para demostrar lo contrario. Por avanzar, por un futuro mejor… ¡No nos rendimos!

Patricia Balado Rosales

Ariadna Lopez

Aida Souto Iglesias

Estefania Dapena González

Imagen de previsualización de YouTube Derechos humanos, Educación, Exclusión, Formación, Inclusión, Inversión social, Personas, Pobreza
Escrito por xosecuns 11 Comentarios
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net

Papa Francisco, ¿debemos ilusionarnos?

17 de marzo de 2013 a las 12:45

«Cómo me gustaría una Iglesia pobre y para los pobres», leo que el Papa Francisco le ha comentado a los periodistas en el Vaticano.  Es un frase que se suma a otras semejantes con las que Jorge Mario Bergoglio se ha ganado en pocos días una atención indudable, incluso para los que no estamos precisamente cerca de la iglesia de Roma.

Ya hace muchos años que tengo por costumbre “no comerme crudo a nadie, como mínimo cocinarlo un poco”, no fascinarme ni endiosar a ninguna persona. Ya he conocido a bastantes gurús o adalides de la lucha contra la pobreza y les dan cien vueltas cualquier persona normal y corriente que esté cuidando a una persona dependiente o muchas misioneras que se dejan la piel en Africa o América Latina.

Pero un poco si que me he ilusionado con este señor, por lo que puede implicar, si se cree lo que dice, en la lucha contra la pobreza y la exclusión social: Latinoamericano, la llamada a la austeridad con su nombre, sus gestos y declaraciones…

Hace unos meses, Fernando Cardenal, otro jesuíta al que admiro escribía “Mi esperanza es que los jóvenes vuelvan a las calles a hacer historia”, ¿lo suscribiría Francisco?

Para opinar con fundamento, hoy presumo de amigos y les dejo con orgullo con uno de ellos, Víctor Cortizo. Además de abogado, emprendedor y entusiasta, Victor ha sido entre otras muchas actuaciones, responsable de juventud de la Conferencia Episcopal Española y organizador de varias Jornadas Mundiales de la Juventud.

Gracias por sumar, Victor.

Imagen de previsualización de YouTube

LA SORPRESA Y EL ENCUENTRO

Reconozco con sinceridad que todavía no termino de creerme lo que ha pasado en Roma estos días. La elección de un Papa como Francisco rompe con mucho casi todos los esquemas que conozco relacionados con el cónclave y su desarrollo, no solo es la sorpresa de un Papa Latinoamericano o Jesuita, sino también la rapidez y la unanimidad que comentan hubo en su elección.

Ha sido una rápida bocanada de aire fresco que se ha abierto camino desde los primeros instantes y que ha provocado una reacción en cadena de alegría en muchas personas que en una inmensa mayoría no mantienen una relación demasiado cercana con la Iglesia pero que a mi me resulta fácil comprender.

Y es que desde el principio se han ido rompiendo algunos esquemas vinculados a este tipo de acontecimientos, y servidor que ha estado muchas veces en Roma y bastantes veces con Papas sabe que no es cosa sencilla, y que ser capaz de manifestarse tal y como uno es ya es una señal de que algo nuevo anda rondando aunque aun no seamos capaces de valorar el alcance de lo que está por venir, pero a juzgar por la renuncia de Benedicto XVI ,la elección de Francisco y el tiempo que ha vivido la Iglesia, podemos esperar con intensidad profundos tiempos de cambio y porque no decirlo de renovación.

Ya adelanto que la situación del Papa Francisco no será fácil, desde un sector y desde el otro le presionará cada uno a su manera. Por una parte estarán aquellos que no verán con buenos ojos las muestras de espontaneidad o la claridad con la que dirigirá gran parte de sus mensaje, la insistencia en los pobres o los gestos sencillos; y por otra estarán aquellos que albergan deseos de que la Iglesia con el Papado al frente abrace postulados o posiciones en determinadas materias o cambie repentinamente modelos de funcionamiento o realice cambios en determinados temas. Entre unos y otros el Papa sentirá la presión y la crítica, pero tengo la impresión de que tendrá a su lado a los que viven su pertenencia eclesial desde la normalidad y cotidianidad y que solo quieren que el Papa será una persona buena, auténtica, comprensible y accesible. Eso creo que lo tenemos ya.

Son muchos los retos que son del Papa y son de la Iglesia y por lo tanto de todos los que nos sentimos parte de ella. Son los mismos que ayer pero que tal vez ahora afrontamos con un nuevo estilo y con un cierto optimismo.

Desde luego uno de los más importantes será el trabajar por una Iglesia que esté cerca de la gente, que tenga un conocimiento de la realidad de tantos hombres que sufren en nuestros tiempos de tantas formas, que por encima de todo acoja a todos y sea capaz de recuperar en unos sitios y aumentar en otros credibilidad y compromiso.

Necesita también recuperar el peso de lo social que ha tenido , tiene y mantiene la Iglesia en muchos lugares, a veces en soledad, pero que necesita una cierta reformulación para dimensionarla a la totalidad de la comunidad creyente. No deja de ser sorprendente la insistencia y preocupación por los pobres que ha manifestado en tantas ocasiones desde el principio el Papa Francisco y que ya forma parte incluso de la elección del nombre.

El reto es también dar paso como comunidad, no provocar fricciones ni exclusiones. Si algo he aprendido de mis viajes por Europa, América y Asia es que la Iglesia tiene una enorme diversidad, que no es fácil englobarla y comprenderla y que algunos pensamos que nuestro camino es el camino, y nada más lejos de eso. El verdadero liderazgo que creo que tenemos es el de un Pastor que nos anima a caminar unidos, con proyectos comunes , cada uno desde y en su realidad, mirando el futuro con Esperanza.

Por último los gestos, en un tiempo donde sobran palabras y sobran gestos me quedo con algunos de estos días:

La oración y bendición en su primera aparición pública que le pide al pueblo en la Plaza de San Pedro y que el recibe inclinado

El encuentro con los cardenales, distendido, natural, expresivo, comunicativo.

La rueda de prensa, reconociendo la labor de los medios y expresando transparencia y claridad

Y por último, sus zapatos negros y gastados, todo un símbolo de su vida que apenas conocíamos hasta ahora y de la dura tarea que le queda y para la que creo que puede contar con muchos de nosotros, que a pesar de algunas cosas nos sentimos sencilla y sinceramente miembros de la Iglesia.

 Victor Cortizo

 

Derechos humanos, Desigualdad, Hambre, Otra Iglesia, Personas, Pobreza, Riqueza
Escrito por xosecuns 8 Comentarios
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net
Página 5 de 14« Primera...3456710...Última »