Tevagustar.es Tevagustar.es Tevagustar.es Tevagustar.es
La Voz de Galicia
Blogs de lavozdegalicia.es
No me pidan calma

Archivo para ‘Personas sin hogar’ categoría

Si las tolerantes no se callaran…

1 de junio de 2017 a las 1:36

…el caso es difamar y meter miedo. Fulano hace un poco, mengano hace otro poco y, cuando ocurre la desgracia que han provocado entre todos, ninguno se siente responsable porque, total, yo sólo pinté, yo sólo revelé donde vivía, yo sólo le dije unas palabras que igual ofenden, pero, oye, son solo palabras, ruidos momentáneos en el aire.

La cita es de Patria, el libro de Fernando Aramburu que describe y emociona como pocos lo que fue el infierno del terrorismo etarra.

Y la foto la tomé hace unas semanas en el antiguo campo de exterminio de Auschwitz-Birkenau. Lo que más me horrorizó de esta visita no fue sólo ver las consecuencias del holocausto sino el minucioso sistema de humillación sistemática de las víctimas antes de matarlas. De como se recordaba desde años antes a personas judías, gitanas o con discapacidad el por qué se merecerían su muerte en el futuro. El mismo odio, silencio y complicidad que se describe en Patria.

No es historia. Ahora mismo el rechazo y desprecio al diferente gana terreno.

Y no es allá, sino aquí mismo: en el Mediterraneo, en nuestros barrios, en soflamas políticas o ciertos medios de comunicación, en algunos púlpitos y mimbares y sobre todo en las redes sociales. Como dice Carolin Emcke: “el odio se construye y se alimenta, no es un sentimiento individual y aislado“. Fuck losers.

¿Es usted de los que se deja enredar?

¿Cual es su mentira favorita?

Los refugiados son terroristas

Los gitanos son vagos, ladrones o traficantes.

Las personas sin  hogar quieren vivir así y son peligrosas

Las personas con discapacidad son una carga para la sociedad

Las mujeres sin hijos no están completas

Los musulmanes son machistas

Las víctimas de violencia de género son sumisas o feministas… o algo habrán hecho

Los inmigrantes nos quitan el trabajo o la sanidad

Las colombianas son prostitutas

Los negros son sucios

Los jóvenes no tienen valores o educación ni aspiraciones en la vida

La gente mayor sólo puede jugar la partida y beber vino

Los parados de larga duración quieren vivir de las ayudas sociales

Las personas privadas de libertad no aportan nada a la sociedad

Estas son algunas de las mentiras, prejuicios y estereotipos que afectan y que padecen diariamente las más de 100 personas que se reunieron en el VIII Seminario de Participación y Ciudadanía Inclusiva organizado por EAPN Galicia en Santiago de Compostela bajo la etiqueta #MentirasPobreza.

Con las más de 70 identificadas, todas estas personas valientes construyeron este muro infame. 

Escuchando verdades y lecciones de tolerancia y civismo

Hasta aquí las malas noticias. La buena es la impresionante lección de respeto, diálogo positivo y ¡humor! para decir en público los prejuicios y estereotipos que crees padece la persona que está a tu lado y estar dispuesto a escuchar y reflexionar sobre razones y argumentos objetivos que demuestran que son mentira.  Y encima idear propuestas de acción para hacer frente a estereotipos y prejuicios. Con todas ellas se construyó este Muro de la Inclusión.

Escuchar a personas sin hogar como Agustín decir que “lo peor de los prejuicios es cuando tu mismo te los crees“. O ver a Dakota responder a la pregunta ¿Cómo crees que corre una niña?

O reírse un rato ridiculizando las mentiras que insultan a miles de personas gitanas, en la calle o en programas infames como The Gipsy Kings.

Aprendizajes para luchar contra el odio

Cambiar el enfoque. De la emoción a escuchar y pensar.

Si en vez de dejarse llevar por las emociones, el odio o los odiadores que lo favorecen se pasa a escuchar, reflexionar y dudar, la mayoría de prejuicios como mínimo se cuestionan.

Lo expresa de maravilla Adela Cortina en Racismo: La patología del odio: “El núcleo de la vida social no lo forman individuos aislados, sino personas en relación, en vínculo de reconocimiento mutuo. Personas que cobran su autoestima desde el respeto que los demás les demuestran. Y, desde esta perspectiva, los discursos intolerantes (…) están causando un daño irreparable. Por sus consecuencias, porque incitan al maltrato de los colectivos despreciados, y por sí mismos, porque abren un abismo entre el “nosotros” de los que están convencidos equivocadamente de su estúpida superioridad, y el “ellos” de aquellos a los que, con la misma estupidez, consideran inferiores”

Si reflexionamos, veremos que a la filósofa Adela Cortina (¡premio Princesa de Asturias ya!!) le debemos también la invención de la palabra aporofobia” o rechazo al pobre, como se llama su último libro y una verdad como un templo: “Lo que molesta, primero de los inmigrantes, y luego de los refugiados, no es que sean extranjeros, sino que sean pobres“.

Pensar, ética, educación en valores, filosofía. La tolerancia se respira en la familia pero se aprende en una escuela donde estas asignaturas, y no es casualidad, están perseguidas.

Les animo a sumarse a la campaña ¡No expulséis a la Filosofía de los colegios! #SalvemoslaFilosofía o que firmen la solicitud para que el Parlamento de Galicia debata una iniciativa popular que devolverá esta materia a un lugar central en la enseñanza secundaria.

No se confundan, en este barco o vamos todos o se hunde.

Me afecta lo que le pase al de al lado sin importar quien sea. No hay sectores, competencia de desgracias o pelearse por las migajas en vez de por todo el pastel y la desigualdad de su reparto.

Es un cierto cinismo buenista el indignarse por el sufrimiento de las personas refugiadas pero generalizar sin reparo cuando se habla de los gitanos de mi pueblo. Recuerdo las lágrimas de una amiga cuando escuchó al responsable de una organización de discapacidad decir que el presupuesto público debía ir “para mis usuarios, que no tienen culpa, y no para la pobreza infantil que es culpa de los padres“.

Es posible. La citada Carolin Emcke pone como ejemplo a España. “Me emocionó muchísimo la reacción de España a los atentados de 2004. Los españoles dijeron ‘no vais a transformar con las bombas nuestra sociedad, no nos vais a quitar nuestra libertad. Fue increíble”.

Con argumentos e información objetiva la mayoría de los prejuicios desaparecen.

Les recomiendo esta completa Guía de Estereotipos Invisibles de EAPN Andalucía sobre las personas que experimentan pobreza y/o exclusión social. O la Human Library que algún día espero se replique en España.

Si se dedican a la comunicación, será por guías para ayudarles a hacerlo respetando la imagen de las personas: personas en pobreza, sin hogar, con discapacidad, en privacion de libertad, infancia y adolescencia, en busqueda de empleo, comunidad gitana, personas mayores, violencia machista

Porque la desgracia no es un espectáculomuchas de las organizaciones que lo tienen claro y trabajan por la dignidad y los derechos sociales se han comprometido a comunicar siguiendo este decálogo de conducta en la comunicación de la pobreza y la exclusión social.

Reírse de los prejuicios, no de las personas

Del Payo Today ya les he hablado, En Cine, humor y dignidad descubrimos al gran Michael para reírnos de los prejuicios con Africa o de la falsa solidaridad.

Mientras no llega el vídeo riéndose de las grandes recogidas de alimentos me acuerdo de un salvaje Michael Moore hablando en Irlanda de como utilizaría el humor para acabar con el conflicto de Irlanda del Norte…y helando la sonrisa a quienes le escuchaban incómodos: “que rieguen con cisternas de agua bendita bautizando masivamente los barrios protestantes, asi todos serían católicos y se acabaría el problema

No ser cómplices del odio en las redes sociales

Cada uno de nosotros somos un medio de comunicación, con la posibilidad de publicar información relevante para las personas que nos siguen. Y esto implica también exigirnos la misma responsabilidad y objetividad que le exigimos a periodistas, periódicos, radios, o televisiones.

Me sorprende la cantidad de noticias falsas o interesadas que publican personas a las que conozco y valoro (pero que tengo silenciadas, disculpad) y que solo contribuyen a la confusión y la intolerancia. Y más viendo a Donald Trump y su postverdad (lo que el mentir de toda la vida, vamos) o fake news.

Difundir noticias de medios desalmados que mienten a conciencia para atraer tráfico a su web con titulares impactantes que no tiene nada que ver con el artículo o dar pábulo a noticias que aparentemente refuerzan su ideología. .

No se pierdan por ejemplo la página Maldito bulo y sus 6 claves para no tragarse ni un solo bulo más.

El odio y la intolerancia se combaten. ¿En qué bando esta usted?

Porque ni al nazismo ni a ETA se les derrotó solo con lo dicho hasta ahora. ¿Cómo luchamos contra esta basura?

Carolin Emcke lo resume en tres patas: exigir un mayor control en la Red, mejor trabajo policial y por último y sobre todo en la responsabilidad individual. “No podemos tener miedo de hablar en defensa de los que se sienten atacados. Yo no quiero una sociedad en la que solo los judíos defiendan los derechos de su comunidad o solo los gais luchen contra la homofobia. Tenemos que restablecer la universalidad del discurso de los derechos civiles”.

Tess Asplund, la mujer negra que se ha enfrentado a 300 neonazis suecos

En Vacunas contra el odio a las personas con discapacidad tienen algunas ideas para combatir el discurso del odio. O en 10 ideas para hombres que quieran erradicar la violencia machista para no rendirse ante los y las cómplices de asesinato que igualan feminismo con machismo.

O la Red Antirumores para combatir el racismo y la xenofobia. O el Observatorio Hatento contra los delitos de odio a las personas sin hogar (miren su posicionamiento sobre lo ocurrido en Compostela)

Y si quieren dar un paso más, conviértanse en ciberactivistas contra el odio, con Ciberespect, la innovadora iniciativa de la ONG Ecos do Sur para atacar con rigor y argumentos el discurso del odio contra las personas extranjeras.

No nos callemos. Gracias por demostrarlo.

@xosecuns

 

Adultos mayores, Campañas, Comunicación, Comunidad gitana, Corrupción, Derechos humanos, Educación, Exclusión, Incidencia, Menores y jóvenes, Mujeres y hombres, NO Violencia, Participación, Personas, Personas con Discapacidad, Personas drogodependientes, Personas Migrantes, Personas sin hogar, Pobreza
Escrito por xosecuns 2 Comentarios
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net

¿Sirve de algo luchar contra la pobreza?

1 de marzo de 2017 a las 1:17

Calle Alcalde Lorenzo. Bertamiráns (Ames-A Coruña)

Póngase en el lugar de una persona en silla de ruedas cruzando esta calle.

¿Qué ha sentido?

¿Haría algo si estuviera en su calle?

Vi la foto en la página Queremos una Compostela sin barreras, creada por Paula y Pío, los padres de una niña con parálisis cerebral que un día se hartaron de tanta discriminación con su hija y otras muchas personas como ella.

Me sorprendió el absurdo y me fui indignando con todo lo que implica de despilfarro y desprecio político y técnico (porque en este ayuntamiento como en todos hay empleados públicos responsables de que esto no ocurra) a los derechos de muchas personas.

Y me emocioné al acordarme del sufrimiento que he visto en personas a las que quiero, con dependencia o cuidándolas, ante una calle no accesible.

Pero con indignación o emoción no basta. Investigué un poco si la foto es actual y la subí a mi Facebook, preguntando educadamente al alcalde (no me respondió, pero si su concejal de urbanismo: es una chapuza heredada y tienen previsto arreglarlo en breve). Me vine arriba y lo subí  al muro de la campaña “Horizonte Accesibilidad 4 diciembre 2017” que el CERMI acaba de poner en marcha.

Descubrir. Indignarse. Emoción. Conocer… ¿Actuar?

Nada nuevo. Todos los días millones de personas recorren algunas fases de este proceso y deciden actuar o quedarse inmóviles al borde del camino.

Pío y Paula son un ejemplo, semejante al que encontrarán en el origen de muchas organizaciones que luchan contra el apartheid de las personas con discapacidad (o mejor diversidad) o en los miles de personas que al grito de #VolemAcollir (¡Queremos Acoger!) en una admirable Barcelona y en otras muchas ciudades exigieron al Gobierno que cumpla su compromiso de acoger a 17.000 refugiados o a las que todos los días lo siguen haciendo tras etiquetas como #VenidYa o #VindeXa .

O en personas como Arturo Coego, uno de nuestros jóvenes emigrantes por obligación, subiendo las escaleras de 42 pisos para recaudar fondos para las personas sin hogar en Inglaterra. 

Ya, ya. Pero todo esto ¿Sirve de algo?

La duda me la planteó una persona tras leer mi artículo “Entre los escombros” sobre como los desahucios, la desigualdad y la pobreza siguen disparadas en España (la Comisión Europea ha avergonzado, y como, al gobierno español).

Más bruto fue otro amigo que me soltó que nuestra generación, la que reclamó el 0,7% para ayuda al desarrollo, había fracasado rotundamente, hundiéndose en la irrelevancia sin apenas quejas ni lágrimas. Y eso cuando hace 25 años unos cuantos “inconformistas” empezamos la locura de reclamar en Galicia la evidencia de que en la lucha contra la pobreza no hay fronteras y creamos la Coordinadora Galega de ONG para o Desenvolvemento.

No me hagan caso si detectan señales de la crisis de los cincuenta tratando de justificar que no he estado haciendo el tonto media vida. Mi respuesta es que si, que sirve de mucho. Pero…

Si es usted de las de “si sufren que se jodan“, no siga leyendo

Disculpen la brusquedad, pero a muchos millones de personas les trae sin cuidado el dolor ajeno.

Y no vale lo de que son políticos, banqueros o ricachones sin escrúpulos. En estos años, me he encontrado con completas egoístas, cínicas y sin ninguna empatía en personas de clase alta, media y baja, sin hogar o con discapacidad y en ONG, premios nobel o pretendidas gurús de la solidaridad. En amigas y enemigas.

Ni puñetero caso les hago, aunque les sonría. Bastante hago con intentar defender también sus derechos. Les regalo este vídeo de The pilion trust.

Hace bastantes años citaba cinco excusas para no hacer nada: impotencia, complicidad, el funcionario perfecto, perversidad y el más adelante veremos. Hoy el que más me molesta es lo de “No va conmigo, para eso están las ONG, los misioneros o las personas voluntarias. Grandes idealistas que intentan hacer el mundo mejor mientras yo sigo con mi vida y mis problemas”.

Pues no. Aparte de ser un argumento igual de burdo que el de “todos los políticos son iguales“, es la excusa perfecta para aparentar no responder a las preguntas del principio: ¿Qué ha sentido? ¿Qué va a hacer?… cuando ya lo han hecho.

Me van a volver a decir otra vez que “acabas con el glamour y épica” pero en las ONG, los misioneros o las personas voluntarias, Mandelas hay muy pocos.

La gran mayoría como usted o yo, con nuestras incoherencias, problemas y miserias. Y la principal miseria es la vanidad de creernos a veces mejores que los demás. Dejen que me recuerde este párrafo: “Del voluntario al obligatorio. Parecen dos términos opuestos, pero para mi, ser voluntario, activista o militante en alguna entidad o mejor en alguna causa relacionada con la justicia social es una obligación moral. No estoy haciendo el bien por ser voluntario y nadie me lo tiene que agradecer, estoy cumpliendo con mi obligación como persona. Ser voluntario es un medio para luchar por derechos sociales y contra la pobreza y sus causas y causantes.

No hay superhéroes. Sólo personas como usted que deciden hacer algo¿Para nada?

La humanidad mejora. Usted y su vecino no

Es un hecho objetivo. El mundo está mejor que nunca.

En 1990 casi me echaron de la facultad de Empresariales por empapelarla con 200 cartelitos con el lema “Hoy, como todos los días, 100.000“, por las personas que entonces morían de hambre. Hoy esta cifra se ha reducido a mucho menos de la mitad.

Como dicen Kiko Llaneras y Nacho Carretero en Datos para el optimismo (aunque como antídoto para el populismo el artículo es bastante ingenuo) y como pueden ver en los gráficos, en los últimos 60 años, la esperanza de vida ha aumentado desde los 48 a los 71 años; la tasa de mortalidad infantil se ha dividido por cuatro y el analfabetismo ha caído desde el 44% al 15%. Y como defienden filósofos como Steven Pinker: “la violencia desciende históricamente y quizás vivamos en la época más pacífica de la existencia de nuestra especie“.

Las evidencias, como nos recordó la campaña #stopthemyth de la Fundación Gates (si, no todo es blanco y negro), también nos permiten afirmar con rotundidad que los países pobres NO están condenados a seguir siéndolo, la ayuda internacional NO supone un malgasto de dinero y que salvar vidas NO conduce a la sobrepoblación mundial.

Triunfalismo ninguno. Más de 800 millones de personas siguen malviviendo con menos de 1,9 euros al día. Y estamos asistiendo a un aumento brutal de la desigualdad en todo el mundo y especialmente en España.

Les recomiendo leer “La peligrosa clase media”, un breve artículo de Moisés Naim que me inspiro hace años. Y si quieren ver lo empinada que puede ser la cuesta abajo si no luchamos contra ello, tecleen sus ingresos en The Global Rich List y verán por ejemplo que una persona en pobreza severa en España (menos de 330€ de ingresos al mes) es más rica que otras ¡4.607 millones! en el resto del mundo.

Hacer algo es defender derechos

Marcha Mundial contra la explotación Laboral infantil Vigo 1998

No es gratis. Detrás de cada cifra positiva, de cada pequeño avance, de que los retrocesos con los Trump de turno no sean tan drásticos… hay personas que deciden no resignarse y defender de forma pacífica los derechos humanos.

Así se acabó con el apartheid, la esclavitud o muchas guerras, y se avanzó hacia la democracia o el voto femenino frente a argumentos como “Las mujeres nunca podrán votar: son físicamente frágiles y no podrían enfrentarse al estrés que supone votar”.

Hace 25 años la palabra desigualdad apenas se pronunciaba. No sabíamos lo que era el consumo responsable, el comercio justo, la economía solidaria o la banca ética. Hasta que marchamos contra la explotación laboral infantil comprábamos ropa sin saber que la estaban fabricando millones de niños y niñas; hoy muchísimos menos.

Aún me emociona leer al añorado S.J. Fernando Cardenal animarnos desde Nicaragua con su “Mi esperanza es que los jóvenes vuelvan a las calles a hacer historia” Y vaya si la hicieron cuando el bendito 15M estalló con su Me gustas democracia. Y no, no estás como ausente.

Muchos chicas y chicos tutelados están consiguiendo acabar con el prejuicio de que les miren distinto que tienen deseos y sueños de futuro y que reclaman hacerse adultos sin precariedad

V Encontro Galego Participación EAPN Galicia www.pobreza.gal

En 1190 dos personas del mismo sexo no podían casarse, adoptar o ser felices en público. Hoy peleamos contra autobuses que fomentan el odio hacia las personas transexuales. Repitan conmigo: Hay niñas con pene y niños con vulva. Y no somos pocos, hasta mi admirada Yolanda Ramos lo ha hecho en Tu cara me suena.

¿Sabía que España sigue recibiendo reconocimientos internacionales por la mejora de la calidad de vida de la comunidad gitana y su lucha contra los prejuicios y las mentiras?

Los padres y madres de muchos niños y niñas con síndrome de down, autismo o discapacidad intelectual estaban preocupados por su infancia y hoy se preocupan por su trabajo, su jubilación o su derecho al voto. Las personas con salud mental estaban encerradas en manicomios y hoy reclaman ser felices.

En una charla en Vigo de la exitosa campaña contra las minas antipersona, un tal Alberto Estévez decidió dedicar su vida a luchar contra el tráfico ilegal de armas.

¿Sirve de algo?

En el corto plazo todos muertos

Los cambios se generan poco a poco. Son como el nacimiento de un niño. No lo vemos pero de repente, la niña que ayer tenía 3 años hoy tiene doce” nos decía una siempre inspirada Yosi Ledesma.

En estos años he visto ya demasiadas frustraciones por pensar que los cambios y los éxitos eran inmediatos: la OTAN, la LOGSE, el 0,7%, el Prestige… el 15M…

Hoy asisto sorprendido a la despedida de Juventud Sin Futuro, tras seis años de ejemplo en la lucha por los derechos de los jóvenes con campañas memorables como “No nos vamos nos echan“. Y se van haciendo un cierto ridículo con su artículo “Quisieron robarnos el futuro, pero solo nos quitaron el miedo“, contando batallitas y animando a que sus victorias: “otra generación las enarbole” (Nota: acabo de comprar el dominio juventudsinfuturo.es, para enarbolarlas si acaso)

La maravilla de las redes sociales nos ha permitido una capacidad de comunicación e incidencia como nunca soñamos, pero también alarmas continuas por la última injusticia y frustraciones por no solucionarse ya. Ese “Cuanto mejor, peor” que dice Javier Cercas o “La pregunta millenial de la que habla Simon Sinek.

Y no, las revoluciones no existen.

Existe el trabajo constante, con más, menos o ninguna intensidad según el ánimo, pero constante.

Defendiendo derechos (no se ofendan, pero apadrinar niños o recoger tapones o alimentos funciona una vez pero es inútil y hasta cómplice si no va acompañado de la pregunta ¿Qué exijo para que esto no se vuelva repetir?).

Sumar. Trabajar en red y mirando por los derechos de quien tengo al lado y no sólo por los míos.

Y sobre todo…Sonreir.

Yayoflautas, prepárense.

@xosecuns

 

 

Campañas, Comercio justo, Comunicación, Comunidad gitana, Consumo responsable, Cooperación, Corrupción, Derechos humanos, Desigualdad, Heroes cotidianos, Incidencia, Inclusión, Inversión social, Menores y jóvenes, Mujeres y hombres, NO Violencia, Organizaciones No Lucrativas, Participación, Personas, Personas con Discapacidad, Personas Migrantes, Personas sin hogar, Tercer Sector, Voluntariado
Escrito por xosecuns 3 Comentarios
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net

Entre los escombros

31 de enero de 2017 a las 15:10

Les dejo la versión ampliada del artículo de opinión del mismo nombre que se publicó en La Voz de Galicia junto a los reportajes El drama de los desahucios no desaparece de Ana Balseiro y «No estábamos dispuestos a perder a nuestras hijas» de J. Fuentes y M. Hermida.

Foto: Marcos Míguez

Foto: Marcos Míguez

Si, sigue habiendo desahucios. 1.749 en los primeros nueve meses del 2016 y sólo en Galicia. 6 al día, prácticamente los mismos de los últimos cuatro años y más por impago de alquileres que por ejecuciones hipotecarias, pero los sigue habiendo y muchos.

Miles de personas aún no tienen garantizado su derecho a una vivienda digna. En la necesidad extrema y aunque parezca mentira Galicia es lider con 3000 personas malviviendo aún en chabolas. Otras 3600 viven en la calle.

Desahucios desde inicio recuperacion

¿Le sorprende? A bastantes dirigentes políticos puede que si, empeñados en repetir ya no como dogma sino cada vez más como un hecho alternativo, que con el mero crecimiento económico o la incipiente creación de empleo ya basta para acabar con la pobreza o los desahucios, que es un tema solucionado del que ya sólo los populismos se acuerdan.

Pero la realidad y las evidencias son tozudas. Como explica Kiko Lorenzo en su libro Metáforas para entender la crisis (y no volver a repetirla), el terremoto de la crisis económica lo han padecido y lo siguen padeciendo las clases medias pero sobre todo quienes menos tienen y quienes menos ganan. Y como en cualquier terremoto, aunque no haya temblores, las víctimas siguen entre los escombros.

Pobreza populismo pedirMás de 13 millones de personas siguen en España en riesgo de pobreza o exclusión, 700.000 en Galicia. Pero es preocupante el avance de la pobreza severa (ingresar menos de 332 euros al mes), en España 3,5 millones de personas y 132.000 en Galicia, 36000 más que el año anterior.

¿Cómo le fue a su familia en la crisis?. Abruman las evidencias de que la desigualdad está avanzando sin freno en España y con ella impidiendo a muchas personas, ensañándose sobre todo con las más jóvenes, ya no sólo pagar el alquiler o la luz sino llegar a fin de mes o pensar en como puede ser su vida dentro de unos años.

La última viene del Banco de España y aparte de humillar a los críticos con el último informe de Oxfam Intermon “Una economía para el 99%” presenta un dato que estremece: el patrimonio de las 25% de las personas más pobres se ha deteriorado tanto que ya es negativo; como media deben 1300 euros más de lo que tienen.

Y no, la mejor política social ya no es el empleo. Porque si a la palabra empleo no le ponemos el apellido digno es otra cosa.

Una buena noticia sin duda los 547.000 nuevos empleos del 2016 pero miren este vídeo de la magistral campaña de la Fundación FOESSA o sigan leyendo: en más de 720.000 hogares no tienen ningún ingreso (360.000 en 2007), el 56% de personas desempleadas de larga duración (más de 600 días, uno tras otro buscando empleo) y el 47% sin percibir ninguna prestación, sometidos a la “violencia administrativa” de recorrer mostradores y rellenar formularios para ayudas puntuales de supervivencia. ¿Cómo se hace para pagar la hipoteca o el alquiler?

Consolémonos un poco con la lentitud de los avances. Que la pobreza es un problema de estado acaba de reconocerlo hasta el Consejo Económico y Social. Las evidencias del aumento de la desigualdad y el fraude fiscal son tan abrumadoras que hasta el ministro Montoro ha reconocido el injusto tratamiento fiscal de las grandes empresas.

Tarde, pero la justicia europea sigue escarbando en la normativa hipotecaria española permitiendo paralizar judicialmente ejecuciones si se observan cláusulas hipotecarias abusivas.

En la Xunta de Galicia se empieza a huir de medidas espasmo cortoplacistas por estrategias plurianuales como el alquiler social o el censo de viviendas vacías.Y los cuatro grupos políticos del parlamento gallego están de acuerdo en que es imprescindible reforzar programas de alquiler de viviendas públicas, alquiler social y otro tipo de ayudas al alquiler.

Que lo demuestren donde gobiernan

@xosecuns

Administración, Derechos humanos, Desigualdad, Empleo, Exclusión, Inclusión, Inversión social, Personas sin hogar, Pobreza, Rentas Mínimas, Servicios sociales, Vivienda
Escrito por xosecuns 1 Comentario
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net

10 claves sobre el estado (fallido) de la pobreza en España

13 de octubre de 2016 a las 10:57

2016-informe-eapnYa ven, como mínimo 13.334.573 personas no se han enterado en España de que estamos saliendo de la crisis, creciendo económicamente y creando empleo.

El 28,6% de la población española seguía en 2015 en riesgo de pobreza o exclusión social.

1.062.084 personas más que en el 2011, el año en el que nos comprometimos, en la Estrategia Europa 2020, a que en 2020 España reduciría en 1.400.000 personas esta cifra bochornosa. En apenas cinco años 2.400.000 personas deberían salir de la pobreza si queremos cumplir. Ni aún queriendo. Y nosotros preocupados por el déficit público.

Quería darles la buena noticia de que hemos mejorado respecto al 2014 y que hay 322.658 personas menos sufriendo, pero ni eso, es una ilusión estadística. Otra colleja más que me he llevado intentando ilusionarme al leer el informe “El Estado de la Pobreza. España 2016” que hoy presenta EAPN España, la Red Europea contra la Pobreza. Un completo estudio en el que se analiza, en España y sus comunidades autónomas, el cumplimiento del objetivo de inclusión social especificado en la Estrategia Europa 2020 basado en datos oficiales del indicador AROPE (Riesgo de pobreza y exclusión social).

Como les explicaba en detalle en este pequeño diccionario, este indicador es la agregación de las personas incluidas en estos tres conceptos: Pobreza relativa (en 2015 ingresar menos de 8011 € al año, 667€ al mes), Privación o carencia material severa y Baja Intensidad laboral en el hogar.

evol-arope-espana-galicia-2005-a-2015-bonito

Tú eres más pobre: Pobreza más severa. Desigualdad más extrema.

2016-pobreza-relativa-y-severaEn los últimos años no sólo ha aumentado la pobreza, sino que se ha producido un empobrecimiento de la mayoría de la población española.

En el último año, han empeorado la situación de quienes peor lo están pasando, las 3.543.453 personas (el 7,6% de la población) que viven en pobreza severa o extrema, con ingresos inferiores a 4.006 € al año (333,8€ al mes). 326.000 personas más que en 2014. 726.000 más que en 2013.

Si, la desigualdad está desbocada, parece que los avariciosos aún no se han saciado. La renta del 20 % más rico de los españoles es 6,9 veces superior a la renta de 20 % más pobre. En la Unión Europea esta proporción era del 5,2 en 2014. Sólo nos superan Rumanía y Serbia.

2016-relacion-renta-80-20O si lo quieren afinar más, la renta conjunta del 10% de la población con mayores ingresos es casi 14,2 veces la del 10% más pobre (en 2009 era de 10,8 veces), la misma renta que el 50% de la población.

En 2015 el índice GINI de España era de 34,6 muy por encima de la media europea de 30,9. Hasta el Banco Mundial ha asumido que el aumento de la desigualdad es un riesgo económico y social y que “la riqueza no se reparte sola

Pérdida de ingresos entre grupos de población 2009-2015

Pérdida de ingresos entre grupos de población 2009-2015

¡Todos debemos apretarnos el cinturón! ¿Se acuerdan de este mantra? Pues hoy podemos afirmar que son los más pobres quienes han pagado y están pagando las consecuencias de la crisis.

Este gráfico es una bofetada que apenas necesita explicación. El 30% más rico de la población ingresó como mínimo un 7,5% menos de lo que ingresaba en 2009, mientras que el 30% más pobre perdió entre el 14% y el 25%.

Un aumento de la desigualdad de lo que no se libra la clase media, cada vez más menguante. Sus ingresos se han reducido entre el 9% y el 13%. Unas 800.000 personas la han abandonado entre el 2009 y el 2015.

¿Cuanta riqueza hay que acumular para empezar a distribuirla? ¡Y algunos protestaron cuando Oxfam Intermón nos llamó pringados!

Sin futuro para jóvenes, niñas y niños. Sin presente para madres solas

Es descorazonador ver como un país arruina su futuro y se ensaña con sus jóvenes. El grupo de personas entre 16 y 29 años tiene en 2015 la tasa más elevada (38,2%) de personas en riesgo de pobreza y/o exclusión social, dos puntos más que el año anterior. No nos extrañe que sigan gritando “No nos vamos. Nos echáis” o que denuncien el fracaso del Sistema de Garantía Juvenil.

Le siguen las niñas y niños menores de 16 años con un 33,4%. Menos que el año anterior, pero no se ilusionen, siguen sin ser una prioridad política: se debe a la reducción progresiva del tamaño de nuestros hogares y a la vuelta a sus países de origen de la población extranjera.

Una cifra que llega a un insoportable 50,1% si viven en un hogar monoparental (1 adulto con 1 o más niños dependientes) o mejor dicho monomarental, ya que la gran mayoría, en un millón y medio de familias en España, es una madre sola la que trata de sacar adelante a sus hijos.

Porcentaje población en riesgo de pobreza o exclusión social por tramos de edad

Porcentaje población en riesgo de pobreza o exclusión social por tramos de edad

Los mayores de 65 años ya no se libran

Porcentaje personas mayores de 65 años en pobreza o exclusión

Porcentaje personas mayores de 65 años en pobreza o exclusión

En el gráfico anterior se ve muy bien. Hasta este año, mientras la mayoría de la población se estaba empobreciendo, los mayores de 65 años, cuyas pensiones prácticamente no se han modificado desde el 2009, veían reducir su riesgo de pobreza y exclusión casi a la mitad.

Hasta ahora. Dejarse la piel por sus hijos y nietos comienza a pasar factura, sobre todo a las mujeres, con pensiones más bajas y que llegan a su jubilación con la carga de la brecha en los salarios o carreras más cortas y discontinuas.

Un dato que quizá les sorprenda como a mi: de las más de 9,3 millones de pensiones que se distribuyen en España, la mitad no superan el umbral de la pobreza (667€  al mes): el 40% de las pensiones de jubilación y el 69% de las de viudedad. Y en Galicia nada menos que el 62,9%

No se confundan. No existe la pobreza de aquí o de allá

El 63,9% de la población inmigrante africana o latinoamericana está en riesgo de pobreza y exclusión, el 40,2% si proceden de otro país de la Unión Europea. Y esto después de que 1.021.843 personas, mucho más pobres aún, se hayan marchado desde el 2011 a sus países de origen. Este dato tiene un perverso efecto estadístico: como se marchan los más pobres, el resto aparentemente lo son menos.

No se dejen enredar. Triste futuro nos espera sin la riqueza que traen las personas migrantes (si, riqueza, compruébenlo convirtiéndose en agentes antirumores y prejuicios)

Menos privaciones. Menos frío

Respiremos un poco. La única buena noticia del informe es que son menos las personas en privación o carencia material severa. En 2015 afectaba al  6,4% de la población frente al 7,1% del año anterior. Con mucha prudencia y aún lejos del 3,5% del 2007, pero parece que aunque con medidas dispersas, puntuales y descoordinadas algo se van notando un cierto mayor esfuerzo en diversos ayuntamientos y comunidades autónomas.

Aún así, el 11% de las personas tiene retrasos en el pago de gastos relacionados con su vivienda habitual y el 10,6% no pueden permitirse mantener la vivienda con una temperatura adecuada (es decir sufren pobreza energética) casi un 33% más que en el 2013. Caray con el capitalismo de amiguetes.

 

2016-privacion-material-severa-por-conceptos

Más empleo en cada hogar. Pero tener trabajo ya no garantiza salir de la pobreza

2016-baja-intensidad-laboralEl desempleo es la mayor fábrica de pobreza y exclusión. Por eso es una buena noticia que se esté reduciendo el desempleo y por tanto también la población que vive en hogares con baja intensidad de empleo (donde casi nadie lo tiene). Lo destacable es que esta es mucho más lenta de lo que debería.¿Por qué?

Aparte de las fracasadas y despilfarradoras políticas de empleo en nuestro país. Tener trabajo ya no es suficiente para garantizar salir de la pobreza ni tener una vida digna. “Si el empleo no es digno, no es empleo sino esclavitud” nos cuentan algunos de los 1,4 millones de los “pobres con empleo”, trabajadores por cuenta ajena con una retribución anual de menos de 5.000 euros al año.

La pobreza laboral parece que ha llegado para quedarse. A pesar del descenso de las cifras de paro, en 2015 había un 14,8% de trabajadores en situación de pobreza (un 14,2% en 2014, 11,7% en 2013).

Detrás de estos datos, la reducción de salarios, el aumento brutal de la precariedad laboral (Uno de cada cuatro nuevos contratos dura siete días o menos) o el 15,7% de trabajadores a jornada parcial (1,74 millones de españoles trabajan por horas al no poder encontrar nada mejor): ¡8,1% en hombres y 24,8% en mujeres!.

Nos lo explican de maravilla en este vídeo de una campaña imprescindible de la Fundación Foessa.

Y con un matiz importante: A mayor nivel formativo, menor tasa de pobreza. Un 24,8% para quienes han estudiado sólo Primaria, 20,3% de quienes han terminado Secundaria frente al 9,8% de quienes tienen una educación superior.

Variación 2015/2014 % personas en riesgo pobreza o exclusión

Variación 2015/2014 % personas en riesgo pobreza o exclusión

Un país desestructurado. Desigualdad brutal entre Comunidades Autónomas.

Si nos atrevemos a comparar los datos de pobreza y exclusión entre las diferentes Comunidades autónomas, España no merece llamarse país. Como mucho y como justificaba con ironía hace unos meses, una “Confederación Española de Derechos Sociales Autónomos” La tasa de pobreza y/o exclusión social varía entre el 13% de Navarra y el 43,2% de Andalucía.

En el último año han mejorado Cantabria, Aragón, Murcia, Ceuta, Extremadura, Castilla y León y Navarra. Por el contrario en Madrid, Galicia, La Rioja, Baleares y País Vasco no tienen razones para alegrarse. Comprueben en este gráfico si a su CCAA le ha tocado el gordo o la pedrea en esta indigna lotería social. Si tienen interés, el Instituto Nacional de Estadística tiene un interesante buscador y comparador de datos.

% personas en riesgo de pobreza o exclusión por CCAA

¿Y si su comunidad autónoma se independiza?

En las CCAA con más pobreza y exclusión se suele escuchar a responsables políticos mediocres que las cifras no son reales porque tienen en cuenta el umbral de pobreza nacional y no el de su comunidad. Es decir, “tengamos en cuenta sólo la riqueza de mi comunidad para no compararnos injustamente con otras más ricas“.

El informe afronta esta trampa al solitario y las conclusiones no dejan indiferente:  A Andalucía, Murcia, Extremadura, Castilla-La Mancha, Canarias o la Comunidad Valenciana les compensaría autodeterminarse. A Cataluña, País Vasco o Navarra no podrían presumir tanto si lo hicieran. No me resisto a comentar que en Galicia nos da lo mismo estar que no, ese no es el problema.

Conviene recordar que la Constitución española establece la igualdad de derechos de todos sus habitantes, con independencia de donde residan.

La práctica totalidad de las organizaciones no lucrativas integradas en la Plataforma del Tercer Sector no cesan de reclamar medidas como una reforma constitucional formule los derechos sociales, culturales y económicos como derechos fundamentales o una Ley Estatal de Garantía de los Derechos Sociales, que asegure unas prestaciones iguales para toda la ciudadanía, con independencia del territorio en que se resida.

2016-arope-por-ccaa-umbral-autonomico

13.334.573 personas. ¿Tantas?… Pues son muchas más

Aunque les sorprendan los datos, el informe es muy conservador, ya que las estadísticas oficiales calculan a la baja las situaciones de pobreza o exclusión: no incluyen a personas sin hogar, no se considera a las personas sin ingresos por trabajo entre 60 a 65 años, se discrimina a los hogares con hijos (por ejemplo, una familia de 4 personas con unos ingresos de 1500 euros al mes se considera en pobreza si son 3 adultos y un niño, pero no si son 3 menores y un adulto)

2016-arope-pobreza-anclada-2009Otro factor o trampa estadística es la llamada pobreza oculta.  En 2009 se consideraba pobre a todas aquellas personas que vivían en hogares con ingresos inferiores a 8877€ al año (740€ al mes). Desde entonces y como la mayoría nos hemos empobrecido, en 2015 una persona se considera pobre si percibía menos de 8011€ anuales (633€ al mes). Es decir, todas aquellas personas cuyos ingresos están entre 633 y 740 € mensuales han dejado técnicamente de ser pobres sin haber mejorado sus condiciones de vida.

Siéntense. Si tomamos el umbral de pobreza que había en 2009 (la llamada pobreza anclada), en vez del 22,1% de personas en pobreza en 2015 estaríamos hablando del 30,4%, casi cuatro millones de personas más.

Conviene recordar que en los años gloriosos de la burbuja inmobiliaria, cuando más crecía nuestro PIB, apenas se redujo la tasa de pobreza. No hace falta esperar a ver si este crecimiento actual se mantiene para impulsar por fin una política social y redistributiva ambiciosa y coordinada entre administraciones públicas.

Exijamos que los primeros en sufrir la crisis, no sean los últimos en salir.

@xosecuns

#EstadodePobreza16

#15Ovamos

Informe completo

Web El Estado de la Pobreza

pobreza-no-dejemos-a-nadie-atras

riesgo-de-pobreza-antes-y-despues-de-transferencias-sociales-ue-2016

Tasa pobreza en países UE antes y después de transferencias sociales (pensiones, rentas mínimas, etc)

Administración, Adultos mayores, Comunicación, Corrupción, Derechos humanos, Desigualdad, Empleo, Exclusión, Impuestos, Incidencia, Inversión social, Menores y jóvenes, Mujeres y hombres, Personas, Personas Migrantes, Personas sin hogar, Pobreza, Rentas Mínimas, Riqueza, Servicios sociales, Tercer Sector
Escrito por xosecuns 11 Comentarios
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net

¿Le pica? Pues vote o regale su voto

3 de diciembre de 2015 a las 1:18

Votar Abstencion pimientos (2)Pues parece ser que gallegos y canarios somos los que menos votamos en las anteriores elecciones generales. En 2011, en Galicia, nada menos que 704.999 personas tomaron la decisión política de abstenerse o de votar blanco o nulo. En toda España fueron nada menos que 10.361.756 personas las que dejaron que decidieran por ellas.

Me he enterado hoy gracias a una campaña viral puesta en marcha desde los Seminarios #Datactic3 que se han celebrado simultáneamente en Barcelona, Madrid y Bilbao con el objetivo de conseguir que más personas voten, que conozcan nuestro desigual sistema electoral y sobre todo que su voto sea lo más informado posible.

Votar Abstención gallegos 2011 2015Si siguen este blog, ya sabrán que ante la burda excusa del “yo no voto porque todos son iguales” mi respuesta es siempre la misma: “iguales a ti“.

Con el récord de 13.657.232 españoles en riesgo de pobreza y/o exclusión social es una irresponsabilidad quedarse en casa o posiblemente desperdiciar el voto blanco o nulo.

Votar en blanco sumoY la lección de participación democrática nos la están dando precisamente muchas de estas personas en pobreza o exclusión.

Hace dos años en un artículo algo pesimista, me obligaba a recordar que su opinión también cuenta porque justo ocurría lo contrario: el estudio “Los excluidos también pueden votar: abstención y exclusión social en España” nos mostraba un auténtico apagón democrático al demostrar que aquellas secciones electorales caracterizadas por su elevada exclusión social es donde había una abstención extrema. Mucho más entre la comunidad gitana

Votar en blanco papelerasHoy es inevitable ser más optimista.

Es evidente el cambio político ocurrido en las pasadas elecciones municipales y autonómicas, en donde miles de personas votaron teniendo como principal criterio para decidir su voto la defensa de los derechos sociales y la garantía de reducción de la pobreza, la exclusión o la desigualdad.

El Informe FOESSA de Caritas ya detectó que la llamada exclusión política bajó de un 51,7% en 2009 al 32, 2% en 2015.  Si quieren saber a quien votan tendrán que leer alguna discusión entre expertos.

Las personas primero: Las palabras no son suficientes. Queremos compromisos!

Un mayor deseo de participación democrática que es perceptible en las redes sociales y que tengo la suerte de poder disfrutar en directo y con lemas semejantes en algunos de los diferentes encuentros y seminarios de participación que se celebran por toda España, Portugal y la semana pasada a nivel europeo.

Disfruten un rato mientras se lo cuentan Yosehanna (Yosi) Ledesma y Javier Pérez, abriendo el V Foro sobre Pobreza y exclusión Social en Santiago de Compostela.

No hay personas desfavorecidas. Hay decencia y dignidad

Voten por quienes no les dejan votar

Votar siguen siendo una aspiración para miles de personas en nuestro país.

Voto CERMI discapacidadParece mentira, pero el CERMI ha publicado un manual de apoyo para el ejercicio del derecho al voto para las personas con discapacidad de cara al 20D.

Una guía en la que se exige que se cumpla la legislación vigente, empezando por la Convención de Naciones Unidas sobre los Derechos de las personas con Discapacidad y se insta a reclamar plena accesibilidad tanto durante la campaña electoral como el día de la cita con las urnas (programas electorales en lectura fácil, papeletas en Braille, transporte accesible, etcétera). Y en la que se insta a las 80.000 personas sin derecho a voto por razón de discapacidad intelectual o enfermedad mental a reclamar su restitución.

¡Ustedes voten por mi! ” nos decía Yosi en el vídeo. Garantizar una participación efectiva es también un reto con los derechos de los inmigrantes. En las elecciones generales no pueden hacerlo, cuando son tan españoles como cualquiera.

Ya en las pasadas elecciones locales apenas pudo ejercer su derecho al voto el 10% de los residentes extranjeros. Mientras que en varios países europeos el derecho al sufragio se concede a los inmigrantes en las elecciones locales después de cinco años de residencia, en España se requiere, además, un acuerdo de reciprocidad con el país de origen correspondiente. Inmigración y democracia parece que siguen sin tener sentido en la misma frase.

Voto a quien le importa el voto emigrante

Tú puedes votar y no quieres, yo quiero votar y no puedo. Rescata Mi Voto

Tampoco podrán votar de nuevo la mayoría de los miles y miles de personas, sobre todo jóvenes, que en los últimos años y al grito de “No nos vamos. Nos echais” se han visto obligados a marchar de nuestro país para buscarse la vida.

En las elecciones del del 20 de diciembre nuestros emigrantes volverán a ser abstencionistas forzosos. Y eso que hay casi dos millones de españoles residentes en el extranjero con derecho a voto, que el 80% de ellos tiene pensado votar en las próximas elecciones generales. El 95% no lo hará. ¿A alguien le importa el voto emigrante?

FB_IMG_1449400186226Es la principal conclusión de un informe elaborado por la plataforma ciudadana Marea Granate, que lucha de forma apartidista por los derechos de los emigrantes españoles y que denuncia uno de los peores pucherazos electorales de nuestra historia reciente, tras la reforma electoral de 2011 en la que se introdujo por primera vez el llamado “voto rogado”, modalidad por la cual el elector residente fuera de España se ve obligado a solicitar expresamente el derecho a voto.

Votar Rogado Marea GranateSus números cantan: el Censo Electoral de Residentes Ausentes (CERA) está integrado por 1.880.026 personas con derecho a voto. Gente que ha ido a la embajada, se ha inscrito en el Registro Consular -perdiendo con ello su cobertura sanitaria en España- y que ha rellenado la solicitud correspondiente. Sólo han conseguido terminar esta yincana burocrática de ruego de voto 115.055 personas, un mísero 6,11%. Pero con el ingenio y la decencia no se puede…

#rescatamivoto

¿Piensa abstenerse el 20 de diciembre?

Pues antes de hacerlo, desde la Marea Granate le proponen donar su voto a un emigrante que quiere votar y no puede. De esta forma, un abstencionista voluntario podrá donar su voto para que un abstencionista forzoso ejerza su derecho fundamental.

Y de forma muy sencilla, aquí se lo explican.  De hecho en múltiples países, como Francia o Reino Unido, se puede designar a una persona para que vote en tu lugar, se le llama “vote par procuration” o “vote by proxy“.

Anímense abstencionistas. Ya hay 137 votos rescatados y 1261 emigrantes huérfanos aún necesitan un donante (en Galicia 98, 12 ya lo han conseguido…)

¿Y a quien votar?

Pues también aquí están cambiando las cosas. Por primera vez en España muchas oenegés coherentes se están mojando y con información objetiva y rigor están lanzando sus indirectas. Pero se lo cuento otro día. Un avance: Política + ética ¿Ya conocen Polétika?

Si es que hasta niños y niñas se están mosqueando…

@xosecuns

Administración, Campañas, Comunicación, Comunidad gitana, Corrupción, Derechos humanos, Desigualdad, Incidencia, Menores y jóvenes, Participación, Personas con Discapacidad, Personas Migrantes, Personas sin hogar, Pobreza, Transparencia, Voluntariado
Escrito por xosecuns 8 Comentarios
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net

Personas que se complican la vida

15 de mayo de 2015 a las 1:37

Cartel Foto V1El sábado se celebró uno de los eventos con los que más disfruto en mi trabajo: el VI Seminario de Participación e Cidadanía Inclusiva.

Casi 100 personas se reunieron para ver como pueden participar en la vida social y política de su ayuntamiento, haciendo propuestas para mejorar su entorno y conocer ejemplos de éxito en personas y organizaciones que ya lo hacen.

¡A nosotras no nos excluye nadie! fue el lema del año pasado. Este año fue “¡Las palabras ya no bastan. Queremos compromisos!,  un grito a todas las personas candidatas para que la pobreza deje de ser una obscena mercancía electoral. Para romper ese círculo vicioso entre la desigualdad y la baja participación democrática: quienes están en exclusión lo están doblemente: por la dificultad en el acceso a derechos y recursos y por la escasa capacidad de influir en la vida social.

Si, su opinión y su voto también cuentan, y cada vez más. Es lo que ocurre cuando los invisibles dejan de serlo, que lejos de ser personas desfavorecidas, algunas veces dan clases de decencia y dignidad.

Para animarles a fomentar la participación en su ONG les recomiendo esta “Guía sobre participación de personas en situación de pobreza y exclusión social” de EAPN España y este Manual_de_herramientas_de_participacion para personas que experimentan mala calidad de vida, exclusión y sinhogarismo.

Y para complicarles la vida un poco y animarle a comprometerse les dejo con dos pesos pesados en la lucha contra la pobreza y la exclusión. En el vídeo con el que se abrió el Seminario está Manu Moreno, Coordinador General de Caritas Bizkaia y Presidente de EAPN Euskadi. Escribiendo sobre participación y ciudadanía, Paco Cristobal, Director de desarrollo social en Caritas España.

Manu, Paco: Gracias por complicaros la vida

Participación y ciudadanía

Tengo que hacer una confesión. Cada vez me cuesta más asistir a espacios formativos.

Y no es porque lo sepa todo, sino porque cada vez ando más descentrado y suelo olvidarme de los contenidos que tanta buena gente intenta transmitirme. Son cosas de la edad me dice mi madre. Hace un par de meses asistí a una sesión formativa, de la que no recuerdo el título. Cuando soy yo al que le toca “formar” siempre pongo en práctica una vieja idea de un profesor que tuve hace muchos años: primero hay que tener cierta gracia en como cuentas las cosas, segundo lanzar pocas ideas, y tercero anuncia lo que vas a decir, cuéntalo y luego dibuja un resumen. Con este método y, con suerte, alguna persona de las que te escuchan se acordará de alguna idea.

Me parece que estábamos hablando de liderazgo ético, de cómo un buen “líder” debe involucrar a las personas en los grupos de trabajo para una gestión más eficaz y eficiente. Comencé a pensar la manera en que la ciudadanía nos involucramos o no en espacios cotidianos y vamos conformando formas diferentes de entender la vida, la política, las relaciones, las ideas, el trabajo, o los valores a transmitir a las personillas que vienen creciendo detrás nuestra.

Puse “involucrar” en Google y flipé con la definición: “Complicar a alguien en un asunto, comprometiéndolo en él“. Complicar y comprometer es lo que sucede con muchas personas en nuestras organizaciones sociales, personas voluntarias que acaban complicándose la vida comprometidas en la transformación social. Pero muchas otras veces no sucede así y el voluntariado es un sufrimiento. En política es mucho más claro: ¿quién se complica y compromete? ¡si no hay espacios para ello!, o mejor, ¡si no interesa que existan espacios para ello!

Herramientas básicas participaciónMirando por la ventana vi unas obras en la calle y una tremenda zanja y empecé a pensar en la actitud que tengo para complicarme y comprometerme con mi pareja, en mi organización, en mi pueblo, en la sociedad… Vamos a suponer que hay una zanja justo a la salida de una puerta de un paso de personas. Hay espacio suficiente y se puede pasar, pero objetivamente si alguien cayera en el agujero podría hacerse daño. ¿Cuál sería mi actitud? Cuatro posibilidades se me ocurrieron:

  1. ¡Ahhh!, pero ¿hay una zanja?. No me entero de nada porque voy con mi whatsapp, mis cosas. Digamos que estoy ausente.
  2. ¡Ostras una zanja! Todavía no ha caído nadie, pero seguro que alguien lo hará tarde o temprano, ¡a ver si la tapan!. Digamos que me doy cuenta de la realidad pero paso, soy inactivo.
  3. ¡Ostras la zanja de todos los días!, ¡y se ha caído alguien! ¿Estás bien?. Voy a llamar ahora mismo para que la tapen o la señalicen o algo. Digamos que veo la realidad y reacciono cuando pasa algo.
  4. ¡Valla zanja! ¡Y sin señalizar! Voy a llamar y se van a enterar. No hay derecho que hagan esto. Oiga, por favor ¿puede ayudarme a poner ese cubo aquí para que no se caiga nadie mientras vienen a arreglarlo? Digamos que veo y entiendo la realidad, el peligro de que le pase a cualquiera y tomo la iniciativa, emprendo acciones para transformar algo que me disgusta, que no está bien.

Es un hecho obvio que la realidad nos afecta, y también lo es que nuestra presencia y la forma de actuar ante ella acaba afectando a la realidad de una u otra forma. La afectamos tanto para perpetuarla como para transformarla. Sentir que la realidad nos afecta no es otra cosa diferente que estar despiertos y despiertas ante lo que sucede, dejándonos empapar de la vida y poniendo los medios para comprenderla. Complicar y comprometer acaba significando PARTICIPAR.

Participar significa ver la realidad y dejarse afectar por ella (sentirse parte), hacerse cargo y responsabilizarse (tomar parte) y contribuir para cambiarla (transformación social). Todo porque lo necesito como humano que soy. Necesito participar, tengo derecho a participar.
Derecho a participar con otros humanos: complicar, comprometer, compartir, corresponsabilizar.

Participacion Guia EAPN EsCreo que la necesidad y el anhelo de avanzar hacia una mayor y mejor participación de la ciudadanía en organizaciones sociales y políticas (muchísimas menos) siguen existiendo, a pesar de que, indudablemente, los formatos de participación que se manejan están cuestionados.

Lo social, lo político no nos atrae. Somos generalmente ausentes, pasivos o reactivos y, pocas veces nos complicamos, comprometemos, compartimos y nos corresponsabilizamos. Simplemente no participamos, no exigimos ejercer nuestro derecho a participar, a ser ciudadanía. Un proceso dinámico de participación clave en el ejercicio de una ciudadanía encaminada al bien común necesita, no sólo estrategias e ideas que faciliten un aumento de la participación, sino fundamentalmente un cambio en el modelo de participación.

Hay mucho camino por recorrer, empezando por cada quién. Necesitamos un modelo de sociedad más participativa que genere transformación social y que permita enfrentarse a los nuevos problemas con soluciones novedosas y creativas. Necesitamos superar los miedos que supone la participación (Decía una amiga mía, que el problema de preguntar qué quieren las personas es que ¡te contestan!) y proponer cambios en nuestras organizaciones, en nuestros entornos. Dejarse afectar, hacerse cargo y cargar con la realidad para transformarla.

La ciudadanía implica la participación, y así todas las personas pueden y deben participar, ocuparse de los asuntos públicos y debatir las cosas que conciernen al común, tener palabra y voto y velar porque se cumplan los derechos de todas las personas.

Liderazgo ético base para facilitar la participación. ¡Qué buen título para un curso de formación! Habrá que ir empezando a pensar en los contenidos.

@Paco_Cristobal

Heroes cotidianos, Inclusión, Menores y jóvenes, Mujeres y hombres, Organizaciones No Lucrativas, Participación, Personas, Personas con Discapacidad, Personas Migrantes, Personas sin hogar, Voluntariado
Escrito por xosecuns 1 Comentario
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net

10 claves sobre la pobreza en España. ¿Un país fracasado?

10 de febrero de 2015 a las 13:09

12.866.431 personas sin un estado que las defienda

En 2013,el 27,3 % de la población española, 12.866.431 personas, estaban en riesgo de pobreza y/o exclusión (en el gráfico los datos de Base 2013)

1.320.216 personas más que en el 2009, el año en el que con el resto de países de la Unión Europea nos comprometimos, en la Estrategia Europa 2020, a que en el 2020 España reduciría en 1.400.000 personas este número bochornoso, 2o millones menos en toda la UE.

EAPN España, la Red Europea contra la Pobreza, presenta hoy  EL ESTADO DE LA POBREZA._SEGUIMIENTO_DEL_AROPE_2013, un completo informe coordinado por Juan Carlos LLano en el que se analiza, en España y sus comunidades autónomas,  el cumplimiento del objetivo de inclusión social especificado en la Estrategia 2020 basado en el indicador AROPE (At-Risk-Of Poverty and Exclusion- Riesgo de pobreza y exclusión social).

Como les explicaba en detalle en este pequeño diccionario, este indicador es la agregación (evidentemente sin repetirse) de las personas incluídas en estos tres conceptos: Pobreza (en 2014 ingresar menos de 8114,2 €), privación material severa e intensidad laboral en el hogar.

No se confíen. No hay brotes verdes

Entre 2012 y 2013 la tasa AROPE apenas ha variado (del 27,2 al 27,3%) debido a una importante reducción de la Tasa de pobreza. Pero no se debe a la mejora de las condiciones de vida de la población, sino a un mero efecto estadístico: casi tod@s somos un poco más pobres, y los que más lo eran, la población inmigrante, se están marchando.

Los (y sobre todo las) mayores de 65 años mejoran. Triste consuelo

Mientras la mayoría de la población se está empobreciendo, el grupo de mayores de 65 años, cuyas pensiones prácticamente no se han modificado en el periodo, ha reducido su tasa AROPE en 10 puntos porcentuales y su Tasa de pobreza en 11 puntos. Esto explica en parte que por primera vez haya más hombres que mujeres en esta situación.

Sin futuro para niños, niñas y jóvenes

Abrumador. El grupo de personas entre 16 y 29 años tiene en 2013 la tasa más elevada (33%) de personas en riesgo de pobreza y/o exclusión social. Le siguen los menores de 16 años con un 31,9%, pero que llega a un insoportable 47,6% si viven en un hogar monoparental (1 adulto con 1 o más niños dependientes)

La misma pobreza. Más privaciones. Mucho menos empleo

La pobreza, que aporta sola o junto a los otros componentes el 75% del peso del indicador, se ha mantenido porcentualmente constante durante los años de la crisis. Y ya venía de antes, porque en nuestros mejores años apenas bajó del 19% .

La privación material severa ha crecido un 38% desde 2009, del 4,5% al 6,2%. Con datos como que las personas que no tienen capacidad para alimentarse con carne, pollo o pescado al menos una vez cada dos días se ha incrementado en un 66%.

El desempleo es la mayor fábrica de pobreza y exclusión. La población que vive en hogares con baja intensidad de empleo se ha más que doblado desde 2009 y, alcanza, en 2013, al 15,7% de la población entre cero y 59 años, lo que, en términos cuantitativos, supone unos 5,7 millones de personas.

Tener trabajo ya no garantiza salir de la pobreza

En el año 2013 había un 11,7% de trabajadores en situación de pobreza, lo que viene a demostrar, una vez más, que no cualquier trabajo protege de la pobreza. Esta cuestión está muy relacionada con la evolución creciente de la jornada parcial que, para el último cuatrimestre de 2013, llega al 16,1% del total de ocupados.

Con matices. A mayor nivel formativo, menor tasa de pobreza. Un 25,1% para quienes han estudiado sólo Primaria o la segunda etapa de Secundaria. Un 8,5% para quienes tienen una educación superior.

Pobreza más severa. Riqueza más extrema

Aproximadamente 2,8 millones de personas (el 6,1% de la población) viven en pobreza severa, es decir sus ingresos son inferiores a 4.057 € al año (339 euros al mes). 800.000 personas más que en 2009

Y mientras tanto, la renta del 20 % más rico es, actualmente, algo más de seis veces superior a la renta de 20 % más pobre. O si lo quieren afinar más, la renta conjunta del 10% de la población con mayores ingresos es casi 13 veces superior a la renta conjunta del 10% más pobre. España ocupa el quinto lugar en la lista de los países europeos más desiguales, sólo superada por Bulgaria, Grecia, Rumanía y Letonia.

Una clase media en decadencia

El aumento de la desigualdad ocurrido en los años de crisis puede reconocerse también en la reducción de la clase media. El 67% de las personas tiene dificultades para llegar a fin de mes. Además, casi una de cada cinco personas lo hace con muchas dificultades.

Si consideramos como clase media al grupo compuesto por personas que ganan entre 12.000 € y 60.000 €, la reducción de tramos en el IRPF se ha dado en nada menos que 638.000 declaraciones

Un país desestructurado. Desigualdad brutal entre Comunidades Autónomas.

Si nos atrevemos a comparar los datos de pobreza y exclusión entre las diferentes Comunidades autónomas, España no merece llamarse país.  Un avance de futuros posts por si les sirven para decidir su voto: La tasa de pobreza y/o exclusión social mantiene diferencias de más de 24 puntos porcentuales entre algunas regiones. Navarra, País Vasco y Aragón tienen tasas inferiores al 20 %, y Canarias, Extremadura, Castilla-La Mancha y Andalucía, mantienen tasas entre el 35% y el 39%.

¿Renunciamos a nuestro futuro?

La conclusión final del Informe no puede ser más clara: “El aumento de la desigualdad que muestran todos los indicadores hasta el año 2012, revela que la crisis ha golpeado con mayor dureza a la clase media y a los grupos sociales más desfavorecidos y explicita también la debilidad de las políticas sociales implementadas.

Por otra parte, en este momento, en que los indicadores parecen anunciar que se acerca el fin de la crisis, es importante recordar que los resultados económicos en los años de crecimiento no se trasladaron a los grupos más desfavorecidos de la sociedad, lo cual, de no mediar actuaciones de redistribución decididas, puede repetirse y consolidar para el futuro la pérdida de bienestar causada por la crisis

@xosecuns

#EstadoDePobreza

Informe completo y resumen y nota de prensa

Administración, Adultos mayores, Derechos humanos, Desigualdad, Empleo, Exclusión, Menores y jóvenes, Mujeres y hombres, Organizaciones No Lucrativas, Personas, Personas sin hogar, Pobreza, Riqueza, Servicios sociales, Tercer Sector, Unión Europea
Escrito por xosecuns 6 Comentarios
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net

¿350 diputados seguirán hipotecando su vida? Pregúnteselo ahora

10 de febrero de 2013 a las 12:28

CONSEGUIDO!!! Vaya si se lo han preguntado…  

El PP rectifica y vota a favor de la iniciativa popular contra los desahucios

Muchas gracias a tod@s los que han participado y enhorabuena. Una vez más, ya ven:  #sisepuede.

Este es un post de emergencia.

Tanto si son una de las más de 1.402.854 personas (30.283 en Galicia) que han avalado con su firma la Iniciativa Legislativa Popular (ILP) por la dación en pago, la paralización de los desahucios y el alquiler social, como si están de acuerdo con sus demandas, antes del martes 12 se necesita que envíen un correo electrónico a los 350 diputados y diputadas del Congreso para que admitan a trámite esta ILP Hipotecaria.

Aquí tienen el modelo de correo electrónico y las direcciones electrónicas de todos los diputados.

En este blog, la comunicadora Romana Pérez ha escrito un par de veces sobre esta exitosa campaña pidiendo que no les hipotequen la vida o que no se la sigan hipotecando.  Hoy lo hace de nuevo para contarnos como está la situación.

Gracias otra vez, Romana

Que no nos sigan hipotecando la vida. ¿Pueden nuestros representantes políticos obviar la voz de más de 1.400.ooo ciudadanos?

Los desahucios son una de las caras más visibles de la crisis económica y social que estamos viviendo. Pero al margen de la coyuntura financiera actual, esta situación, aunque ahora agravada, se prolonga desde hace más de un siglo con una ley hipotecaria abusiva y excesivamente protectora de la banca. El procedimiento vigente prevé que en caso de impago, la vivienda vaya a subasta y si ésta queda desierta, lo que ocurre en el 90% de los casos, la entidad bancaria se la adjudique por el 50% de su valor. Además, podrá seguir reclamando la deuda, los costes judiciales e intereses a la persona ejecutada durante el resto de su vida.

Los más de 350.000 desahucios desde 2008 hablan por sí solos. El movimiento de repulsa por esta injusta situación se extiende no sólo a colectivos de profesionales y afectados sino que ha alcanzado relevancia internacional. El Tribunal de Justicia europeo tildó de ilegal el sistema procesal que rige los desahucios en España. La abogada general de dicho tribunal, Juliane Kokott, declaró que la normativa española incumple la directiva comunitaria al no proteger los derechos del consumidor. Mientras, las escasas medidas impulsadas desde el Gobierno han tenido un alcance insuficiente, como se ha señalado incluso desde Bruselas.

Siguiendo el curso legal establecido, diferentes colectivos y entidades sociales han recogido más de  1.402.854 firmas (30.283 en Galicia) que avalan la Iniciativa Legislativa Popular (ILP) por la dación en pago, la paralización de los desahucios y el alquiler social. La dación en pago, práctica extendida en el resto de países de la OCDE, no es nueva en nuestro país. Se permite recurrir a ella a las empresas de promoción inmobiliaria pero no con los deudores de buena fe que han entrado en esa situación por el empeoramiento de su situación económica.

Tras la comparecencia de la representante de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH), Ada Colau, en la Comisión de Economía del Congreso la pasada semana, el martes 12 de febrero tendrá lugar la próxima sesión plenaria en la que se tomará en consideración la iniciativa. El PP ya ha anunciado que votará en contra. El mismo día se votará otra iniciativa, la regulación de la fiesta de los toros como Bien de Interés Cultural, que parece que sí será admitida, con menos de la mitad de firmas.

¿Qué podemos hacer? Desde el grupo promotor de la ILP se ha organizado una campaña para enviar masivamente a los diputados un correo electrónico y asegurar que nuestra voz sea escuchada. Es necesario recordarles que no aprobar esta medida implica no sólo condenar a la pobreza y la exclusión social a millones de personas, sino también hipotecar los recursos públicos de una generación entera y las políticas sociales presentes y futuras.

¿Pueden nuestros representantes políticos obviar la opinión de más de 1.400.000 ciudadanos, cifra muy superior incluso al número de votos que tienen algunos de los partidos del Parlamento?

La cuestión va más allá de los desahucios y se adentra en el debate sobre si este sistema es una verdadera democracia representativa, en plena deslegitimación de las instituciones debido a los constantes casos de corrupción y recortes sociales poco justificados. España no saldrá de la crisis si se condena a las personas que sufren una ejecución hipotecaria a la economía sumergida.

Los poderes públicos tienen la obligación constitucional de promover, por encima de los beneficios de las entidades financieras, las condiciones necesarias para que el bienestar, la libertad y la igualdad de los ciudadanos sean reales, y eliminar los obstáculos que impidan su plenitud. Este martes sabremos si realmente la clase política está tan alejada de la ciudadanía que ha dejado a un lado el sistema democrático.

Romana Pérez de Lis Castro

Imagen de previsualización de YouTube Administración, Bancos, Campañas, Derechos humanos, Exclusión, Incidencia, Organizaciones No Lucrativas, Participación, Personas sin hogar, Riqueza, Tercer Sector, Voluntariado
Escrito por xosecuns 9 Comentarios
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net

La marea naranja: ¡No dejaremos a nadie atrás!

17 de septiembre de 2012 a las 0:32

La marea naranja ya esta en Galicia. Un movimiento creciente de personas relacionadas con los servicios sociales, que no estan dispuestas a seguir tolerando recortes y navajazos  que cada vez más se ensañan con los más vulnerables.

Ayer se manifestaron en Madrid junto a muchos miles de personas. Le he pedido a José Antonio Ramírez, una de las personas implicadas en la Marea que nos cuente sus razones y como hacer si quieren implicarse.

Gracias Jose Antonio.

¡No dejaremos a nadie atrás!

El 15 de septiembre una marea naranja se levantó sobre sus pies y caminó por la calles de Madrid. Buscaban expresar su malestar, su hartazgo y su indignación por los recortes que los diferentes gobiernos han impuesto a los servicios sociales. Esos servicios sociales que suelen ser la concejalía o consejería del gasto, que siempre necesitan más y acaban haciendo piruetas con el esfuerzo personal de sus trabajadores y trabajadoras. Esos mismos servicios que no dan tanto lustre al responsable político de turno como un buen puente o una plaza con firma de urbanista, aunque vivan demasiadas historias y logren ayudar en algunas.

Marcharon por Madrid porque algunos sin consultar a la ciudadanía han decidido que debemos salvar el país aunque la mayoría de sus habitantes se duelan bajo el peso de los esfuerzos continuamente solicitados, dejando en la cuneta a los más vulnerables.

Durante muchos años se dijo que nadie quedaría atrás. Hasta Caja Madrid emitió un spot donde sobre este compromiso. Esa imagen y esas declaraciones están para ser recordadas.

Imagen de previsualización de YouTube

Desgraciadamente, conforme la economía financiera se deterioraba, el bien común se transformó en el bien del sistema bancario y sus apalancamientos. El corazón de este sistema que dice ser el que más eficientemente produce y distribuye bienes y servicios, necesitaba la sangre para sí, para evitar necrosarse. Y condenamos al resto del cuerpo social al recorte o directamente a la pauperización.

John Rawls en su ya clásico libro “Teoría de la Justicia” defendía que si una persona tuviese que legislar sin conocer si una vez promulgada la ley ésta le beneficiaria o le perjudicaría, sus decisiones serían seguramente más justas. Rawls lo denominó el velo de la ignoracia, ya que el decisor desconoce si su situación final será privilegiada o no.

Me pregunto cómo proponen sus medidas los señores De Guindos, Montoro o la Señora Báñez. Si tuviesen que volver a decidir y les dijesen a los tres qué medidas tomarían sin saber si están en el grupo de los privilegiados o el del común de los mortales…¿qué sucedería?.

Seguramente los más impetuosos legislarían a favor de los privilegiados porque les parecería inconcebible caer del lado vulnerable de la sociedad. Los más prudentes elegirían unas políticas que suavizasen los esfuerzos de la ciudadanía, por aquello del “si me toca”. Por lo tanto tendremos que colegir que los ministros aludidos implementan estas políticas porque están donde están y son lo que son: no se ponen en los zapatos del ciudadano o ciudadana a la que piden repagos, la paga extra de navidad, que paguen 3 euros por calentar el táper, o un IVA excesivo para los productos de primera necesidad.

Durante mucho tiempo las primeras instituciones de ayuda social o beneficencia eran una prolongación del estado o de poderes paraestatales con el fin de disponer del control y la paz social.  La Marea Naranja que se hizo oír en Madrid busca lo contrario: dar o amplificar la voz de la ciudadanía que ve sus derechos recortados y su futuro en riesgo. Marchan profesionales y ciudadanía porque los derechos se los han cercenado a ambos.

La Marea Naranja, tornada en Laranxa en Galicia, comenzó con la asistencia de un grupo de profesionales al II Foro de EAPN-Galicia. Una ponencia de José Manuel Ramírez Navarro, presidente de la Asociación Estatal de Directoras y Gerentes de Servicios Sociales. Con su camiseta naranja, nos ganó con cada argumento o dato que desentrañaba. Después de varias explicaciones documentadas sobre el descalabro sufrido en los servicios sociales por comunidades, nos dijo: “En esta situación, por favor no miréis sólo vuestro culo; así iríamos mal”.

El Colexio de Traballo Social y el de Educación Social estaban bien representados en el Foro y entre todos cambiamos impresiones de lo que habíamos oído, de lo que había ocurrido con los recortes en otras autonomías.

Así empezamos un trabajo en red: organizando y documentando información, fabricando las ya famosas camisetas naranjas, intentando implicar a organizaciones de la sociedad civil que aceptasen el reto: el Colectivo Encontro Benestar Social de Pontevedra comenzó su trabajo de difusión creando una página en Facebook específica con una línea de trabajo volcada en la Marea Naranja. Se establecieron contactos con Aragón y la Rioja, de donde se recibió aliento apoyo e información sobre acciones en la calle.

El 12 de setiembre, tres días antes de la manifestación en Madrid, el Colectivo Encontro acoge una asamblea de representantes de instituciones, ONG, Trabajadoras Sociales, Educadoras Sociales, Sicólogas, Mediadores y miembros de la Asociación Boa Vida Inclusión Activa. Estos últimos ya se habían unido al movimiento por muchas razones, aunque sobresalía una: la Marea Naranja no es sólo una movilización profesional o sectorializada: Implica a la sociedad civil y como tal, allí estaban ellas y ellos.

El resto de la historia tendremos que hacerla antes de escribirla. Sin bajar los brazos, sin dejar que nos amedrenten, con los medios de la paz y la palabra. Con muchas razones. Sumando a mas organizaciones y sobre todo personas, seguiremos de naranja/laranxa.

José Antonio Ramírez Amor

Mediador Sociocomunitario

Administración, Campañas, Derechos humanos, Exclusión, Heroes cotidianos, Incidencia, Inclusión, Participación, Personas, Personas sin hogar, Pobreza, Riqueza, Tercer Sector
Escrito por xosecuns 5 Comentarios
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net

Vivir en la calle

3 de febrero de 2012 a las 17:47

Ante su ignorancia sobre la situación de las personas sin hogar, hace unos meses intentamos explicársela al ahora Ministro de Justicia, don Alberto Ruiz-Gallardón.  No se si el exalcalde pidió disculpas, pero al menos pudimos aprender un poco más sobre este tema gracias a dos expertas como Gaby Jorquera o Pepa Vazquez.

Hoy escribe de nuevo Pepa. Ya no es trabajadora social del equipo municipal de inclusión social de Pontevedra. Ni ella ni otras profesionales que allí trabajaban: la excelencia profesional a veces resulta insoportable para ciertos gobernantes.

Pero Pepa no se rinde. Lean sino su blog sobre supervisión social o lo que sigue.

 

VIVIR EN LA CALLE

Ribadeo es un pueblo creativo y sus gentes solidarias.

Un grupo de Amarante lleva años realizando actividades y en las pasadas navidades, además del clásico mercado de cambio y de Comercio Justo, se dieron cuenta de la inquietud que a muchas personas les provocaba el hecho de que cada vez más persoas duermen en la calle de este pueblo co un clima tan poco acogedor para estos menesteres.

Decia una de las mujeres preocupadas por esta cuestión: “Es que con este viento y esta humedad, no hay posibilidades de resguardase en ningún lugar, tienen que amanecer mojados fijo“.

Esta preocupación conectó con grupos de música de jóvenes comprometidos y con la aparición en Facebook y Twitter de declaraciones, digamos que neo-nazis, en las que se hicieron afirmaciones del tipo: “ Una buena paliza es lo que les hace falta

Una vez más, la suma de los opuestos crea nuevas oportunidades!!.

Ahora estoy trabajando con una organización de personas en situación de pobreza y exclusión social así que nos pidieron que fueramos a Ribadeo desde Pontevedra, a hablar de las personas sin hogar y de la experiencia del grupo Boa Vida Inclusión Social Activa. Para allá me fui con Virgina Ojea y Tino Martínez, la próxima presidenta y tesorero, para contar su experiencia y yo para enmarcar la temática “vivir en la calle”.

Fue un desafío del que salimos reforzados. Cualquiera que conozca este tema sabe que es complejo, que en 40 minutos dificilmente se puede hacer un análisis de las causas, situación actual y alternativas a un problema o realidad más viejo que la propia organización de cualquier vida en sociedad.

El público dijo que lo conseguimos. Así que queremos compartirlo para animaros a reflexionar y ayudar a mantener cierto norte en estos momentos en los que todo se justifica con recortes por la crisis económica y se esconde la crisis de valores para no afrontar ninguna de ellas y que todo siga igual.

¿Igual? No para que la brecha entre ricos y pobres se agrande sin límite.

¿Cuáles son las causas de que algúen se quede en la calle?. En resumen tres, que tienen que ver con rupturas estructurales,  sociales, y personales.

La situación actual de estas personas básicamente se desconoce, ya que solamente se registran aquellas que pasan por centros. Se miden cuestiones estátisticas como el promedio de personas alojadas (13.701 en el año 2010,  un 15,7% mas que en la encuesta anterior, mentras el gasto aumentó so en un 10%) o la titularidad de los centros (el 75% son privados)

Estos datos, que se pueden ampliar en el recomendable informe del Instituto Nacional de Estadística también nos ayudan a visibilizar como se pierden derechos básicos con la falta de vivienda o la posibilidad de recibir correspondencia (servicio que presta el 76% de los centros), o llamadas telefónicas. Solamente el 58,6% disponen de consignas con el cual algo tan básico como el cuidado de la documentación personal es prácticamente imposible para una persona sin hogar.

También puede ampliarse la información en el informe extraordinario del Valedor do Pobo en Galicia , en el que ya se prevé que en los próximos años 180.000 familias serán demandadas por falta de pago de su prestamo hipotecario.

La valoración que hacen las personas de los servicios de los albergues, o de los comedores o de las rentas mínimas de inserción es que no son mas que paliativos en una puerta giratoria de la que es muy dificil sair.

Ocupación rota. Elisabet Rodríguez Gándara

A pesar de  esto, hay muchas personas que consiguen sair de la calle, y muchas que consiguen no quedar en la calle, entre ellas las que participan en la recién creada asociación Boa Vida Inclusión Social Activa de Pontevedra.

Sin magia ni ingredientes secretos, con Participación y con Dignidad, y también con medidas de reducción de daños que a las administraciones públicas no le costarían un céntimo.

Alguna medida seria permitir que las duchas de los servicios de deportes pudieran ser usadas por estas personas, o que a las lavanderías y servicios de comedor de otros colectivos mejor “vistos” pudieran ser compartidos o que a los profesionales de los servicios sociales comunitarios se les encargara proyectar y ejecutar aquello que su nombre indica TRABAJO COMUNITARIO, para que las tres rupturas tuvieran el mínimo impacto en las personas y en la sociedad….

Ahhhh!!! Olvidaba que la politica de partido no está al servicio de la ciudadanía. No importa, en democracia la ciudadanía puede ejercer sus derechos e incluso recuperar aquellos perdidos, esa es la SINERGIA que compartimos en Ribadeo, sabíamos que no estábamos solas pero ahora conocemos las caras, los nombres y juntos iremos viviendo CIUDADANIA

Administración, Exclusión, Inclusión, Organizaciones No Lucrativas, Participación, Personas, Personas sin hogar, Pobreza, Tercer Sector, Voluntariado
Escrito por xosecuns Comentar
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net

Vivir na rúa

29 de enero de 2012 a las 13:05

Ante a súa ignorancia sobre a situación das persoas sen fogar, hai uns meses tentamos explicarllela ao agora Ministro de Xustiza, don Alberto Ruiz-Gallardón.  Non sei se o exalcalde pediu disculpas, pero o certo e que poidemos aprender mais sobre este tema grazas a dúas expertas como Gaby Jorquera ou Pepa Vazquez.

Hoxe escribe de novo Pepa. Xa non é traballadora social do equipo municipal de inclusión social de Pontevedra. Nin ela nin outras profesionais espléndidas que ela traballaban: a excelencia profesional as veces resulta insoportable para certos gobernantes.

Pero Pepa non se rinde. Lean se non o seu blog sobre supervisión social ou o que sigue.

 

VIVIR NA RUA

Ribadeo é unha vila creativa e as suas xentes solidarias.

Un grupo de Amarante leva anos realizando actividades e no pasado Nadal, ademais do clásico mercado de troco e de Comercio Xusto, decatáronse da inquedanza que a moitas persoas da vila  lles provocaba o feito de que cada vez máis persoas durmen na rúa desta vila cun clima tan pouco acolledor para eses menesteres.

Dicia unha das mulleres preocupadas por esta cuestión: “E que co vento que vai e este orballo, non hai posiblidades de resgardase en ningún lugar, teñen que amencer mollados fixo“.

Esta preocupación conectou con grupos de música de mocidade comprometidas e coa aparición nos facebook e twits de declaracións, digamos que neo-nazis, nas que se fixeron afirmacións do tipo: “ Unha boa malleira é o que lles fai falla

Unha vez máis, a suma dos opostos crea novas oportunidades!!.

Agora estou traballando cunha organización de persoas en situación de pobreza e exclusión social así que nos pediron que foramos a Ribadeo dende Pontevedra, a falar das persoas sen fogar e da experiencia do grupo Boa Vida Inclusión Social Activa. Ala fun con Virgina Ojea e Tino Martínez, vindeiros presidenta e tesoureiro da asociación, para contaren a súa experiencia e eu para enmarcar a temática “vivir na rua”.

Foi un reto do que saímos reforzados. Calquera que coñeza a temática ou que intense achegarse a ela sabe que é complexa, que en 40 minutos dificilmente se pode facer unha análise das causas, situación actual e alternativas a un problema ou realidade máis vello que a propia organización de calquera vida en sociedade.

O público dixo que o conseguimos. Nós pensamos que tamén, por iso queremos compartilo a través do blog de Xosé, para animarvos a reflexionar e axudar a manter certo norte nestes momentos nos que todo se xustifica con recortes pola crise económica e se esconde a crise de valores para non afrontar ningunha delas e que todo siga igual.

¿Igual? Non para que a brecha entre ricos e pobres se agrande sen límite.

¿Cales son as causas de que algúen se quede na rúa?. En resumo tres, que teñen que ver con rupturas estructurais,  sociais, e persoais.

A situación actual das persoas básicamente descoñecese, xa que soamente se rexistran aquelas que pasan por centros. Mídense cuestións estátisticas como o promedio de persoas aloxadas (13.701 no ano 2010,  un 15,7% mais que na enquisa anterior, mentras o gasto aumentou so nun 10%) ou a titularidade dos centros (o 75% son privados)

Estes datos, que se poden ampliar no recomendable informe do Instituto Nacional de Estadística tamén nos axudan a visibilizar como se perden dereitos básicos coa falla de vivenda, como a posibilidade de recibir correspondencia, servizo que presta o 76% dos centros, igual que a posibilidade de recibir chamadas telefónicas, pero soamente o 58,6% dispón de consignas co cal algo tan básico como o coidado da documentación persoal é prácticamente imposible para unha persoa sen fogar.

Tamén pode ampliarse a información no informe extraordinario do Valedor do Pobo en Galicia , no que xa se preve que nos próximos anos 180.000 familias serán demandadas por falta de pago do seu prestamo hipotecario.

A valoración que fan as persoas dos servizos dos albergues, ou dos comedores ou das rendas mínimas de inserción é que non son mais que paliativos nunha porta xiratoria da que é moi dificil sair.

A pesar disto hai moitas persoas que consiguen sair da rua, e moitas que consiguen non quedar na rúa, entre elas as que participan na Asociación Boa Vida Inclusión Social Activa de Pontevedra.

Elisabet Rodriguez

Sen maxia nin ingredientes segredos, con Participación e con Dignidade, e tamén con medidas de reducción de danos que ás administracións públicas non lle costarían un céntimo. Algunha medida seria permitir que as duchas dos servizos de deportes poideran ser usadas por estas persoas, ou que ás lavanderías e servizos de comedor doutros colectivos mellor “vistos” poideran ser compartidos ou que aos profesionais dos servizos sociais comunitarios se lles encomendara proxectar e executar aquello que o seu nome indica TRABALLO COMUNITARIO, para que as tres rupturas tiveran o mínimo impacto nas persoas e na sociedade….

Ahhhh!!! Esquecia que a politica de partido non está ao servizo da cidanía. Non importa, en democracia a cidadanía pode exercer os seus dereitos e incluso recuperar aqueles perdidos, esa é a SINERXIA que compartimos en Ribadeo, sabiamos que non estabamos sóas pero agora coñecemos as caras, os nomes e xuntos imos vivindo CIDADANÍA.

Administración, Comercio justo, Derechos humanos, Exclusión, Inclusión, Personas, Personas sin hogar, Pobreza, Tercer Sector
Escrito por xosecuns 3 Comentarios
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net

El sábado, otra lección de participación

22 de septiembre de 2011 a las 11:49

Hoy, si me lo permiten, antes de darles una exclusiva a medios de comunicacion y periodistas ansiosos de noticias de interés, y por si acaso no lo conocen, me gustaría recomendarles  la lectura de un breve documento que ha marcando mi trabajo en los últimos meses. El Manifiesto por una Ciudadanía Inclusiva. Se lo adjunto, aunque  lo pueden consultar también en la web de EAPN Galicia, las iniciales en inglés de la Red Europea contra la Pobreza y la Exclusión Social, una coalición de múltiples entidades no lucrativas que en Europa, España o Galicia y el resto de comunidades, trabajan por incidir políticamente en los distintos gobiernos con responsabilidad en estas materias.

Fue elaborado el año pasado en el I Encontro de Cidadanía Inclusiva, una cita en la que casi por primera vez en Galicia se juntaron, además de representantes de entidades del Tercer Sector Social gallego,  personas muy diferentes pero con una característica en común:  la mayoría pertenecían a colectivos en riesgo elevado de pobreza y exclusión social y casi ninguna había tenido nunca la ocasión de expresar en público su opinión, sus preocupaciones o propuestas: personas con alguna discapacidad, inmigrantes, jóvenes tutelados, sin techo, de etnia gitana…

Les confieso mi excepticismo ante este encuentro: mezclar personas tan diferentes, experiencias semejantes en la cooperación al desarrollo más de marketing de la entidad que las organiza que de participación real, idealización,  victimismo y recuento de tragedias personales… En el informativo de la TVG, hablaron de ello.

Me tragué mis palabras y algún prejuicio.  Una participación real y con argumentos, un trabajo en grupos serio y responsable, con bastante autocrítica pero sobre todo con sensatez y dignidad, una sensación que para los que tenemos algo de experiencia en cooperación al desarrollo encontramos con admiración sobre todo fuera de nuestro país pero que con un cierto alivio también intuí aquí.

Fruto de ese encuentro es este Manifiesto, posteriormente asumido por unanimidad en el Parlamento de Galicia. También allí hubo una lección de participación.

Manifiesto por una Ciudadanía Inclusiva

Pero esto fue el año pasado. Les hubiera gustado estar o saber más, ¿verdad?

Pues vamos con la exclusiva en forma de cartel (gracias, Noelia y EAPN Castilla y Leon por ayudar a ahorrar recursos compartiendo imágenes!!)Como pueden ver en la web de EAPN Galicia, este sábado 23, en Santiago de Compostela, con la colaboración de la EGAP-Escola Galega de Administración Publica (un día tengo que hacer una entrada sobre buena educación y voluntad de servicio, para hablarles de personas encantadoras en instituciones como la EGAP, la Fundación Caixa Galicia o el Parlamento de Galicia) se celebra el II ENCONTRO GALEGO DE CIDADANIA INCLUSIVA.

Mas de 70 personas hablarán de inclusión social, de participación y especialmente de como prepararse para obtener un empleo. Trabajan junto a técnicos y técnicas de organizaciones de prestigio como Down Galicia, COGAMI, IGAXES3, Secretariado Xitano, ACCEM, Emaus, Fundación Ronsel o Fundación Juan Soñador.

Vendrán también personas del Grupo de Inclusión Social Activa Boa Vida, de Pontevedra, un ejemplo de experiencia innovadora de dignidad e inclusión social, acompañado por las profesionales del ya extinto Equipo Municipal de Inclusión Social de un ayuntamiento cuyo alcalde parece empeñado en parlotear de derechos mientras desmantela unos servicios sociales reconocidos en Galicia como ejemplo de profesionalidad y que aún no han recibido todo el reconocimiento que se merecen.

Vendrá Graciela Malgesini, la responsable de incidencia de EAPN España, y una de las mayores expertas europeas en politicas de lucha contra la pobreza y la exclusión social, pero los verdaderos protagonistas serán las personas que se contarán como han hecho para obtener empleo, en que se han equivocado, como luchan o como no.

Será como el año pasado, una lección de participación.

Comunidad gitana, Derechos humanos, Empleo, Heroes cotidianos, Inclusión, Menores y jóvenes, Mujeres y hombres, Organizaciones No Lucrativas, Participación, Personas, Personas con Discapacidad, Personas Migrantes, Personas sin hogar, Pobreza, Riqueza, Tercer Sector
Escrito por xosecuns 2 Comentarios
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net