Tevagustar.es Tevagustar.es Tevagustar.es Tevagustar.es
La Voz de Galicia
Blogs de lavozdegalicia.es
No me pidan calma

La desgracia no es un espectáculo

7 de junio de 2015 a las 20:49

Entrada actualizada el 15.12.2016

La obscenidad, aunque se vista de solidaria, avanza. El ¡todo para los pobres!… pero sin los pobres, también.

El asistencialismo y el amarillismo siguen siendo muy rentables para algunos medios de comunicación y ONG sin demasiados escrúpulos. Es inmediato, espectacular, simpático, impresiona con sus números vacíos… y asegura que siga habiendo personas en pobreza en las próximas décadas, y a que se las siga culpabilizando con ese ajá del que habla Manuel Jabois.

Pero hay bueRosa Calaf Periodismo Pobreza Asistencialismo No me pidan calmanas noticias. Las de muchas comunicadoras que en medios de comunicación y organizaciones y entre tapones o derechos, optan por la dignidad de las personas y su derecho a una inclusión social plena y se resisten a caer en la pornografía humanitaria. 

Hace unos meses tuvimos en Compostela la oportunidad de conocer a algunas en el curso “Reportajes sin fronteras. La comunicación como herramienta para la cooperacion, el desarrollo y el cambio social“: Gonzalo Fanjul, Lola Huete, Gervasio Sanchez, Rosa María Calaf, Javier Bauluz, Miguel Angel Rodríguez, Xavier Aldekoa, Zigor Aldama, María Cedrón,  Lucila Rodríguez, Montse Santolino, Xosé Manuel Pereiro…

Y con este enfoque de corresponsabilidad también en las profesionales de la comunicación de muchas ONG hay novedades. Ya es un referente el Código de Conducta de las ONG de Desarrollo.

Las organizaciones de acción social integradas en EAPN Galicia-Rede Galega contra a Pobreza se comprometieron por unanimidad a cumplir un Decálogo de principios en su comunicación. Este Decálogo se elaboró desde el Grupo de Comunicación, en donde tengo la suerte de conocer a profesionales comprometidas por la decencia en la comunicación como Romana Pérez de Lis.

Les dejo con ella pero no si antes hacerles una sugerencia algo insolente: Lean el Decálogo, ¿lo firmaría la ONG de la que es socio? Pregunte…y actúe en consecuencia.

Gracias Romana

La desgracia no es un espectáculo

Niña fotografiada Periodismo Pobreza Asistencialismo Comunicación No me pidan calma

Foto:Nathan Weber

Cada vez es más frecuente escuchar que la guerra que viene no se librará con balas y bombas, sino con información. La llamada “ciberguerra” dará un papel fundamental a las palabras, esa herramienta de la que disponemos para contar la realidad, para incitar a la reflexión, para generar opinión. Mientras, desde la comunicación social y en positivo libramos nuestra batalla por intentar lograr un sistema más justo combatiendo el discurso discriminatorio.

La preocupación por cómo los medios de comunicación realizan el tratamiento informativo de la pobreza es una constante para muchas entidades del Tercer Sector de Acción Social. Los códigos de buenas prácticas para periodistas que desde distintas oeneges se han ido publicando, demuestran la necesidad de un diálogo fluido entre medios y entidades.

Hay multitud de ejemplos de malas prácticas, en ocasiones intencionadas, en otras por simple desconocimiento o imprudencia que desde los medios se han realizado contra determinados colectivos. Campañas enteras de concienciación pueden quedar arruinadas en un solo minuto si las cadenas de televisión difunden prejuicios y visiones estereotipadas que perpetúan los estigmas.

Las entidades del Tercer Sector tampoco están exentas de errores en su trabajo comunicativo. En estos tiempos de recortes sociales y de la evidente crisis del Estado de Bienestar predomina un mensaje que promueve la caridad, apela a la compasión y que olvida palabras como empoderamiento y autonomía, claves para poner en valor a las personas.

El espectáculo mediático no puede ser utilizado para “visibilizar” situaciones de exclusión ya que por encima de todo están siempre la dignidad y el respeto. Comunicar si ¿pero a qué precio? ¿Podemos utilizar los patrones del marketing depredador cuando hablamos de personas en riesgo de exclusión?

Muchas ONG como las integradas en EAPN Galicia, consideran que el discurso asistencialista es un riesgo y que en ningún caso las entidades deben ser ni motor ni cómplices de su difusión. Por esto, tras meses de trabajo se decide aprobar un Decálogo de pautas para una comunicación responsable y justa, alejada de estereotipos y que tenga como finalidad última lograr una mayor implicación de la sociedad en la transformación social.

Queda mucho camino por recorrer, pero sin capacidad autocrítica no se conseguirá avanzar.

Las organizaciones del Tercer Sector de Acción Social integradas en EAPN Galicia – Rede Galega contra a Pobreza, asumimos y nos comprometemos a cumplir el siguiente DECÁLOGO:

  1. Respetar el derecho a la intimidad y a la propia imagen, especialmente en acontecimientos o casos que generen situaciones de aflicción o dolor, evitando la intromisión gratuita y las especulaciones innecesarias.
  2. Evitar expresiones, términos o imágenes estereotipadas. No reforzar  visiones generalizadas, morbosas o sensacionalistas.
  3. Contextualizar imágenes y mensajes, evitando visiones sesgadas y parciales, más susceptibles de ser malinterpretadas.
  4. Evitar mensajes que apelen a la compasión o a la culpa, presentando a las personas en situaciones de extrema vulnerabilidad o sin capacidad para decidir por sí mismas. Se debe respetar en todo momento su dignidad.
  5. Sería conveniente, siempre que sea posible, poner el acento en las personas, dándoles voz propia.
  6. Promover el tratamiento informativo de la realidad con la que trabajamos como problemas sociales, no como casuísticas aisladas.
  7. Difundir mensajes positivos, sin caer en el dramatismo. Mostrar logros, situaciones de autonomía y empoderamiento de las personas. Sin caer en el dramatismo, la pena o la búsqueda de la mala conciencia. La desgracia no es un espectáculo.
  8. Emplear una visión inclusiva que represente la diversidad existente en la sociedad.
  9. Defender un tratamiento ético de la información, asumiendo la veracidad y la transparencia como requisitos fundamentales de la comunicación.
  10. Tener como objetivo último de la comunicación el cambio social. Promover la implicación y la participación de la ciudadanía para conseguirlo.

10 compromisos por una comunicación decente. Código conducta completo

 

 

Comunicación, Derechos humanos, Desigualdad, Formación, Organizaciones No Lucrativas, Pobreza, Tercer Sector
Escrito por xosecuns 6 Comentarios
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net