La Voz de Galicia
Seleccionar página

Gloria pop para días de verano

Noticia al margen: Lemmy de Motörhead perdió cuatro sombreros en A Coruña y pide la ayuda de sus fans

A veces surgen canciones totalmente perfectas, como The Weakest Shade Of Blue de The Pernice Brothers. Son esos temas en los que todo fluye con una insultante armonía. Dueña de un arranque-fogonazo directo al corazón pop, avanza en sus primeras estrofas como un pedazo de gloria, gracias a una melodía irresistible que se repite en círculos buscando un estallido de placer. El sonido, nítido y suave pero contundente, resulta idílico; la dicción del cantante, ligeramente difumina, deliciosa; y esa segunda voz que emerge del Libro de Trucos de las Grandes Canciones Pop adelanta que ese corazón, ya impresionado y conquistado, se va a derretir completamente. 

“But don’t cry baby / please don’t cry baby / I’ll be tender til the day I die” cantaba Jason Pernice en esta pieza del … Seguir leyendo

Este vuelve a ser el tiempo de 091

Para escuchar la versión de estudio a buena calidad aquí

«Las palomas han volado después de ponerse el sol / un grifo de oro goteando pone el ritmo a mi canción / El amor pasa de largo y la fortuna dice adiós / eso dijo la gitana que las manos me leyó / ¿Qué haréis si yo aparezco / con diamantes en los dedos / un disfraz de Polifemo y un tambor? / Sé que la vida es sueño, ya lo dijo Calderón / sea sueño o pesadilla alguien levantó el telón / Me encontré a un policía que con su arma me apuntó / el también era agorero y mi signo adivinó / «Te ahogarás justo en la orilla después de mucho nadar» / luego me dejó su insignia y se marchó. / Este es nuestro tiempo / feria de contradicciones gritos y silencios… / Este es nuestro tiempo/ … Seguir leyendo

La gloria que se deshizo entre los dedos

(seguimos en la era brit-pop)

En cierto modo Menswear son el ejemplo perfecto de las grandezas y miserias del brit-pop. Tenían un hit incontestable, imagen lo suficientemente atrayente como para fijarse en ellos, una convención de feromonas a su alrededor y una arrogancia capaz de parar a un tren. En 1995 Daydreamer invitaba a adorarlos, a tener 18 años y hacerse fan de ellos a muerte. No eran más que otro eficaz producto de esa fábrica de sensaciones llamada Londres que persigue gritos, calor, histeria, humedad, fanatismo…. y, a veces, la trascendencia que a Menswear les esquivó completamente.

Ellos asomaron la cabeza así, imponentes, con Daydreamer un single tan tenso, sexy y demoledor como los de lucían entonces Elástica, Sleeper o Pulp. Se lo iban a comer todo. La canción adecuada, en el momento adecuado, con la imagen adecuada… pero tras ellos había únicamente vacío, vacío y más vacío. Fueron … Seguir leyendo

Los amores efímeros de la música pop

1996. Piso de estudiantes. Espaguetis con bonito. Los 40 principales escupiendo vulgaridad por la tele. Aparecen unos tales The Bluetones. Slight Return es la canción. Reloj retro dando la hora. Rickembakers estilizadas. Gusto inequívocamente inglés. Trencas Burberrys. Aroma a college. Pop frágil, luminoso y celestial. !Uauuuuuuuu! El mismo click que se sintió en su día con The Stone Roses. !No puede ser verdad! La melodía fluye con insultante armonía. El estribillo es delicioso. Inglaterra. Seducción. Estética cuidadamente descuidada. La cara elegante y refinada de Oasis. Este sí. Este sí que es el gran grupo. Semeja que John Squire les haya cedido el talento. !Quiero ya una trenca igual que la suya! Los interiores del video. Las ventanas, los cuadros en el suelo, los radiadores, todo es perfecto. Hay que comprar el disco como sea. Por la tarde ya, a primera hora. 2.995 pesetas. Un sablazo en toda regla. Un pavo … Seguir leyendo

De viaje por el sol en una nueva dimensión

1994. De viaje, abriendo el magistral Super 8. Esta es la canción que nos hizo sentir a toda una generación el verdadero subidón de estar enamorado. Sí, toda esa cálida euforia, juvenil y descontrolada, que no cabe en el pecho y que parece que vaya a estallar de un momento a otro. Los Planetas, verdaderos maestros en el arte de musicar los extremos del amor, crearon con ella un himno total, una de esas canciones que cristaliza con asombrosa sencillez una sensación compartida por miles de personas: el nosotros dos contra el mundo impregnado de romanticismo adolescente. Ese “Tú y yo de viaje por el sol, en una nueva dimensión ¿qué podría ser mejor que estar siempre juntos tú y yo?” se cantó hasta la afonía en cientos de conciertos, pubs y fiestas domésticas como si fuera la última canción de pop que iba a sonar en la … Seguir leyendo

«Sprawl II», la gran canción del 2010

Es la canción. La que simbolizará 2010 en la memoria de muchos. Se titula Sprawl II (Mountains Beyond Mountains). Aparentemente banal en su tono synth-pop con ribetes vocales a lo Cyndy Lauper, brilla con luz propia dentro de The Suburbs, el tercer álbum de Arcade Fire. Situada justo al final, como si en su supuesta frivolidad ochentera se evaporase todo el peso reflexivo del disco, surge frente al oyente un poco a traición. Al contrario que los grandes himnos de los canadienses lo hace sin ápice de solemnidad, sin dar a entender, ni por asomo, que es una joya. Por ello, al tocar la fibra sin avisar, conmueve aún más. Por ello, cuando el 2010 se cerró con llave y sonó en la fiesta final, todos se miraron. Y sonrieron. Y dijeron sin hablar que sí, que esa era la canción.

Sprawl II no solo planea un viaje … Seguir leyendo