La Voz de Galicia
Seleccionar página

Un fin de temporada con el primer concierto «kids» de Retroalimentación y un broche de country-rock

Los conciertos de Retroalimentación han parado en los meses de abril y mayo. Había cosas previstas, pero hubo que posponerlas por problemas de agenda y avatares que sería muy largo de explicar aquí. Pero ello no quiere decir que no vayamos a cerrar esta temporada a lo grande. Además, con todo lo que hubo que aplazar os puedo asegurar que habrá un arranque de la próxima temporada espectacular. Toda esta situación ha generado algo insólito: dos conciertos en junio, un mes en el que tradicionalmente no se hacía nada. Os comento a continuación

-CAROLINA RUBIROSA en Los Conciertos de Retroalimentación Kids presentando el libro “¡Esto es pop!” (15 de junio, PLaya Club, 12.30 horas, gratuito). Es un tema me lleva rondando la cabeza desde hace tiempo. Tenía unas ganas enormes de hacer una fecha familiar, donde la gente pudiera traer a los niños y disfrutar de la música con … Seguir leyendo

Señor Dylan, tiene usted toda la razón

Después de los charlatanes que no dejan de hablar en los conciertos, el uso y el abuso de los teléfonos móviles que una buena parte del público hace en las actuaciones en directo se ha convertido en uno de los recurrentes motivos de queja. Se trata de un arma de doble filo. En un momento dado, sirve para uno se lleve un recuerdo para casa, bien sea en forma de foto o bien sea en forma de vídeo (aunque lo más probable es que no se vaya a ver más). Pero también vale para que otra persona pierda la concentración en el concierto, vea como se interpone entre él y el músico una pantalla y en casos flagrantes (como los que llevan un Ipad) se transforme en un incordio.

Hay artistas que no quieren que eso ocurra en los conciertos. Unos lo dicen en las entrevistas. Otros lo sugieren … Seguir leyendo

«Joder, no sé», el verdadero himno de Carolina Durante

Una de las cosas más formidables de la música pop es la de dar forma a ese tipo de sentimientos que resultan difíciles explicar de otro modo. De pronto, un línea musical logra condensar todo ese amasijo de emociones. Cuando alguien lo canta, parece que se esté estirpando algo de su interior que cuesta salir. Ha pasado siempre, desde aquel “Help” de los Beatles en el que John Lennon lanzaba un particular S.O.S. al mundo hasta el “I Can’t Explain”, en el que The Who querían deshacer el nudo de lo que no se puede explicar pero sí cantar. Ha pasado siempre y, afortunadamente, sigue haciéndolo.

Carolina Durante, uno de los grupos de moda del pop nacional desde la salida de la célebre “Cayetano”, nos acaba de dar un gran ejemplo al respecto. Al contrario de aquel himno con pretensiones de retratar cierto ambiente pijo madrileño, con “Joder, … Seguir leyendo

La tercera vez de Chicharrón en Retroalimentación

Tercer disco de Chicharrón y tercera vez que lo presentaban en Los conciertos de Retroalimentación. Un pequeño orgullo que brota en el corazón de este modesto ciclo que lleva coleccionando momentos maravillosos desde hace siete años. El de ayer es uno de ellos. El grupo, reducido a trío por la dispersión de sus integrantes y la evolución, se ha transformado en célula de dream-pop que se mira en el espejo de bandas como OMD o Beach House.

Y una vez más volvieron a encantar. Pese a algunos fallos de ejecución (Rubén vive en Madrid y Alberto y Mara en Galicia, reduciendo sus ensayos al mínimo), el discurso funcionó. Oscuro, tenso y con tendencia a la volatilidad, lo cierto es que nos reencontramos antes él con cosas que a algunos nos fascinaban y nos siguen fascinando: las canciones encogidas, la épica congelada, el ruido dibujando olas de fondo y la emoción Seguir leyendo

Pardo encanta en las distancias cortas

Era la tercera vez que Néstor Pardo se dejaba caer por este ciclo. Y de nuevo nos encantó. En esta ocasión lo hizo solo, con una guitarra, su voz y todo su arsenal de recursos para meterse al público en el bolsillo (e, incluso, lograr callar a los charlatanes que anunciaban una noche horrible). La excusa era el fin de gira de Libélula. El motivo, compartir una vez más un cancionero de voz granulada, ecos del folk-rock y el blues americano y miras cada vez más intensas a Latinoamérica.

Sí, además de pasearse por su repertorio, honró a Héctor Lavoe o Chavela Vargas. También hizo un repaso por su visión coruñesa cascarillera y poco menos que nos contó su vida sentimental a través de sus canciones. Al final, improvisando boleros en un blues no previsto nos dejó a todos son una sonrisa en los labios y ganas ya de … Seguir leyendo