La Voz de Galicia
Girando en círculos sobre la música pop
Seleccionar página

Yo quiero llevar a mi hijo a ver conciertos en salas

Ayer se hacía público a través de un comunicado de la Asociación Galega de salas privadas de música ao vivo (Clubtura). Todas las salas asociadas a esta red permitirán a partir de esta temporada que los menores de edad puedan acceder a los conciertos, siempre y cuando vayan acompañados de su padre, madre, tutor legal o persona mayor de edad. Ante de la indeterminación de la Xunta, que en su ley de espectáculos deja la cuestión en una zona confusa donde no se sabe si los menores pueden o no entrar en los locales, el colectivo da este paso adelante. Apelando a un montón de motivos. Desde la Declaración Mundial de los Derechos Humanos hasta el hecho de que la Xunta apoya a varios festivales en los que sí pueden entrar los pequeños.

Todo eso debería sobrar, imperando el sentido común por encima de tener que demostrar que algo tan … Seguir leyendo

Échame a mí la culpa de lo que pase

La culpa la tiene el Ayuntamiento, que no nos apoya. La culpa la tienen los periodistas, que no nos sacan nunca y, además, no tienen ni idea de música. La culpa la tiene el trap, el indie y los hipsters… pues no sé, porque existen.

La culpa la tiene Internet, que al dar todo gratis hace que la gente no valore la música y no escuche los elepés completos. La culpa la tienen los festivales, que siempre programan a los mismos grupos y son clónicos. La culpa la tienen las bandas de versiones, que nos quitan el público y «no aportan nada». La culpa la tienen las salas, que nos cobran alquiler por tocar.

La culpa la tiene la gente, que no tiene «ni puta idea» (menos aún que los periodistas) y solo está a las modas. La culpa la tienen los chavales jóvenes, que escuchan la música en los … Seguir leyendo

Drama: chicos que llevan camisetas de los Ramones sin saber qué grupo es

Andan algunos roqueros veteranos preocupados desde hace años por el sentimiento con el que se defienden en público las camisetas de los Ramones. Las visten algunos chicos y chicas adolescentes. Dicen que las ponen solo «por moda» sin saber quién es el grupo que llevan estampado en el pecho. O, lo peor, llega un momento en el que cuando suena el grupo lo identifican con el de las camisetas.

Entre la franja de musiqueiros de 40 ese tipo de reproches son habituales. A veces incluso se usa la palabra “cultura” en ellos. En la zona de los 15 o 20 mucho me temo que suenan a diatribas de viejo chocho. Que subrayen tanto lo de la «cultura» amplifica esa sensación. Sí, «Now I want to sniff some glue», 40 y tantos tacos, canas, niños inconscientes, CULTURA. Sí, ¡todo junto!

Puede ser más impactante aún. Ayer estaba con mis … Seguir leyendo

Retírese señor músico, no dé pena

Leo una entrevista con un artista español cuyo momento de mayor popularidad fueron finales de los ochenta y principios de los noventa. En ella dice el hombre que sigue tocando aquellas canciones en directo, porque disfruta con ello y gracias a que tiene un pequeño público fiel que lo respalda. En los comentarios un lector dice que hay que saber retirarse a tiempo, que es mejor hacerlo que terminar “dando pena” y le insta a ello. Así, sin más. Me pregunto en cuántas otras profesiones ocurre algo parecido. Ojo, no hablamos de juzgar el trabajo ajeno, de decir que lo hace bien, mal o regular. Hablamos de espetarle a un profesional que se retire mucho antes de que llegue su edad de jubilación. De lo contrario dará «pena”.

Hace poco en un hilo de Facebook un amigo periodista musical se cuestionaba que hubiera artistas británicos de los 90 que … Seguir leyendo

La importancia de la edad para flipar por colores


Una opinión sobre la crítica musical que me dieron el otro día: «Gente de más de 40 años hablando de música cuyo presente consideran muy inferior al que ellos vivieron de jóvenes y, además, despreciando los géneros nuevos con prepotencia».
Me dejó pensando todo el día. Y, desde mi postura de cuarentón, me hizo recordar cuando yo era el que defendía posturas parecidas.

En 1995, concretamente el 5 de enero (hay fechas que no se olvidan) vi en directo a Los Planetas por primera vez. Presentaban «Super 8» en el Playa Club de A Coruña. La revista que compraba yo, Ruta 66, había puesto el disco fatal y la gente que «entendía» que conocía decía que eran una mierda. A saber: solo hacían ruido, el cantante no tenía voz y, aún por encima, en directo eran un desastre. Yo adopté el papel de «estamos ante un grupo sobrevalorado» porque, la … Seguir leyendo

La emoción de la música según Guille Milkyway

Hace unas semanas entrevisté a Guille Milkyway para Fugas y la verdad es que se me fue un poco la mano en mi protagonismo en la entrevista. Todo me parecía interesante, pero el hecho de estar yo ahí opinando e interviniendo me generaba dudas. Son esas reglas del periodismo que a veces hay que romper, pero que te hacen sentir algo inseguro al hacerlo.

En la última pregunta, la referida a si la música le salvó la vida, él hace una reflexión sobre la emoción necesaria para escribir sobre ella. Su respuesta veo que le ha gustado a mucha gente. Revisando la transcripción veo que había dos preguntas más que omití precisamente por eso, para evitar mi presencia exagerada. Teniendo en cuenta que el blog es algo más personal, las recojo aquí porque tratan de una cuestión que intermitentemente sale en las relaciones músico-periodista.

-Un reproche que recibimos a veces Seguir leyendo