La Voz de Galicia lavozdegalicia.es - blogs | Inmobiliaria | Empleo | Mercadillo

Entradas etiquetadas como ‘Sr. Chinarro’

El día del (delicioso) odio a Triángulo de Amor Bizarro

Sábado, mayo 18th, 2013

FESTIVAL DO NORTE, primera jornada
Vilagarcía de Arousa 17 mayo 2013

Pasada ya la medianoche. TRIÁNGULO DE AMOR BIZARRO se enfrentan a unas 5.000 personas. Y lo hacen a su estilo: abriendo el chorro de ruido, girando la manilla de la intensidad y provocando esa especie de caos controlando que, cuando cuaja, resulta fantástico. Cuajó. Lo suficiente como para que, abajo, algunos perdieran la cabeza y la notasen flotando en la maraña de feedback. Otros, sin embargo, no daban crédito. Más de la mitad del público suspiraba porque aquello se terminase cuando antes, algunos incluso optaron por abandonar. “Sin odio no hay rock and roll”, escribían los de Boiro en su Twitter poco después, rescatando una líneas de su amigo Jorge Ilegal. Lo hubo. Hubo odio, Pero también amor, bizarro y apasionado. Ellos firmaron el mejor concierto de la noche de largo. Su Victoria mística (que esperemos que salga cuento antes) está llamado a ser uno de los discos del año. Nos mordemos las uñas.

Antes también destacaron GUADALUPE PLATA. Con su blues aceitoso y obsesivo lograron llenar la inmensidad del escenario grande, dejando claro que no solo son una gran banda de club, sino que funcionan perfectamente en el formato festivalero. Su toque ibérico los hace perfectamente exportables. Además, sorprendieron THE PRIMITIVES que rescataron su repertorio clásicos de los ochenta con dignidad y efectividad. Con The Supremes siempre en el corazón, el toque eléctrico en el bolsillo y Tracy Tracy en versión madura-pizpireta-enrollada contagiaron buen rollo a raudales. Por cierto, se decía en las primeras filas que la cantante trabaja de peluquera en Torrevieja, de ahí su apañado español. ¿Alguien lo puede confirmar?

Cabe señalar dentro del apartado positivo también a JANE JOYD. Con formación de gala atacó el escenario pequeño con sus armas: lirismo, épica y poderío vocal. No era su sitio. La gente, que aún se estaba acomodando hablaba, hablaba y volvía a hablar, y Elba defendía como podía un repertorio llamado a grandes metas. Después de ella, pisó las tablas SR.CHINARRO con una actuación en la que se agradeció la electricidad pero también se evidenció que no es precisamente un proyecto que brille por su directo. Y menos cuando se apela al repertorio de sus últimos (flojos) discos. “Tengo más ganas de hablar que de tocar”, decía Luque bromeando. Lo mejor, rescatar Cero en gimnasia y ver a la gente coreando Del montón. Aún hay fe en el gusto popular.

Queda citar a LA HABITACIÓN ROJA, DORIAN y XOEL LÓPEZ en la zona regular. Los primeros defendieron con una elogiable solidez un repertorio tirando a normalito que, eso sí, encantó en las primeras filas. Los autores de A cualquier otra parte, por su parte, no funcionaron como otras veces. Había muchas ganas de verlos y compartir la fiesta con ellos, pero en esta ocasión, al menos desde mi punto de vista, la cosa no funcionó como en otras maravillosas ocasiones. Algunas interpretaciones sonaron rutinarias y, por momentos, parecía que el grupo llevaba el piloto automático. Ya, por último, Xoel empezó estupendo. Atlántico es un disco delicioso pero que, glups, no gusta a la mayoría de sus seguidores de siempre, que andan un poco mosqueados. Estos aplauden a rabiar nimiedades como Los jóvenes mueren antes de tiempo. El mundo al revés, vamos. Hombre de ninguna parte irradió felicidad. Y Tierra demostró, una vez más, ser la mejor canción del pop en español del año pasado. Pero el concierto transcurrió un poco a tropezones. Una lástima, porque Atlántico se merece en escena la misma fluidez que irradia en el disco que, a buen seguro, se valore más de aquí a unos años que ahora.

La noche se prolongó luego con Miqui Puig y Faber Cores a los platos. Y luego en el Sama Sama com ambientazo de gala. Hoy más. Nos vemos!!!

La foto de TAB: Mónica Irago

El éxito de la música en directo según Sr. Chinarro

Sábado, junio 9th, 2012

Con motivo de la visita de Sr. Chinarro a Pontevedra, ayer publicamos en el suplemento Fugas de La Voz una entrevista con Antonio Luque. Una de las preguntas iba referida a si era cierto el mito de que el dinero de la música está ahora en el directo. Esta fue la respuesta íntegra:

“Bueno, más que a directos, la gente lo que va es cada vez más a festivales, diría yo. Los festivales son como una especie de feria, como la Feria de Abril de Sevilla, pero que en vez de tocar grupos pachangueros y de sevillanas malas lo hacen grupos molones. Se le ofrece a la gente la oportunidad de acampar y ver a personas de otros países, lo que facilita colmar los deseos de los españoles. Porque ¿quién no se ha querido cepillar a un extranjero o una extranjera? Es un poco lo que se llama el sexo interracial, que lo facilitan los festivales. A todo ello se le suma el consumo de drogas, ¿por qué no decirlo? Está casi como bien visto en ese contexto de feria, igual que está bien visto en la Feria de Sevilla acabar todas la noches vomitando manzanilla, ¿no? Pues dentro de ese producto llamado festival, los músicos entramos como trabajadores, del mismo modo que el que está repartiendo la cerveza San Miguel en el Primavera Sound. Trabajamos y tenemos nuestro sueldo, pero mucho menos de lo que se puede pensar. Por lo menos en el caso de los grupos españoles, y muchos extranjeros también. Los grandes cachés son para unos poquillos, para 100 o 200 grupos que tienen cartel de estrella en un festival como este. Ahí está el éxito. Pero es un éxito para la música secundario y un poco triste, como siempre. En los festivales los músicos seguimos siendo el pianista de los bares del Oeste”.

Mushroom Pillow: “He intentando evitar los tics indies que juegan en contra de los grupos”

Viernes, octubre 2nd, 2009

mushroom-pillow-logo-fondo-blanco2 Empezó a principios de esta década ligado a lo sesentero. Entonces, Deluxe y su primer álbum, Not What You Had Thought, era el estandarte de Mushroom Pillow, el sello discográfico que dirigía el coruñés Marcos Collantes desde Lugo. El éxito fue tremendo y pronto se trasladó a Madrid. «Sinceramente, nosotros esperábamos más, la verdad —confiesa sin pizca de ironía—. De hecho, ahora estamos en la línea de tener mucho más éxito todavía del que hemos logrado». Se refiere al asalto internacional que están protagonizando grupos como Delorean o We Are Standard.

—Con la que está cayendo, ¿cuál es el papel de un sello discografico en el 2009?

—No sé cuál es el papel de un sello, solo sé cuál es el papel de nuestro sello. Y ese es apostar por lo que nosotros creemos que son grupos con algo que decir y luchar para que esa música llegue al público más masivo posible. En unos casos será 5.000 personas, otros llegarán a 40.000… Eso es lo que nosotros tenemos que hacer.

—Mushroom Pillow instauró un modelo de negocio muy imitado: ser la editorial de los discos y al mismo tiempo agencia de conciertos de los grupos. ¿Fueron los primeros?

—La verdad es que en el momento yo pensaba que no, que había más gente haciéndolo, pero al cabo de un tiempo nos ha comentado mucha gente que efectivamente fuimos los primeros. En el 80% de los casos ha sido muy beneficioso para el grupo. De hecho, los grupos que vienen a Mushroom Pillow buscan eso, no tiene sentido de que sea de otra forma. Nos llevó a dar este paso el hecho de haber tenido la experiencia con Deluxe y Sunday Drivers. Veríamos que poníamos el dinero, que apostábamos y trabajábamos y, de repente, cuando funcionaba todo, empezaban a pasar un montón de cosas alrededor, con un montón de fallos… Llegó un momento que pensé que el trabajo global era mejor para los grupos. Pero bueno, en esto hay opiniones para todos los tipos y depende de quién te la de pues será de un modo u otro. Yo lo que puedo decir objetivamente es que en la mayoría de los casos ha sido más beneficioso para el grupo que para nosotros.

—Siempre mostraron un punto de ambición mayor, queriendo desdibujar las fronteras entre el mainstream y el indie. Sus grupos sonaban en anuncios, en series de televisión,… cosas sobre las que existía una especie de ley no escrita que decía: “Eso no se puede hacer”.

—Yo es que no vengo estrictamente de ningún panorama indie musicalmente hablando. He pasado etapas de escuchar unas cosas, luego he podido estar medito en el rollo mod, pero también antes estaba en otras cosas. Yo he intentando evitar los tics indies que, al final, juegan en contra de los grupos. Esa falsa independencia no la comparto mucho. Creo que el planteamiento es: si es bueno para el grupo y es bueno para nosotros ¿por qué no hacerlo?

—¿Tiene que ver en esa actitud el inspirarse en editoriales británicas como Creation?

—Totalmente. Esa es la aspiración real. No me imagino a nadie diciéndole a Alan McGee «Oye, que quiero meter una canción en una súper campaña y que Primal Scream suenen hasta en Indochina y Malina» y ver a Alan McGee contestando «No, no por Dios, !Eso no podemos lo podemos hacer!». Si tú ves a las Chicas Gilmore salen Yo la Tengo tocando y en Gossip Girl suenan The Kills. Las grandes producciones tiran de este tipo de música, ¿por qué nosotros no lo vamos a hacer?

—Han pasado de una época sesentera y pop liderada por Deluxe a otra más oscura y rock ejemplificada por grupos como Sr. Chinarro. Se trata de un cambio muy brusco a nivel comercial. ¿Le era más fácil colar a Deluxe en los medios que a Sr. Chinarro?

—Sí, está claro que era más fácil. Lo que sucede es que cuando tú estás haciendo las cosas pasa a lo mejor un año o año y medio hasta que le llega a la gente. Es decir, yo sé que eso ha pasado en nosotros, pero también sé que ya no estamos ahí ahora. Por ejemplo, un grupo que a nosotros nos está funcionando muy bien, We Are Standard, ya no tienen ese rollo oscuro. El disco de Delorean que va a salir tampoco tiene ese punto tan oscuro. Pero, bueno, negarlo es una estupidez: nos hemos vuelto un poco más oscuros y un poco más radicales. Pero creo que volveremos a la luz en algún momento.

—En cuanto a proyección «Los jóvenes mueren antes de tiempo» de Deluxe fue su gran apuesta. Recuerdo que aquel lanzamiento salió incluso en los telediarios. Sin embargo, resultó fallido y no respondió a las expectativas. ¿Cómo lo recuerda?

—Lo recuerdo como el peor momento del sello.

—¿Por qué?

—Ese disco no debería haber salido, bajo mi punto de vista actual. Tampoco creo que sea algo abominable. Curiosamente, con el paso del tiempo, se va poniendo a la misma altura que el anterior, que en su momento era el que todo el mundo escuchaba. El comprador que queda de discos le dedica más atención a ese disco que al If Things Were To Go Wrong. Pero, vamos, creo que es mega evidente que la canción que pasó a la historia de Deluxe es el Que no. Nosotros aprendimos muchísimo de esa etapa que fue bastante desagradable.

—Antonio Luque (Sr. Chinarro) es uno de los grandes del pop español, a la altura de Antonio Vega o Joan Manuel Serrat, pero sigue siendo minoritario. ¿Cuando se le valorará como es debido?

—Bueno, yo creo que el fenómeno indie de los noventa marcó la tumba de muchos grupos. No me refiero a lo creativo. Fue como un intento fallido de un asalto a los medios, cuando la mayoría no estaban preparados. Se catalogó muy rápidamente todo eso y, a partir de ahí, ese perjuicio ha quedado instalado en los medios de una forma muy grande. No es como en la Movida, que había posibilidad de dar un segundo paso. Ahora se les cierra la puerta. Yo creo que Antonio está a la altura de Antonio Vega, Serrat o de cualquier nombre mítico. El tiempo lo pondrá en su lugar.

—¿Qué se encuentra cuando quiere colar a un grupo como Triángulo de Amor Bizarro en un telediario?

—[risas] No saben por dónde salir. Pero, bueno, en todos los medios de comunicación siempre hay alguien al que le tira algo que no sea lo típico y están aburridos de hacer la entrevista de turno a Pereza. De repente, si le propones algo interesante con un punto de vista diferente a veces acceden.

—Triángulo de Amor Bizarro impresionaron con su debut. Usted dijo que ese disco pasaría a la historia como un clásico del pop español como el “Super 8” de Los Planetas. ¿Ha sido así?

—No, aún no ha pasado el suficiente tiempo y no han hecho más discos. Yo creo que todo dependerá de a dónde lleguen creativamente en los dos siguientes discos. Cuando Los Planetas sacaron el Super 8 yo tengo a gente conocida que rcuerda haberlos visto tocando para siete personas en cualquier garito por ahí. Tampoco hubo ese rollo de “!Dios mío, Los Planetas!”. Serían como Triángulo de Amor Bizarro, pero sigo creyendo que el primero de Triángulo de Amor Bizarro va a ser un clásico.

—Van a recopilar el material de Los Eskizos, una banda coruñesa de culto. ¿Qué le ha llevado a ello?

—Yo viví su historia más o menos de cerca y, sinceramente, creo que fueron algo muy especial. Aportaron algo para lo que la ciudad aún no estaba preparada. Era una cultura musical, una estética, un todo. Si Los Eskizos fueran un grupo actual seguramente tendrían mucha más repercusión de la que tuvieron. Entonces era todo muy complicado. No teníamos ni autovía y además existia mucho eso de “saco un epe de 500 copias para que nadie lo conozca”.

—¿Piensa que esa mentalidad se está rompiendo?

—Yo creo que muchos de los grupos nuevos se debaten entre llegar a mucha gente y hacerlo desde un sitio muy undergound. Y eso muchas veces no funciona. Puede pasar que a veces lo haga, peor en general es muy limitado. Es una de las contradicciones de los grupos nuevos.

Country con gafas de pasta en Vigo

Viernes, mayo 8th, 2009

(La cita es mañana sábado. Ver aquí más información)

Y van. Con cierto sentido… es el título de otro nuevo ciclo que se suma al florido jardín de la música indie en teatros y auditorios que actualmente se programa en Galicia. Impulsado por la productora viguesa Coconut se trata del enésimo aterrizaje de bandas pop que, por las características de la propuesta (relajada, para escuchar más que para vibrar), encuentran su razón de ser dentro los espacios cultos más allá de la sala o garito de rigor. El ciclo, que en esta primera edición consta de dos conciertos, lo inauguran mañana, ahí es nada, los norteamericanos Clem Snide en el Auditorio Caixanova de Vigo. Aunque más bien habría que decir que será su alma mater, Eef Barzelay junto a varios músicos en la resurrección de un proyecto que, al igual que Lambchop o Wilco, supuso una mirada indie a la tradición americana. Es decir, algo así como ponerle gafas de pasta y cierto toque arty al country-rock.

Decimos resurrección, porque Clem Snide oficialmente se disolvieron dejando un elepé a medio hacer hace un par de años. Entremedias, Eef Barzelay editó dos álbumes en solitario, pero finalmente recuperó aquel proyecto truncado y le dio forma con nuevos músicos. El resultado es el recién editado Hungry Man, la excusa de esta gira española que lo trae a Galicia por primera vez y un disco que, pese a su calidad (que la tiene, y mucha, escuchen si no Born a Man o la preciosa Hum) no ha despertado los elogios de obras anteriores. Normal, como también le ocurre a Lambchop o Wilco, hay mucha genialidad en el pasado con la que pelear para lograr el aplauso y joyas como los elepés The Ghost of Fashion o Soft Pop perviven en la mente de los aficionados. Estos podrán ahora degustarlas en un directo con fama de emocional, que realzará el sedoso sonido de los discos gracias a las características inflexiones vocales de Barzelay.
Imagen de previsualización de YouTube
El grupo en un concierto en Asheville (Carolina del Norte, EE.UU) en el mes de marzo

El ciclo Con cierto sentido… continúa y se completa (también en Vigo y en el mismo emplazamiento) el próximo día 22 con la comparecencia conjunta de Sr. Chinarro en formato acústico y Peter Broderick, una de las nuevas figuras del neo-folk americano, de esas que se conocen casi sin querer y luego se quieren toda la vida.

Tercera edición de Vangardas Sonoras

Martes, enero 27th, 2009

Josh Rouse tocará en Vigo y The Wave Pictures en A Coruña, entre otros

Festival Sonora 08. 3ª parte: Sr.Chinarro

Lunes, abril 7th, 2008

SR. CHINARRO
Un clásico en entredicho

Todo cambió en el mundo de Sr. Chinarro con la edición de El fuego amigo (El Ejercito Rojo-Mushroom Pillow, 2006). Desde entonces, el trazo de su personalísimo pop se hizo claro, las estructuras de las canciones más o menos clásicas y el tono abandonó aquel cripticismo y monotonía que encantaba a unos pocos, y repelía a unos muchos. Pasados ya tres álbumes de ese cambio, el viaje semeja definitivo: tenemos a un Antonio Luque decidido a ensanchar su campo de acción a golpe de accesibilidad, prolífico dentro de ese terreno y con ganas de llevar su cancionero allá donde lo llamen, aunque sea en formato acústico y en solitario. Así es como se le ha podido ver en este mini-gira gallega que culmina el jueves en su actuación dentro del Sonora 08.

De este modo, ha pasado del elogio minoritario, los calificativos de genio incomprendido y unos directos que alternaban lo deplorable con lo genial, a ese estado intermedio en el que sus conciertos gozan de regularidad y buenas entradas, mientras el nombre de Antonio Luque (la persona que vive tras la careta de Sr. Chinarro acompañado de musicos que se han ido moviendo a lo largo de todos estos años) figura en los listados oficiales del “buen gusto” y del “hay que ir” (sus visitas anteriores a Vigo y Coruña, se saldaron con entradas más que aceptables). Eso sí, algunos de los fans más veteranos empiezan a mostrar recelos con esta nueva etapa. La situación, si se fijan y trazan un paralelismo, recuerda a lo que sucedió con Los Planetas post-Una semana en el motor de un autobús: la prensa repartiendo estrellas y piropos por inercia a discos menores, mientras que los que tuvieron a Chinarro como banda sonora de los últimos 15 años, no terminan de sentirse correspondidos. De hecho, hay críticas que incluso lo califican como el peor trabajo de su carrera.

sr-chinarrpo.jpg

¿Quién tiene razón? Todo es un problema de cómo haya golpeado el grupo en el pasado. Decir que El mundo según (Mushroom Pillow, 2007) o Ronroneando (Mushroom Pillow, 2008) son discos malos es sencillamente un despropósito. Pero de ahí a que emocionen como lo hicieron las obras de su etapa en el sello Acuarela o el excelente El fuego amigo, ya es otra cosa. Por ahora, Ronroneando, que acaba de salir a la calle (y que, como todas las obras chinarras, necesita algo de reposo para ser analizada con cierto rigor), trasmite la sensación de continuar con la pendiente descendente de El mundo según: capaz de embaucar como el aroma de una colonia conocida con ese Tímidos aupado sobre un sonido deudor de los Smiths, seguir escarbado el filón del característica after-punk aderezado con guitarras achinarradas de Amores reñidos o dejar boquiabiertos, sin saber muy bien qué decir la verdad, al ponerse en plan tunero con El teórico.

Ésa es la primera impresión: familiaridad sin superación y alguna salida de tono, que no llega a cuajar. Esperemos por una segunda cuando sus canciones se rueden más.

Escuchar a Sr Chinarro

Sr. Chinarro tocarán el próximo miércoles 9 de abril a las 17.30 horas en el festival Sonora 08 (Teatro de la Universidad de Vigo)