La Voz de Galicia
Seleccionar página

Con cosas como estas, mejor no hacerse muchas expectativas. Pero, al final, resultó sencillamente maravilloso. Como si no hubiera pasado el tiempo desde hace 22 años, Los Eskizos subieron ayer al escenario de Mardi Gras y ofrecieron un concierto memorable. Tanto como aquel con el que habían concluido su trayectoria en el Playa Club. Con Iago Alvite cubriendo el puesto del fallecido Pepe Carral (varias veces invocado a lo largo del concierto), el grupo recorrió sus dos epés, rescató temas que en su día quedaron en el tintero y se recreó en versiones de sus bandas icónicas: desde The Scientists a MC5, pasando por The Stooges o The Clash. Y en todo momento lograron hacer clic, contagiando su energía y electricidad.

Que en 2014 un grupo apele al I Wanna Be Your Dog y que esta suene con las mismas uñas y tensión que en 1992, cuando toda una generación descubría la oscuridad del rock, lo dice todo. No somos los mismos. Ninguno. Ni ellos, ni este público al que le da vergüenza pedir bises. Pero un chorro de rock como el de anoche sienta de maravilla. Quienes vieron al grupo en su día, pueden hacer comparaciones sin miedo con ese pasado idealizado. Los que saboreaban las mieles esquizas por primera vez, habrán entendido perfectamente el porqué de tanta mitificación. Mucho más allá de la nostalgia y el revoltijo de sensaciones (sí, muchos no pararon de hacer un viaje mental de ida y vuelta continuo a nuestro pasado), esta erupción musical tiene sentido por sí sola, arrasa y suena como una bomba. Afortunadamente no se va a quedar en un capítulo aislado y la banda seguirá haciendo conciertos escogidos e, incluso, puede que vuelvan al estudio a grabar nuevos temas.

Con esta actuación tan especial cerramos la segunda etapa de Los conciertos de Retroalimentación. Ha sido un honor mayúsculo contar con Pedro, Astray, Iago y Luis para ello y tener algo que ver en el kilómetro cero de su segunda vida. Gracias infinitas a los cuatro, a la sala Mardi Gras que ha dado todo tipo de facilidades durante todo el año y a esos fans que agotaron el papel en la taquilla con varias semanas de antelación. Sabemos que nadie quedó decepcionado. Nos vemos en la tercera temporada del ciclo tras el verano.