La Voz de Galicia lavozdegalicia.es - blogs | Inmobiliaria | Empleo | Mercadillo

Entradas etiquetadas como ‘Broadcast’

Un ángel ha subido al cielo

viernes, enero 21st, 2011

trish-keenanCada fan articula su universo musical con los latidos del corazón. Ahí de poco o nada vale lo que se entiende por criterio. Ahí gobierna la dictadura de las emociones. Si un grupo llega, llega. No importa que la crítica ataque los supuestos valores de una banda o la relegue al destierro. Cuando un grupo hace click todo se evapora. Y hace años, allá por 1997, Broadcast lo hicieron en el corazón de un puñado de jóvenes en España de un modo inesperado. Fue un click para siempre, que con el tiempo se reveló como una historia de amor con el mejor de los principios posibles. Pero también, desgraciadamente, con un trágico final.

Flashback. Agosto de 1997. Festival de Benicassim. Última jornada. Conciertos de la tarde. Una lluvia inesperada obliga al público a refugiarse en la carpa en la que iba a arrancar su actuación Broadcast. Nadie o casi nadie conocía a la banda. Entonces, había sacado un puñado de (gloriosos) singles recopilados en el volumen Work And Non Work (1997). Supuestamente se trataba un grupo derivativo de Stereolab (dígase con cierto tono despreciativo). Pero empezó a sonar. Y a encantar. Aquel The Book Lovers enredador mareaba. Nublaba la vista y elevaba el pecho en una suerte de ingravidez ensoñadora totalmente ajena a la juerga festivalera. La lluvia tormentosa atrapaba al público y su música, comandada por la voz deliciosa de Trish Keenan, surgía como una masa de sonido llegada de un lugar lejano en el tiempo y en el espacio. Realmente no se escuchaban allí canciones, si no una especie de bucle musical psicodélico y misterioso totalmente embaucador. En el tramo final del concierto, apareció el sol. Y surgió el arco iris. En ese preciso y precioso momento un puñado de jóvenes se dieron cuenta de que el FIB de los pavo reales (Suede, Blur, Chemical Brothers y Pavement lideraban el cartel) una ave solitaria, de vuelo errante y atípico, les había atrapado el corazón. Click.

De poco servía luego la mirada por encima del hombro de una buena parte de la crítica. Decían, con cierta mofa, que les había tocado la bicoca de la lluvia, que jamás volverían a reunir a tanto público en su trayectoria. De lo que se había conjurado allí dentro, nada. De sus méritos musicales, tampoco. Y del valor artístico de la propuesta, ni hablar. Ellos se lo perdían. Porque lo de Broadcast había que tomárselo muy en serio. Cuando la prensa babeaba por los Stereolab del Emperor Tomato Ketchup (1996) algunos pensaban en silencio que, quizá, Broadcast incluso podían superar a la banda de Laetitia Sadier. Mucho más atmosféricos y centrados, menos eclécticos y dispersos, los de Birmingham se había colado en la vida de varias decenas de fans abduccidos por su belleza hipnótica. Se sentían exactamente igual que cuando en BUP se habían enamorado de la chica rara de la clase.

Salto en el tiempo. Junio del 2010. Festival Sónar Galicia. Segunda jornada. Conciertos de la tarde. El auditorio de Expocoruña acogía a unas 200 personas. Esperaban la actuación de unos Broadcast reducidos a dúo. La nave la comandaban James Cargill y Trish Keenan que, pronto, demostraron no solo eso de que menos es más, sino que justificaron tantos años de trabajo silencioso mientras el barullo en Inglaterra lo montaban The Libertines, Franz Ferdinand, Kaiser Chiefs y los demás pavo reales del pop. Sí, todo ese placer furtivo que había proporcionado su inmaculada discografía derivó en algunos de los minutos musicales más conmovedores que se hayan podido presenciar en Galicia sobre un escenario. Lejos de exagerar, lo de su concierto en el Sónar-Galicia fue inenarrable. En el FIB del 97 se había mostrado como una banda llegada de un lugar remoto; aquí proponía el camino contrario: llevar a la audiencia a una región inexplorada. Bañados por un delicioso vaho retrofuturista y proyecciones psicodélicas a lo Exploding Plastic Inevitable, James y Trish dejaron a la audiencia boquiabierta, ensimismada y tan derretida por dentro como aquel que, habiéndose enamorado de la chica rara en BUP, comprobaba como 13 años después la fascinación no hizo sino crecer y crecer hasta límites insospechados.

En el tramo final del concierto, Trish se puso en el lugar de Nico e interpretó una pieza inédita. Puede que haya sido lo más cercano al espíritu de The Velvet Undeground visto por los ojos de nuestra generación. Resoplidos, placenteros ladeos de cabeza, puños cerrados. Diez minutos y pico de repetición, intensidad y ruido celestial que explicaban mejor que nada porque muchos, pasada ya la treintena de largo, siguen enganchados a la música pop y todo su poder de fascinación.

Por todo ello, la noticia de muerte de Trish la semana pasada llegó como un verdadero jarro de agua fría. De algún modo Broadcast era un grupo insignia, algo a lo que agarrarse sobre seguro, al que querer a ciegas, sin miedo a la traición. Y pensar que aquella mujer cuya sombra se proyectaba sobre el vaivén de In Here The World Begins y nos hacía soñar y soñar ya no estaba con nosotros, generaba un vacío enorme. El pecho que otrora se elevaba, sentía así un golpe duro, seco e inesperado que lo paralizaba, una tristeza infinita y un deseo de rebozarse en los recuerdos y sensaciones generados por la vocalista de una de las mejores formaciones que ha dado el pop en los últimos 15 años.

Definitivamente, un ángel subió al cielo el pasado viernes. Y, seguramente, la rueda ya haya girado lo suficiente desde entonces para desdibujar a Trish, quedándose su muerte en una nota a pie de página en el resumen del año. El mundo es así, se supone. Pero algunos, sin embargo, estamos obligados a llevar la contraria a la inercia. No podríamos olvidarla tan fácilmente. Queda mucho amor flotando aún en la tristeza como para ello.


Vídeo de la segunda parte de actuación en Capri, Italia, meses antes de su pase en el Sónar. Es el mismo concierto que se pudo ver en A Coruña en junio grabado con buena calidad. Un documento excepcional cuyo enlace dejó un lector en los comentarios de la entrada precedente. Vale la pena poner la opción de pantalla completa y verlo entero, especialmente los diez últimos minutos

Trish Keenan ha muerto

viernes, enero 14th, 2011

Tengo una tristeza dentro enorme. Broadcast eran para mí un grupo muy especial. En estos momentos estoy en Londres. Escribo esto en un Ipad de prueba desde un Apple Store. Le debo un post a una mujer que me ha proporcionado mucho placer en Los ultimos 13 años con Broadcast. En cuando regrese lo escribo. Mientras, el recuerdo màgico de su impresionante concerto en el Sonar-Galicia.

Los mejores conciertos celebrados en Galicia en el 2010

viernes, diciembre 31st, 2010

ourense1Ahora que ha terminado quedan pocas dudas de que 2010 ha sido impresionante para la música en directo en Galicia. La entrada en escena del Xacobeo y su refrescante gestión se fundió con el trabajo de las salas, fundaciones y festivales que ya venían dando señales de cambio en años anteriores. Entre todo se creó un calendario que obligó, en más de una ocasión, a frotarse los ojos para comprobar realmente que todo ello estaba sucediendo en Galicia. Por este motivo, Retroalimentación añade un tercer listado dedicado a los mejores conciertos de estos doce meses. Obviamente, ha resultado imposible asistir a todos los que se celebraron en Galicia y, seguramente, de ir, recitales como el de Public Enemy, Elvis Costello, Ariel Pink’s Haunted Graffiti’s o Motörhead entrarían dentro de esta relación de doce en la que, !ojo!, se han quedado fuera Pet Shop Boys, Yo La tengo, Paul Collins, Flying Lotus, Sun O))), Bill Callahan, Alva Noto & Blixa Bargeld, Patti Smith o These New Puritants, casi ná… Con que el 2011 sea la mitad de bueno que este 2010 nos podemos dar con un canto en los dientes.

1. LEONARD COHEN (Ourense, Pabellón Paco Paz, 12 de septiembre)
Lección maestra. Mejorando lo de Vigo del 2009 (espacio cerrado, menos gente curiosa y más fans convencidos), Cohen ofreció lo esperado: casi tres horas revisando un repertorio inmaculado. Y tanto da que fuera un deja vu: las emociones fueron aún más intensas con el conocimiento previo. El concierto que querríamos escuchar en bucle durante toda nuestra vida. A ver si alguien se anima a traerlo para el 2011 y vuelve a encabezar la lista.

2. ARCADE FIRE (MTV Day, Santiago, Monte do Gozo, 4 de septiembre)
Los canadienses demostraron en el Monte do Gozo que tienen, hoy por hoy, uno de los mejores directos del planeta y que portan el mástil de la bandera musical de toda una generación. Con The Surburbs bajo el brazo equilibraron pasado y presente y alcanzaron clímax totales con piezas como Rebelion (Lies) o, muy especialmente, con ese Wake Up coral que cerró el concierto dejando a la gente entusiasmada. Tanto que muchos repitieron en Madrid meses después.

3. JÓNSI (Xacobeo 10, Monte do Gozo, Santiago, 27 de agosto)
Las buenas referencias llegadas del Sónar-Barcelona no fueron suficientes para hacerse una idea de lo que el líder de Sigur Rós iba a mostrar sobre el escenario. Precediendo a Muse y lidiando con una audiencia hostil, desplegó su pop fantasioso de cintas de colores, ritmos imposibles y euforia desboradante. Enamoró y con Grow Till Tall puso la carne de gallina a fans y profanos que lo escucharon con atención. Una maravilla.

4. DOMINIQUE A (Vangardas Sonoras, A Coruña, Teatro Colón, 16 de enero)
Dominique Ané se puso la camisa negra, se enfundó el traje de Joy Division para el estreno de La musiqué en al ciclo Vangardas Sonoras y superó todas las expectativas con un concierto impresionante. Lo del final Le Courage des Oiseaux y la gente deseando que el teatro no tuviese asientos fue un momento para el recuerdo.

5. BROADCAST (Sónar-Galicia, A Coruña, Expocoruña, 18 de junio)
El mejor concierto del Sonar-Galicia tuvo lugar para unas 200 personas en el auditorio de Expocoruña. Allí Broadcast invocó a la Velvet Underground, puso a girar su caleidoscopio pop y creó verdadera magia. Durante una hora y pico la hipnosis del dúo funcionó a la maravilla, dando la sensación de que aquella habitación permanecía al margen de todo, incluso de la fiesta hedonista que reinaba en el festival.

6. LCD SOUNDSYSTEM (Sónar-Galicia, A Coruña, Expocoruña, 17 de junio)
No se podía pedir mejor pistoletazo de salida para el Sónar-Galicia que traer a uno de los mejores directos de rock del mundo a la ciudad. LCD Soundsystem confirmaron que lo son y con su funk-rock irresistible obligaron al público que abarrotó hall de Expocoruña a bailar sin opción a rechazo. Su Yeah! final puso todo patas arriba e indirectamente dijo: sí, esto es el Sónar amigos, no estáis soñando.

7. LOS PLANETAS (Noroeste Pop Rock, A Coruña, Playa de Riazor, 5 de agosto)
La actuación de los granadinos en el clásico festival coruñés no respondió a las expectativas creadas de público (8.000 cuando se esperaban 15.000), pero desde luego sí a las artísticas. Apostando por su lado flamenco y por la psicodelia densa y al ralentí, ofrecieron una actuación sólida y espectacular que, no obstante, decepcionó a quienes iban a por el concierto festivalero de hits. Dieron un concierto casi calcado del Festival Do Norte de Vilagarcía de Arousa, por lo que aquel podría sustituirse por este en la lista. Desde los tiempos de Canciones para una orquesta química J y los suyos no sonaban tan convincentes en directo.

8. TEENAGE FANCLUB (Santiago, Sala Capitol, 3 de diciembre)
Los escoceses habían protagonizado una actuación lamentable en su día en el Santi Rock y ese recuerdo les había estado persiguiendo siempre a los ojos del público gallego. En cuanto sonó Start Again en la sala Capitol todo disipó y se conjuró un auténtico paraíso para los amantes del pop. Dont´Look Back, The Concept, It´s All In My Mind, Everything Flows… o lo que es lo mismo la banda sonora de una generación comprimida en un concierto que nos recordó que ellos siempre estuvieron ahí, a nuestro lado.

9. BARON ROJO FORMACIÓN ORIGINAL (A Coruña, Coliseo, 6 de marzo)
Un grupo que vuelve con su formación original abiertamente por la pasta, con varios de sus miembros enfrentados, sin nada nuevo que ofrecer y, aun por encima, con un sonido totalmente anclado en los ochenta. Todo pintaba mal y, quizá por ello, el impacto fue aún mayor. Lo que se vivió en el Coliseo sorprendió hasta el propio grupo, que sonó granítico y convincente como nunca, repasando un repertorio soberbio y logrando una comunión grupo-público excepcional. Ahora bien, por favor, que los barones nos dejen este recuerdo y que cada uno siga por su lado.

10. NEIL HANNON (Vigo Transforma, Vigo, Estación Marítima, 10 de julio)
El cartel anticipaba fracaso. Se anunciaba The Divine Comedy, pero luego se especificaba que vendría Neil Hannon solo. Sobre el escenario se pudo ver exactamente eso: Hanon con una guitarra acústica y un piano. Con esas armas, atacó su repertorio inmaculado y con carisma, humor y excelencia tuvo a la audiencia del Vigo Transforma comiendo de su mano. Un concierto sorprendente y encantador.

11. COCOROSIE (A Coruña, Expocoruña, 1 de junio)
Las hermanas Casaddy lograron un inesperado lleno total en su primera visita coruñesa y dejaron un recital para el recuerdo. Medio onírico, medio infantil y siempre excitante, su modo de comandar el espectáculo resultó fascinante disipando en todo momentos las dudas de quienes las miraban con desconfianza. Lemonade sonó a gloria.

12. WILLIE NILE (A Coruña, Sala Le Club, 20 de agosto)
Apareció de sorpresa en la programación de la sala Le Club en pleno mes de agosto. La llenó y dio junto a The Stormy Mondays un concierto que fue una fiesta total de rock. Entre The Byrds y Bruce Springsteen, con el músculo melódico siempre firme, el neoyorkino invocó ante poco más de 150 personas un poderío arrebatador. Uno de esos conciertos que debería ser obligado para la chavalada que solo ha consumido mp3 en su vida.

Lo mejor y lo peor del Sónar-Galicia 2010

lunes, junio 21st, 2010

Diez pinceladas sobre lo mejor y lo peor del Sónar-Galicia 2010 para pasar página definitivamente:

LO MEJOR:

1. Lcd Soundsystem. A Coruña pudo ver uno de los mejores directos que existen en la actualidad. La banda de James Murphy multiplicó sobre las tablas las virtudes de los discos y su pulso funk hizo literalmente vibrar a Expocoruña. Hubo momentos de pellizcarse y preguntarse: ¿esto está realmente ocurriendo en A Coruña o somos víctimas de una alucinación colectiva?

2. Broadcast. Una maravilla degustaba por apenas 200 o 300 personas. Su pop psicodélico y efectista se expandió por todo el auditorio como una enredadora niebla dejando, no solo la actuación más bella del festival, sino uno de los momentos pop más bonitos que se hayan visto por estos lares. Espíritu 100% Velvet Underground para una exhibición total de uno de los más grandes grupos de los últimos años.

3. Ambiente excepcional. Aparte de lo puramente musical, las ganas de pasarlo bien se respiraban por todos los rincones del recinto. La sublimación de todo ello se produjo en el pase de 2 Many Dj´s, una fiesta total que puso el abarrotado atrio central patas arriba. Los tres días la fiesta se prolongó en los pubs y discotecas de la ciudad hasta altas horas de la noche.

4. Remodelación del espacio. La revisión que la organización del Sónar dio al recinto de Expocoruña fue tan profunda que, por momento, parecía como si aquello fuera otro lugar. El tránsito de un lado a otro, las zonas de restauración, la ubicación de los escenarios… todo funcionó a la prefección menos un pequeño detalle (ver abajo)

5. Imagen de Galicia y A Coruña. El primer gran festival del Xacobeo ha dejado a las claras que esta vez el pop más rabiosamente actual se ha hecho !por fin! sitio entre la habitual ración de gaitas, panderetas y dinosaurios a la que parecíamos eternamente condenados. Aquí definitivamente hay otra mentalidad y otros proyectos gallegos que necesitan ver la luz. Y somos muchos los que pensamos que este modo de hacer las cosas no anula lo otro (sigue existiendo folclore y mark knopflers), pero lo distribuye de un modo infinitamente mejor que lo anterior. Para los escépticos, los que necesitan otro tipo de datos, decirles que se vendió todo el papel disponible y que el fin de semana era prácticamente imposible lograr una plaza de hospedaje en toda la ciudad. Con mucho menos impacto económico se justifican otras cosas.

LO PEOR

1. Matthew Herbert. Se auturulló con la tecnología y puso su actuación al borde de la catátrofe más absoluta. Tal fue así que recibió abucheos por una audiencia que lo tenía por una de las principales estrellas del evento. Al final salió del paso como pudo con su electrónica abrupta reforzada por las malas vibraciones.

2. Duración de las actuaciones. Es un defecto común y comprensible en la mayoría de los casos. Eso sí, teniendo en cuenta que el jueves solo había dos directos ¿no podría haber durado LCD Soundsystem 15 o 30 minutos más?

3. Energúmeno. Sí, no hay otro término para calificar al tipo que en el concierto de Blixa Bargled y Alva Noto se puso a berrear sandeces desde la última fila del auditorio anulando toda posibilidad de disfrute. Durante diez minutos y a grito pelao se le pudo escuchar sus opiniones sobre la pareja. Afortunadamente, sus amigos o el sentido común lo llevaron para fuera después de su bochornoso comportamiento.

4. Baños. Este es el “pero” de la distribución de los espacios: los baños se quedaron en nada Las colas eran eternas.

5. Sonar-Village. Fue el escenario con peor sonido y el que más quejas recibió por parte del público. Hubo conciertos que sonaron mejor (Flying Lotus o Lcd Soundsystem) y otros peor (Delorean o Hot Chip), pero la mayoría de los asistentes lo señalaron como el principal punto flaco del festival. En sentido contrario el auditorio se reafirmó como uno de los mejores espacios de Galicia para la música en vivo.

Imagen de previsualización de YouTubeBroadcast irradiando magia en el auditorio (¿el mejor momento del festival?)

Siguen los escalofríos y los suspiros

sábado, junio 19th, 2010

Segundo día del Sónar-Galicia:

Broadcast y Fuck Buttons enamoran

Hoy será el día de Hot Chip. Air y Flying Lotus

Videos de las actuaciones y opiniones de la gente

Un poquito de por favor…

viernes, febrero 26th, 2010

Con los festivales musicales sucede como en los restaurantes: si uno no se queja de algo parece que carece de la clase y el recorrido suficiente que hay que tener en estos tiempos donde los gourmets – tanto los gastronómicos y musicales- salen de debajo de las piedras. Ello genera un clima asfixiante en el que tanto da lo que suceda: todo será criticado, maleado y pisoteado sin atender a demasiadas razones, porque en el fondo se trata de eso, de una actitud, de un snobismo más que se adopta como quien cambia unos pantalones de campana por unos pitillo más afines a la moda del momento.

El Sónar-Galicia que tendrá lugar en A Coruña el próximo mes de junio es, probablemente, el acontecimiento musical más importante en la ciudad desde el Festival de los Mil Años. Por aquí pasarán -frótense los ojos- LCD Soundsystems, Air, Fuck Buttons, Broadcast, Laurent Garnier, Matthew Herbert, Flying Lotus, Hot Chip y un extenso etcétera que convertirán durante tres días a Expocoruña en un bombeo musical de primer orden. Todo ello, además, se podrá disfrutar por 50 euros si se adquiere el abono de tres días y con entradas sueltas de una jornada que van de 15 a 25 euros.

En principio parece todo perfecto. Así lo ha entendido la mayoría de la gente, que durante la jornada de ayer no paró de celebrar la noticia en blogs, facebooks y demás redes sociales. También los periodistas musiqueiros, que en la rueda de prensa no podían ocultar su sonrisa de satisfacción. Pero existe un sector que no, que entiende que quedarse en un simple alzamiento de pulgar debe dan a entender lo dicho: que uno no ha ido a suficientes festivales, que no sabe de música lo que hay que saber, que posee, en fin, el mismo criterio para esto que para la moda cuando aún sigue usando las campanas. ¿Cuál es el argumento? Pues que el Sónar Barcelona luce un cartel más amplio y que aquí no se podrá ver a Dizzee Rascal, Chemical Brothers o Plastikman. Es decir, lo importante son las ausencias, no las presencias. Continuado con la inevitable visita a un foro de Internet, un “conmigo que no cuenten” y un punto del tipo “ me cojo un avión y me piro a Barcelona” queda desbaratado en un plis plas todas las supuestas excelencias arriba citadas.

Que aquí se pague una entrada tres o cuatro veces más barata no cuenta. Que A Coruña sea una ciudad minúscula en comparación a Barcelona, tampoco. Y que, claro, que estemos ante una primera edición de un evento con vocación de perdurabilidad y no frente a un festival con 17 años de trayectoria, debe suponer un detalle sin importancia. Pero, por encima de todo, se vislumbra una incoherencia mayor: pretender dar a entender que al Sónar-Galicia es un evento menor, una de esas anécdotas que tratan la música pop como un elemento folclórico de los veranos jacobeos, con leyendas resucitadas para la ocasión tocando en una playa y fuegos artificiales de fondo.

No se trata de guardar el espíritu crítico en la trastienda, pero sí de adoptar un poco de sentido común. Se puede poner en duda y debatir sobre el hecho de que un festival así se podía haber hecho desde Galicia, sacrificando su repercusión por una apuesta de futuro cuyos frutos se darían a medio y largo plazo. También se puede desear que Ritchie Hawtin y mil más pasen por aquí. Pero difícilmente se puede sostener que el elenco de artistas, la ubicación, el precio de las entradas y el festival en general no estén de sobra a la altura de lo exigible en una ciudad como A Coruña la que -recordemos para los desmemoriados- no existe la más mínima tradición en este tipo de eventos.

Insistimos: el Sónar-Galicia es, probablemente, el acontecimiento más importante dentro de la música pop que va a tener la ciudad desde el Festival de los Mil Años. Aquel tuvo lugar en 1993. Sí, sí hace 17 años. Esperemos que no haya que esperar otros tantos para poder presenciar algo similar. En las manos del público está.

Sin duda: el Sónar Galicia será el evento del año en A Coruña

jueves, febrero 25th, 2010

lcd La Galicia electrónica debería pintarse en la cara una sonrisa de oreja a oreja porque el cartel del Sónar-Galicia lo tiene todo para ello. Además de los ya anunciados LCD Soundsystems y Air, los días 17, 18 y 19 de junio por el recinto ferial Expocoruña pasarán, entre otros, Laurent Garnier, Hot Chip, Matthew Herbert, 2manydjs, Flying Lotus, Fuck Buttons, Broadcast, Kid Koala, Booka Shade, Dj Medí + Riton, Uffie y Octa Push. Además habrá una amplia representación de artistas gallegos como Cora Novoa, Ino, Grobas o 6PM.

Y todo ello por un precio irrisible: 50 euros el abono y las de día de 15 a 25 euros

Más información aquí


Video promocional estrenado hoy