La Voz de Galicia lavozdegalicia.es - blogs | Inmobiliaria | Empleo | Mercadillo

Rosalía, la estrella pop que deslumbra

Escrito por Javier Becerra
9 de noviembre de 2018 a las 13:14h

«El mal querer» confirma todas las expectativas puestas en esta catalana cuya propuesta no conoce fronteras. Leer artículo aquí

Entrevistas por cuestionario en tiempos de crisis

Escrito por Javier Becerra
31 de octubre de 2018 a las 13:34h


Desde hace unos meses me estoy encontrando con algo que me llama la atención: artistas que antes no tenían ningún problema en hacer una entrevista telefónica (y en muchos casos largar de lo lindo en ellas) ahora piden que sea por cuestionario. Lo piden por su gente de prensa, generalmente con tono amable y comprensivo: “El artista está muy liado y casi no tiene tiempo”. Pero como insistas en hacer el tema telefónico, te vas a encontrar con otro tono. Puede ser un poco menos amable, o decididamente más seco. El que dice claramente NO.

Parece que a la gente le da miedo meterse en fregados y quieren controlar totalmente la situación. No quieren hablar de política. No quieren tocar las declaraciones que dijeron hace un mes donde ponían mal a otro artista. No quieren entrar en esa parte de su vida personal que se les ha colado en su obra. No quieren que cualquier cosa les pueda meter en un nuevo berenjenal.

¿La atmósfera de lo políticamente correcto y la claustrofobia de las redes sociales llega aquí también y nadie quiere mear fuera de tiesto? Si haces una pregunta incómoda se contesta otra cosa sin posibilidad de réplica. Y, dependiendo del talante del sujeto, incluso te llevas una faltada (esas que solo salen en este tipo de entrevistas, nunca en una normal). El que pierde es el periodismo musical y el lector que lo consume, claro. Que se encuentra con pseudodiálogos generalmente faltos de interés y que solo buscan la cuota promocional.

Una pena.

La música en directo vuelve a la tele

Escrito por Javier Becerra
29 de octubre de 2018 a las 11:32h

«La Hora Musa» y «Sesiones Movistar Plus» siguen la brecha abierta por «Late Motiv» y materializan el resurgir de un tipo de programa que había caído en el olvido. Ver artículo aquí.

Estas canciones hoy serían un escándalo

Escrito por Javier Becerra
21 de octubre de 2018 a las 21:16h

La polémica de Mecano en «OT» insta a echar la vista atrás en el pop nacional. Temas que parecían normales entonces se enfrentarían en la actualidad a posibles criticas. Ver aquí.

Jorge Drexler: «Parte de las críticas que recibe el reguetón están basadas en el puritanismo»

Escrito por Javier Becerra
20 de octubre de 2018 a las 11:59h

El músico uruguayo presenta en Galicia «Salvavidas de hielo», un álbum lleno de paradojas y con un relajante tacto acústico. Leer entrevista aquí.

Rodrigo Leão: «Mi música tiene algo romántico, algo melancólico y algo cinematográfico»

Escrito por Javier Becerra
20 de octubre de 2018 a las 11:56h

El portugués, que militó en Madredeus, actúa en Ourense dentro de la gira en la que repasa sus 25 años en solitario. Leer entrevista aquí.

El «lazo en el ventilador» que me hizo entender a Vetusta Morla

Escrito por Javier Becerra
20 de octubre de 2018 a las 10:12h

Existe una expresión mítica de crítico musical que surge cuando un grupo tiene mucho éxito y a él no le gusta. De repente, el escriba se encuentra en un festival, donde aparece el combo. En lugar de decir que el grupo es una basura o esforzarse un poco para entenderlo metiéndose en la piel del fan, templa gaitas y marca distancia. Dice algo así: “Lo del éxito de este grupo sinceramente no lo entiendo”. Yo mismo lo he escrito alguna vez, pero si me pongo en el papel del lector me pregunto si ese recurso sirve para algo. Es decir, no lo entiendes ¿y qué? ¿es eso lo mejor que tienes que decir?

Bueno, uno de los grupos con los que dije yo en su día “no lo entiendo” fue Vetusta Morla cuando los vi en directo en el año 2008 en Expocoruña. Me vi superado por lo que presencié: 2.000 personas cantando sus canciones con una euforia que no veía en el pop independiente nacional desde Los Planetas. Incrédulo, solté eso de “no lo entiendo”, supongo que para decir que mis entendereras estaban en otro nivel diferente del de los que sí entendían.

Sin embargo, tiempo después me tocó hacer una entrevista con ellos, en plena gira de Mapas, su segundo trabajo. Lo tenía de promoción. Lo recuperé, lo escuché para preparar el cuestionario y fue precisamente en Los días raros, el primer tema del álbum, cuando lo entendí todo. Concretamente ocurrió con un verso, el que dice “Baila como un lazo en un ventilador”, una imagen que me dejó flipado. ¿Sabéis esa sensación de ver cómo se proyecta la película de una canción en la mente mientras la escucha? Sí, ese punto adolescente de escuchar la canción en toda su profundidad aislado de todo y creando un universo para ella. Bueno, pues con Vetusta Morla llegó en mi caso así, preparando una sucesión de preguntas que se tuvo que interrumpir. Para cerrar los ojos. Subir el volumen. Y levitar.

La escucha completa del disco supuso un suceder de placer. Escalofríos. Encogimientos. Golpes en en el pecho. Ganas de abrir la ventana y gritar. Cosas que hacen grande el acto de escuchar música pop, cosas que muchos hemos sentido escuchando a, yo qué sé, David Bowie, Radiohead o Arcade Fire y que esta banda maneja con soltura, pinchando en esos resortes. Entonces me convertí. Evaporé la barrera del “no entiendo nada”. Empecé a ver a mi yo del 2008 como un poco ridículo: un tipo aséptico sin capacidad de emoción, aunque esta esté llamando de una manera tan clara como aquel día.

Luego vinieron más escuchas, más discos y sus directos. El último que les vi, en el Coliseum de A Coruña la pasada primavera, fue de delirio. Iba en modo profesional, con mi set-list, mi cuaderno de notas y ubicado en zona “pureta” de prensa, sentado tras la mesa de sonido y frente al escenario. La cosa fue in crescendo y, poco a poco, dejé de escribir. Me metí ahí, formando parte de toda aquella masa de gritos, sudores y estremecimientos. Pero hUBO un momento en el que experimenté uno de esos golpes en los que deliras y te fundes totalmente en la música. Fue, sí, con Los días raros. De pie. Gritando. Con las manos en alto. Intentando, de algún modo, cuadrar con 8.500 almas más aquel “lazo en el ventilador” que me hizo entender que estamos ante uno de los mejores grupo que haya dado jamás la historia del pop nacional.

Desde hace tiempo he cambiado el discurso. El “no entiendo nada” hoy lo aplico a los que, incluso después de haber escuchado una canción así, siguen tal cual. Eso sí que me resulta difícil de comprender. Así que a los que se encuentran ahí, mirando desde la barrera o enfangados en la posición hater por motivos extramusicales, les animo a que pulsen el play. Cierren los ojos. Y conecten con algo maravilloso.

MØURΔ vuelve a Los conciertos de Retroalimentación

Escrito por Javier Becerra
10 de octubre de 2018 a las 12:17h

Hubo que esperar dos año para que MØURΔ vuelva a Los conciertos de Retroalimentación. En el concierto que dio el grupo en la Nave 1837 en el 2016 nos dejó a todos flipados. Tanto que, entonces, le propusimos a sus integrantes un concierto en un espacio más grande para cuando quisieran. Ha llegado este momento. Será el próximo 17 de noviembre en la sala Playa Club (22.30 horas, 8/10 euros) y estarán acompañados de Harrison Ford Fiesta.

MØURΔ lo forman cinco veteranos del rock independiente en Galicia: Diego Veiga (Lüger, Jet Lag, One Of These Days & THRTCLab.), Hugo Santeiro (Ictus, Guerrera), Pedro Alberte (Saharahm Julius), Fernando Vilaboy (Elephant Band, Fogbound, One Of These Days & THRTCLab.) y Luis Casanova (Guerrera, Holywater). Juntos crean una densa masa de psicodelia que abrasa. Son actualmente una de las más excitantes experiencias que se pueden ver en directo en el rock gallego.

Por su parte, Harrison Ford Fiesta presentan La Fête, un disco que presentan como un paso a territorios imaginarios, secretos y, en cierta medida, casi mitológicos. Ritos antiguos, celebraciones nocturnas a la muerte, acertijos en clave de ultimátum, bosques espesos desiertos de esperanza y un misterio escondido al fondo que pondrá en duda todo lo que crees saber.

Carolina Rubirosa inaugura la séptima temporada de Los conciertos de Retroalimentación con un lleno total

Escrito por Javier Becerra
6 de octubre de 2018 a las 10:16h

Así se empieza una temporada. Con un lleno total. Con un ambiente fantástico. Y, sobre todo, con un gran concierto. Carolina Rubirosa, la vocalista de The Funkles, atendió la llamada de este ciclo, dando un concierto no previsto antes de sacar su primer disco en solitario.

Se acompañó de Rafa Otero y, además de desgranar algunos de los temas que conformarán un disco debut en el que trabaja (con visitas a la bossanova, el folk o el pop), hizo un repaso por su universo sonoro. Abrió todo un crisol de referencias. Desde Michael Jakson a Cecilia, pasando por la banda sonora de Grease, el “Starman” de David Bowie o el “Todo cambia” de Mercedes Sosa. Todo ello comandado por su bonita voz, su simpatía natural y la complicidad del público.

Al final, contemporizando para no pasarse de tiempo, dejó a la gente con ganas de más y con una buena sensación: la de que bolos como este serán una simple anécdota cuando se estrene el disco. Gracias, como siempre, a la artista, a la sala BâBâ Bar por su amabilidad y, sobre todo, a todos los que habéis acudido a la actuación que abría la séptima temporad de Los conciertos de Retroalimentación.

¿Próxima parada? Tenemos apalabrados sendos conciertos en noviembre y diciembre, pero pendientes ahora de unos detalles. Esperamos anunciarlo en los próximos días.

“La Hora Musa” convence en su debut

Escrito por Javier Becerra
3 de octubre de 2018 a las 10:58h

Al final parece que ha merecido la pena. La Hora Musa, el tan promocionado programa con el que se aspiraba a cubrir el hueco de la música pop y rock en directo en la televisión, se estrenó. Y ese debut se resolvió de manera satisfactoria. Confieso que al arrancar, con ese guiño cómico a los nervios previos con Maika Makovski santiguándose con sus santos roqueros, me temí lo peor. Pero en cuanto empezó todo fluyó.

Se trata de un programa ágil, bien realizado y muy atractivo para el espectador. Contar con un grupo como Franz Ferdinand en el escenario tocando en directo es todo un puntazo. Aclimatarlo de ese modo tan luminoso y colorista, otro. Y la manera de intercalar sus temas con microentrevistas, un estupendo modo de resolverlo sin que se haga pesado. También resulta muy acertada la idea de las actuaciones en la terraza, recurriendo a la gran (y esplendorosa) Mala Rodríguez en la primera entrega. Igualmente, tener con Juan Perro supuso una dulcísima guinda final.

Maika Makoski resuelve la papeleta con éxito. Comunica bien, entrevista directamente en inglés a la bandas, no acapara protagonismo excesivo y logra la simpatía del espectador al instante. Lo mismo ocurre con Víctor Clares, que la refuerza en las entrevistas y hace de reportero en la calle. Ayer con un chulísimo reportaje sobre los escenarios de portadas de discos míticos hechas en Londres.

Poco que objetar, por tanto. Si acaso, uno pediría un poco más de duración para profundizar algo más en las entrevistas. ¿Por qué no una hora y cuarto, en lugar de 50 minutos? También un prime time verdadero, colocándolo a las 22.00 horas. Pero sea como sea, para las próximas semanas muchos tendremos clara una cosa: los martes toca poner La 2.