La Voz de Galicia lavozdegalicia.es - blogs | Inmobiliaria | Empleo | Mercadillo

Archivo para agosto, 2015

¿Una nueva conciencia musical en A Coruña?

martes, agosto 18th, 2015

ana belen y victor manuel HG2C1F1Hubo un día, el pasado 1 de agosto, en que en mi ciudad actuó Ana Belén y Víctor Manuel y los “rajadores profesionales” no salieron en tromba. Sí, todos esos programadores musicales en potencia (o en acto) armados de supuesto buen gusto musical y sin pelos en la lengua. Los que despotricaban contra el Ayuntamiento y contra los seguidores de este tipo de grupos cuando se publicaban las noticias de las fiestas. Los que nos decían a los periodistas que teníamos que «meter caña» para que no venga «lo mismo de siempre». Este año no. ¡Sorpresa! Se produjo un respetuoso silencio que parecía indicar que las fiestas eran para todos y no solo para el club de los entendidos. Ni siquiera pasó nada cuando se supo que la pareja había salido por 60.500 euros.

Lo mismo ocurrió con la aparición de Los Planetas en la cabeza del Noroeste Pop Rock. Otrora, la sola mención de estos iconos indies producía sarpullidos verbales en gran parte de estos jueces musicales. Ahora ocurre todo lo contrario. Incluso algún roquero de pro defendía la propuesta de los granadinos. Me alegro. La verdad es que la cantinela de que a J no se le entiende nada, que son un grupo de pijos y que solo hacen ruido ya cansaba. Y a uno, en su condición de fan, le caía la brasa constantemente. Pero donde ya casi se cae un servidor de la silla fue cuando se hizo público que venía Rosario. Ni mu esta vez. Raro, porque cuando se anunció que venía en el 2014 (al final se suspendió) los improperios (al Ayuntamiento, a ella y a sus fans) circularon en modo barra libre por las redes sociales. Ahora nada. Todo bien. Se entiende que su actuación cubre una cuota necesaria y que esos seguidores también tienen derecho a que les traigan algo de lo suyo con cargo al presupuesto municipal.rosario buena hg12p1f1

¿Y qué me dicen de The Original Blues Brothers Band? Actúan hoy. Cuando se filtró su contratación, lo cierto es que uno aguardaba comentarios del tipo «el típico grupo de viejas glorias que nos cuelan en A Coruña porque el Ayuntamiento no tiene ni idea, como siempre». Todo lo contrario. Su bolo es una actuación imprescindible, a la que acudir con interés, no en plan «bueno, es que no hay otra cosa». El buen rollo entre los otrora rajadores es tal que yo creo que -ahora sí- hasta podían colar a Raphael en el Noroeste Pop Rock sin que se produjese una manifestación en María Pita ni se pusiese a parir al concejal del Fiestas pidiendo su dimisión.

Algo ha cambiado en la ciudad. ¿Habremos madurado? ¿Nos habremos vuelto más tolerantes? ¿Los nuevos aires políticos han traído una nueva conciencia musical? Habrá que estar atentos. Pero desde aquí no puedo más que manifestar mi sorpresa.

Los Planetas, capaces de lo peor y lo mejor en A Coruña

jueves, agosto 6th, 2015

LOS PLANETAS ENTRADA

Esta noche Los Planetas escribirán una nueva página en el libro de los conciertos de A Coruña. Será la sexta vez que toquen en una ciudad que los vio por primera vez a principios de 1995 en un concierto al que acudieron poco más de un centenar de personas. Ocurrió en la sala Playa Club dentro de la gira de presentación de Súper 8 (1994). Entonces eran una banda emergente que subía gracias al impulso del sencillo Qué puedo hacer y su fichaje en RCA. Por aquel entonces empezaba a hacerse un hueco en las radio fórmulas mostrándose como los estandartes del nuevo pop que se estaba haciendo en España. Fue la actuación de un grupo exultante, irradiando juventud y un punto de rareza concretizado en la fuga de su bajista May: de espaldas al público. Tocaron todo su disco, alguna versión de Blondie y, por supuesto, los temas de su epé Medusa. El concierto fue tan sensacional que, al término, se podía ver a la banda estallando de felicidad.

No volverían hasta 1996, dentro de la gira de Pop (1996), con nueva formación tras la sustitución de Paco Rodríguez por Raul Santos a la baterías. También en el Playa Club, pero mostrando un perfil radicalmente diferente. Fracasaron estrepitosamente, mostrando la peor parte de su débil directo. Los vigueses Rebelde Rojito, sus teloneros, fueron claramente superiores y entre los fans de Los Planetas la decepción fue mayúscula. Nada sonaba bien. Todo iba descompasado. Y el grupo que había estado probando sonido con Jesus & Mary Chain pareció ese día como un globo pinchado que pierde todo su aire. Los escépticos sentenciaron: es un bluff. Los fans ya no sabían que pensar.

Para curarla hubo que esperar hasta 1999, cuando, convertidos ya en el gran grupo del indie nacional, abarrotaron el Playa firmando una actuación memorable. Ya se sabía que en la gira de Una semana en el motor de un autobús (1997) Los Planetas se habían convertido en un grupo tan sólido como emocionante. Con Eric Jiméndez a la batería armando el esqueleto y Kieran Stephen al bajo, Florent y J comandaban la nave con soltura. Entonces sus temas ya eran himnos y aquel día, cuando Segundo Premio se fundió con De Viaje las 500 o 600 personas que se apretujaban en la sala levitaron. Al final, el grupo se despidió con una ruidosísima La Copa de Europa que dejó a la gente con los oídos pitando durante días.

Retornaría en el 2000 con Unidad de desplazamiento (2000), también al Playa Club. Meses antes había estado el batería Eric Jiménez en el Patachim en una fiesta de presentación del disco. En directo el grupo no alcanzó los niveles de intensidad de su anterior visita. El nuevo repertorio, más relajado y expansivo, se tocó con corrección. El público se desgañitó con los celebérrimos «cuatro millones de rayas», pero faltó la emoción emoción arrebatadora de 1999.

Con el siguiente, Encuentros con entidades (2002), tenían una doble fecha reservada en el Playa. Eso daba una idea de lo que ya eran Los Planetas entonces: un grupo que trascendía totalmente al indie. Días antes cancelaron su visita. ¿El motivo? El desastre del Prestige. El grupo, a través de un comunicado, exponía que no creía que fuese el mejor momento para actuar en Galicia, posponiendo la fecha para los meses siguiente. Nunca se llegaría a hacer.

El grupo tardaría más de diez años en subirse a un escenario en A Coruña. Lo hizo en plena convulsión en el área de Fiestas del Ayuntamiento. Ocurrió en el 2010. El Ayuntamiento había decidido suspender el festival Noroeste Pop Rock por falta de presupuesto. Debido a ello, el mismo grupo que se había manifestado el año anterior por la inclusión de Raphael y El Consorcio en el evento, formó la plataforma Salvemos O Noroeste. Al frente se encontraba el hoy concejal de movilidad de la Marea Daniel Diaz Grandío. Entre la presión de esta plataforma y los hosteleros de la zona el alcalde rectificó y recuperó el evento, con un coste más reducido y evitando artistas internacionales.

Ahí es donde entraron Los Planetas, que dieron un formidable concierto que, sin embargo, dividió al público. Con la psicodelia flamenca y ruidosa de sus últimos tiempos empalmada con parte de su repertorio antiguo más relajado, crearon todo un estado de ánimo -expansivo, envolvente y un poco viscoso- que decepcionó a los que iban a por el greatest hits. Nada que no le haya venido pasando al grupo desde La leyenda del espacio y que, a estas alturas, debería estar ya superado. Su dirección es definitiva. Lo demostraron el año pasado en un formidable concierto en Santiago. Hoy seguro que ocurrirá lo mismo en A Coruña.