La Voz de Galicia lavozdegalicia.es - blogs | Inmobiliaria | Empleo | Mercadillo

Archivo para mayo, 2009

El comodín del pájaro surfista

miércoles, mayo 27th, 2009
Imagen de previsualización de YouTube

(Suena en un pub de A Coruña “Surfin’ Bird” de The Trashmen)

-Chico uno: Esta es la típica canción que todos los pinchas piensan que es infalible y luego no lo es.

-Chico dos: Sí, es verdad. Además, ahora parece que se ha puesto de moda porque hasta los dj´s que solo ponen pop la pinchan.

-Chico uno: Últimamente la escucho en todas partes. Parece que es como un comodín ahí en la maleta, que se usa cuando la gente está quieta, como el clásico que no puede fallar. Algo así como Friday I´m In Love o Be My Baby.

-Chico dos: Al final, la gente baila los primeros 15 segundos y luego desiste por lo acelerada que es. Lo tiene todo en teoría, pero en la práctica no termina de funcionar.

-Chico uno: ¡Pues no será por larga!

-Chico dos: Sí, pero cuando la ponen en un pub, intentas seguirla y al rato desistes. !Se hace larguísima!

Eso sí, es probablemente que los dos protagonistas del diálogo no hayan visto aún estos estupendos pasos de baile para seguir el tema:
Imagen de previsualización de YouTube

The Who “Maximum R&B Live” -DVD- (Universal, 2009)

jueves, mayo 21st, 2009

the-who“Éramos mucho mejores en directo que la mayoría de los grupos el momento. No hacíamos discos tan buenos como los Beatles, pero los habríamos superado con creces sobre un escenario”. Lo dice John Entwistle, el bajista de The Who, un tipo apocado y nada dado al exhibicionismo casi enfermizo de sus compañeros. Esas palabras se incluyen dentro de las entrevistas que enlazan las diferentes actuaciones recopiladas en Maximum R&B Live, un extenso documental sobre el grupo que ahonda en su directo. Es decir, en el poderío de una banda que, para muchos, ha sido la mejor formación de rock en vivo de la historia.

Originalmente editado en los años noventa en VHS, esta oportuna revisión digital lo dota de brío y sirve para resumir en tres horas la evolución de un grupo que el propio Pete Townshed califica, en su conclusión final, como “unos feos, ruidosos, arrogantes, intimidantes y desconsiderados gilipollas” que tuvieron éxito porque el público era igual que ellos. Todo arranca en los sesenta, con las que quizá sean sus mejores canciones y la energía bruta emergiendo de su frustración urbana. En el documental se recoge una apoteósica Anyway, Anyhow, Anywhere pasada de vueltas en 1965 en el marco de un festival de blues y jazz, el So Sad About Us en el Marquee londinense en plena era mod y también su posterior desembarco en la pre psicodelia en el Festival de Monterey con A Quick One.

Sin embargo, el directo del grupo alcanzaría sus mayores vuelos ya en los setenta, la época mejor documentada. Ello queda potente de inicio a fin. El Young Man Blues que interpretaron en el festival de la Isla de Wight es sencillamente demoledor, de los que solo admite comparaciones con monstruos del tipo Led Zeppelin o el Bowie de la era Spiders From Mars. Pero el resto de su legado en esta época, demuestra que, pese a la difícil convivencia del grupo (como ellos admiten y comentan sin ningún reparo a lo largo del documental) ya eran una maquina perfectamente engrasada que fabricaba rock para estadios. A ese respeto resulta particularmente brillante el Baba O’ Riley grabado en Kilbur en 1977 (y no incluido en la antigua versión). Como en todas las piezas anteriores, deja patente que, además de una gran banda, los componentes de The Who a nivel individual eran unos músicos excepcionales.

El DVD rescata también abundante material filmado tras la muerte de Keith Moon en 1978. Sustituido inicialmente por Kenny Jones, en esas tomas, pese a lo que pudiera parecer, existen momentos muy destacados filmados entre 1979 y 1982. No se puede decir lo mismo, sin embargo, de su reunión de 1989 con motivo del aniversario de la ópera rock Tommy. Se supone que con solo señalar que Pete Townshed cede su eléctrica a un músico mercenario y se pone a hacer molinillos con la acústica no hará falta ahondar más en ello.

Como señalábamos antes, esta revisión digital añade varios extras al original que se extienden a un concierto íntegro dentro del programa alemán Rockpalast grabado en 1981 y que responde a la perfección a lo que Townshed denomina un concierto en tres fases: un set de bienvenida con temas concidos (Substitute, I Can´t Explain…), un bloque con lo último que estaban haciendo y el final con las canciones más explosivas que van desde My Generarion a See Me, Feel Me. Pese a no ser la mejor época de la banda suenan como una auténtica bomba.

La radiante juventud de los diecialgo

martes, mayo 19th, 2009
Imagen de previsualización de YouTube

A los ojos masculinos les fascinan las amigas inseparables. De hecho son una de las grandes imágenes del pop. Siempre están ahí, en los conciertos y en los festivales, en los clubes y pubs a los que vas. Las dos juntas, eternamente juntas, derrochando sonrisas, riéndose del mundo (y de los chicos que intentan ligar con ellas) desde el trono de sus diecialgo. Intercambiándose la ropa, la Cosmopolitan y las sonrisas. Pero, sobre todo, las ganas de vivir. Invulnerables al paso del tiempo y sintiendo la vida como si de un video-clip se tratase. Los neoyorkinos The Pains Of Being Pure At Heart lo captaron a la perfección en el video clip de Everything With You, el single de su formidable disco de debut homónimo, toda una reverencia al pop británico ligeramente ruidoso de finales de los ochenta y primeros noventa (de The Pastels a Ride, pasando por Field Mice o los primerísimos Teenage Fanclub). Ahí, en esa maravilla de apenas tres minutos, se cobijan líneas como “Estoy contigo y las estrellas se estrellan / Dime que es cierto / Quiero estar siempre contigo” y, entre ellas, brota un estado de ánimo propio de los discos de debut de aquella época: esa euforia que se erige entre guitarras como un sentimiento de juventud que pide honores de eterna pieza pop.

Pues demos fe que lo han logrado.

Ideas, encanto e imaginación

sábado, mayo 16th, 2009

Niño y Pistola son un grupo de Baiona (Pontevedra) de esos que aspiran a la noble tarea de hacer bonitas canciones pop de querencia clásica y acabado artesanal. Sin más, pero sin menos también. Todo ello ha quedado plasmado en dos álbumes, Como un maldito guisante y Culebra, pero además se ha extendido a todo el envoltorio estético de la formación, algo digno de elogio por lo personal y original. El último ejemplo de ello lo da el video clip de su canción Gone To Liverpool , que es sencillamente encantador. Un homenaje a sus fans y amigos (muchos de los cuales salen en el clip), que supone todo un soplo de aire fresco, ideas e imaginación en estos tiempos de subvenciones, ayudas al audiovisual y demás zarandajas que nunca pueden suplir lo elemental: el talento.

Vean, vean

The Horrors “Primary Colours” (XL, 2009)

viernes, mayo 15th, 2009

horrors-buena Sospechas fuera. Aunque en su primer álbum The Horrors pudieran parecer la obra de un estilista de moda pirrado por el look gótico-garagero a lo The Fuzztones, en este segundo trabajo demuestran ser una banda de verdad. ¡Y vaya banda! Liderados por un Farris Rotter totalmente abducido por el fantasma de Ian Curtis, en Primary Colours han tocado el cielo. O casi. Todo ello con una oscura mezcolanza en la que la gélida rítmica kraut-rock se da la mano con las atmósferas shoegazers y el afterpunk adora la psicodelia épica ochentena.

Nos encontramos aquí ante la consecuencia directa del mirar hacia atrás por ese camino que lleva a The Velvet Undeground. En efecto, Neu!, los Jesus and Mary Chain del Psychocandy, My Bloody Valentine, Echo & The Bunnymen, los primeros Ride y, por supuesto, Joy Division se invocan aquí con total transparencia y reverencia. ¿El resultado? Pues algo similar al que lograron The Strokes en su primer álbum con sus particulares héroes de la guitarra; es decir, una magia a la que se le puede echar en cara su revivalismo, pero que no deja de ser magia. Y eso lo derriba todo.

La producción es sencillamente excepcional y supone, cuando menos, un tercio del mérito del resultado final. Corre a cargo de Geoff Bardow, el geniecillo de Portishead, que trasladó el filo de cuchillo que presidió Third, el más reciente trabajo de su formación, a una banda de espíritu roquero y vocación de golpear al público con su actitud avasalladora. Lo lograrán, sin duda, porque locuras como esa hipnótica Sea Within A Sea (en la que se que aprecia un claro tributo a Silver Apples), la incandescencia rock de New Ice Age o el magma psicodélico-ruidista de Mirror´s Image son de las que te cogen con 18 años y se te meten tan dentro que terminas enfundándote una camiseta de la banda y peinándote como ellos.

Lo cierto es que con Primary Colours The Horrors han depositado una auténtica bomba en el remilgado pop británico actual, ese que, por lo general, no hace más que provocar bostezos en los últimos años. Mientras algunos sostienen que bandas como Editors o Interpol han perdido su razón de ser ante algo así, desde aquí surge una pregunta: ¿estarán preparados los fans veinteañeros de Franz Ferdinand, Kasabian o Kaiser Chiefs para algo como esto? Mientras llega la respuesta pidamos plaza en su club de fans y, por qué no, démosle una nueva oportunidad a Strange House, el primer disco del grupo. No vaya a ser que hubiera algo grande que no supimos encontrar, aturdidos por el tufillo a grupo-in-de-revista-de-tendencias.

Imagen de previsualización de YouTube
El tremendo videoclip de “Sea Within A Sea” dirigido por Douglas Hart, bajista de los Jesus and Mary Chain de la era “Psychocandy”

Consideraciones morales

miércoles, mayo 13th, 2009

antonio-vegaAntonio Vega murió ayer, día 12 de mayo. En medio del aluvión de condolencias, la discográfica Emi anunció a las pocas horas que iba a editar un disco recopilando las mejores canciones de su etapa en Nacha Pop y también de su carrera en solitario. El viernes 15, es decir en dos días, estará en las tiendas. Caben tres opciones

a) Que la discográfica decidiera ayer fabricar a toda velocidad un doble cedé, escogiendo la portada y los temas seleccionados. Además de ello, tuvo que encargar en tiempo record la biografía que acompañará el amplio libreto que incluye, así como el deuvedé adjunto que contendrá videoclips, documentales y algunos temas en directo de su etapa en Nacha Pop. Ah y también el video promocional que ya se puede ver

b) Que todo esto permanecía en un almacén esperando que la muerte de Antonio diera el pistoletazo de salida. Habrá que ver, en ese caso, cómo finaliza la biografía citada.

c) Que todo haya sido -!ays!- una coincidencia.

Antonio Vega sube a las estrellas

martes, mayo 12th, 2009
Imagen de previsualización de YouTube

Explicó alguna vez Antonio Vega que uno de sus pasatiempos favoritos llegaba al terminar el día, ya de madrugada. En ese momento le gustaba subir a la azotea solo. Allí, con un telescopio, se dedicaba a mirar durante horas y horas el manto celeste. Quizá, quién sabe, pensó alguna vez en cuál de esas estrellas terminaría él cuando llegase el momento de despegar, una vez que aquí ya no quedaba nada que hacer.

El momento llegó hoy. Y no por esperado resulta menos triste. Salvo alguna excepción (llegada de ese cinismo posmoderno que a ver cuando demonios pasa de moda), Antonio Vega era un respetadísimo compositor de esos sobre los que existe una unanimidad cuasi total. Pese a lo irregular de su trayectoria, la firma de Vega figura al lado de canciones como Cada uno con su razón, Una décima de segundo, El sitio de mi recreo, Lucha de gigantes , Elixir de juventud y un amplio etcétera que se hizo paso, sin empujones, entre lo mejor de la historia del pop en castellano.

Ahora, la prensa de todo signo y condición se convertirá en una catarata de letras hacia él. “El chico de ayer”. “Antonio, ya ha entrado el sitio de su recreo”. “Ese chico triste y solitario”. Todos los músicos querrán firmar una columna. Todos los periodistas desearán escribir sobre el último recuerdo asociado a una canción de Vega. Pero ninguno le hará justicia. Ninguno logrará esa precisión cuasi geométrica que su pluma tenía para encerrar en una metáfora ese particular amasijo de emoción: el de sentirte tan frágil y encogido que parezca que, de un momento a otro, te vayas a desarmar. Eso nadie lo ha hecho tan bien como él.

P.D: Un amigo me acaba de mandar un e-mail. Decía esto: ” En fin…. Nos van a saturar… pero éste sí que lo valía…”

Eso debe ser como unha droga

lunes, mayo 11th, 2009
Imagen de previsualización de YouTube

Un hombre de 75 años se pone a mirar la tele al lado de su hijo de 33. Emiten Shine a Light en el Canal +. Es la película de Martin Scorsese sobre los Rolling Stones. Tras estar viéndola en silencio unos minutos con ojos de extrañeza, echa una carcajada en medio Shattered, el segundo corte del filme.

-E que estou pensando alá en Órdenes, cando eu era chaval e se facían os bailes e as festas. Se chega un tipo da orquesta e ponse como este -se refiere e Mick Jagger- eu creo que o matan os rapaces (risas) Eso debe ser como una droga ¿non? Móvese de esa maneira e a xente tolea. Hai Dios, como cambia todo….

El hijo se lo imagina. Y, en fin, también termina riéndose con lo que desfila en su mente: una especie de escena a lo Michael J. Fox tocando Johnny B. Good en Regreso al Futuro, pero a la gallega y en los años cincuenta. No estaría nada mal.

Nota: una vez más disculpas a los que no saben gallego, pero es imprescindible que sea así para que tenga sentido.

Country con gafas de pasta en Vigo

viernes, mayo 8th, 2009

(La cita es mañana sábado. Ver aquí más información)

Y van. Con cierto sentido… es el título de otro nuevo ciclo que se suma al florido jardín de la música indie en teatros y auditorios que actualmente se programa en Galicia. Impulsado por la productora viguesa Coconut se trata del enésimo aterrizaje de bandas pop que, por las características de la propuesta (relajada, para escuchar más que para vibrar), encuentran su razón de ser dentro los espacios cultos más allá de la sala o garito de rigor. El ciclo, que en esta primera edición consta de dos conciertos, lo inauguran mañana, ahí es nada, los norteamericanos Clem Snide en el Auditorio Caixanova de Vigo. Aunque más bien habría que decir que será su alma mater, Eef Barzelay junto a varios músicos en la resurrección de un proyecto que, al igual que Lambchop o Wilco, supuso una mirada indie a la tradición americana. Es decir, algo así como ponerle gafas de pasta y cierto toque arty al country-rock.

Decimos resurrección, porque Clem Snide oficialmente se disolvieron dejando un elepé a medio hacer hace un par de años. Entremedias, Eef Barzelay editó dos álbumes en solitario, pero finalmente recuperó aquel proyecto truncado y le dio forma con nuevos músicos. El resultado es el recién editado Hungry Man, la excusa de esta gira española que lo trae a Galicia por primera vez y un disco que, pese a su calidad (que la tiene, y mucha, escuchen si no Born a Man o la preciosa Hum) no ha despertado los elogios de obras anteriores. Normal, como también le ocurre a Lambchop o Wilco, hay mucha genialidad en el pasado con la que pelear para lograr el aplauso y joyas como los elepés The Ghost of Fashion o Soft Pop perviven en la mente de los aficionados. Estos podrán ahora degustarlas en un directo con fama de emocional, que realzará el sedoso sonido de los discos gracias a las características inflexiones vocales de Barzelay.
Imagen de previsualización de YouTube
El grupo en un concierto en Asheville (Carolina del Norte, EE.UU) en el mes de marzo

El ciclo Con cierto sentido… continúa y se completa (también en Vigo y en el mismo emplazamiento) el próximo día 22 con la comparecencia conjunta de Sr. Chinarro en formato acústico y Peter Broderick, una de las nuevas figuras del neo-folk americano, de esas que se conocen casi sin querer y luego se quieren toda la vida.

Hoy noooooo quiero ser yooooooo

jueves, mayo 7th, 2009

Imagen de previsualización de YouTube
“Lo que hicieron antes se convierte en algo normal / Ya no es excitante, intentaremos algo más / Le dice a sus amigas algunas de esas cosas no estarían mal /quiero probar algo nuevo”.
(Los Planetas “Nuevas Sensaciones”)

Cuesta creer que nadie de los que estaban ahí arriba en lo alto, manejando los hilos de la industria, se diera cuenta en 1995 de que estos chicos, que venían de editar el estratosférico Super 8 y movían ficha con el single Nuevas sensaciones, estaban escribiendo las canciones de la vida de una generación. No, ellos pensaban que ese papel le tocaba a Manolo Tena y sus versos sobre que la existencia era una caracola. En fin, al final, con varios años de retraso, se impuso boca a boca la emoción, la chispa y la efervescencia del –¡sí!- mejor grupo de la historia del pop español, Los Planetas. Para muchos, lo bueno de verdad vendría después con Una semana en el motor del autobús, e incluso ahora en plan Spiritualized a la flamenca con La leyenda del espacio. Pero siempre habrá fans a quienes aquellos días de camisetas a rayas, descubrimiento del mundo y la indescriptible sensación de sentirte especial formando parte de una suerte de club que nadie entendía (casi todos los agentes bienpensantes del rock patrio les dieron la espalda, para recular años después) les hagan reblandecer el corazón.

Pues sí, aquello fue tremendo. Y que nos quiten lo bailado, lo vibrado y lo sentido.