La Voz de Galicia
Seleccionar página

Los niños hacen lo que ven

¿Has pensado alguna vez que los padres podemos ser la peor influencia para nuestros hijos? Encontré un vídeo que me hizo reflexionar profundamente sobre la importancia de educar con el ejemplo, un concepto que he escuchado miles de veces y que creí haber comprendido. Pero ahora me doy cuenta de que estos «ejemplos» que sirven para educar no son puntuales, es decir, no damos el ejemplo solo en algunos momentos sino día tras día… toda la vida.

Si tus hijos te ven maltratar a un camarero harán lo mismo. Si tu gritas, ellos lo harán también. Los primeros años son fundamentales, de ahí que debamos intentar ser mejores personas.

La maternidad nos abre una ventana a un mundo extraño y desconocido, pero absolutamente fascinante. Nuestras mejores armas para que el recorrido por ese mundo sea fructífero son la honestidad, la nobleza, la disciplina y la educación.

De nosotr@s … Seguir leyendo

¡Mamá… no!

mon

Nadie dijo que educar a los hijos era fácil. Pese a que en este sentido las abuelas son una inmensa fuente de sabiduría, muchas veces los consejos no son tan eficaces en su aplicación práctica. Lo importante es no desfallecer, insistir y ser pacientes. Y que conste que con insistir no me refiero a estar dale que te pego con el niño y perseguirlo por toda la casa para que recoja sus juguetes. Se trata de ser constante en el cumplimiento de las normas y convertirlas en un ritual diario que le permita involucrarse en la rutina.

Desde que soy madre mis preferencias televisivas han cambiado un poco, me he convertido en fan de Supernanny. Ella sugiere que debemos pedir las cosas solo una vez. Ejemplo práctico:

Escenario: Una niña tiene todos los juguetes en el suelo de la habitación.

– Montse ¿has terminado de jugar?

– No.

– … Seguir leyendo

Aprender con Pin

Montse volvió al colegio después de su temible gripe. Los mocos siguen acechando pero ya de lejos. Así que  decidimos que debería volver al colegio. Pensé, en un principio, que tendríamos que pasar nuevamente por el período de adaptación y todo eso. Pero no.

Al contrario, la niña regreso a sus clases con mucho entusiasmo. Demasiado, de hecho. Un poco intrigada y pensando que el rubio tendría algo que ver, le pregunté a la maestra. Y no, no fue el rubio, fue Pin.

Resulta que cuando Montse regresó al cole descubrió a un nuevo compañero de clases. Se trata de Pin, un peculiar personaje (aún no sé si es un duende, un niño, o una niña) incluido en un programa de aprendizaje del gallego que se llama Pin e Tito.

El kit completo, con el que la nena y sus compañeros trabajarán a lo largo del ciclo, incluye varios cuadernillos … Seguir leyendo

Feliz año nuevo

pizarraPara miles de niños y padres en España hoy comienza un nuevo año escolar. Los pequeños dejan atrás la piscina y los parques para regresar al aula. Otra vez la conocida rutina diaria de tantos y tantos padres en todo el mundo: despertador-desayuno-colegio-trabajo-colegio-comida-trabajo-cena-ducha-cama. Sin olvidar los aderezos como el tráfico, la crisis económica, los problemas laborales y todos esos pequeños obstáculos que forman parte de la vida cotidiana.

Pero no solo los padres lo pasan mal. El comienzo de un nuevo ciclo escolar puede resultar sumamente estresante para los pequeños. Así que, en un descarado ejercicio de auto promoción (pero esperando que les sea de utilidad), comparto con ustedes algunas sugerencias de los expertos para sobrevivir al estrés escolar de los niños. Suerte.… Seguir leyendo

El rubio y el tren

trenTiene alrededor de 12 meses y es rubio, rubísimo. No sé su nombre pero me encanta su carita redonda y tierna. Desconozco si sabe caminar porque las pocas veces que lo he visto ha estado sentado en el suelo, con las piernitas dobladas y mirando atento hacia la puerta. Desde que Montse empezó el cole, el 1 de septiembre, el rubio se convirtió en el objeto de su afecto. Cuando lo vió por primera vez se acercó a él para tocarle el cabello mientras repetía sin césar: «Este, este, este». Los dos días siguientes la historia se repitió. La peque cruzaba la puerta del aula y dirigía sus pasos hacía el niño que parecía esperarla. Por eso hoy, cuando me di cuenta de que Montse no le prestaba ninguna atención al rubio, supe de inmediato que algo andaba mal.

La niña, que durante 4 días había sido valiente durante el … Seguir leyendo