La Voz de Galicia
Seleccionar página

Somníferos para bebés

¿Hasta dónde puede llegar una persona  para intentar dormir o tranquilizar a un bebé inquieto? Hoy me encontré con una noticia simplemente aterradora. Sucedió en Vigo y la publicó La Voz de Galicia, Cuatro niños de una guardería fueron ingresados por la supuesta ingestión de un sedante.

Aún se desconocen las causas que provocaron la hospitalización de los pequeños. Tampoco se sabe si el sedante se les aplicó en la escuela. Pero en cualquier caso, los padres de los menores que acuden a esta guardería -que por cierto se llama A Camelia- ya no podrán estar tranquilos. Al menos mientras se aclara esta extraña situación y se confirme si el sedante se les sumunistró en el centro educativo.

Bastante difícil resulta para un padre o una madre encontrar plaza en una guardería para dejar a los pequeños, como para que además salgan a la luz informaciones tan escabrosas como esta … Seguir leyendo

Madre después de los 40

Una de las consecuencias de la profesionalización de la mujer ha sido la dificultad para formar una familia. No quiero decir con esto que las mujeres que trabajamos estemos negadas para la maternidad, pero tampoco podemos ignorar el hecho de que cuando una mujer trabaja y se siente a gusto en su trabajo, va dejando el embarazo para más tarde. ¿Qué pasa entonces? Pues nada, que ahora es mucho más común que la mujer llegue a los treinta y muchos… y permanezca soltera y sin hijos.

Pese al insistente tic-tac del reloj biológico, la idea de retrasar el matrimonio y la maternidad no es para nada descabellada, al contrario, en estos tiempos es más meritoria la realización profesional. Pero el otro lado de la moneda nos ofrece una cara un tanto amarga: Esperar demasiado tiempo para tener hijos también puede traer consecuencias.

Después de los 30 es recomendable que la … Seguir leyendo

El sueño del bebé

bebeMontserrat nació a las 2.20 de la madrugada de un lluvioso viernes de abril. Cerca de las 5 una enfermera se la llevó de mi lado y me dijo: «Anda mamá, duerme un poco que lo necesitarás». Cuatro horas después, en las que caí en un sueño profundo y delicioso, la niña regresó a mi lado. Durante los tres días que permanecí ingresada en el hospital, la niña dormía y dormía y solo el hambre podía despertarla. Pero fue llegar a casa y el hechizo terminó. Empezaron entonces las largas noches de insomnio. Montse dormía mucho por el día y permanecía despierta hasta las tantas.

Desesperados y angustiados, el aprendiz de padre y yo empezamos a buscar la ayuda de los expertos. Fue así que conocí a Eduard Estivill y Carlos González. Dos especialistas que han escrito sendos manuales sobre como ayudar a dormir a los niños. Tras pensarlo … Seguir leyendo