La Voz de Galicia
Seleccionar página

10 consejos para madres en espera

Cuando una mujer confirma que está embarazada comienza una revolución interna que la sumerge en una felicidad cuasi absoluta y, en el mejor de los casos, cuasi permanente. La mente comienza a navegar a mil por hora en un océano de planes y buenos propósitos. Empieza a organizar mentalmente la habitación del bebé, a imaginar la ropa que le comprará y a preocuparse por el parto, la epidural, la episiotomía, las enfermedades infantiles, la guardería, y todos esos temas que son fuente inagotable de conversación entre los futuros padres.

Y claro, queremos compartir todos esos momentos con nuestros familiares y amigos más cercanos. Sin embargo, los médicos aconsejan esperar un tiempo prudente y razonable (aproximadamente tres meses) antes de contar la noticia con la finalidad de que, en caso de que la gestación se interrumpa como sucede algunas veces en las primeras semanas, no sea necesario llamarlos a todos.

A … Seguir leyendo

Dos años con Montse, la historia de un parto

Hoy hace apenas dos años que me convertí en madre. Montserrat nació  a las 2.20 de la madrugada de un lluvioso viernes de abril tras 18 intensas horas de trabajo de parto inducido.

Me enteré de mi embarazo después de más de un año de intentos y de una larga lista de resultados negativos. Me realicé la prueba casera un viernes por la mañana y al ver las dos rayas mágicas en ese intenso tono rosa me puse a llorar en el baño. Desperté a mi esposo con la cara bañada en llanto y él me abrazó emocionado preguntándome si estaba segura. Acordamos no decirle a nadie hasta relizarme una prueba profesional en un laboratorio, pero ese día mi padre lo estaba pasando un poco mal y decidimos arriesgarnos y endulzarle el día con la noticia. No puedo describir la cara que puso, los ojos se le iluminaron como una … Seguir leyendo

Madre después de los 40

Una de las consecuencias de la profesionalización de la mujer ha sido la dificultad para formar una familia. No quiero decir con esto que las mujeres que trabajamos estemos negadas para la maternidad, pero tampoco podemos ignorar el hecho de que cuando una mujer trabaja y se siente a gusto en su trabajo, va dejando el embarazo para más tarde. ¿Qué pasa entonces? Pues nada, que ahora es mucho más común que la mujer llegue a los treinta y muchos… y permanezca soltera y sin hijos.

Pese al insistente tic-tac del reloj biológico, la idea de retrasar el matrimonio y la maternidad no es para nada descabellada, al contrario, en estos tiempos es más meritoria la realización profesional. Pero el otro lado de la moneda nos ofrece una cara un tanto amarga: Esperar demasiado tiempo para tener hijos también puede traer consecuencias.

Después de los 30 es recomendable que la … Seguir leyendo