La Voz de Galicia
Seleccionar página

Marcos Fuenterrabia sale del trabajo y le dice a su amigo que vivir debería ser como escribir a veces: arrojando las palabras como se corre por un acantilado.
Su amigo le contesta: ese es el problema, todo se ha vuelto tan fugaz como una lluvia de estrellas.