La Voz de Galicia
Seleccionar página


«Japón y las mascotas»

Por Fran Raposo

Hace poco, creo que en un artículo de la Voz de Galicia, pude leer que, en España hay casi trece millones de mascotas. Pues bien, en un reciente viaje a Japón con Europamundo, a mi llegada a Tokio, ciudad con más de treinta y seis millones de habitantes entre el propio municipio y sus alrededores, esperaba encontrarme más o menos la misma cantidad.

Pues no, es muy difícil ver ya no solo en Tokio, sino en todo el país, gente con perros. ¿Cual es el motivo?

La política del país sobre la tenencia de mascotas, que me parece muy interesante.

Como sabemos en este fantástico país además de que las viviendas son muy pequeñas, hay mucha, pero que mucha gente y para una buena convivencia deben regirse por normas de educación muy estrictas.

Para tener una mascota de cualquier tipo, debes vivir en una vivienda unifamiliar, en un chalet. No se puede tener una mascota en un edificio de viviendas.

Consideran que, en algún momento, el resto de los inquilinos del inmueble, ya sea en el ascensor, en el portal o en las escaleras han de coincidir con las mascotas y no lo admiten. Ya sea un perro, un gato o una tortuga.

Por este motivo casi no se ve ninguno y los que se ven son gente un poco rara. A las fotos me remito.

Este era un sujeto la mar de raro, llevaba su gato como si fuese el loro de un pirata, vestido y con gafas de sol.

Aparte de otro elemento que vi con cuatro perros pequeños en una silla de niño lo más estrafalario que vi fue a este otro «paisano» en Hiroshima que entró con su perro en un barco por la zona dedicada a los coches con su mascota.

Fijaros bien, por favor en la foto, es un Mercedes teledirigido con dos ventiladores para que el perro ni se tenga que mover, ni pase agobios por los calores…

Por cierto, mirad que dos señales tan curiosas había en este mismo barco. Una de ellas parece indicada para los pasajeros occidentales, la del vocerío, por supuesto, no la otra.

Curioso, ¿verdad?

Fran Raposo