La Voz de Galicia
Curiosidades y anécdotas de viajes.
Seleccionar página

PORTO SANTO, MADEIRA.

¡Un pequeño paraíso a un par de horas de la península!

Por Fran Raposo

Ejecutivo de ventas de Abreu Pro

En el pasado mes de julio tuve el placer de realizar con la mayorista para la que trabajo, un viaje de familiarización con unos cuantos agentes de viajes gallegos a lo que para mí es un pequeño paraíso, Porto Santo. ¡Qué gusto da volver a viajar, lo echaba de menos!

Porto Santo es una pequeña isla situada a 43 km al norte de Madeira, son once kilómetros de ancho por siete de alto y con algo menos de cinco mil quinientos habitantes. A pesar de estas dimensiones tiene una playa de arena blanca y aguas de color turquesa de más de siete kilómetros de longitud. Y lo mejor, como veréis en la foto, aún en pleno julio da la impresión de que estás solo.

Dicen que hace años, unos turistas holandeses a la vuelta de su estancia en Porto Santo descubrieron que algunos de sus problemas de piel o de huesos mejoraron notablemente. Habían estado en la playa sobre la propia arena en vez de con una toalla.

Volvieron, la analizaron y descubrieron que la arena está formada de restos de coral fosilizado y compuesta de, entre otros elementos de carbonato de calcio que por lo visto tiene unas propiedades terapéuticas muy especiales.

Hoy en día alguno de los hoteles, en el spa, cuentan con una especie de cajones de madera llenos hasta la mitad de arena de la playa caliente en donde te puedes recostar y te cubren con más arena. Según me contaron en mi visita es un tratamiento muy bueno para la piel y los huesos.

Realmente es un destino para relajarte en la playa y disfrutarla, hay variedad de hoteles de todos los gustos e incluso algunos con todo incluido. A pesar de esto, también tiene algunos lugares destacados que puedes visitar si haces una excursión, pero eso ya os lo contaré en una próxima entrada.

Para ir, Abreu tiene salidas semanales los sábados y domingos desde Oporto y encima con Iberia, en un par de horitas te plantas en el paraíso.

El precio me parece realmente atractivo pues te puedes pasar una semana por quinientos ochenta y tantos euros. Otra manera de llegar es desde Funchal, la capital de Madeira, bien en avión o en el Lobo Marinho, un Ferry que en dos horas y media de deja en Vila Baleira la capital de Porto Santo. Esto te puede permitir hacer un combinado de estancia en Madeira de tres o cuatro días para descubrir todas sus maravillas naturales y después relajarte en un todo incluido en Porto Santo. Ah y por cierto, tiene un espléndido campo de golf, os hablaré de él en la próxima entrada. 

Interesante, ¿Verdad?

Por Fran Raposo

Ejecutivo de ventas de Abreu Pro

© Fotografías propiedad de Fran Raposo. Prohibida su reproducción.