La Voz de Galicia
Seleccionar página

«Espejito, espejito mágico…»

Por Fran Raposo Delegado Comercial de Europamundo

A todos nos suena esta famosa frase: “Espejito, espejito mágico. ¿Quién es la más guapa de este reino?

Pues sí, es la famosa frase de la madrastra de Blancanieves.

 

Espejito, espejito mágico. ¿Quien es la más guapa de este Reino?

Este cartel se encuentra a la entrada del recinto del castillo de Burg Eltz. Dicen que en este espectacular castillo está ambientado el famoso cuento.

Este verano he hecho un circuito con Europamundo por Alemania y, esta era una de las paradas el día que hacíamos Frankfurt – Colonia.

 

Construido en el siglo XII, pertenece a la misma familia desde hace treinta y tres generaciones. No es extraño ver de vez en cuando a uno de los propietarios a los mandos de un utilitario por sus inmediaciones, vive ahí.

Hoy en día el castillo pertenece a una sola familia, pero estuvo dividido en tres partes. En 1268 la herencia se repartió en tres, a los hijos de la familia Elzt, Elias, Wilhelm y Theoderich. Durante casi quinientos años, sus cerca de cien habitaciones fueron habitadas por estas familias.

Hasta el año 1815 el castillo perteneció a las tres ramas de la familia Eltz, Kempenich, Rodendorf y Rubenach. A Partir de este año la rama de los Kempenich compró a las otras dos la propiedad del castillo,  continúan hoy en día siendo sus propietarios e inquilinos.

Localizado en Wierschestein en unas colinas sobre el río Mosela, muy cerca de Cochem. El aparcamiento para visitantes está a algo menos de dos kilómetros y, hay un bus que te baja o sube al precio de 1 euro. La entrada al castillo cuesta 9 euros.

La carretera de acceso es súper empinada, de bajada a la ida y de subida a la vuelta. Recomiendo tomar el bus a la ida y, a la vuelta volver por un sendero por el bosque. La subida es mucho más suave y limpiaras los pulmones.

Por supuesto, el castillo tiene su restaurante y su tienda de suvenires, está en una zona muy aislada y rodeado de bosque por todas partes.

© Fotografías propiedad de Fran Raposo. Prohibida su reproducción.