La Voz de Galicia
Seleccionar página

Por Fran Raposo

Delegado comercial de Europamundo Vacaciones

KENIA. “NATURALEZA EN ESTADO PURO”

Si tuviese que recomendar un país africano para un primer viaje de safari, este sería sin duda ninguna Kenia. Lleva muchos años recibiendo cantidad de turistas y, raro es el que no colma sus expectativas.

La mayoría de los viajes de safari que se hacen en Kenia, empiezan por Nairobi, su capital. El propio jeep con el que vas a hacer todo el recorrido te va a buscar al aeropuerto y, serán el mismo conductor y guía los que te acompañen todo tu viaje.

Nairobi ya te ofrece varias posibilidades muy interesantes, como el “orfanato de animales”, lugar destinado a la recuperación de crías heridas o simplemente huérfanas. En la foto de la derecha, podemos ver un guepardo que, junto a su hermano, fueron  encontrados con un par de meses por un guarda de los parques y entregados al orfanato para su cuidado. Lamentablemente una vez que tienen contacto con los humanos, no pueden ser devueltos a su hábitat natural, pero al menos no sirven de comida para la cantidad de depredadores que tienen.

Otra de las visitas que recomiendo en Nairobi es la de la casa de Karen Blixen la escritora danesa. Su relación con Denys Finch-Hatton inspiró la famosa película “Memorias de África” , dirigida por Sydney Pollack y protagonizada por Robert Redford y Meryl Streep.

Una tercera visita también curiosa antes de adentrarnos en la naturaleza en estado puro, es la del centro de recuperación de jirafas. Desde una atalaya que nos pone a su altura, puedes darles de comer e incluso, fotografiarte del hombro con ellas, como se puede ver en la foto de la derecha.

Por último todo viaje de safari que se precie, no puede obviar la visita al Carnívore, el más famoso restaurante de Nairobi, en donde puedes degustar todo tipo de carne de los más diversos animales africanos. Eso sí, son animales criados en granjas, no provenientes en ningún caso de la caza, que está prohibida en Kenia desde hace más de treinta años.

 Salimos ya de Nairobi para comenzar nuestro safari, palabra que,  en swahili significa “viaje”.

A partir de aquí, las posibilidades son muchas y, muy variadas. Pero sin duda lo que no debes dejar de visitar es el famoso parque “Masai Mara”, es la joya de la corona de  Kenia.

Otros parques también muy interesantes son, Samburu , territorio de los “Samburu”, primos hermanos de los Masai; Aberdares o Monte Kenia, con otro tipo de vegetación más selvática y de montaña; Nakuru, el lago rosado, con millones de flamencos rosa; Naivasha, otro lago con cantidad de hipopótamos y aves de lo más variado que, también sirvió para determinadas secuencias de “Memorias de África”; Amboseli, el mejor parque para divisar el Kilimanjaro, ver elefantes y muchos Bao Bao, árbol típico del lugar, etc.

Por el camino verás, seguramente, las cataratas Thompson, la falla del Rif, la demostración del efecto de la línea del ecuador sobre el agua, aldeas Samburu, Aldeas Masai, la Garganta de Olduvai, lugar conocido oficiosamente como la “cuna de la humanidad” por los importantes yacimientos paleontológicos y arqueológicos prehistóricos, etc.

En los parques, ya sabes, madrugar mucho para ver los animales en sus horas de más actividad, regresar para el desayuno y relajarte hasta después de comer, y volver a salir por la tarde de safari. Los animales, lógicamente, están mucho más activos a primera y última hora del día, que durante la franja central, que con el calor están un poco más amodorrados.

Durante los días de safari, todas las comidas van incluidas, incluso alguna vez harás un pic–nic en algún lugar seguro y especial. Además de los safaris que siempre se llevan contratados, tienes la posibilidad de realizar actividades facultativas como el sobrevuelo en globo, el safari a pie con los Masai, recorridos en bicicleta, etc. Vaya por delante que, la seguridad está garantizada, al menos todo lo que se puede garantizar en un entorno natural, no debemos olvidar que no es un zoo y los animales campan a sus anchas. Pero no recuerdo ningún incidente peligroso que no fuese motivado por la imprudencia de los turistas. Si estás viendo un león, tu guía no te dejará bajo ningún concepto bajarte del coche para hacer una foto más cerca. Si a pesar de eso, te bajas, como algún mentecato americano que recuerdo, servirás de comida para los leones. Es la vida misma.

Normalmente, el viaje de safari, es un viaje caro. Los hoteles que se emplean están situados en medio de los parques y, como no tienen competencia, ponen los precios que les parecen. La diferencia de estar dentro del parque a fuera, serán varias horas al día en traslados por pistas de tierra.

Si deseas más información sobre este espectacular viaje a Kenia, consulta en tu agencia de viajes.

 DATOS DE INTERÉS PARA EL VIAJERO

MONEDA: Chelín Keniano.

IDIOMA: Inglés y Swahili.

CORRIENTE ELÉCTRICA: 220/240 v con necesidad de adaptador.

VISADO: Se hace en el aeropuerto a la llegada con un coste aprox. de 50 USD. Es necesario validez de más de seis meses en el pasaporte desde la fecha de llegada y dos hojas en blanco. Ojo, si les dices en euros, también te dirán 50, así que 50 USD en el bolsillo, el resto (para compras y bebidas) en euros que cambiarás a chelines y con tarjeta de crédito.

VACUNAS: No hay ninguna obligatoria, si recomendadas la de la Fiebre Amarilla y el tratamiento contra la Malaria. Si después del safari vas a ir a la playa a Mauricio o Seychelles, sí te exigen a la entrada enseñes la certificación de la vacuna de la F. Amarilla.

VESTIMENTA: Un forro polar para las salidas por la mañana, el resto ropa fresca y cómoda a poder ser de manga y pierna larga y, calzado cómodo. Salvo que hagas safaris a pie, no te bajarás del jeep así que, como si vas en zapatillas de casa. Se recomienda llevar un protector para mosquitos, crema y gafas de sol y una gorra.

¡Hakuna matata! Que en Swahili significa: ¡Aquí no hay problemas!

 

pdf kenia    (Lo publicado en el periodico de papel en el suplemento «Fugas»)

© Fotografías propiedad de Fran Raposo. Prohibida su reproducción