La Voz de Galicia
Seleccionar página

A Rajoy le han hecho un traje (a medida) con el cohecho de Camps

Y ha sido la malvada Fiscalía Anticorrupción, que acusa en firme al honorable president de la Generalitat de cohecho por aquel viejo asuntillo de los trajes pagados o no pagados. Los fiscales dicen que Camps aceptó regalos por valor de 14.021 euros.

Ya no es imputado, ha sido acusado en toda regla. Ahora la pelota está en el tejado de la dirección del PP que aprobó un código ético para estos casos. Debería ser aplicado. ¿O no? (Y en Galicia, si acusan a los alcaldes de Mazaricos –que no es Marbella– y Fisterra, ¿qué hará Feijoo?)

Mariano Rajoy debe decidir. Y no debería temblarle la mano. Sea quién sea el candidato, su partido tiene todas las de ganar en Valencia. Más aún, un relevo de Camps liberaría a los populares de un lastre muy pesado de cara a las generales del 2012. Él decide como … Seguir leyendo

El siempre influyente José Manuel Romay Beccaría, al primer plano

Según un teletipo de la agencia EFE, el casi dimitido Luis Bárcenas (aún es senador) ya tiene sustituto. Rajoy ha roto su silencio para hablar del adiós de su ya ex tesorero y para proponer a un histórico de la política gallega y estatal, el betanceiro José Manuel Romay Beccaría, como su relevo.

Romay es un «ex de todo» (ministro, conselleiro, etcétera) que volvió  en su día del poleiro y cuya sombra se deja notar desde hace muchos años en la política gallega. Se le atribuye mucha influencia sobre todo lo que pasa en el partido de la gaviota. Entre sus afines en su momento se circunscribió a gente como  el mismísimo Alberto Núñez Feijoo. Ahora, más allá de padrinazgos y orquestaciones más o menos directas, vuelve al primer plano, para meterse en un buen fregao, el del Gürtel.… Seguir leyendo

Son las 9.25 y Rajoy aún no ha hablado

Al líder del PP le pirran los silencios, le chiflan los apagones (informativos). Cree que los problemas son como nubes, y los guarda en armarios y baúles esperando que cuando los vuelva a abrir ya haya salido el sol. La táctica le ha funcionado bien en ciertas ocasiones, pero no sirve para las grandes tormentas. Y la del Gürtel quizá sea perfecta.

El tesorero del partido, pringado hasta las cachas, fue forzado a dimitir, pero sigue teniendo el despacho desde el que cometió los desmanes por los que puede ser procesado. Y su defensa la paga el partido. Pero el líder no habla. Si tiramos de hemerotecas, Rajoy cazó la cabeza política del anterior ministro de Justicia con un latiguillo.Miraba la hora y decía: «Son las 12 y el señor Bermejo aún no ha dimitido». Pues ahora le toca aplicarse el cuento.

Tiene que salir a la palestra y dar … Seguir leyendo

Un puñetazo al aire de Mariano Rajoy

Era su día. Mariano Rajoy iba a poner orden en su partido. Lo había anunciado. ¿Y lo ha cumplido? Pues no. Ha dado un puñetazo, pero al aire. Por diversas y variadas razones.

La primera, la ausencia de una de las rebeldes más destacadas, Esperanza Aguirre, que le dio plantón.

La segunda, porque los titulares se los ha llevado otro díscolo, el vicealcalde de Madrid Manuel Cobo, que añadió más leña a la hoguera en la que arden las querellas entre Galladrón y la lideresa al afirmar que temió por su seguridad y la de sus hijos.

La tercera es evidente. Rajoy ha hecho lo mismo que siempre. Aunque ha usado un tono más firme y palabras más rotundas, se ha limitado a advertir. Veremos si podrá actuar en el futuro de otra forma. ¿Puede expulsar del partido a Esperanza Aguirre o a Francisco Camps? Quizá ambos sean futuros … Seguir leyendo

Mariano contra Aníbal y sus elefantes

Pobre Rajoy. Mientras el Gobierno en minoría parlamentaria consigue sacar adelante casi todos sus grandes proyectos legislativos -presupuestos incluidos- en el Congreso, su partido se desangra entre escándalos y luchas intestinas. Y su siempre cuestionado y poco rotundo liderazgo se resquebraja una vez más.

Nadie le entiende. Nadie comprende que frente a los problemas ha optado por imitar las estrategias del general romano Quinto Fabio Máximo, que en su tiempo fue apodado Cunctator (el que retrasa) por evitar presentar batalla campal y elegir una guerra de desgaste frente al poderoso ejército de Aníbal, el cartaginés.

En un principio el general romano fue incomprendido y cuestionado, pero el paso del tiempo y los resultados -Aníbal no marchó contra Roma- le dieron la razón. ¿Le pasará lo mismo a Rajoy? ¿Obedece su vacilante actuación ante los múltiples incendios que amenazan su preeminencia en el partido a una estrategia calculada o es … Seguir leyendo