La Voz de Galicia
Seleccionar página

El diputado catalán Jorge Moragas es uno de los estandartes de la renovación del PP impulsada por Rajoy, a quien acompañó estos días en su campaña paralela (a la de Feijoo) por el interior de Galicia. Según escribe en su propio blog el coche del líder de la oposición pinchó en su recorrido por las «angostas «carreteriñas» de la provincia de Lugo».

Moragas también pinchó al escribir, en ese mismo post, del apoyo que la caravana popular recibe de «los gallegos profundos». Le responde hoy con retranca Lois Blanco en La Voz preguntándole «¿Qué son los gallegos profundos?, ¿qué rasgos los definen, señoría? ¿Tienen rabo?»

Moragas ha respondido a la interpelación en su blog y define a los gallegos profundos en un largo post, demasiado extenso para reproducirlo aquí, en muchos sentidos elogioso y, en otros, oportunista. Evidentemente, dice que los «gallegos profundos» no tienen rabo, sino cerebro. El reto podéis leerlo aquí.

Se agradece la rectificación, pero ¿disculpa el tropezón? Ha sacado el pie del tiesto, aunque algo manchado. Una vez más, los excesos verbales se transforman en munición electoral para el/los adversarios.