La Voz de Galicia
Seleccionar página

En esta tarde de viernes vuelvo a rendir un homenaje a los adhesivos que presiden mi blog, parte de mi vida y mi entero trabajo. Si me leeis de vez en cuando los conocereis: son los post-it. Pues bien, si hace algunas semanas hice una aproximación a estos magníficos adhesivos de colores, ahora doy un paso más y abro una ventana a su actualización digital, los Quickies.
Creados por MIT Media Lab, estos post-it rapiditos (la tradución literal es mía) son físicamente similares a los tradicionales, aunque si nos referimos a sus prestaciones hay que rendirse ante la evidencia: se ha mejorado algo que es casi inmejorable.
Pues bien, la gran diferencia entre los post-it tradicionales y los digitales es que estos últimos incorporarán (aún es solo un proyecto) un pequeño módulo RFID (radio frecuencia), inteligencia artificial y un sistema capaz de digitalizar la información escrita sobre los post-it. Así, y gracias a su capacidad para interpretar el contenido en base a unas reglas, podrán, por ejemplo, enviar un recordatorio a un teléfono (a todo tipo de dispositivos móviles o a un ordenador) e, incluso, a una hora determinada si se ha especificado en el papel. Por otro lado, estos adhesivos del siglo XXI podrán buscarse de forma electrónica gracias a su chip.  De esta forma, si se pierde un «post-it» en un libro, el usuario podrá localizarlo y recuperarlo fácilmente buscando y tecleando desde un pecé el texto escrito sobre la nota.

Para que todo quede más claro recomiendo ver el vídeo explicativo:

Lo dicho, se ha mejorado lo casi inmejorable. Bienvenido sea.