La Voz de Galicia
Seleccionar página

De nuevo vuelvo a pedir disculpas por mi ausencia y, en esta ocasión, no hay más excusa que días libres acumulados…

Pero, volviendo al trabajo, y recurriendo al tema siempre polémico de la falta de privacidad en la Red, destaco un tema que salió en algunos medios durante los días en que no estuve frente a la pantalla y que remite a todos esos datos que el buscador por antonomasia recaba sobre los distintos usuarios. Bajo el nombre de Google Dashboard se esconde un panel de control en el que el internauta podrá acceder a la información de sus cuentas (aquellos lugares que requieren un registro, por lo que el usuario está identificado), como el correo electrónico (Gmail), los servicios de vídeo (Youtube), de texto (Google docs) o, incluso, de fotos (Picasa).

Muchas de las opciones ya estaban disponibles (Dashboard es similar a las herramientas que Google introdujo a principios de año para permitir a los usuarios ver los datos que estaba recopilando sobre ellos con el objetivo de enviarles publicidad específica) pero a partir de ahora estas se unen en una misma página. Como ejemplo de las posibilidades que ofrece la nueva aplicación se podría destacar la de cambiar la información que es pública y visible para otros usuarios o la de decidir qué se guarda sobre las conservaciones mantenidas en un chat. Además, Dashboard, como ya mencioné, permite configurar todos los productos y servicios del buscador desde un solo lugar.

http://www.youtube.com/watch?v=IWpHGCwG7MQ

P.D. El nuevo panel de control no solventará, sin embargo, todos los problemas sobre privacidad que penden sobre la compañía, como los relativos a Street View, el servicio que ofrece fotografías de las calles de muchas ciudades (como de las gallegas), o al tiempo durante el que se conservan los datos de las búsquedas en Internet. Las autoridades europeas de Protección de Datos apuntan a que esa información no se debería guardar más de seis meses, pero Google la conserva durante nueve.