La Voz de Galicia
Seleccionar página

Muros, San Franciso y monte Louro

Muros. La villa de Muros es una de las pocas -si no la única- de Galicia que ha sabido conservar ejemplarmente su fachada marítima: una joya de granito. Sólo tiene un problema: dónde aparcar. Cierto es que el monte Orosa pone difícil encontrar o hacer una explanada como Dios manda (o sea, como tienen en los países civilizados del norte de Europa), pero o se busca ya una solución o aquello es imposible. Para los amigos de la historia, que sepan que allí comenzaba un Camino de Santiago secundario, e incluso a la salida de la villa se yergue un templo que lo recuerda.

San Francisco no está demasiado abarrotado. Se trata de un arenal muy agradable en donde, por suerte, parece que no se va a construir más. Y monte Louro he visto que se está regenerando muy bien después de la oleada de incendios de hace dos años, … Seguir leyendo