La Voz de Galicia
Seleccionar página

Cortegada, isla del Parque Nacional das Illas Atlánticas, mejora su cara

Isla de Cortegada. De nuevo en el Parque Nacional das Illas Atlánticas. Esta vez en Cortegada gracias a que V (uno de los dueños de Corticata) sigue siendo un tipo amable y me ha pasado hasta el pantalán de desembarque. Mi objetivo era ver los trabajos de limpieza y consolidación de la capilla, que estaba totalmente cubierta por vegetación tan variada como destructiva. El resultado es el de la imagen: el edificio es muchísimo mayor de lo que parecía. Y, desde luego, el trabajo está incompleto: es fácil de entender que el dinero es limitado, pero la obra debe continuar el año que viene. Y por cierto, no sé si había un arqueólogo por el medio, supongo que sí (cata no hay ninguna), y sería interesante conocer su informe.

 … Seguir leyendo

En Galicia todo el mundo quiere colgarse la medalla

Corcubión. Corcubión tiene en su casco urbano -o al menos son las que he localizado, porque ni hay oficina de turismo ni señalización alguna- dos iglesias. Esta pequeñita y coqueta, con alrededores no demasiado modificados pero en absoluto bonitos, se muestra en un estado impecable. Es la de San António.

Entro en ella y a la derecha veo la placa que fotografío. Y ya resoplo. Puedo entender que en una obra de gran magnitud el presidente de lo que sea se quiera colgar la medalla -cosa que no sucede en los países desarrollados de Europa-, pero ante la obrita más minúsculas ansíe que su nombre aparezca bien grande para la posteridad es de una chulería y falta de ética que me pone de los nervios. Les recomiendo a todos ellos que se lean la Ley de Jante. Si es que quieren entender por qué Dinamarca está donde está y … Seguir leyendo

Pontevedra, la muestra de que con una buena gestión municipal es posible revitalizar los cascos históricos

p3

Pontevedra. El trabajo del alcalde nacionalista de Pontevedra es impagable. Se puede coincidir con él desde el punto de vista ideológico o no, que eso es cosa de cada uno, pero ha dejado el casco histórico planchado, a salvo de la especulación, revitalizado. Y ha demostrado como esa acción de gobierno ha generado un turismo de calidad. Sólo la ignorancia o intereses ciertamente poco confesables pueden explicar que otros municipios no sigan el ejemplo. Pontevedra pasa a ser, por derecho propio, una de las maravillas de Galicia.

p1 p2

p4 p5Seguir leyendo

La tumba de Rosalía de Castro, uno de esos sitios a los que hay que ir

ros

Santiago de Compostela. Hacía muchos años que no iba al Panteón dos Galegos Ilustres, en el monasterio compostelano de Santo Domingo de Bonaval y vecino del Museo do Pobo Galego. No sé si me impresiona más la iglesia vacía o las propias tumbas. La de Castelao, apartada de las otras -cuestión de espacio- y aislada, no me gusta. La de Rosalía de Castro siempre me pareció majestuosa. Y en cualquier caso, el panteón es un lugar que todo gallego debería conocer. Por cierto, el Museo do Pobo Galego, también.

 … Seguir leyendo

Cinco sitios para ir en Semana Santa en Galicia: 5/ Allariz

m1

Red Natura del río Tambre. Un clásico. Allariz empieza a ser un clásico en el catálogo de losdestinos turísticos en Galicia. Una inmejorable gestión municipal ha evitado la especulación a la brava, y todo el casco histórico ha sido rehabilitado de manera impecable. La idea de meter las outlets fue el broche de oro. Voy varias veces al año a Allariz, y espero no perdérmelo esta Semana Santa. Estas son mis razones:

1/ El recuerdo vívido de la centenaria Festa do Boi, que se sigue celebrando.

m1

2/ Su magnífico programa cultural para esta Semana Santa (pincha aquí para verlo entero).

m1

 

3/ Una librería como hay muchas en Europa y escasísimas en España. Uno parece que está en el salón de su casa.

m1

4/ Todavía están en pie trozos de su medalla medieval.

m1

5/ Una oficina de turismo con personal muy competente, formado y diligente. Profesionalidad y sonrisa ante todo.… Seguir leyendo

Cinco sitios para ir en Semana Santa en Galicia: 4/ Alrededores de A Guarda

m1

Red Natura del río Tambre. A Guarda me encantó siempre. Sobre todo desde que supe, siendo yo adolescente, que ni siquiera los piratas se atrevían a poner proa a aquel puertecito, mínimamente resguardado de los poderosos. El monte Santa Tegra era un auténtico imán, y cuando lo conocí con 8 ó 9 años me quedé prendado de él para siempre. Incluso ahora, que suman multitudes los que suben hasta su cima, donde está aquel hotelito donde entonces dormí dos noches, lujo puro. Hoy A Gaurdia es un auténtico adefesio urbanístico, un ejemplo de cómo destrozar una villa marinera, pero sus alrededores siguen siendo muy recomendables. Estas son mis razones:

1/ El sin par castro de Santa Tegra, la citania por excelencia, excavada en una pequeña parte, arrasada ya en plena democracia otra gracias a un alcalde que dijo que allí mandaba él y ancheó la carretera.

m1

2/ La ruta Seguir leyendo