La Voz de Galicia
Seleccionar página

La custodia compartida

La custodia de los niños es una de las consecuencias más graves de la separación. Aún cuando el divorcio esté mas que justificado en los casos en las parejas ya no pueden o no quieren seguir juntas, los niños son generalmente quienes pagan los platos rotos de una mala relación. Hasta ahora lo considerado «normal» es que los peques se queden junto a su madre porque… «¿dónde podrían estar mejor?». El problema se suscita cuando los motivos de la separación se relacionan con un engaño, por ejemplo. Una mujer herida puede ser muy peligrosa. Si se siente engañada y traicionada, no dudará en alejar a sus hijos para hacerle daño a su ex pareja. Y entonces ¿dónde están los derechos del padre?

En ningún caso justifico el engaño y la traición en el matrimonio. Estoy en pro de la honestidad y de las relaciones claras. Para mi es todo o … Seguir leyendo