La Voz de Galicia
Seleccionar página

Desde que comencé a formarme empíricamente como mamá -justo después de saberme embarazada- he acumulado muchas lecciones que me permiten sobrellevar con dignidad hasta las situaciones mas inverosímiles de la maternidad. Claro que además de un poco de suerte he tenido la fortuna de contar con el apoyo de mi madre, una gran maestra en estos menesteres de la crianza. Ella pertenece a la escuela clásica y aunque a veces no estemos de acuerdo en algunos puntos clave, admito que aprendo mucho de su experiencia. Y una de las enseñanzas más importantes de los últimos tres años ha sido la complicidad que nace entre una madre-abuela, una hija-madre y una nieta-hija.

Pero no todas tienen la oportunidad de contar con esa proximidad materno filial ya sea porque son madres que han decidido abortar, o dar en adopción, o porque son hijas que no han podido crecer junto a sus madres. Cada vida, cada familia, es una historia distinta, colmada de risas y llantos. Captar en un guión cinematográfico todas esas emociones no resulta fácil, por eso he quedado gratamente sorprendida con la película Mother and child (2010), del director colombiano Rodrigo García (sí, el hijo de García Márquez) producida por Alejandro González Iñárritu.

http://www.youtube.com/watch?v=pAZRF-9S4hU

Naomi Watts, Annette Bening y Samuel L. Jackson, protagonizan esta historia de separaciones y desencuentros en la que la vida de tres mujeres se entrelazan alrededor de la maternidad. Encontré la cinta en el vídeoclub y aunque el encargado me aseguró que era un rollo, Bening y Jackson eran dos buenos motivos para arriesgarme. Y no que equivoqué.

Debo confesar que una de las cosas que más me gustó de la cinta fue el tema Little One interpretado magistralmente por Lucy Schwartz. Es de esas canciones que apenas oírlas se convierten en parte de tu historia. Esta es la versión completa…