Tevagustar.es Tevagustar.es Tevagustar.es Tevagustar.es
La Voz de Galicia
Blogs de lavozdegalicia.es
Vidas Licenciosas

Las discotecas de Santiago son historia

28 de noviembre de 2013 a las 0:43

Hago un repaso rápido y me salen tres. Tres discotecas que actualmente funcionan con cierta solvencia en la otrora marchosa Compostela. El resto malviven, se han convertido en salones de bautizos y comuniones o están cerradas sin más, con sus luces de colores apagadas a la espera de sabe dios qué, porque como salas de baile no tienen futuro. Pasado sí que tienen. Incluso prehistoria, que hay que situar nada menos que en el Hostal dos Reis Católicos en los años 60. Allí en sus bajos de piedra surgió el primer intento serio de montar en Santiago un espacio para las copas y el baile que fracasó precisamente por eso, por ser demasiado estirado para una ciudad que empezaba a armarse con adoquines contra el franquismo. Hubo otra con más éxito que recordará algún carroza. Estaba, no se lo pierdan, en el sótano del antiguo Gaiola, en Bautizados, donde ahora lo único que se menea es el torno de un kebab. Después empezó lo serio, o lo divertido, según se mire. El Johakin fue el estandarte de una generación de locales que pusieron las bases del posterior despiporre de madrugada en Compostela. La montó a finales de los 60 un tal Joaquín, un novillero de Albacete que puso una banderilla y espoleó el incipiente ocio nocturno de una ciudad que empezaba a revolverse. Estaba, aunque con un local más modesto, en el mismo lugar que ahora ocupa el Ruta, una de las considero que resisten el tsunami de la crisis. Entre una y otra pasó con más pena que gloria Kilate, de la que solo recuerdo su sugerente logotipo y su fama de estar petada de macarras, como su vecina Popool (más tarde Factoría), que es de las que están chapadas a cal y canto desde hace años sin otra actividad conocida. Ambas eran cañeras, nada que ver con la selecta clientela que ya enfilaba el Don Juan, ahora reabierto con aires más jóvenes; El Corzo, que sigue en pie y a la que solo bajé una vez en mi vida con una compañía inquietante; o El Búho, del que hablan los coperos veteranos pero del que no tengo la más mínima referencia. Sí descendí alguna vez a las catacumbas del Maycar, que era más de andar por casa que las anteriores y que siempre acogió a la grey universitaria de última hora. Ahora despunta entre los alternativos y perroflautas. De momento, los perros se quedan fuera.

Pero para alternativa, Black. Ubicada en los bajos del hotel Peregrino, en los 80 fue la discoteca de los modernos y el primer gran local en el que los gais se encontraron cómodos. Debió de tener sus episodios oscuros, porque durante una larga temporada recuerdo toda la ciudad llena de pintadas pidiendo la muerte del «negro del Black». Creo que se referían a su polémico portero y lo decían las paredes, no yo. En esos tiempos los pubs del Ensanche ya habían tomado posiciones (Número KLa OfisinaZetaLa Bolera…) y a partir de las cuatro comenzaba la ruta por las discotecas del extrarradio. El tour metropolitano llegaba hasta el Hipódromo, en Osebe, o La Facultad (antes Ben Alí), en Santa Lucía, que tuvo un breve franquiciado de Pachá –manda carallo- y Salón, en los bajos del hotel Los Tilos, que montaron los dueños de Dúplex para dar continuidad a su exitosa experiencia en el centro. Todas fueron decayendo porque, entre otras cosas, los clientes se iban muriendo por las carreteras y las pistas por las que intentaban esquivar los controles de la Guardia Civil, que empezaba a tomarse en serio lo del soplímetro. Aquello era insostenible.

Cuando el alcohol dejó de correr por las carreteras fueron los mejores años de Laesquina, pija a dolor; Apolo y Fontana, en la plaza Roxa; Liberty, cerrada desde hace unos meses y con visos de reabrir cuando pase el temporal; pero sobre todo, llegó el momento del AraguaneyGhaleb Jaber hizo una oportuna reforma, erradicó el ambiente de boina que le atribuían y bajo la marca Casting montó la que probablemente fue la mejor disco del centro de Santiago, que arrasó en los 90. Al final se cansó y reutilizó el espacio para los eventos de su lujoso hotel. Decidamente, los cristales rotos y las vomitonas a la puerta eran incompatibles con la impecable tripulación de Iberia, que se alojaba allí para salir en el primer vuelo de la mañana a Madrid. Sí, ese que también ha desaparecido. A su sombra competían la discoteca Sarela, en Vidán, el Afreketé, que empezó muy bien pero que se perdió entre sus mastodónticas columnas; y La Cabina, ya de la mano de un joven Fernando Pazos, que le dio una vuelta al antiguo Aquarium y que ahora mantiene el pulso como Gabbana. Más errático fue el periplo del pub El Duque, en Santiago de Chile, que en los últimos años se centró en los estudiantes más jóvenes y está quemando etapas sin acabar de levantar el vuelo: primero fue Century, después Shangoo y ahora vuelve a intentarlo como Rockola, el perfecto ejemplo de lo complicado que es aguantar el tipo en estos momentos. Solo Capitol, que tuvo una breve pero exitosa etapa como disco hace justo diez años -ahora sigue a tope como sala de conciertos- podría levantar hoy el ánimo de la descafeinada noche compostelana, que a partir de las cuatro se diluye como un azucarillo. Pero esa posibilidad quedó en manos de la voluntad administrativa, y ya se sabe, vuelva usted mañana.

Me he dejado Clangor para el final, intencionadamente. Abrió en 1980 y, gustase o no, es con todo merecimiento el icono por excelencia de la mejor etapa de la movida compostelana, que nunca volverá. Atrajo a grupos internacionales de primera, las mejores bandas del emergente pop español la consideraban su segunda casa, y desde la cabina Fernando Pereira abrió las orejas al rock and roll a un par de generaciones a un volumen como nunca se ha vuelto a escuchar en Galicia. Con una estética en blanco y negro sencilla y atractiva, la historia la ha convertido en víctima de su propio drama. Es como intentar entender el peso musical de Antonio Vega, uno de los amigos de la casa, dejando a un lado su desgraciada deriva y su trágico final. Allí pasó lo que pasó una noche de octubre de 1990, y cuando intentó revivir unos meses más tarde el vinilo ya perdía revoluciones. A diferencia de las heridas de aquella fatídica madrugada, cerró para siempre. El que quiera saber más, puede buscar en la Wikipedia, que para eso es el único local de copas de Santiago que tiene el honor o el estigma de haber llegado hasta ahí.

Buenas noches.

 

Sin categoría
Escrito por juancapeans 41 Comentarios
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net

41 respuestas a “Las discotecas de Santiago son historia”

Alejandro
noviembre 28th, 2013 a las 8:18

Ya tenía ganas de un repaso por las viejas discotecas. Lo siguiente sería una visita a los locales cerrados en plan arqueólogos.

La USC ya tarda en tener su doctorado en comportamientos humanos en discotecas. Daría para mucho…

[Reply]

 
ANGI
noviembre 28th, 2013 a las 9:49

Que buenos recuerdos me ha traído este artículo!!!!!
Es que me eché bailes en casi TODAS!!!!!!La Bolera,Duplex,Afrequete….La Esquina….y como no Clangor!!!!Y no lo niego…años más tarde tb en Casting(sin olvidar Ruta)…..Ains…

A donde irán hoy en día los jóvenes????
gracias…por arrancarme una sonrisa mañanera

[Reply]

javier
mayo 18th, 2016 a las 11:36

Que pasa, nadie se acuerda del Press?…

[Reply]

 
 
Paco
noviembre 28th, 2013 a las 10:21

muy bueno, gran ejercicio de arqueología de discoteca. por cierto que el uso de un término tan ochentero como “carroza” te delata como tal. apertas

[Reply]

 
Bea
noviembre 28th, 2013 a las 10:50

He leído en compañía de una amiga el artículo y nos hemos tronchado de risa, muy buenos los recuerdos de todos ellos pique por suerte o por desgracias he estado en casi todos …que penita los chicos de ahora … Lo que se han perdido …. Un saludo y gracias por estos recuerdos

[Reply]

 
T45
noviembre 28th, 2013 a las 10:51

Yo tengo 33 años, tambien sali algo por santiago, me acuerdo que los dias de selectividad nos ibamos alli de marcha y estaba petado, lo tipico era ir primero por los bares de galerias y despues a Liverty, apolo y a veces a Casting.
Los jovenes de hoy en dia viven una situacion distinta a la nuestra, la nuestra era una sociedad en alza con ganas de comerse el mundo, de pasarselo bien a tope, de conocer gente de ligar, si era de otro pueblo o ciudad mejor. Ahora con la crisis estan los animos mas apagados, lo unico en donde veo gente es cuando toca la Panorama o la Paris de Noia, lo que me hace pensar que no solo es la crisis lo que afecta para que no haya gente en los Pubs y Discos, que las copas sean caras y por encima de garrafon tambien ayuda. Ademas yo, para fumarme un porro o beber tenia que salir de casa, sino mis padres me inflaban a ostias, ahora hacen de todo en casa, llevan a chic@s y hacen los que le da la gana, y para que salir a pasar frio cuando tienes de todo en casa. Otra cosa que tambien funciona ahora en discos o pubs son los DJ, si llevas a uno famoso se peta, creo que lo que falta es oferta, o que los empresarios no se adapta a lo que la gente demanda. En resumen, no se que pasa, a veces veo lugares a tope con orquestas o DJ, pero tambien noto algo de desilusion en la gente

[Reply]

 
Tonecho QT
noviembre 28th, 2013 a las 11:23

Buen artículo Juan, pero es de justicia también recordar a aquellas salas de fiesta que estaban en lo que hoy llamamos area metropolitana, Sauce en Bertamirans, la de Sigüeiro que no recuerdo el nombre, La Ilusión en Arca, Os palmeiros en Santa Cruz de Rivadulla; mas tarde Dona-Dana con su vecina El Barranco, las de negreira, etc.; aquellos viajes en el Mosquera, o la vuelta en el tren desde Santa Cruz, se decía que paraba en esa estación para que Alfonso Armada llenase su despensa madrileña; adentrarse en la aventura en sitios que más tarde descubrimos que solo estaban a veinte minutos de Santiago, en fin teníamos veinte años (e incluso menos).
Por cierto, puede ser porque fue un paso fugaz, pero le puedo asegurar que con mucho éxito la MacQueen, que estaba situada en los bajos del hotel Apostol Santiago, en la subida a San Marcos.

[Reply]

Deathlove
noviembre 29th, 2013 a las 3:58

La sala de Sigueiro era EL ROSAL …y Palmeiros era Restaurante (todavia lo es) asi como discoteca en el primer piso…unos años después en el margen opuesto de la carretera surgió la Chaplin (discoteca también). incluso hubo una disco pequeñita en el centro de Padrón..de la que no recuerdo el nombre..asi como una sala de fiestas que habia en La Esclavitud..que se estrenó un fin de año siendo la primera de galicia que tuvo espectáculo erótico y que se llenaba todos los fines de semana y sin olvidarnos de otras salas de fiestas..como Os Pasales en Noia..o la que habia en Negreira. y en la que nombras…la Dona Dana…en la que actuaron grandes artistas del panorama nacional…y en la de Sauce..recuerdo los inicios de Martes y 13 que por aquel entonces eran tres …los inicios de Los Pecos..y de otros personajes que luego crecieron a nivel estatal.

[Reply]

gáguel
febrero 19th, 2014 a las 18:33

Quieto parao que te has lanzao Deathlove 😉 En cuanto a Santa Cruz de Rivadulla, la discoteca “Chaplin” fue la primera discoteca en la zona, música diferente para la época que atrajo mucha gente de Santiago y alrededores. Años después y gracias al tirón de Chaplin surgió la discoteca “Un Sitio” en la primera planta del restaurante “Os palmeiros” el cual ya no existe (por lo menos en ese emplazamiento). “Un Sitio” fue la primera discoteca de la amplia zona que abrió en Nochebuena (esa es otra historia …) y fue tal el éxito que se expandió la idea … y luego se contrajo. Ambas discotecas lo petaron durante años todos los DOMINGOS exclusivamente ( moita pasta tíñamos daquela!//non había un peso! os venres en Santiago, os Sábados onde tocase e os domingos en Ulla; ou Matty, ou Laracha …)
Ahora en Ulla solo está el disco-pub Metro y una-dos cafeterías. Sin mencionar el “Club” de toda la vida anexo a todos ellos.
Saludos.

[Reply]

Deathlove
febrero 20th, 2014 a las 7:45

De quieto parado…nada, amigo. Para comenzar antes de que existiera la Chaplin en Santa Cruz de Rivadulla, ya existía la discoteca encima del mesón Palmeiros y de ahí la nomenclatura de la susodicha discoteca que ya funcionaba a finales de los setenta…donde el cubata te costaba 100 pesetas o como su equivalente hoy dia para que me entiendas 0,60€
Tal vez su nombre fuera el que tu dices de Sitio, mas toda la gente que yo frecuentaba y conocía se referia a ella diciendo: Vamos a la disco a Palmeiros

No es que de aquela coma ti dis tiveramos moitos cartos para gastar senon que eran outros tempos es os poucos cartos que tiñamos daban para moito, eu inda recordó encher o depósito de gasolina do coche con 500 pesetas e o meu soldo naquel enton era de 3000 pesetas ao mes e a entrada ao cine (ao galiñeiro) custaba 50 pts

 
 
 
 
metalhurlant
noviembre 28th, 2013 a las 11:39

Faltan algunos como los afters Cactús más tarde Furacán, o el Superfresh, los garitos de la zona vieja míticos como la Calexa y el Magüei, afters pasados de rosca como La Tita o la discoteca Pirámide en Milladoiro, el Nao Berlín, el superalternativo y grungero Superfood, en el que Lola Corazón tiene puesto copas (incluso en el Magüei, tras el último traspaso). En fin… La crême de la crême.

[Reply]

 
Deathlove
noviembre 28th, 2013 a las 13:09

Te has olvidado de otra importante en la época…muy cercana..a Johakin salias y te encontrabas en la esquina con PopPool para siguiendo la ruta camino de Liberty..hacer la parada en la Jericó que hoy dia es un super de El Arbol en la calle Santiago de Guayaquil

[Reply]

 
isabel
noviembre 28th, 2013 a las 13:15

se te olvidó chaplin y alguna mención al charly max…..todavía eres joven

[Reply]

FENANDISCO
noviembre 28th, 2013 a las 14:34

QUADROPHENIA, SALIDA DE EMERGENCIA….

[Reply]

 
Vicente
noviembre 29th, 2013 a las 11:47

Si esas también. Yo haría mención a unos locales, que creo merecen estar. En la zona vieja “O Galo” y Jorge, luego Modus, Fuco, Paraíso .. o Momo. Y en la nuevo junto con el K o la Ofisina o Masma … también marcó una época aquel variopinto “Tranvía”, cabía de todo y una música impresionante. Si que eres joven

[Reply]

 
 
roberto
noviembre 28th, 2013 a las 14:11

ninguna referencia a una discoteca excepcional en la que nos regalaban directos de guitarra desde la cabina (el tio, un adelantado a su tiempo que montaba el espectaculo mientras pinchaba) MC’QUIN Een los bajos del Hotel Santiago Apostol en san marcos. se petaba de seis a siete, antes de arrancar para hipodromo. que buenos viejos tiempos los 80. Y como pub inolvidables El Tranvia en Alfredo Brañas y el Chiton en la Rua Nueva (nada menos que tres plantas de local) y petado

[Reply]

 
Chus
noviembre 28th, 2013 a las 15:16

Sigo con mucho interés tu Blog. De mi época de estudiante y por este orden: Charly Max, Clangor, La Facultad… y cuando no había coche pues a Black o como último recurso Liberty. Pero el sitio para ver y dejarse ver no había otro como el Número K.
Que buenos recuerdos y cuántas cosas pasaron… Pero también tristeza me produce pensar lo inconscientes que éramos subiéndonos en coches después de tomar copas con poco control. Algunos se quedaron en la carretera, a otros las secuelas de accidentes le rompieron la vida.

[Reply]

 
jubilado
noviembre 28th, 2013 a las 18:54

Todos visitados y regados hasta el amanecer,tengo 54 tacos,empezábamos en el zoom y terminabamos en los pollos del Galicia o la panadería cercana a black,pobre panadero….

[Reply]

 
Abulala
noviembre 28th, 2013 a las 22:41

Que recuerdos…!!!! Año 66 , 67 El Búho, sitio pequeño muy oscuro con una música estupenda y con Suso y Juan de camareros, Juan sería el que luego estaba en el D. Juan cuando se abrió unos años más tarde antes del 71, pero no recuerdo el año exacto, ya nos parecía un lujo. En esos años estaba también La Parrilla del Hostal que ibas cuando había mas posibles.
Santiago es inolvidable para los que tuvimos la suerte de vivir en el cinco años (mas bien más que menos).
Gracias por recordarlo

[Reply]

 
Alejandro Cañizares
noviembre 28th, 2013 a las 23:38

Artículo interesante, gracias por la publicación.

[Reply]

 
jose manuel
noviembre 29th, 2013 a las 0:30

Bueno, creo que no queda ninguno por repasar, oh si, la pension de carmen era la antesala de una noche de mil batallas, los buitrasa comenzaban a levantar el vuelo nocturno..su tarjeta de presentacion era impresionante.
Bueno no cuento mas, no vaya a ser que el libro que preparo se quede sin contenido.
Un abrazo, pero el articulo se olvida tambien de los subamarinos en las galerías…el nautilus a su lado…un juguete…

[Reply]

 
Laurencia
noviembre 29th, 2013 a las 1:39

Fantástico repaso! mi panda frecuentamos mucho el Press (para primera copa). Y La Bohemia qué??? lo recuerdo como el local donde era imposible entrar (y si conseguías entrar no conseguirías salir); era un referente como “local petao”. De todas formas, de acuerdo con que el Numero K marcó un antes y un después (versión primitiva de los ahora parques de bolas infantiles, donde me encuentro a veces con algunos habituales del K aunque en fiestas distintas…) y dos imprescindibles eternos de la ciudad, de los que imprimieron carácter: La Bolera y La Ofisina, sin duda.

[Reply]

da fella
mayo 18th, 2016 a las 12:27

el mejor de todos “El Press”……………

[Reply]

 
 
Fran
noviembre 29th, 2013 a las 5:59

Si quieres referencias de El Buho pásate por el Edificio Viacambre de Plaza de Galicia (no el de Plaza de Vigo) y pregunta a los vecinos más antiguos del lugar. Porque, precisamente en ese edificio, es donde estaba El Buho; y creo que los propietarios del local siguen viviendo por allí todavía. Efectivamente: pequeño y oscuro, hoy aquel local es un local comercial y un garaje. Las leyendas sobreviven así, transformando sus restos pasados en otra cosa. Enhorabuena por el post. Grande!

[Reply]

 
RaKeL
noviembre 29th, 2013 a las 10:07

Buff! En los 80 venía gente en tren desde Salamanca, Sevilla, Valencia,… era una pasada! ¿Quién no recuerda los calderos de agua que tiraban los vecinos en la Calle Nueva con la calle abarrotada de gente y pidiendo más?… Y las Galerias, los chupitos de primera hora, o de media tarde. Aquellos cócteles, que si lo piensas un poco eran asquerosillos, y combinaciones casi imposibles,… Para no parar. Años aquellos!

[Reply]

 
Paquito
noviembre 29th, 2013 a las 19:07

Y….aún con esas…con la copa de coñac en la mano…mirando…Las lentas duraban media hora….¡jo que poco para intentarlo¡ Recuerdo en el Johaquin…moviendo la cabeza como un obseso…hacia la pared…”My Sarona”….jejej. Un fin de año….con mi traje para ese día…recuerdo al tal Joaquin que me dice….”¿eres de Astorga?”…yo le digo..con mi cara de no haber roto un plato.. “no”…y..delante de un montonazo de tias..me dice….”es que tienes cara de mantecada”….¡¡¡que cortazo¡¡¡

[Reply]

 
Pepe
noviembre 30th, 2013 a las 12:05

Muy buenos recuerdos,Santiago tiene algo especial, tuve la suerte de compartir esa época, conocer gente y crecer en esos ambientes. Gracias a todos por recordarlo.

Abrazos.

[Reply]

 
MDHL
noviembre 30th, 2013 a las 13:50

El artículo es bueno, pero adolece de memoria histórica colectiva. Por ejemplo, faltan los pub vinculados con la música latina y referentes del multiculturalismo danzario en la ciudad. Puedo mencionar: el Guayaba, Seculo IX y Eklipse, que actualmente acogen a los mejores bailadores que bailan en pareja en la ciudad de Santiago de Compostela.

[Reply]

 
CLANGOR
diciembre 1st, 2013 a las 20:01

Gracias por hacer de Clangor un final a propósito .
Tan solo recordarte que al margen de aquella”Caja de Sonido”
que estaba en el puente de La Rocha y que ejercío durante
una década de dinamizador cultural.
Clangor fue el culpable de eventos cono:Sigue Sigue
Sputnik en la plaza del Obradoiro,Billy Bragg en El Toral y mas
reciente Arcade Fire en el Monte del Gozo.
Dentro de unos meses,coincidiendo con el 25 aniversario del
fin de aquella década,Clangor publicara un libro donde se desmontaran
unas cuantas mentiras creíbles y se contaran algunas verdades
Increíbles .
Del resto de clubs que mencionas;decirte que fueron grandes
compañeros de viaje y sin olvidar a todos los no mencionados que
estuvieron allí .Todos grandes…

[Reply]

pablo
diciembre 18th, 2013 a las 20:28

Hola Clangor. Me gustaría saber con que título y cuando se publicará el libro, y como me podría enterar del momento de su publicación….
Gracias por hacer que mi paso por Santiago fuese tan especial…. Esa época fue especial gracias, en gran parte, a ti, CLAGOR. Nunca la olvidaré, y cuando recuerdo esos tiempos (ya hace 26 años que lo viví), hasta me late más deprisa el corazón. y no quiero olvidarme de la Bolera, Duplex, perez y perez y del Farenheit, que fueron, junto con CLANGOR, lo que hicieron que mis noches de Santiago fueran tan especiales….. GRACIAS A TODOS

[Reply]

 
 
JOSE
diciembre 1st, 2013 a las 20:46

YO ME ACUERDO DE UNA TAL JERICO POR AQUELLOS TIEMPOS

[Reply]

 
Santiago
diciembre 12th, 2013 a las 10:41

Por dejar unos pocos nombres de pubs que no se ha mencionado (y digo pocos porque se han mencionado casi todos): El Tobogán, La Competensia, Farenheit 451, Séptima Convocatoria, Chaplin y Tamboura (¿Cómo se llamaba el que había donde está el Blaster?). Desde luego antes la vida era diferente. Eran muchísimos los estudiantes que se pasaban meses seguidos en Compostela sin volver a sus casa más que en Navidad o Semana Santa, que tenían que montar un zafarrancho de limpieza brutal cuando sus familias venían a verlos jejejeje.

[Reply]

M
diciembre 17th, 2013 a las 20:07

El que estaba en donde el Blaster se llamaba Can_Can.

[Reply]

 
 
Miguel Angel
diciembre 15th, 2013 a las 20:35

La verdad es que el artículo , magníficamente escrito, me ha producido un maravilloso ataque de nostalgia y una cierta desazón por aquellos años vividos, que ya no volverán… ( es lo que tiene estar en los albores de los 50 ).Fue una época única,épica e indescriptible, donde toda una generación se divirtió a raudales. Tiempos pasados que nuestros hijos no tendrán la oportunidad de disfrutar o tan siquiera entender, porque su modo de ver la movida hoy, es otro, por decir algo.
Sin ningún género de dudas CLANGOR a marcado un antes y sobre todo un después en la memoria de todos los que vivimos y disfrutamos del buen gusto musical de Fernando Pereira.

¡¡¡¡ Coño que nostalgia… !!!

[Reply]

 
Sebas
diciembre 22nd, 2013 a las 19:43

Discrepo en lo de la Discoteca del Hostal, “La Boite” que precisamente no fue ningún fracaso. Orquesta en directo, más lujoso, más selecto, durante años, con el pianista Angel Brage a la cabeza. Se te olvida “El Español”, en la Rúa del Villar. En “El Buho”, mi padre tenía cuenta con sus amigos y pagaban a finales de mes, igualito que ahora. En “El Corzo”, contraseña para entrar.

[Reply]

 
victor souto
diciembre 31st, 2013 a las 16:46

Hola Miguel Antel decirte que el pub que hoy se llama blaster era conocido como CAN CAN
Un saludo

[Reply]

 
José
febrero 14th, 2015 a las 10:47

Es una pena que ya no quede nada pero la culpa no es de nadie más que de la policía y de vosotros mismos que sin volver atrás ahora os molesta el ruido y todo es una locura cuando la verdadera locura fueron esos años

[Reply]

 
Huse
abril 26th, 2015 a las 14:00

Taraska… Bartolo… Avante… Quintana… Albaroque…

[Reply]

 
Jl
mayo 24th, 2015 a las 0:04

El 1, en Fonseca

[Reply]

 
Maria Fidalgo Casares
octubre 2nd, 2015 a las 17:12

Estupendo artículo auqnue adolece de cierto caos cronológico.. se mezclan épocas y locales… pero casi más en los comentarios de la gente que en el propio texto ..faltan locales imprescindibles Masma, Dado Dadá,Continental Clangor desde luego fue único … y se merecía un espacio pero también el Número K

[Reply]

 
Hanna
diciembre 8th, 2016 a las 23:04

Gracias por hacerme recordar grandísimos momentos vividos.
El sábado 17 reviviremos el espíritu Glangor

[Reply]

 

Deja tu comentario