Tevagustar.es Tevagustar.es Tevagustar.es Tevagustar.es
La Voz de Galicia
Blogs de lavozdegalicia.es
Vidas Licenciosas

Viaje en el tiempo a los bares de las galerías

7 de Junio de 2013 a las 3:26

Como si fuera un bloguero de raza, me ha dado por lanzarme a la noche en busca de experiencias. En realidad nunca he dejado de hacerlo, pero después de veinte años en los que, como las cabras, he ido tirando al monte Libredón del casco histórico, mis zapatos han vuelto a pisar el pegadizo suelo de las galerías del Ensanche compostelano, ese submundo interior repleto de pequeños bares en las inmediaciones de la plaza Roxa. De alguna manera me debía ese viaje a las catacumbas de mi vida tardoadolescente. Quién sabe, si me hubiese saltado aquellos primeros escarceos en las barras quizás hoy fuese un acaudalado deportista retirado a punto de sacarse el título de entrenador, o un brillante cirujano con un chalé de piedra en Ames y un monovolumen con tres filas de asientos para mi dulce mujer y una recua de niños. Pero no, siendo todavía menor de edad me dejé atrapar por las redes marineras del Berberecho, que para mi sorpresa siguen allí en el techo tres décadas después. Sospecho que ya no pescan como a finales de los 80, que eran años loquísimos y de verdaderas multitudes, pero percibo que el bar de Juan y Nieves todavía es el primer refugio de juventud de muchos estudiantes, como fue nuestro caso. Sus dueños conservan su entrañable mala hostia y encajan con cintura todas las cretinadas propias de esas edades. Recuerdo que los viernes, después de comprar unos pitillos sueltos en el quiosco, nos atrincherábamos en sus mesas bajas a soplar Submarinos y a destripar pipas, que eran el vicio menos peligroso. Tenía 16 años y creo que entonces era legal beber alcohol, y si no, a nadie le importaba. Como ahora, había poco dinero, así que bajarse con pajitas entre cuatro mastuerzos una jarra de cerveza vitaminada con Larios (costaba 250 pesetas-1,50 euros) era un buen negocio para el gaznate. Cuando llevábamos un par de rondas tocaba aliviar en los baños, que no se lo pierdan, están exactamente igual: oscuros, malolientes y con una de esas plataformas de caída libre con un agujero en el suelo que creía extinguidas en la hostelería del siglo XXI.

La salida del Berberecho, en la rúa Nova de Abaixo

Siguiendo mis propias huellas de dinosaurio continué por la calle abajo y me dirigí a la que era otra de nuestras paradas habituales. Me quedé en mitad de la escalera. Debí sospecharlo al asomarme y no escuchar los latigazos del futbolín: el Faíscas lleva unos cinco años cerrado. Me lo contó David, el propietario del Gasteiz, que me pilló husmeando por las galerías Pasaje y que me afeó con mucha amabilidad el no haber incluido a su bar en el artículo sobre los locales que resisten la crisis. Solo con la caña a la que insistió en invitarme no me hubiera ganado para la causa, pero me gustó su honestidad y el hecho de que estuviese sonando la Credence. Él mismo, que lleva veinte años bregando en la noche, lamentaba que los locales vecinos estuvieran chapados desde mucho tiempo atrás: nada menos que el Merliño, que ponía un curioso vino que llamaban Blues por 50 pesetas (0,30 céntimos), y el Pachi´s, que abrió a principios de los 90 como abrevadero universitario de referencia. Entre unos y otros, en mi época juntaban más tropa que la que me encontré en mi revival de jueves noche por el sur de la ciudad. En ese páramo deteriorado, el Gasteiz sigue respirando, así que sirvan estas líneas para reparar mi error por haberlo ignorado como superviviente de un pasado que irá ensombreciéndose a medida que avance en mi nostálgica ronda.

David, del Gasteiz, un superviviente

Las galerías Goya las creía fenecidas. No es así. Claudicaron y han vuelto a abrir al público. Me adentré hasta el fondo a la izquierda en busca del Carallete, que era otra de mis debilidades y mantiene vivo el nombre. Ha cambiado mucho y ahora también abre como after. No me veo, no me veo… Los espacios de los locales son los mismos, pero han cambiado su aspecto y creo que también su espíritu, por eso me flojea la memoria: ¿El de la esquina era el Topolino? El del fondo a la derecha… ¿el Tonos? ¿o era el Tubo´s? Me pierdo. Ahora solo alardean de poner copas a 3 euros. Qué incautos. En mis tiempos, siempre que el Gita o el Lage no te dieran el palo, 500 pesetas llegaban para todo lo anterior y para seguir la ronda en las galerías vecinas por el Picapeixe, donde ponían Agua de Valencia, o por el Cotón, que ya tenía licores de todos los sabores y que con su sobriedad de pueblo competía con la imaginativa coctelería de la Cantina y del Brétema, que le daban cosa fina al taco de tequila y a los Cerebritos (Baileys, granadina y sabe Dios qué), una cochinada sin precedentes en mi estómago.

El Carallete sigue abierto, pero ha cambiado

Todo sigue vivo en mi memoria, pero los locales están vacíos, así que decidí abordar a un guardia seguridad que me recomendó que no buscase más: “Están todos cerrados, dónde va”, me dice, para enseguida corregirse. “Bueno, A Cova da Vella sigue abriendo los fines de semana, pero tiene unos horarios raros”. Es cierto. La taberna forrada de madera y decorada con aperos de labranza sigue en la brecha. Nada ha cambiado allí dentro: desde la puerta, sin llegar a entrar, veo el banco en el que nos solíamos sentar. Y me imagino a todos mis amigos allí, tomando quintos de Estrella, riéndonos y charlando, delgaditos como éramos, descifrando qué íbamos a hacer de nuestras vidas. Ellos fueron lo mejor de aquellos años. Y ninguno tiene un monovolumen con tres filas de asientos. Los muy golfos.

Buenas noches.

Sin categoría
Escrito por juancapeans 41 Comentarios
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net

41 respuestas a “Viaje en el tiempo a los bares de las galerías”

Bolas
Junio 7th, 2013 a las 6:35

Que tiempos Juan!!!!, magnífico relato de lo que fue nuestra segunda casa hace unos 20-23 años…
Por cierto, te fijaste si en el Berberecho sigue sonando la famosa cinta de Mecano??.

Un abrazo,

[Reply]

juancapeans
Junio 7th, 2013 a las 9:25

En el Berberecho suena ahora una radio con música. Tonterías de las licencias

[Reply]

 
 
jander
Junio 7th, 2013 a las 7:54

no sales mucho a la calle no..?? y cuando sales a tomarte unas ” copas ” a la “zona vieja ” reconoces los locales y las antiguas tabernas…??

[Reply]

 
piolinfuecool
Junio 7th, 2013 a las 8:04

Magnífico artículo señor Capeáns. Es usted un nostálgico entrañable. Me tomaría una caña con usted. Tequila no que tengo un mal recuerdo de las Goya…

[Reply]

 
isa
Junio 7th, 2013 a las 8:16

qué tiempos, yo hacía la misma ruta. además del cerebrito bebíamos algo que se llamaba MONICREQUE…En el carallete TEQUILA con sal y limón…y luego íbamos al Apolo a botar unha baila…todavía pinchaba MAMÉS. NO saben lo que se pierden los adolescentes de ahora

[Reply]

juancapeans
Junio 7th, 2013 a las 9:23

Los monicreques!!! Tremendo

[Reply]

 
Belén
Junio 7th, 2013 a las 18:45

Ayyy cuántos recuerdos!!!! qué bien nos lo tenemos pasado por esos lares!. Me ha encantado tu artículo Juan, el Topolino era uno de los que más me gustaban, con aquel camarero de gafas a lo Buddy Holly, jaja, qué tiempos!!

[Reply]

Julio
Junio 8th, 2013 a las 6:57

Buen artículo Juan. Al camarero del Topolino lo vi hace unos días en una cafetería en Milladoiro. Tiene en la entrada el surtidor de gasolina y dentro del local algún recuerdo de allí. Si teneis nostalgia del local, os podeis pasar que os traerá recuerdos. Lo que no pude confirmar es si aún tiene la llave-super llavero para ir a los baños jaja.
Un saludo.

[Reply]

 
 
 
Fernando
Junio 7th, 2013 a las 9:16

Había justo a la izquierda de la Cova da Vella uno llamado Radikal. Tuvo muchó éxito y duró unos cuantos años también. Yo lo frecuenté, y creo que Juan lo conoció fijo.

[Reply]

juancapeans
Junio 7th, 2013 a las 9:22

No me salía el nombre… Radikal, claro que sí. Cerrado, como el resto

[Reply]

 
 
Vicente
Junio 7th, 2013 a las 9:52

Que tiempos!!! “Todo tiempo pasado fue mejor”, no lo dudo. Ahora se van a la alameda a beber y papar frío. Yo en los inviernos de Santiago, fríos y pasados pòr agua sobraba hasta la camiseta en estos garitos, con la cantidad de gente y el efecto del alcohol, vuelvo a decir Que tiempos!!! Buen artículo para sentir nostalgia.

[Reply]

 
Manolo
Junio 7th, 2013 a las 9:57

Fenomenal o artículo sobre os locales da marcha antes pasaba se ben tiñan que facer o mismo ahora moi bo ese reportaje trouxome moitos recordos

[Reply]

 
Jorge Pallarés
Junio 7th, 2013 a las 10:05

Enhorabuena, excelente relato.
Me has lanzado a un flash back lleno de grandes momentos.
Aún se siente uno extraño cuando decide darse un “Gonzagazo” y transita por ese pasillo desierto.
Apertas,

[Reply]

 
Smolarek
Junio 7th, 2013 a las 10:25

Buen artículo. Leyéndolo me he acordado de un garito en las Goya que se llamaba Bar Sovia, culto a la modernidad que completaba un enorme circuito que incluía el Tranvía, Tobogán, Más Madera, Farenheit 451, Número k, ZZ pub, Ofisina, Competensia, Chitón y muchos más que no recuerdo. Eran aquello que denominaban “movida de Vigo” y cuyo nombre nunca llegué a comprender, pues en esa ciudad había movimiento el sábado y solo el sábado. En Compostela el ambiente estaba de domingo a viernes.
Los compostelanos nunca hemos sabido vendernos, siempre con nuestros complejos.
A mí también me dio el palo el Gita. Y Cuquín, que mira que era malo.

[Reply]

 
Pili
Junio 7th, 2013 a las 10:38

Uuuuuffff!!! Menudos recorridos y estómagos a prueba de “bombas” jajajajajaja Enhorabuena por hacernos añorar aquellos maravillosos años. En A Cova tengo pasado muuuuchas horas.

[Reply]

 
Rosa
Junio 7th, 2013 a las 10:42

…diooooos!!! precioso el paseo que acabo de dar contigo Cape!!!

[Reply]

 
xan
Junio 7th, 2013 a las 10:55

Gracias amigo por hacerme recordar despues de 30 años, aquel movidón de mi vida universitaria, la verdad que he vuelto a revivir aquellos maravillos años que casi los había perdido en la memoria, acojonante artículo, en la zona vieja todavía existen el Fucu, el Paraiso Perdido, etc….

[Reply]

 
Chacho
Junio 7th, 2013 a las 10:57

y os acordais del Tranvía

[Reply]

 
Mª José
Junio 7th, 2013 a las 12:14

Es tal cual yo lo recuerdo! seguro que tu y yo coincidíamos muchas veces tomando el submarino. Qué tiempos!

[Reply]

 
Santiago
Junio 7th, 2013 a las 12:20

Estupendo paseo por una zona poco reconocida en la intrahistoria de los bares y la movida. Sólo me faltó la parada en el Caldeirón a rellenar con la tapita de zorza y la de las patatas bravas (de las bebidas no me acuerdo mucho pero de las tapas…) En esas galerías Goya ya hubo una generación antes de la suya y era mítico el cartel de la mercería que decía “Tenemos pijamas de David el Mono” (era el gnomo pero allí no estaban por la mitología nórdica).

[Reply]

 
Graciela
Junio 7th, 2013 a las 12:38

Me habeis hecho reir un poco, además de soñar!!! Que memoria ñoras y ñores, como si fuera ayer! Menos mal que nos queda el señor Capeans.

[Reply]

 
Adriana
Junio 7th, 2013 a las 12:52

La verdad es que me acabo de partir derisa, un recorrido fabuloso, revival magnífico, ya que en mi cerebro esa época está como en una nebulosa… Jajaja. Conste que del Berberecho me quiere sonar Dolores se llamaba Lola mezclada con litros de vozca con limón y pipas… Muy buen post.

[Reply]

 
Manu Fernandez
Junio 7th, 2013 a las 13:56

me siento muy identificado con lo expuesto arriba, solo hecho de menos, y desconozco realmente el motivo, el RADIKAL, bar rokero por excelencia, ke vivió como tantos en akella época años gloriosos, con el Fer, el todavia crio Tito, uno en la gerencia y barra y el otro repartiendo el tiempo entre los platos, pinchando y la barra, del ke todavia hoy es recordado entre la pandilla, Tito ponme este tema, y su “mitica respuesta” …ahora, ahora, poniendo siempre lo ke le pedian las tias y nosotros riendonos de narices jejjee.

[Reply]

 
Tu primo Javier grille
Junio 7th, 2013 a las 14:02

Capi eres un crack, que buenos recuerdos
Que gran época adolescente, gracias por recordar la suerte que hemos tenido
Un abrazo y sigue escribiendo así

[Reply]

 
RPS
Junio 7th, 2013 a las 15:51

Yo he vivido la epoca de desaparicion de las galerias, y de la zonanueva, recuerdo sitios como “el chasis” con sus chupitos de piruleta, ir a tomar el agua de valencia, y otro que estaba en la esquina izquierda todo de color negro por dentro, dos tarimas y un flash cegante como unica luz, recuerdo tomar los chupitos a euro, algo impensable ahora, y lleguéca conocer afreketé cuando la reabriron siendo la mitad de grande de la anterior.
Actualmente en esa zona poco mas que apolo ( y el cual solo tiene adolescentes) sigue en pie.
Los que nos vamos acercando a la treintena solo pudimos vivir un pequeño resquicio de lo que eso fue….

[Reply]

 
Mugroso
Junio 7th, 2013 a las 17:36

pero ese David do Gasteiz ainda vive ,mi ma!!! debe ser mais vello ca Tita… pero que tempos ,que non volverán!! e o Merliño hai uns anos abrirono unhos “empresarios de chantada” ,nunha porta do baño está escrito “Javi,Uxio sois lo peor” pois eso…

[Reply]

 
Belén
Junio 7th, 2013 a las 19:09

Por cierto Juan, qué bien escribes, qué recuerdos más maravillosos de mi adolescencia y de la de mi gente, Rocío, Anabó, Ana G., mi prima Isa, vaya que no lo tenemos pasado genial por esos lares. Gracias por hacernos volver por unos minutos a aquellos maravillosos años 😉

[Reply]

 
Tucho
Junio 7th, 2013 a las 19:20

Pues muy bien escrito y lo que sea, pero alucino con la peña que añora esos garitos, sucios, mal atendidos, llenos de basura y serrín, (casi siempre) música infame. Lo bonito son los recuerdos y las vivencias de cada uno, pero no engañarse, los garitos y sus dueños fueron unos aprovechados que nos obligaron a crecer en tabernas de mala muerte en vez de bares dignos…Bien que están cerrados y se les ha acabado el chollo. Mucho duró el timo constante al estudiante en Santiago…

[Reply]

 
Belén Trías
Junio 7th, 2013 a las 21:37

Simplemente genial! Me has sacado unas risas y me has hecho transportarme en el tiempo. Que maravillosos recuerdos… Gracias!!

[Reply]

 
Carlos
Junio 7th, 2013 a las 21:41

Que tiempos aquellos….los mejores¡¡¡
Buenos recuerdos de los lugares habituales durante mucho tiempo. Se hecha de menos…a los locales y a los amigos¡¡
Enhorabuena por el artículo.

[Reply]

 
Belén R
Junio 8th, 2013 a las 4:04

Qué tiempos, Dios mío! Y qué suerte! Nadie nos demonizaba por pasárnoslo bien el fin de semana (y algunos días de semana también)Los compartí contigo, Juan, y ha sido maravilloso revivirlos otra vez. A veces, tengo la sensación de que solo yo me acuerdo de cómo salíamos y de cuánto bebíamos, incluso vosotros que erais deportistas… Cualquier adolescente de hoy que haga algo parecido pasa por un “programa de rehabilitación”, seguro.
Sirva como recordatorio para los que hoy sois padres… y ánimo!!

[Reply]

 
Pif
Junio 8th, 2013 a las 5:49

También te olvidas de sitios míticos como los bocadillos del frankfurt, el Acme, el Chasis o Afreketé pero en general todo muy mítico. Eran otros tiempos, aún recuerdo cuando salías un Viernes por la noche y desde el Acme hasta la plaza de Vigo no se veía el suelo de la gente que había.

[Reply]

 
nacho
Junio 8th, 2013 a las 7:22

Que bos tempos,acabo de flipar, a mesma ruta q a nosa
Outro dia podias recordar os do franco, que estiven hai pouco e casi non queda nada
Por certo, teño 44 e sin monovolumen
Saudos para! Todos

[Reply]

 
Jose
Junio 8th, 2013 a las 7:54

Que recuerdos XD yo venia de Lugo a estudiar y fueron unos años maravillosos primero viviendo en la calle de la conga(zona vieja)y despues en santiago de chile(zona nueva)ese segundo año fue matador ya que mi jornada transcurria de bares de zona vieja,galerias y rematabamos comiendo un pollo en el Galicia…..si la plaza roja hablase!!!!!!!
Que nostalgia ya han pasado 20 años,se me saltan las lágrimas
Un gran post

[Reply]

 
Isabel
Junio 8th, 2013 a las 13:39

Un precioso paseo lleno de nostalgia Cape. Yo todaví puedo verte en ese banco de A Cova, y a ti y a los otros… qué años época tan bonita y cuánta razón tienes, ellos fueron lo mejor de aquellos años. Y yo tampoco tengo un monovolumen! 😀

[Reply]

 
Isabel
Junio 8th, 2013 a las 13:42

En el Cotón me pillé mi primer “pedo” con su mezcla de chupitos. Y el mistela? Quién se acuerda del mistela??

[Reply]

 
abelvison
Junio 8th, 2013 a las 15:32

Bueeeenooooooo que de recuerdos cuando bajabas por la Calle Nueva y solo veias cabezas,cuando 2000 pelas llegaban para pasar el viernes y el sabado y quiza arrastrarse el domingo hasta la sesion de tarde en Apolo,jajaja.,te has olvidado del Rugby,la de litros de birra que nos fiaba Chespi,hoy tiene una tienda de recuerdos en la zona vieja,y tambien me lo pase muy bien,mucho,en Afrekete,Nacional 2…en fin,que al final cualquier tiempo pasado fue mejor.

[Reply]

 
Pablo
Junio 9th, 2013 a las 20:37

Estimado Juan,
Estos relatos tuyos, son cada vez son mejores y me tocan más la fibra sensible.
En breve cumpliré 40 tacazos y será por eso que valoro especialmente este blog tuyo sobre la noche compostelana, el cual, además de estar excelentemente escrito, y con un gran gusto, voy guardando semana a semana (cibernéticamente), pues reflejan fielmente lo que ha sido mi vida de ocio hasta hoy y estoy seguro de que en unos años, releerlos, me dará el mismo buen rollo que hoy… o más.
Lo del Gita y el Lage, reconozco que ya ha sido poner la nostalgia en “modo experto”. Touché. Aún recuerdo esas carreras para entrar en Apolo, con el dinero en el calcetín, para evitar el palo de ambos.
Continua así y muchas gracias por estos ratos

Trasga la charra…

[Reply]

 
Jesus
Junio 9th, 2013 a las 20:56

Gran artículo,que tiempos aquellos,en los cuales con 1000 pts,te daba para toda la noche,y aún llegabas con dinero a casa y ahora…

[Reply]

 
Sete Pontes
Agosto 3rd, 2013 a las 17:34

Pensei que xa non quedaba ninguén con sentido común e un pouco de bo gusto… Pero ahí está Tucho. O artigo: para nostalxicos… O millor bar sen dúbida: o TOPOLINO, onde non había nin serrín, nin pipas polo chan, nin potas polas esquinas, limpeza diaria, bo trato e por suposto a millor música de Compostela. E por certo, o xefe, con pinta Buddy Holly chámase SUSO

[Reply]

 
joaquin
Noviembre 9th, 2015 a las 0:44

Tengo muyy Buenos recuerdos de todos estos baretos…ostiaaa por cierto aun ahora recuerdo que le debo unos litros de cerveza al camarero del rugby manda caballo. ..por cierto hago un llamamiento a todos los emprendedores de santiago a resucitar las zonas de galerías pero esta vez con un estilo más friki, ainda que eu lle seguiría deixando os serrins polo chan, as potas nas esquinas e as colillas de porros.

[Reply]

 

Deja tu comentario