Tevagustar.es Tevagustar.es Tevagustar.es Tevagustar.es
La Voz de Galicia
Blogs de lavozdegalicia.es
Vidas Licenciosas

Bares buenos, bonitos y, de momento, baratos

28 de febrero de 2013 a las 0:46

Algo se está cociendo en Compostela, y no es precisamente un centollo de kilo y medio. El viejo local de la cocinera Toñi Vicente ha vuelto a llenarse de gente, ahora bajo el nombre de La Industrial, un atractivo bar de vinos, cañas y tapas que sirve unas copas bastante ricas; Kunsthalle, el local nocturno de moda, también ofrece por el día originales bocados sobre trozos de pizarra, que acompaña con obras de arte, música en directo y animadas retransmisiones deportivas; A Nave de Vidán, por seguir con ejemplos de negocios abiertos en los últimos meses, tiene su propia línea de trabajo, generando eventos alrededor de la cocina para atraer clientela; y Marcelo Tejedor, el restaurador con más talento de la ciudad y con importantes conexiones internacionales, se va a reinventar en cuestión de semanas como taberna gallega con aires orientales, sin las ataduras del menú y las reservas previas. Todo esto tiene un nombre: tendencia. Utilizo esta palabra en el sentido técnico del análisis del mercado, en este caso hostelero, y no como expresión para incluir todo lo que parece moderno, enrrollado o de un gafapastismo subido. Los nuevos locales de Santiago están mudando el formato tradicional, en una baja forma alarmante, y empiezan a explorar fórmulas más cercanas a un público que ya no está dispuesto a sentarse en una silla mullidita y esperar por decreto un rejonazo de al menos 50 euros por persona, así no quepas por la puerta al salir.

Carlos Montilla y David Barro, del Kunsthalle

El fenómeno es interesante, porque las últimas aperturas tienen un inequívoco sabor local y están atrayendo por igual a una clientela de diferentes edades, de corte urbano, pero sin atender a los clichés de sofisticación o de alta capacidad adquisitiva con los que se identifican este tipo de lugares en las grandes capitales. Detrás de estos negocios están empujando con ganas santiagueses de entre 30 y 40 años que están sabiendo captar la atención de sus vecinos, que sufrían atrapados en las cartas turísticas de los calamares, la empanada y el marisco (según mercado) y los escaparates-frigorífico con pulpos desparramados sobre una jarra de cerveza, que todavía quedan. Entre esa oferta trasnochada y los lounge bar, los espacios chillout y otras gilipolleces importadas sin criterio alguno había un hueco más auténtico y autóctono que han ido cubriendo negocios modestos pero entusiastas como O Curro da Parra, Abastos 2.0, La Cavita o A Moa, en los que se podrá comer y beber mejor o peor, pero que están creciendo en el oficio de la mano de sus clientes y que ofrecen, de momento, precios razonables. Difícilmente estos gastrobares, neotascas, tabernas contemporáneas o como se quieran etiquetar ellos mismos van a colgarse del pecho estrellas Michelin, ni van a perpetuarse los cerca de cien años de vida de Casa Vilas, que con su cierre se convirtió en el paradigma de un modelo agotado, pero ya le están comiendo las papas a los que persisten en sus sobrevaloradas cartas de sota, caballo y rey, aunque a los chupitos invite la casa.

Alejandro Loimil, Marcos Cerqueiro, Alicia Iglesias y Hugo Rodríguez, del Abastos 2.0

Modernizarse y evolucionar, que conste, consiste en algo más que poner unas tostas en la barra, desplegar cuatro cubiertos de Ikea en una mesa sin mantel y hacer el paripé con unas cáscaras de lima y una cucharilla imperial al preparar los gin tónics. El modelo tiene que aferrarse a una realidad económica latente, y es que los que todavía apañan cien euros al mes para invertir en ocio prefieren salir una vez a la semana y reunirse en locales animados en los que si quieres gastas ocho, y si estás muy a gusto, ochenta. La otra opción es estallar de Pascuas en Ramos un pastizal en un comedor solitario vigilado por un camarero que con su mirada tristona te recuerda que cualquier comanda pasada fue mejor y más abundante. De esos aguantarán o lograrán remontar media docena, porque de todo tiene que haber, pero el resto, siendo prescindibles, sucumbirán a una facturación menguante más por inacción que por inanición. Ahora y en los próximos años toca una segunda renovación hostelera en Santiago -la primera la propició el Xacobeo 93- pero sobre todo ha llegado el momento de recuperar el trato exquisito con los clientes, de ponerlos en el centro del negocio, desde que entran por la puerta hasta que pagan lo justo, se van y hablan bien a otros de la experiencia, que es cuando de verdad acaba de cerrarse el círculo digestivo de un local próspero. En el fondo, que el modelo cambie es un pequeño triunfo de la gente normal. Lo anormal era que los mejores coches aparcados a las puertas siempre fueran el del dueño del restaurante o el de un conselleiro al que le pagábamos la cuenta a escote.

Buenas noches.

Sergio, Miguel, Álex y Adrián, de O Curro da Parra

Sin categoría
Escrito por juancapeans 22 Comentarios
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net

22 respuestas a “Bares buenos, bonitos y, de momento, baratos”

Bego Duro
febrero 28th, 2013 a las 10:10

Agora so falta que o modelo se exporte ás aoutras cidades galegas…

[Reply]

 
Ela Diz
febrero 28th, 2013 a las 11:20

Completamente de acuerdo. Aunque añadiríá alguno más a la lista como El Paso del Noroeste, O Faladoiro, La Flor, O Paris. Con esta generación de emprendodores da gusto salir a tomar algo!

[Reply]

 
garumbitró
febrero 28th, 2013 a las 12:17

todo se andará Bego, todo se andará

[Reply]

 
Loliño
febrero 28th, 2013 a las 18:51

* Los negocios de restauración y pequeños comercios de en Santiago Centro, están prácticamente en la ruina, ya que los ciudadanos hemos cambiado de hábitos y ya nos trasladamos a la periferia como S. Lázaro, Salgueiriños o Santa Marta (con aparcamientos de borde si fuera menester o incluso gratuitos) para tomar un café, comer o cenar y así evitar la presión de la grúa con el posterior pago por depósito del vehículo y la correspondiente multa a pagar al Ayuntamiento …..El Ayuntamiento de Compostela, con el objetivo fundamental de beneficiar a las empresas de la grúa y de los parking subterráneos y al mismo tiempo recaudar mucho más por las multas ha estableciendo las siguientes normativas:

– Sistema de aparcamiento rotativo en zona azul, aparcamientos de zona verde reservados para residentes, y por último por los precios desmesurados de los parking subterráneos.

– SANTIAGO CIERRA QUE NO VUELVO-

[Reply]

 
Antón Loureiro
marzo 1st, 2013 a las 10:23

Dacrodo en todo o artigo. Especialmente con esa crítica a locais de gins, unha moda de moito postureo, no que case che serven ensaladas na vez de combinados e que por riba se pasas unha cortina, xa che cobran máis polo mesmo. En canto aos comentarios, La flor, o mesmo que o dos gins, un postureo e ademais cunha camareira, ben desagradable e borde, Sandra. Saúdos.

[Reply]

 
Marta
marzo 1st, 2013 a las 10:44

Me estáis diciendo que son propuestas económicas? Anda ya! Me parece bien la nueva decoración y buena música, pero un vino por 2,5€ (cavita) me parece un ROBO!!!
Un hurra por la industrial eso si!

[Reply]

devinos
marzo 20th, 2013 a las 19:48

Robar por un vino de 2,50?? dependerá de que vino sea….

[Reply]

 
 
Espósito
marzo 1st, 2013 a las 10:47

Si, todo muy moderno. Otras ideas que pone en práctica alguno de estos exitosos propietarios son bastante antiguas: no pagar a los artistas que dan vida a sus locales, no pagar la seguridad social de los trabajadores, pasarse por el forro la jornada laboral y horas extras. Por otra parte, estimado Juan, si a usted le parece que la carta del 90 por ciento de los locales que cita no está sobrevalorada es que es usted un snob.

[Reply]

 
i
marzo 1st, 2013 a las 22:34

A Industrial ignórante se non vas de pijo. Cos rótulos horteras en castelán parecen de Fachadolid!!!

[Reply]

 
orujiito
marzo 2nd, 2013 a las 11:03

Suscribo lo de La Flor, desde que abrieron, hace dos o tres años, han tenido muchos detalles de prepotencia, es vox populi.
Pero es cierto que hay otros muchos que aportan originalidad y precios contenidos en sus cartas.

[Reply]

 
Donald Draper
marzo 2nd, 2013 a las 11:35

Sr. capeans de los locales que usted cita le sobran cuarto y mitad. Por ejemplo, “La industrial” es un recien llegado, que tiene un pase para tomarse una caña pero de ahí a gastarse las perras para llevarse algo al estómago va un abismo.Las veces que allí estuve bien parecía que estuviera en el nautico de sanvicente. Mucho pijo amigo del jefe. Durará lo que tres cubitos de hielo en un vaso on the rocks.Lo mismo que la nueva paja mental de Marcelo. Queda muy cool para el postureo, como tomarte una ginebra de nombre compuesto aderezada con mil aromas en el Vaova y que meten un rejonazo de 10 euros. Y te queda cara de tonto…
Malos tiempos para la lirica en la hostelería compostelana.

[Reply]

Hastaloswebs
marzo 2nd, 2013 a las 13:36

Para Donald Draper, tienes muchos locales en Santiago donde tomar la tapas de siempre y las copas de siempre, yo que tu no me arriesgaría a conocer cosas nuevas, todavía puedes encontrar vasos de tubo donde tomarte una copa de toda la vida. Celebré mi cumpleaños con una cena en La Industrial y me gustó lo que comí y bebí y el trato fué excelente. Por cierto soy habitual del Vaová, por mi afición a los buenos gin-tonics, anoche mismo me tomé un gintonic por 6 €, parece ser que no te gusta gastarte las “perras” en un buen bocado en La Industrial, pero cómo te gustan las ginebras de 10 euros eh? Porque para tu información, en el mercado tienes de todo tipo de precios, igual puedes comprar un mercedes que un renault, tu verás lo que te quieres gastar, de la misma manera los empresarios cuando alquilan un local se arriesgan a pagar más en la zona vieja de Santiago que en Camariñas o Bemvibre. Lo que puedes hacer es acechar por la zona vieja al personal de los locales que reparten descuentos y asi podrás ahorrar, lo mismo que tambien puedes hacer botellón. Por cierto en un capitulo de Aida el Luisma cogía un palito y rebuscaba debajo de las tragaperras alguna monedilla suelta, igual te va bien sobre todo con tu personalidad, con gente como tu no se progresa y estaríamos en la edad de piedra . Viaja un poquito aunque sea en Ryanair y si te parece caro siempre puedes ir a Santa Comba o Boiro que te saldrá mas barato, entre otros pueblos y aldeas de nuestra bella Galicia, la ciudad se te
queda grande, yo creo que no la entiendes. Saludos desde el futuro.

[Reply]

Neo
marzo 20th, 2013 a las 19:45

En Boiro hay unhas propostas hosteleras de cojones! Senón mira A Pousada!!

[Reply]

 
 
 
breixo
marzo 4th, 2013 a las 1:09

Su quedaríame con concepto do abastos e destacaría o trato o cliente,o resto cae de caixon,comese de cine.

[Reply]

 
Carlos Landín
marzo 4th, 2013 a las 8:31

Como siempre, disfrutando tu estilo, Juan. Y efectivamente, ahí tenemos a gente con ideas y emprendedora intentando ganarse la vida haciendo bien las cosas, conscientes de que su futuro, y el de las personas que con ellos trabajan, dependen de satisfacer a su jefe supremo: el cliente. Sin subvenciones ni zarandajas. Arriesgando. Les deseo mucha suerte a todos.

[Reply]

 
Miguel
marzo 7th, 2013 a las 9:13

Y me falta en esta información La Cantina en Dr Teixiero (el antiguo Reno). Muy buenas raciones y unas hamburguesas de primera.

[Reply]

 
ANDRES
marzo 8th, 2013 a las 1:11

Hola Juan, he de confesar que me gusta muchisicmo como escribes, tu forma de redactar es clara, concisa y tiene un toque vehemente que me encanta.
No obstante he de decirte que en uno de los “wonderful bares” que comentas en mas de una, dos, tres y hasta OCHO ocasiones me han tratado fatal. Reconozco mi punto gastrosado…
La gota que colmó el vaso sucedio ayer mismo: era tarde, uno de esos bares en custion, que tu tanto adoras… estaba medieo lleno (siempre veo el vaso medio lleno, entro con mi compañera de vinos y antes de abrir la boca, oigo una voz que me grita: ¡¡¡¡ ESTAMOS CERRAAAAAADOOOOOSSSSSS!!!!!, Juan, ¿puedes imaginarte la carcajada del resto de los ocupantes del fashion bar?, No, no puedes. Aun resuena en mi sien.
La camarera gafatasta nos hizo una ondavitaltotal

[Reply]

orujiito
marzo 8th, 2013 a las 20:02

Andres:

Hombre, se puede tener un mal día, pero es que a mí me ha pasado exactamente lo mismo dos veces, y se merecen que los nombre: La Flor.
Fue calcado.
Espero sea la excepción a otros que sí se lo curran.

[Reply]

 
 
Rivers.
marzo 10th, 2013 a las 16:08

Perdonadme, de verdad, pero algunos de vosotros sois un auténtico coñazo, siempre protestando… el deporte nacional no es el fútbol, es protestar!
Estos locales son el fruto de gente con ganas de hacer cosas nuevas…a unos les gustarán más, a otros menos, pero todo lo bueno surge cuando hay gente que pone en práctica sus ideas…solo por eso vale la pena una buena crítica… ánimos

[Reply]

 
Paca La Maldita
marzo 21st, 2013 a las 19:13

Bueno yo discrepo bastante; “O Curro da Parra” es muy sibarita, sales con hambre, es caro y te miran con cara de culo si te pides un simple calimotxo. “A Moa” está de capa caída, ya no va nadie, sus platos dejan mucho que desear, se han columpiado y se han olvidado de la calidad, el sabor y de tener un buen cociner@ entre sus filas. El dueño del “Abastos 2.0” es un chulo, que se cree el rey de la hostelería compostelana.

En cuanto a lo que se dice por aquí estoy de acuerdo en todo salvo en “La Flor” que es un antro donde te tratan fatal, su dueña es una sesentera o popera como la quieras llamar, que se cree top model y piensa que tiene glamour, pero no es más que una vaca sudorosa con trapos. Eso si todo muy decorado con plantas y flores que si eres alérgic@ ya no puedes entrar.

Yo recomendaría un clásico, el “Bierzo Enxebre” (antiguo Prada a Tope) y su bodeguita, te ponen tapas a rodar, se come barato, abundante y los camarer@s son muy agradables. Los embutidos son buenos, del Bierzo, sabes que nunca te van a fallar. Un ambiente enxebre con un público cuarentañero muy interesante. La bodeguita que tienen enfrente tiene un público más joven, y es más de tapeo aunque también puedes cenar si te apetece.

Otra buena recomendación es “O Boneco” que abrió no hace mucho por cerca del Concello, sus camareros son majísimos, atentos, tapas hasta hora de cierre, siempre tienen un detalle con sus clientes, las copas son asequibles y tienen muy buen música. Últimamente organizan unas fiestas temáticas que son la sensación del momento, donde te encontrarás lo más granado de la sociedad compostelana. Tienen un ambiente joven y liberal. Estoy deseando que venga el buen tiempo para disfrutar de su terraza.

Y a ver si salimos más por Compostela, que la noche está acabada y solo las travestis ponemos un poco la nota de color a tanto aburrimiento.

[Reply]

Ana M
marzo 22nd, 2013 a las 18:16

Parece que le haces honor a tu nombre “Maldita”, a ver lo de la Flor me parece se te fué la pinza, es un local normalito un poco pretencioso pero está bien. Lo de O Curro de la Parra , yo nunca he ido pero se de que va el bar en cuestión y pedir un calimotxo ahí es como pedir un gin aromatizado a la canela en el Avante. Lo de el antiguo Prada solo puedo decir que la zorza también cumple 40 años….sin duda. Sólo coincido con lo que era el Trasgo, el boneco, me encanta el sofá y las golosinas que ponen con las copas.

[Reply]

 
 
José Luis
marzo 21st, 2013 a las 20:50

Estoy de acuerdo en que en compostela hay mucha hostelería creativa, El Abastos, O Curro, O Paso do Noroeste, El Bicoca, La Viña de Xabi, El Leal, La Cavita etc…También tenemos una muy clasica pero excelente O 16, María Castaña, Fornos y luego los especializados en estafar a los turistas (lease Franco, Raiña, etc..)

Por cierto veo que lo de La Flor es genralizado y yo que llegué a pensar que le caía mal a esa gente. Lo de su maltrato al cliete es una norma de la casa. Mi conclusión es que las modas van y vienen y hay muchos locales que les auguro una muerte proxima. Ojo los de La Flor.

[Reply]

 

Deja tu comentario