Tevagustar.es Tevagustar.es Tevagustar.es Tevagustar.es
La Voz de Galicia
Blogs de lavozdegalicia.es
Vidas Licenciosas

La Bolera vuelve a reunir a los niños bien

30 de enero de 2013 a las 23:59

Ya he contado que la noche de Santiago se ha convertido en un agujero negro, pero todavía quedan destellos. El pub La Bolera (1983-2004) cerró cuando el país iba como un tiro, así que su defunción poco tuvo que ver con la ciénaga por la que ahora nos arrastramos. Y por eso tiene más mérito si cabe que su antiguo propietario, Carlos Landín, se haya complicado la vida nueve años después del óbito para organizar una fiesta el próximo sábado 2 de marzo* en la que pretende reunir a clientes, amigos y trabajadores de un local por el que pasaron generaciones de estudiantes y profesionales seducidos durante dos décadas por un estilo que nadie ha logrado resucitar en Compostela. Nunca un establecimiento consiguió concentrar un ambiente tan homogéneo como el del singular pub del Ensanche, que incluso llegó a prescindir del portero en sus épocas de apogeo, tal era el grado de complicidad de los asiduos.

Toño Ruibal, el pincha, en la cabina disfrazado (años 90)

La Bolera, un lugar conservador en muchos sentidos, tenía un público objetivo muy definido y por ello se ganó también sus detractrores, pero en absoluto se trataba de un club hermético o elitista al uso. Sus clientes, así tuvieran 18 o 42 años, convivían despreocupados y ajenos a las etiquetas sociales en aquel sótano de cerca de trescientos metros cuadrados con una decoración simple, muy clara, sin luces estridentes y una música que jamás se alejaba del pop nacional de los 80 (Duncan Dhu, Hombres G, Mecano, Nacha Pop o Radio Futura) o de artistas internacionales poco arriesgados como Madonna, Queen o U2. Sí, era un local tan pijo como honesto, y con esos simples pero sólidos pilares, a los que siempre sumó divertidos empleados que le daban un punto canalla sin salirse de madre, labró un éxito comparable al de otros locales que bebían de la misma receta en Galicia, como La Luna (Sanxenxo), que desde hace unos años acoge una sucursal de NCG Banco que sigue cuidando de los clientes preferentes. Estas dos almas gemelas de la noche en versión verano-invierno y otros que iban del mismo palo en ciudades como A Coruña o Vigo  han desaparecido, y todos coinciden en tener una pléyade de nostálgicos seguidores que juran por Coldplay que nada ha vuelto a ser igual desde que cerraron sus puertas. Por la selección musical de sus Iphone los conoceréis.

La entrada del pub, en Xeneral Pardiñas, siempre libre

Publicaciones de la vida ociosa y cultural de los 90 lo describían de forma un tanto reduccionista, asegurando que el de Xeneral Pardiñas era un pub para ver y ser visto, un reclamo para la gente guapa, pero era algo más que eso. Era un negocio hostelero formal, que no abundaban entonces, como también lo fueron el Dúplex, La Catedral o La Ofisina, que daban la vez en la zona atrayendo en unos cientos de metros de calle a clientes de diferentes perfiles que, según los matices, hacían su particular ruta mojando los labios de bar en bar. Cada pandilla tenía su ubicación que repetía cada noche según la afinidad y las deferencias que lograban de los camareros. Y es que entonces, cuando el gintónic de Larios costaba 400 pesetas (2,4 euros) y los guiños de la casa eran la mejor estrategia de márketing pedestre, la noche del Ensanche daba para arrimarse a tres o cuatro barras distintas y aún quedaba tiempo, dinero y rumba en el cuerpo para desparramar en las discotecas a las afueras de la ciudad. Nueve años más tarde no quedan supervivientes y nadie, decía, supo recoger el valioso botín de La Bolera. A lo sumo, se lo repartieron y lo malgastaron.

Carlos Landín, abajo a la izquierda, junto a varios camareros tras una fiesta de Fin de Año (años 90)

La fiesta o reunión, como la define su promotor, se celebrará en el pazo de San Lorenzo de Santiago con un cóctel y una sesión de música y copas, porque el local de Xeneral Pardiñas sigue cerrado a pesar de los intentos de un empresario santiagués que desde hace un tiempo pelea contra los elementos –entiéndase por elementos a los inquilinos del Concello- para impulsar un nuevo proyecto hostelero. A Landín, ahora en otros menesteres vitales, le sugieren a menudo que se meta otra vez en el lío de las copas de manera estable, pero él, inteligente, se resiste. Los bares, los grupos musicales o los periódicos suelen recibir numerosas muestras de condolencias cuando su actividad cesa, pero seguro que nunca llegarían a tan traumática decisión si sus plañideras hubiesen seguido a su lado en los momentos difíciles.

Con todo, estoy seguro de que será una cita interesante que servirá para que toda una estirpe se ponga por unas horas ante el espejo y repare con disimulo sobre los traseros en los que hace 15 o 25 años ajustaban como un guante los 501. Solo por el atrevimiento, la efímera iniciativa merecería otra noche de vino y rosas para el histórico local, y seguro que así ocurrirá, porque si la genética todavía funciona todo hace pensar que aquellos niños y niñas bien que maduraron alegremente en La Bolera siguen sin pasarse al lado oscuro.

Buenas noches.

*La fiesta será el sábado 2 de marzo en el pazo de San Lorenzo, de 21.00 a 4.30.

Más información:

http://publabolera.blogspot.com.es

http://www.facebook.com/#!/publabolerasantiago

Fotografías de la página de Facebook del pub La Bolera.

No related posts.

Sin categoría
Escrito por juancapeans 7 Comentarios
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net

7 respuestas a “La Bolera vuelve a reunir a los niños bien”

Carlos Landín
enero 31st, 2013 a las 9:36

¡Fantástica y certera reseña! Es evidente que el periodista está muy bien documentado…, y no por terceros. ;-) )

[Reply]

 
Antonio Quintás
enero 31st, 2013 a las 19:04

Se me había hecho la boca agua con la posible apertura, o sea que solo es una fiesta con el bueno de Carlos de organizador, aún lo recuerdo leyendo libros encima del taburete, y en la foto, al gran Mario, ¿qué fue de este chaval?, hace años que no lo veo, que tiempos, espero que lo disfruten.

[Reply]

 
marta
febrero 1st, 2013 a las 0:22

Nada…a recuperar los 501 a ver si aguantan!! ;)

[Reply]

 
Santi
febrero 1st, 2013 a las 8:02

Por fin una ocasión especial para abrir mi bote de Just for men. suerte que aún tengo pelo en el que echarlo!

[Reply]

 
Maria José
febrero 1st, 2013 a las 20:40

Oh!!! siento morriña, morriña y más morriña de esa época que nunca volverá… Quizás el 2 de marzo…
Es imposible olvidar una época que me hizo tan feliz, tan cándida, sin rebuscamientos, sin móviles para interrumpir nuestras alegres juergas… Que época… la mejor… y por supuesto La Bolera era lugar de encuentro imprescindible para estar con tus amig@s, tus novi@s, incluso los que no te caían bien… los ignorabas pero no los odiabas….
Enhorabuena por la iniciativa. Intentaré ir y volver a sentir…

[Reply]

 
Miguel "Tiry"
febrero 8th, 2013 a las 15:37

Fantastica iniciativa, Carlos, de verdad que me parece una idea genial.

He de reconocer al igual que muchas, muchas personas hemos disfrutado en La Bolera de inolvidables veladas, que recuerdos.

Espero ver a Toño, a Mario, a Carlos, Quico, uf un monto de gente que trabajó alli y espero ver el ambiente que tan bien nos lo hizo pasar y supongo que la musica adaptada a los tiempos.

Ja ja ja de verdad mi mas sincera enhorabuena a la iniciativa, no tengo ninguna duda además que seremos la capacidad maxima las 600 personas.

[Reply]

 
sofia
febrero 13th, 2013 a las 14:41

Este es el espirito del patin nadie lo hubiera definido mejor juan da gusto como te esplicas y eso que no nos conoces (que si nos conocieras) haber cuando te dejas caer…….?

[Reply]

 

Deja tu comentario