Tevagustar.es Tevagustar.es Tevagustar.es Tevagustar.es
La Voz de Galicia
Blogs de lavozdegalicia.es
Vigías

El socorrismo no debería existir

21 de julio de 2015 a las 18:30

Como ya ha pasado en otras ocasiones en el blog Vigías, presentamos a continuación un artículo que no es propio de los autores habituales del blog, que, por cierto, llevamos bastante tiempo sin subir artículos, precisamente por la falta de tiempo al llegar el verano y con él nuestras más absorbentes dedicaciones profesionales.

En esta ocasión el artículo ha sido escrito por Roberto Barcala Furelos, que es, como él mismo escribe, antes que nada ciudadano y socorrista, pero que ahora desempeña su trabajo en la Universidad de Vigo, como profesor y como Investigador Principal del Grupo de Investigación Rendimiento y Motricidad en Salvamento y Socorrismo.

Al igual que otras personas que ya han escrito para el blog Vigías, Roberto está empeñado en un socorrismo basado en la evidencia científica, que sume calidad y rigor a todo lo que se va avanzando en esta profesión tan digna y tan necesaria. Roberto es de los profesionales que nunca dicen que no cuando se les reclama para ayudar en la formación, promoción, divulgación o investigación en el campo del socorrismo. Se ha convertido en un investigador de referencia mundial, con artículos en revistas de gran impacto y participación en numerosos congresos de carácter nacional e internacional, pero nunca ha dejado de ser socorrista y siempre está disponible para cumplir el lema del GIAAS: “estamos para ayudar”.

Roberto, muchas gracias por tu artículo y por tus opiniones, que en nuestra opinión son muy acertadas.

 

Roberto Barcala Furelos

Profesor de la Universidad de Vigo (pero antes de todo eso ciudadano y socorrista).

 Roberto

 

EL SOCORRISMO NO DEBERÍA EXISTIR

El socorrismo no debería existir, total: ¿para qué? Un gasto innecesario tener a gente mirando hacia el mar. Éste es el pensamiento que hacia el socorrismo muchos dirigentes tienen, pero esto no es baladí, es consecuencia de la evolución y profesionalidad de este campo, pero: ¿cómo algo tan contradictorio puede estar sucediendo?

Hace años era fácil cargarse la imagen del socorrista, recurriendo al tópico de vigilante de la playa o al tema del voluntariado con atribuciones profesionales, o a los que usaban este trabajo para ligar. Eso ya está superado. Es cierto que sigue habiendo socorristas “del tópico”, pero cada vez son menos y sus propios compañeros ya no ríen sus gracias (o desgracias), es más, a la mayoría les cabrea. Esto me deja tranquilo porque irresponsables hay en todas las áreas, pero si hiciésemos una comparativa, creo que la política gana por goleada.

Retomando el tema, ahora que parece que estamos empezando a remontar la crisis, a los municipios les ha dado por recortar en socorrismo, pero con argumentos que son cada vez más pobres. El otro día en un municipio del Barbanza gobernado por Mareas se retiraba la Bandera Azul por falta de socorristas, por supuesto acusaron de esto al tema político (http://www.lavozdegalicia.es/noticia/barbanza/a-pobra-do-caraminal/2015/07/17/bandera-azul-volvera-izarse-verano-playas-cabio-illa/00031437076493604766203.htm); días después en el otro lado del Barbanza también retiran en otro municipio gobernado por el PP la Bandera Azul, por el mismo motivo, no cubren el servicio de socorrismo adecuadamente (http://www.lavozdegalicia.es/noticia/barbanza/2015/07/19/arenal-sonense-caveiro-pierde-bandera-azul/0003_201507B19C5994.htm). Éstos dicen que es intolerable y que devuelvan la Bandera, o lo que es lo mismo, cuando los pájaros se tiraron a las escopetas, esto me recuerda la frase del profesor Luis Casais “cuando aparecen las excusas, desaparecen los errores” y claro está, a muchos se les olvida que en este país más de 400 personas mueren ahogadas cada año, pero ¿saben dónde apenas hay víctimas?, pues sí, dónde están esos chicos vestidos de amarillo, naranja o blanco con una cruz roja, porque su trabajo también es informar, es prevenir, es asesorar y por último, rescatar.

056

El tema de la Bandera Azul es ampliamente criticado por aquellos que no cumplen los criterios y que en el fondo les gustaría tenerla. He leído hace poco una opinión de una periodista, que como opinión no tiene más valor que la falta de documentación o la desinformación gratuita.

Pero retomando nuestro tema, muchos justifican la no inversión porque los socorristas “nunca hacen nada”, o lo que es lo mismo, “tengamos un ejército para estar siempre en guerra”.

¿Usted viviría en un municipio sin médico?, vale, pues entonces: ¿por qué va a una playa sin socorristas, porque cree que nunca le va a pasar nada?, ¿es usted el vidente Sandro Rey? Esperemos que adivine más y mejor. El riesgo de morir por ahogamiento en base al tiempo de exposición, es 200 veces mayor que por ejemplo el riesgo de morir por accidente de tráfico, y la cantidad de años potenciales de vida (AVADs) perdidos por ahogamiento son superiores a la mayoría de los incidentes fuera del agua.

Las cabezas cuadradas tienen ahora un problema, cuando ya no hay argumentos que sustenten la no presencia de socorristas, sólo te queda pensar:  “¿para qué coño habrán inventado esto del socorrismo?

SocorristaEnAcción

Pero ya es un argumento pueril, sin valor y totalmente fuera de onda, mientras tanto municipios que antes pagaban 1000€ por trabajar en las playas ahora están en 600€ y 800€, una vergüenza para una profesión que no solo vela por la vida, sino que por desgracia a veces también se la juega.

Yo he tenido suerte, he trabajado de socorrista muchos años y ahora soy formador, investigador y profesor, pero no me olvido de mis orígenes, porque muchos hemos trabajado para dignificar esta profesión, y ahora cuando la gente vea a un socorrista, que sepa que es un tipo preparado, comprometido y que está para ayudar. Ojalá los que toman las decisiones sobre nuestra seguridad puedan decir lo mismo.

El socorrista está en la playa para ayudar

Administraciones, Ahogamientos, El medio acuático, General, Laboral, Prevención
Escrito por José Palacios Comentar
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net