Tevagustar.es Tevagustar.es Tevagustar.es Tevagustar.es
La Voz de Galicia
Blogs de lavozdegalicia.es
Vigías

Psicología de Emergencias y los temas útiles.

29 de noviembre de 2014 a las 20:57

Durante mi estancia en Uruguay y Argentina desde el 15 de octubre al 10 de noviembre de 2014 he tenido la posibilidad de participar en numerosas actividades. En la memoria presentada en mi universidad se reflejan un total de 31 diferentes. En estas actividades  el objetivo principal era el intercambio de conocimientos y experiencias en los ámbitos universitario, profesional y educativo. Pude reunirme con numerosas personas, profesionales y profesores en un ambiente accesible, comunicativo y abierto, comprobando que tenemos objetivos comunes y que podemos alcanzar un nivel de cooperación elevado con propuestas basadas en criterios reales.

Una actividad en la que participé por vez primera fue el “Cuarto Simposio de Primeros Auxilios Emocionales en Urgencias, Emergencias y Catástrofes”, organizado por la Cátedra de Medicina Legal y Deontología Médica de la Facultad de Medicina de la Universidad de Buenos Aires, bajo la presidencia de Alicia Galfasó (Psicóloga y Directora del Centro Psicotraumatológico Argentino).

Cartel del Simposio

Alicia fue una de las disertantes de este Simposio y, una vez más, me recordó a otro gran psicólogo de emergencias, nuestro amigo y compañero Enrique Parada. Con la disertación de Alicia disfruté como lo hago cada vez que oigo o veo trabajar a Enrique Parada.

Alicia nos habló de la anestesia emocional entre los profesionales de las emergencias y de cómo éstos utilizan muchas veces el alcohol, las drogas, la música excesiva, la sobreestimulación o el malhumor para conseguir esa anestesia necesaria para seguir trabajando en este ámbito profesional. Aportó el dato sobre el índice más alto de divorcios, maltratos y suicidios, que al parecer lo tienen los profesionales de las emergencias.

También nos informó de que todo se relaciona con las emociones, con no ser capaces de enfriar las emociones que surgen de las emergencias en las que se interviene. Esta incapacidad suele provocar:

– Escasa tolerancia a la frustración.

– Consumo excesivo de café, mate, té y otros excitantes.

– Consumo excesivo de tabaco.

– Desinterés, apatía, desgana.

– Enfermedades de todo tipo.

¿Hay solución a estos problemas frecuentes?

Alicia Galfasó

Sí, por supuesto. Y por eso, Alicia nos habló de prevención, como un concepto que incluye el cuidado emocional del profesional y de los afectados. Hay que evitar la multiplicación de víctimas y entender que el desgaste profesional por empatía es consecuencia de una incorrecta gestión de crisis en todos sus niveles y se convierte en un proceso continuo de consecuencias críticas. Sí, Alicia lo tiene claro y así nos lo comunicó con una frase rotunda: “que lo que nos apasiona, no nos enferme”.

En este Simposio mi disertación comenzó por los temas prácticos y útiles en los que no nos cansamos de insistir en nuestro trabajo de socorrismo acuático, que los clasifiqué en cuatro apartados:

1º – La PREVENCIÓN es lo prioritario, es el comienzo de todo.

2º – Existe un orden de preferencia ante los peligros para la vida: primero velar por uno mismo y por el equipo de trabajo, después por la persona afectada.

3º – No somos héroes, somos profesionales.

4º – Es imprescindible conocer las propias capacidades y aceptar las limitaciones (cuestión de valores humanos y actitudes profesionales).

En cuanto a la prevención quise dejar claro que no es un concepto reciente, ya que Tomas Moro en su libro Utopía, publicado en 1516, dejaba escrito: “Es propio del sabio prevenir el mal, más que emplear remedios para curarlo”.

La prevención es un amplio concepto en el que interviene todo el proceso educativo (familiar, escolar y del entorno social), iniciativas públicas por obligación (con leyes y normas del estado, las comunidades autónomas y las provincias), iniciativas privadas y de organizaciones no gubernamentales por devoción (Bandera Azul, Cruz Roja, Asociaciones de socorrismo y de profesionales del socorrismo) y los propios servicios de socorrismo de los espacios acuáticos.

Esquema del amplio concepto de Prevención

En lo que se refiere al orden de preferencia ante los peligros para la vida fui contundente al afirmar que las posibilidades de cualquier afectado en situaciones graves de emergencia o accidente siempre dependen de que el responsable de la asistencia (y/o su equipo de trabajo) se encuentre en las mejores condiciones físicas y psicológicas.

La frase “no somos héroes, somos profesionales” comencé a justificarla con la aportación del escritor francés y Premio Nobel de Literatura Romain Rollad, que dejó escrito: “Basta un instante para hacer un héroe, y una vida entera para hacer un hombre”.

Mi postura personal al respecto es también muy clara, ya que manifesté públicamente que no queremos formar a héroes, y mucho menos a héroes que arriesguen su vida y lleguen a morir. Nosotros queremos formar a profesionales, a hombres o mujeres que tengan una vida entera para demostrar que hacen bien su trabajo. Y puse de ejemplo a tres grandes profesionales (el argentino Martín del Gaixo, el mexicano Esteban Calderón y el español Carlos Vales), que casi con total seguridad han contribuido a salvar más vidas que 1000 héroes juntos. Sí, yo no tengo dudas, prefiero profesionales vivos a héroes muertos.

Datos de Puerto Vallarta (México), en donde el Jefe de Guardavidas, Esteban Calderón, apuesta por la prevención, con datos que la justifican sobradamente

Y, finalmente, argumenté que todo es una cuestión de valores humanos y actitudes profesionales, que representa la base sólida y segura de un buen Profesional en Socorrismo Acuático y que permite una pirámide estable, asentada y resistente que lleva a la persona a prepararse en el dominio del medio acuático, a entrenarse para conseguir una buena condición física y a formarse adquiriendo los conocimientos precisos para un trabajo de calidad.

La pirámide estable, asentada y resistente, con la base en los valores humanos y las actitudes profesionales

Si todo esto lo llevamos a la práctica y a la realidad de nuestro trabajo en emergencias quizás logremos alcanzar la inmortalidad sobre la que escribía el gran Jorge Luis Borges (La inmortalidad, 5 de junio de 1978): “Seguiremos siendo inmortales; más allá de nuestra muerte corporal queda nuestra memoria, y más allá de nuestra memoria quedan nuestros actos, nuestros hechos, nuestras actitudes, toda esa maravillosa parte de la historia universal”.

¡Ánimo!

¡Gracias por vuestra parte de la historia universal!

Formación, General, Internacional, Laboral, Lifesaving
Escrito por José Palacios 3 Comentarios
Facebook Tuenti Twitter Google Buzz Meneame.net